Qué poco cuesta. (Que aproveche)

Qué poco cuesta escribir un artículo, digamos, gastronómico. Que se lo pregunten si no a los (ir-) responsables del bilbaíno Correo ex Español, edición de Benavente para Gijón, cuya sección sobre fogones lleva décadas a cargo de, digamos, plumas inadecuadas.

Así, por ejemplo, Luis Antonio Alías se marcaba ayer una reseña de Casa Zarracina. Es un viejo chigre que siempre —quizá más antes— nos resultó simpático. Así que aprobamos el tono aprobatorio del artículo. Que merecía más que una rápida búsqueda en Google sobre el apellido y el topónimo Zarracina, alguna ocurrencia, alguna cursilería, alguna vulgaridad, y el recurso a lugares comunes más falsos que Judas, como el de que «Gijón siempre se sintió liberal» (Voluntad ha demostrado cumplidamente lo contrario, para ilustración de papagayos).

En fin. Hay que contribuir a mantener las pocas casas de comidas de toda la vida que nos van quedando. Aquí está la ocurrente reseña:

Casa Zarracina

Preserva sus platos y su ambiente con el cuidado de quien se sabe patrimonio histórico del barrio pesquero

El Comercio 24 de agosto de 2016
Hace mucho tiempo, igual que un cuento infantil, cuando Cimadevilla y el Carmen chocaban –allá donde luego se puso La Escalerona– con una muralla protectora del pequeño casco urbano, que los carlistas andaban sueltos y Gijón siempre se sintió liberal, alguien abrió este rinconín para servir vino de pellejo y sidra de zapica.

Que se apellidara Zarracina dice poco; hubo un Zarracina cuyas industrias manzaneras perviven, otro que fue alcalde. También se apellidaba así un jefe de la policía local de fines del XIX y la primera dama de honor de la reina de las fiestas de La Calzada en 1933. Y dos aldeas por Deva y Poago llevan tan sonoro topónimo.

La cosa es que casa Zarracina abrió en el centro de la vida gijonesa, esquina de la blasonada casa- torre de los Jove Hevia y de la capilla de San Lorenzo, con la vieja pescadería enfrente, de la Rampa al Campo Valdés, y tras las tiendas del aire, barracas que se ponían y quitaban en un santiamén. Pronto elegida por pescadores, tenderos, obreros y veraneantes disfrutó una rápida popularidad.

Pero fueron Juan Antonio y Enriqueta, al llegar la mitad del pasado siglo, quienes obtuvieron el principal título que los asturianos conceden a todo lugar integrado plenamente en el paisaje y el sentimiento de una población: «ye de toda la vida».

¿Cómo lo lograron? Ascendiendo del pincho a la tapa, y de la tapa al plato que cada temporada propone y marca: parrochines, bocartinos, sardinas, tortillas de merluza, angulas del Piles y La Cantábrica, chopas, arroces marineros, mariscos –¡qué centollos y centollas!–, bonito en raja y en rollo…

Allí, entre la barra y la sala, creció Rafaela, la heredera, que aprendió de su madre a preparar unas soberbias huevas de merluza –les güeveres que tomábamos los neños de Cimavilla para crecer fuertes oyendo lo de «meyor que’l caviar»–, y a servir oricios antes que el resto de restaurantes los pusieran en carta. Oricios partidos con mazu y comprados por paladas en el Campo Valdés, ambrosía inigualable excepto a la hora de limpiar las mesas y desatascar el fregadero de pinchos: Casa Zarracina les dio bandeja y reverencia reservándonos el placer y evitándonos el enojo. Y con los oricios llegaron unes fabes potenciadas por sus corales que Rafaela borda, igual que la tarta de queso, alternativa digestiva y gijonuda a la fabada y el arroz con leche.

Con Rafaela está Francisco, su marido, luarqués de Faedal al que conoció veraneando por el Occidente y que lleva tres décadas organizando bienvenidas y atenciones. Él propone un último recuerdo para Rogelio, el camarero cordial y simpático que se nos fue en junio de un infarto mientras paseaba: tristezas hondas aparte, no resulta mala forma de partir.

Casa Zarracina. Gijón

CASA ZARRACINA

Calle: Ventura Álvarez Sala, 4. Gijón

Teléfono: 985 34 14 27

Cocina y sala: Segundo Francisco Riesgo Pérez y Rafaela Riesgo Fernández.

Descanso: miércoles.

Sidra: Coro.

Media a la carta: 30 euros.

Tarjetas de crédito: sí

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón

Fiesta de San Lorenzo. Su capilla sigue en manos impías; su Muro y su playa, hechos un desastre

La desacralizada y humillada Capilla de San Lorenzo

La desacralizada y humillada Capilla de San Lorenzo

Fiesta de San Lorenzo, diácono y mártir, hoy miércoles. Un año más sin celebraciones que merezcan llamarse así. Un año más, y van…, con su capilla gijonesa aún desacralizada, okupada por el Rotary Club. La capilla que da nombre al Muro y a la playa.

Rotarios que en estos años han okupado también el Partido Popular gijonés. Aunque bien pueda decirse que éste supone un hábitat natural para el ridículo y anticristiano club de origen gringo. Sin que ello suponga, naturalmente, que hayan descuidado a la Agrupación Socialista de Gijón: hasta Mapi Fernández Felgueroso se ha rotarizado.

Pobre Gijón.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, Medio ambiente, Política local

Sí, este lunes 25 debería ser festivo nacional. ¡Santiago y cierra, España!

Primera plana de VOLUNTAD en la fiesta de Santiago Apóstol de 1956. Clic sobre la imagen para ampliarla

Primera plana de VOLUNTAD en la fiesta de Santiago Apóstol de 1956. Clic sobre la imagen para ampliarla

Con especial dolor lo decimos desde Asturias, cuyos reyes fueron los primeros en renovar el patronazgo de Santiago el Mayor. Recordábamos el año pasado cuántas localidades de la comarca de Gijón lo tienen también como patrono particular. Pero en esta era del PPSOE+C’s+Unidos Podemos, cualquier muestra de normalidad es rechazada por el establishment.

Pero que quede constancia. El lunes 25 de julio de 2016 es fiesta nacional —y de guardar—. Aunque no lo sea «estatal» ni «autonómica», ni de precepto vaticanosegundista.

(No esperen protesta de la Conferencia Episcopal. Tragaron, con gusto, hace ya unos cuantos años. Y ahora andan ocupados buscándole fiesta a San Martín Lutero).

El Patrón de España

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Política local, Villaviciosa

50 años de la protección de las aves rapaces y del lince en España, en pleno franquismo entonces

BOE 23 de julio de 1966
Normativa de protección de las aves rapaces y del lince, pionera en Europa y en el mundo. La Orden del Ministerio de Agricultura de 16 de julio de 1966, publicada en el Boletín Oficial del Estado de ese mismo mes, hace hoy cincuenta años. Se superaba así la Ley de Caza de 1902, vigente aún entonces (también durante la Segunda República): una norma de la liberal monarquía constitucional alfonsina que consideraba a las aves rapaces y al lince, entre otras especies, como animales dañinos.

Tuvo influencia en la nueva normativa la benemérita Sociedad Española de Ornitología. También empezaba a sentirse la del doctor Félix Rodríguez de la Fuente. Ésta sería aún más determinante en 1970, cuando por fin se derogó la citada Ley de Caza de 1902 y todas las especies en ella consideradas dañinas dejaron de serlo. Y en 1973, cuando un Decreto prohibiría la captura, posesión, naturalización, comercio y exportación de cincuenta y cuatro especies animales.

Desde 1966, por supuesto, con las consiguientes penalizaciones para los infractores. Medidas insuficientes, sin duda. Pero que colocaron a España muy por delante del resto del mundo en la conservación de las especies. Todavía en la actualidad disfrutamos de los efectos de aquella normativa: no hay ningún país en el continente europeo con mayor biodiversidad que España. A pesar de que el régimen constitucional (como su homólogo en 1902) no sólo ha multiplicado abusos e infracciones, sino que hostiga cada vez más a las especies salvajes. (Con el mal ejemplo encabezado por el Jefe de Estado emérito, Juan Carlos, su hijo Felipe Juan, y su grotesca pero siniestra pandilla de amigotes). Véase el caso del lobo y las políticas de exterminio mal disimulado que van adoptando las comunidades autónomas. Asturias entre ellas.

El secuestro del ecologismo, como bandera política, por parte de la izquierda lo ha convertido en inoperante. Y desmemoriado.

Deja un comentario

Archivado bajo 03.- Comarca, 05.- España, Medio ambiente, Política local

En la fiesta de la Virgen del Carmen

Voluntad 17 de julio de 1962
Gijón, Carreño y Villaviciosa siempre han sido concejos devotos de la Virgen del Carmen. Como toda Asturias, como España entera; pero en especial entre nosotros, por el carácter marinero de esta advocación. Aunque a la Madre de Dios del Monte Carmelo le estén dedicados altares, templos y capillas también tierra adentro.

Las celebraciones actuales distan mucho de estar a la altura de esta fiesta. Ni en la actitud y atuendo de los asistentes, casi siempre inapropiados y hasta indignos; ni en su aspecto eclesiástico, litúrgico o piadoso, éstos hoy enteramente intolerables.

Por eso escogemos esta portada del diario VOLUNTAD de 17 de julio de 1962, que daba noticia de los actos del día anterior de aquel año. Aquel año fatídico en que dio comienzo en Roma el conciliábulo Vaticano II. El principio del fin de cuanto de digno y bueno tenían las funciones eclesiásticas y, por doctrinal consecuencia, hasta de cuanto de digno y bueno conservábamos entonces en España.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Cofradías y hermandades, Política local, Villaviciosa

Niza. (Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, II)

Es Niza. Puede ser el Muro de San Lorenzo. (Foto Reuters)

Es Niza. Podría ser el Muro de San Lorenzo. (Foto Reuters)

A estas horas no será ya noticia para ningún lector de Voluntad el terrible atentado ocurrido en Niza ayer, cuando un mahometano (un moro, un tunecino; «francés de origen tunecino», dicen los medios políticamente correctos) embistió con un camión a la multitud que contemplaba los fuegos artificiales. Los muertos y heridos graves son numerosísimos: una matanza espeluznante. Parece que el terrorista ha sido abatido.

Hace nueve años y medio usamos por primera vez para una entrada de Voluntad el título Cuando las barbas de tu vecino… Desde entonces ha continuado y aumentado el promahometismo, la islamofilia, la actitud y la actividad promusulmana por parte de los políticos del régimen, de la Unión Europea, de los grandes medios de información (también de los supuestamente locales), de los centros de enseñanza y, por descontado, de los eclesiásticos vaticanosegundistas, traidores a la Fe que suplantan y al pueblo del que proceden. De todo ello hemos venido dando parcial cuenta.

— ¡Es un error judicial! ¡Yo soy Mahoma, el Profeta! — [San Pedro, atravesado por un alfanje moro.] Definitivamente, ¡culpable! [Caricatura de Steph Bergol]

— ¡Es un error judicial! ¡Yo soy Mahoma, el Profeta!
[San Pedro, atravesado por un alfanje moro.] Definitivamente: ¡culpable!
[Caricatura de Steph Bergol]

El 14 de julio, que ayer se celebraba en Francia como «fiesta nacional», es en realidad la fiesta de la Revolución Francesa. Conmemora la toma de la Bastilla, una tragicomedia que consistió en el asalto a una fortaleza sin guarnición ni defensa, que se utilizaba para retener a unos pocos individuos de clase acomodada y con trastornos o comportamientos indeseables. El anciano alcaide fue asesinado por los asaltantes. Así dio comienzo la gloriosa Révolution, cuyas tristes consecuencias enseguida empezamos a sufrir también los países vecinos. Aunque aquí nuestros antepasados le plantaron cara.

Niza, ciudad portuaria saboyana (invadida y anexionada por Francia en 1860), capital de la Costa Azul. Gijón, capital de la Costa Verde.

Si los mahometanos cometen una atrocidad semejante aprovechando esa celebración, que es la de las falsas «Libertad, Igualdad, Fraternidad» de la República y, sobre todo, la de la «laicidad» que ha puesto freno al cristianismo y fomentado la expansión de la secta de Mahoma, ¿qué no harían contra las celebraciones propiamente cristianas? Como, por ejemplo, las de la Virgen de agosto. Justamente dentro de un mes. Los fuegos artificiales de Begoña, el Muro lleno de gente…

No tiene por qué ocurrir. Esperamos que no ocurra.

Pero no sería en absoluto descabellado. Y cada vez tenemos más moros entre nosotros.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Política local

El siniestro «Padre Ángel» quiere el Nóbel de la Paz

Los medios se hacen eco de una de esas autonoticias desvergonzadas. Su protagonista tiene entrada: reparte mucho dinero (no suyo, naturalmente) y mucha de esa «solidaridad» para sentirse mejor. Desde los tiempos (de los que él mismo no quiere acordarse, ni quiere que nadie más se acuerde) de su liquidada «Cruz de los Ángeles» y su adulación abyecta a doña Carmen Polo de Franco y sus amigas. Cuando el «Padre Ángel», además de los niños desvalidos que pillaba por aquí, los importaba también de Marruecos, que ya venían entrenaditos. El dinero, obtenido de caritativos mal informados y de subvenciones públicas, le ha sido siempre muy útil para cerrar bocas e investigaciones periodísticas. La adulación al poder —civil o eclesiástico— sea quien sea quien lo detente, le ha servido también para evitar otro tipo de investigaciones. La Nueva España, por ejemplo, suele apresurarse a entonar loores:

La Nueva España 9 julio 2016

Pues sí. El abate Ángel García Rodríguez, adulador del poder, panegirista de Zerolo y defensor, en general, de todo lo malo, ha echado por delante a un mindundi con pinta de alelado, concejal de Izquierda Unida en Fuentidueña del Tajo, provincia de Madrid. Atiende por Óscar Terciado Fernández. Propone al indigno presbítero para el Premio Nóbel de la Paz. Indigno presbítero que es, por cierto, su jefe: además de la sinecura consistorial, Terciado es empleado de «Mensajeros de la Paz» —el montaje, O.N.G. laica, con que el «Padre Ángel» fue sustituyendo a «Cruz de los Ángeles», que ya le quemaba—. Como proclama orgulloso en su perfil de Facebook:

Facebook 09 julio 2016

Con el fin mantener las cortinas de humo sobre el negocio de manipular niños y ancianos para obtener dinero y otras turbias satisfacciones, el abate de la corbata floja no ha dudado en pasar de celebrar «misas» por Franco o Carrero Blanco —que fue otro de sus protectores— a celebrar actos ecuménicos por Pedro González Zerolo. (Estos últimos con la bendición de Carlos Osoro, «Arzobispo» de Madrid, otro que tal baila). El concejalillo Terciado Fernández no debe saber estas cosas. Mas al igual que Osoro, este empleado comunista del «Padre Ángel» debe pensar: Unidos Podemos. Porque la admiración sincera debe descartarse. Ángel García Fernández no suscita sino repugnancia entre quienes han tenido la desdicha de tratarlo de cerca. De hecho suscita repugnancia ya de lejos.

Y teniendo en cuenta que el Premio Nóbel de la Paz suele otorgarse a criminales como el Barack Hussein Obama que en estos momentos está a punto de hollar y manchar el suelo español, quizás el abate zeroliano se lo merezca. Tienen bastante en común, aunque el «Padre Ángel» aún no haya logrado llegar a tanto.

Deja un comentario

Archivado bajo 05.- España, 09.- Medios, Justicia social, Política local