Archivo de la etiqueta: tribunales

LXXV aniversario de Miguel Hernández. ¡Ay España de mi vida, / ay España de mi muerte!

Homenaje a Vicente Aleixandre, 1935. Miguel Hernández es el primero de pie, por la izquierda. A continuación, Juan Panero, Luis Rosales, Antonio Espina, Luis Felipe Vivanco, Rafael Montesinos, Arturo Serrano Plaja, Pablo Neruda, Leopoldo Panero. Sentados: Pedro Salinas, María Zambrano, Enrique Díez-Canedo, Concha Albornoz, Vicente Aleixandre, Delia del Carril y José Bergamín. Sentado en el suelo, Gerardo Diego. Nótese el número de poetas falangistas, además de otros que un año después también apoyarían el Alzamiento Nacional

Medios y redes sociales nos han bombardeado hoy con el recuerdo de Miguel Hernández, muerto hace setenta y cinco años. Un recuerdo casi siempre deficiente: ora desmemoriado, ora selectivo, ora falsificado.

Porque el poeta de Orihuela, el mejor con gran diferencia de los poetas «rojos», es también el menos recordado fuera de ocasiones como la de este martes. El menos leído, al margen de algún poema suelto. El más incómodo para la culture izquierdista oficial. Una nota disonante en la orquesta roja, que lo convierte en inadecuado para los bombos mutuos que desde hace un siglo han encumbrado a la «intelectualidad» bolchevizante.

Miguel Hernández Gilabert militó unos (pocos, se afilió en el verano de 1936) años en el Partido Comunista. Es verdad. Hizo la guerra como comisario político en el Ejército rojo. Es verdad. Pero no se dedicó a los saqueos, torturas y asesinatos de retaguardia, a diferencia del ripioso y panfletario Rafael Alberti y la mujer de éste. Con quienes tuvo un famoso incidente en plena guerra, que se saldó con Miguel Hernández agredido por María Teresa León. Que el poeta aguantó impávido: el que fuera cabrero era también un caballero.

Tras la derrota, Miguel Hernández no huyó. Su pena de muerte fue conmutada. El que iba a ser su suegro (en la posguerra contrajo matrimonio canónico con la madre de sus hijos, Josefina Manresa) había sido asesinado por los rojos poco después de iniciada la guerra. Su tuberculosis lo mató, en la enfermería del Reformatorio de Adultos de Alicante, tal día como hoy de 1942.

En todo momento se interesaron por él e intentaron protegerlo amigos y admiradores tan importantes entonces como José María de Cossío, Rafael Sánchez Mazas, Mercedes Fórmica y su marido Eduardo Llosent Marañón, Carlos Sentís… Falangistas todos ellos. Más otros del campo católico (Miguel Hernández había sido católico devotísimo, y su breve desviación a la izquierda vino condicionada por la influencia del «cristianismo» progresista, muy minoritario entonces pero ya existente: la «democracia cristiana», culpable de tantos males de España y de la Iglesia). En 1939 habían obtenido incluso su libertad, aunque luego fuera juzgado y condenado. El régimen fue trasladándolo de prisión, y hasta a algún sanatorio, con el fin de que su salud mejorara. Murió cristianamente, y sus restos compartieron cementerio durante algún tiempo con los de José Antonio Primo de Rivera. Tras las anuales exequias por éste, Mercedes Fórmica y otros mandos destacados de la Sección Femenina iban a rezar el Rosario ante la tumba de Miguel Hernández.

Su enemistad con quienes permanecerían en los círculos de poder del Partido Comunista en los años posteriores; el testimonio de su honradez, que por sí misma afeaba el comportamiento de los demás y lo convertía en incómodo para ellos, con toda probabilidad le habrían condenado a un destino peor de haber optado por el exilio en la Unión Soviética o en cualquier otro lugar donde los comunistas ejercerían después poder (en plena posguerra mundial, los sicarios de Carrillo asesinaban impunemente a otros frentepopulistas españoles en el sur de Francia, por citar sólo un ejemplo).

Miguel Hernández fue un patriota sincero y apasionado. Un «españolista» radical, como se dice ahora. Durante la guerra, la propaganda roja intentó utilizar también la pulsión patriótica. Pero no resultaba creíble: el Frente Popular mantuvo y extremó incluso la prohibición republicana del grito, subversivo, de ¡Viva España! En Miguel Hernández, en cambio, era perfectamente creíble. Tanto, que aún hoy el poder de estos versos suyos nos conmueve. Incluso cuando, en su confusión, llamaba a la juventud al bando equivocado:

Los quince y los dieciocho,
los dieciocho y los veinte…
Me voy a cumplir los años
al fuego que me requiere,
y si resuena mi hora
antes de los doce meses,
los cumpliré bajo tierra.
Yo trato que de mí queden
una memoria de sol
y un sonido de valiente.

Si cada boca de España
de su juventud, pusiese
estas palabras, mordiéndolas,
en lo mejor de sus dientes:
si la juventud de España,
de un impulso solo y verde,
alzara su gallardía,
sus músculos extendiese
contra los desenfrenados
que apropiarse España quieren,
sería el mar arrojando
a la arena muda siempre
varios caballos de estiércol
de sus pueblos transparentes,
con un brazo inacabable
de perpetua espuma fuerte.

Si el Cid volviera a clavar
aquellos huesos que aún hieren
el polvo y el pensamiento,
aquel cerro de su frente,
aquel trueno de su alma
y aquella espada indeleble,
sin rival, sobre su sombra
en entrelazados laureles:
al mirar lo que de España
los alemanes pretenden,
los italianos procuran,
los moros, los portugueses,
que han grabado en nuestro cielo
constelaciones crueles
de crímenes empapados
en una sangre inocente,
subiera en su airado potro
y en su cólera celeste
a derribar trimotores
como quien derriba mieses.

Bajo una zarpa de lluvia,
y un racimo de relente,
y un ejército de sol,
campan los cuerpos rebeldes
de los españoles dignos
que al yugo no se someten,
y la claridad los sigue
y los robles los refieren.
Entre graves camilleros
hay heridos que se mueren
con el rostro rodeado
de tan diáfanos ponientes,
que son auroras sembradas
alrededor de sus sienes.
Parecen plata dormida
y oro en reposo parecen.

Llegaron a las trincheras
y dijeron firmemente:
¡Aquí echaremos raíces
antes que nadie nos eche!
Y la muerte se sintió
orgullosa de tenerles.

Pero en los negros rincones,
en los más negros, se tienden
a llorar por los caídos
madres que les dieron leche,
hermanas que los lavaron,
novias que han sido de nieve
y que se han vuelto de luto
y que se han vuelto de fiebre;
desconcertadas viudas,
desparramadas mujeres,
cartas y fotografías
que los expresan fielmente,
donde los ojos se rompen
de tanto ver y no verles,
de tanta lágrima muda,
de tanta hermosura ausente.

Juventud solar de España:
que pase el tiempo y se quede
con un murmullo de huesos
heroicos en su corriente.
Echa tus huesos al campo,
echa las fuerzas que tienes
a las cordilleras foscas
y al olivo del aceite.
Reduce por los collados,
y apaga la mala gente,
y atrévete con el plomo,
y el hombro y la pierna extiende.

Sangre que no se desborda,
juventud que no se atreve,
ni es sangre, ni es juventud,
ni relucen, ni florecen.
Cuerpos que nacen vencidos,
vencidos y grises mueren:
vienen con la edad de un siglo,
y son viejos cuando vienen.

La juventud siempre empuja,
la juventud siempre vence,
y la salvación de España
de su juventud depende.

La muerte junto al fusil,
antes que se nos destierre,
antes que se nos escupa,
antes que se nos afrente
y antes que entre las cenizas
que de nuestro pueblo queden,
arrastrados sin remedio
gritemos amargamente:
¡Ay España de mi vida,
ay España de mi muerte!

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 05.- España, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Justicia social

Manifestación gijonesa contra la regasificadora, o contra las intrigas consistoriales en pro de ésta

Decimos «manifestación gijonesa» y decimos bien. Aunque los manifestantes apenas superaran el centenar, se trataba principalmente de vecinos de Gijón, en especial de las proximidades del Musel. Sin apoyo de sindicatos ni partidos políticos (los que se dicen contra la regasificadora o son microorganizaciones marginales, o lo dicen con la boca pequeña, como PodemosXixón Sí Puede, sin cuyo constante apoyo no estaría en el poder municipal el actual consistorio casquista empecinado en continuar los desmanes del PSOE) y víctimas de una campaña sistemática de desinformación por parte de unos medios que hace tiempo olvidaron qué puedan significar la objetividad, la independencia y la defensa del bien común. Con el apoyo de algunas asociaciones de vecinos (principalmente las que resultan representativas, como las de la zona rural) y el apoyo a medias de otras (las urbanas son poco representativas y llevan años controladas por la misma izquierda que apoya la ilegal regasificadora del Musel, o que acepta sin rechistar las pretensiones contaminantes de Arcelor-Mittal).

Recapitulemos. Dentro del inmenso latrocinio de la innecesaria y dañina ampliación del Musel, el PSOE inició y el PP mantuvo una regasificadora ilegal y peligrosa, además de innecesaria. Tras el espectacular dispendio, nunca pudo entrar en funcionamiento.

Todavía el pasado mes de noviembre los tribunales exigieron su derribo.

A iniciativa de Josechu-Marichu Pérez (PSOE), el Ayuntamiento de Gijón se permitió el pasado febrero pedir al Gobierno central el «desbloqueo, con carácter urgente, de la planta regasificadora de El Musel» (sic). El desvergonzado disparate contó con el apoyo del gobernante Foro-FAC y de ese otro desvergonzado disparate que es el partido político Ciudadanos. Los concejales de Podemos (Xixón Sí Puede) e Izquierda Unida votaron en contra del acuerdo; pero como cuando quieren imponen su voluntad a Carmen Moriyón, resulta difícil tomarse su oposición en serio.

La manifestación de ayer se hizo contra tanto dislate, contra tanta decisión contraria a Gijón y a los gijoneses, contraria a derecho y al sentido común. En un tiempo como el nuestro, con un pueblo aborregado y perezoso cuya actividad viene a reducirse a la virtual en los foros de Internet y las redes sociales, el Ayuntamiento debería tomar nota. Los gijoneses que se mueven, se mueven contra la oligarquía local. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Ampliación del Musel, peor (y más dañina) que el Aeropuerto de Castellón

Un tribunal de Madrid requiere a Enagás

La Nueva España, domingo 27 de noviembre de 2016

Desde hace ya años es constante el goteo de noticias sobre las irregularidades en la ampliación del Musel (que desde el principio denunciamos en Voluntad por innecesaria, además de destructiva). A veces ese goteo se acelera; luego, no se sabe (aunque se intuya) por qué clase de presiones, disminuye. Estos últimos días se encadenan unas cuantas. Tomamos tres de La Nueva España. No reproducimos todo el texto; las negritas son nuestras. Empezamos por una de hoy, retrocedemos al domingo y volvemos de nuevo a este martes.

Enagás asegura que la sentencia del Supremo no le obliga a demoler la regasificadora

La compañía prepara el envío al Tribunal de las medidas tomadas para cumplir el fallo

M.C. 29.11.2016 | 03:15

Enagás, operador logístico del sistema gasista español y propietario de la regasificadora de El Musel, insistió ayer a través de un portavoz en que los fallos del Tribunal Supremo que anularon la autorización administrativa a la planta gijonesa no obligan a la compañía a su demolición.

Los servicios jurídicos de la sociedad están redactando el informe que ha requerido a la compañía el Tribunal Supremo, en el que explicarán qué ha hecho hasta el momento Enagás para «cumplir» la sentencia que anuló la autorización administrativa de la planta por incumplir el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (Raminp), que estaba vigente cuando se inició la tramitación administrativa de la planta de regasificación. El Raminp obligaba a construirla a más de dos kilómetros de cualquier núcleo habitado, lo que no ocurre en el caso de la regasificadora.

La instalación, que nunca ha entrado en servicio, terminó de construirse en octubre de 2012 y fue una de las justificaciones que en su día se dieron para la obra de ampliación de El Musel. Actualmente la planta permanece “hibernada” por decisión del gobierno central ante la caída de la demanda de gas natural en España.

Pero la literalidad de la sentencia y del requerimiento parecen contradecir la versión que ahora da ENAGÁS.

Un tribunal de Madrid requiere a Enagás para que derribe la regasificadora

La planta del puerto de El Musel nunca entró en servicio y costó 382 millones de euros

J.M. Ceinos 27.11.2016 | 04:47

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha requerido a Enagás, S.A. (la principal compañía de transporte de gas natural en España) y al Ministerio de Industria, para que en el plazo de diez días informen por escrito a dicho tribunal sobre las actuaciones que han realizado o prevén realizar para la demolición de la planta de regasificación de gas natural del puerto exterior de El Musel, que nunca entró en servicio. Contra la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid cabe interponer recurso de reposición.

Tras las denuncias presentadas por varios colectivos ciudadanos contra la construcción de la planta de regasificación, en 2013 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló la autorización administrativa para la construcción de dicha instalación, por lo que los demandantes consideran desde entonces que la sentencia debe conducir a su demolición.

Ya en el año 2008 la plataforma contra la regasificadora advertía de que la planta incumplía el radio legal de seguridad: 2.000 metros como mínimo con las viviendas más próximas, en este caso las situadas en el barrio de El Muselín.

La planta se construyó en terrenos de la ampliación de El Musel, después del compromiso adquirido, en septiembre de 2005, por el entonces presidente del Gobierno de la nación, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. La regasificadora fue incluida en el plan energético nacional en 2006, tras haber sido excluida por los gobiernos precedentes del Partido Popular, con el argumento de que la instalación no tenía justificación, dado que en Bilbao y en la ría de Ferrol ya había regasificadoras.

La construcción de la regasificadora del puerto exterior de El Musel costó 382 millones de euros y, en su día, era una de las piezas del denominado «polo energético» de El Musel, que también se fue al traste.

La ampliación del Musel, un derroche obsceno (al que se añaden agujeros de millones y millones de euros sin justificar) para un puerto que cada día tiene menos tráfico:

La familia Ruiz de Velasco cierra sus oficinas en Gijón y Avilés

La sociedad naviera fundada en 1941 en Asturias y con sede actual en Madrid sale de Actividades Generales Portuarias

M.C. 29.11.2016 | 03:53

Ruiz de Velasco, uno de los operadores portuarios históricos en El Musel y el puerto de Avilés, va a cerrar sus oficinas en Asturias mañana miércoles y también acaba de salir del accionariado de la empresa estibadora Actividades Generales Portuarias S. L., que realiza los embarques de productos acabados de las factorías asturianas de ArcelorMittal.

Compañía de origen gijonés fundada en 1941 por Andrés Ruiz de Velasco, llegó a disponer en 1981 de una flota propia de 18 buques. La empresa cuenta actualmente con tres oficinas en España, su sede central en Madrid y las dos que va a cerrar en Asturias en Gijón y Avilés, respectivamente.

Su principal vinculación al mundo portuario asturiano era en los últimos tiempos las participaciones que tenían tanto Ruiz de Velasco S.A. como la familia Ruiz de Velasco Coca (a través de Inversora Técnica Financiera) en la estibadora Actividades Generales Portuarias, en la que estaban asociados al grupo Algeposa.

Tanto la sociedad de inversión de los hermanos Ruiz Coca como Ruiz de Velasco SA han salido a mediados de este mes del accionariado de Actividades Generales Portuarias. La salida se realizó mediante una reducción de capital de un millón de euros y una posterior ampliación de capital de 100.000 euros suscrita enteramente por Inversiones Algeposa, que ha quedado como accionista único.

En cuanto al cierre de las oficinas de Ruiz de Velasco en Gijón y Avilés, cesarán de hecho su actividad el 30 de noviembre, si bien la empresa mantendrá a uno de sus seis trabajadores hasta el cierre del ejercicio. En los últimos tiempos estas oficinas se dedicaban al despacho de aduanas y consignación de buques, fundamentalmente. Uno de sus principales clientes es Arcelor. El motivo aducido para el cierre es, al parecer, la falta de rentabilidad del negocio.

[…]

En 2006 una de las sociedades del grupo Andrés Ruiz de Velasco, Elogia, Energía y Logística, solicitó una concesión de 28.200 m2 en los muelles de La Osa para instalar una fábrica de biodiésel. No lo pudo hacer, al decantarse la Autoridad Portuaria por la oferta que presentó el grupo Jiménez Belinchón —tras abrir un trámite de competencia— aunque aquel proyecto nunca llegó a ejecutarse, renunciando la adjudicataria tras haber colocado la primera piedra.

La ampliación del puerto del Musel. Un escándalo con sordina. Recientemente definido como «el mayor latrocinio de la historia de Asturias», no sólo salpica, sino que empapa, a la Port Authority (la ridícula denominación cosmopolita y democrática de la que fue benemérita Junta de Obras del Puerto). Moja también a la totalidad de los partidos políticos participantes del Gobierno autónomo y del Ayuntamiento de Gijón en las legislaturas anteriores. Especialmente a sus máximos representantes. Y a muchas fuerzas vivas locales. El castellonense Fabra, famoso por su colosal aeropuerto sin vuelos, ingresó en prisión. Si se guardase la proporción con la atrocidad del Musel (y si el Código Penal lo permitiese), los responsables de ésta deberían ser condenados a galeras para el resto de sus días…

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Medio ambiente, Política local

Han perdido el juicio. El modernismo vernáculo y paleto llega a la administración de justicia

Lo que faltaba. Una tal «Cumbre Judicial Iberoamericana», a la que al parecer pertenece el Estado español y que debe ser la versión sumarial del «Consejo Episcopal Latinoamericano» (el tristemente célebre CELAM, engendro vaticanosegundista al cual debemos el nuevo Padrenuestro falsificado y bien alejado del canónico latino; nótese que tanto la «Cumbre» como el «Consejo» evitan llamarse hispanoamericanos, que es lo que son), acuerda eliminar las locuciones latinas de autos y sentencias. Lo hace, para más inri, a propuesta de los representantes de España además de los de Paraguay, Colombia, Bolivia, Chile y Ecuador. Lo cuenta, en mal español y con indisimulada aprobación, ConfiLegal:

Las frases en latín serán eliminadas de autos y sentencias, según acuerdo de Cumbre Judicial Iberoamericana

Carlos Berbell

Las frases en latín que se suelen utilizar en autos, sentencias y dictámenes serán eliminadas en los poderes judiciales de los 23 países que forman parte de Cumbre Judicial Iberoamericana -organización de la que es miembro España- para que los ciudadanos puedan comprender con facilidad las fundamentaciones contenidas en dichos documentos, según se acordó en la XVIII Asamblea de Cumbre, que tuvo lugar esta semana en Asunción, Paraguay.

La propuesta para la eliminación de las frases en latín fue presentada por los representantes de España, Paraguay, Colombia, Bolivia, Chile y Ecuador.

De esta forma, frases como “fumus boni iuris“, es decir, apariencia de buen derecho, necesaria para deducir determinadas pretensiones de carácter procesal, como en el caso de las medidas cautelares, o “periculum in mora“, peligro de mora o de tardanza en la resolución del proceso.

La delegación española en la XVIII Asamblea de Cumbre Judicial Iberoamericana: Carlos Lesmes, presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Ana Murillo, directora del Gabinete del presidente, y Juan Martínez Moya, vocal del CGPJ. Poder Judicial de Paraguay.

La delegación española en la XVIII Asamblea de Cumbre Judicial Iberoamericana: Carlos Lesmes, presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Ana Murillo, directora del Gabinete del presidente, y Juan Martínez Moya, vocal del CGPJ. Poder Judicial de Paraguay.

La delegación española que promovió la propuesta estaba formada por el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y por el vocal Juan Martínez Moya, expresidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Por ello, es de presumir que, a partir de su regreso a España, se impartan las instrucciones oportunas desde la Escuela Judicial y desde el Servicio de Formación Continua del órgano de gobierno de los jueces para que los hombres y mujeres que administran justicia en España comiencen a suprimir las frases en latín de sus autos y sentencias.

EN LA MISMA DIRECCIÓN QUE LAS CORTES ESPAÑOLAS

Esta decisión de Cumbre va en la misma dirección que la reciente proposición no de ley para promover la claridad del lenguaje jurídico, que fue aprobada por unanimidad por la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, a propuesta del Grupo Socialista.

En la misma se instaba al gobierno a “impulsar de manera decidida actuaciones que promuevan la claridad del lenguaje jurídico, dando cumplimiento al Convenio Marco de Colaboración para Promover la Claridad del Lenguaje Jurídico, así como a dar cuenta al Congreso de las actuaciones realizadas al amparo del mismo”.

En este sentido, María Mercedes Buongermini, jueza paraguaya que participó en la XVIII Asamblea de Cumbre, declaró que “es necesaria la redacción de los actos de comunicación en lenguaje claro, fácil y comprensible para las personas interesadas en las resoluciones judiciales. Debemos homogeneizar la redacción de sentencias y buscar un equilibrio entre el rigor técnico necesario de las expresiones y comprensión por parte de la ciudadanía”.

Esta nueva exhibición de rancio papanatismo progresista tiene, es verdad, ilustres precedentes. En un debate en las Cortes españolas de otro tiempo —no tan lejano, aunque a veces lo parezca— el Ministro Secretario General del Movimiento, José Solís Ruiz («Menos latín y más gimnasia») defendía la reducción de horas lectivas de lenguas clásicas para aumentar las de educación física. «¿Para qué sirve el latín?» se preguntó en su discurso. A lo que el catedrático Adolfo Muñoz Alonso, Consejero Nacional del Movimiento él mismo, le replicó: «Por de pronto, señor ministro, para que a Su Señoría, que ha nacido en Cabra, le llamen egabrense y no otra cosa».

Solís Ruiz, no muy brillante él (aunque muchísimo en comparación con sus equivalentes hodiernos) seguía la estela de la Institución Libre de Enseñanza, que ya a principios del siglo XX había erradicado la enseñanza del latín de su prototípico Instituto-Escuela. Pero la insensatez no era entonces tan general, y ni institutos de enseñanza media ni colegios imitaron el dislate.

Más aún que en la doctrina y en la práctica jurídicas españolas, en la de los países anglosajones, para cuyos habitantes el latín resulta considerablemente más difícil, se usan las locuciones latinas con profusión. Son insustituibles, no sólo por razones históricas. Cosa parecida cabe decir de los países francófonos, de los de lengua alemana…

Pero es que entre nosotros se ha barrido el uso de las lenguas clásicas hasta en la Universidad. Por contraste, en la de Oxford el discurso con que el rector inaugura el curso se hace en latín. Claro que Oxford y Cambridge, cuya fama, antaño excesiva, perdura aún, son las únicas universidades del continente que no se han dejado avasallar por el proceso de Bolonia, el «Espacio Europeo de Educación Superior», que en España ha destruído las carreras universitarias, también la de Derecho.

El uso diario del español, hasta del callejero, abunda en latinismos y locuciones latinas. En cuanto a la claridad y comprensión de los textos, la abrumadoramente abundante producción legislativa del régimen democrático proporciona innumerables ejemplos de cómo puede evitarse el «lenguaje claro, fácil y comprensible» sin recurrir al latín ni una sola vez.

Con el mismo criterio, quizá ahora el CSIC vaya a alguna cumbre hispanoamericana y proponga que en los nombres científicos usados en las ciencias naturales se abandone el latín y el griego y se traduzca al español. ¿Que eso dificulta la comunicación internacional? Si esa dificultad no preocupa a los jueces y magistrados, ¿por qué ha de preocupar a los biólogos?

Los eclesiásticos actuales estarán aplaudiendo la propuesta, y hasta la Rota considerará aplicarla. Su odio hacia el latín, la lengua de la Iglesia romana, es absoluto. Tampoco tomarán en consideración que los ingleses, obligados a abandonar el latín en los templos desde la revolución protestante en el siglo XVI, lo mantienen abundante en tribunales, procedimientos y sentencias.

El empobrecimiento y la devastación de nuestra cultura, en todos los ámbitos, van parejos al abandono de los clásicos, espoleado por el progresismo analfabeto.

Summum ius, summa iniuria.

Deja un comentario

Archivado bajo 05.- España, 07.- Enseñanza, Hispanoamérica

Majaderos e irresponsables hasta lo criminal, conduciendo a la sociedad al abismo

Un fumadero de opio

Entre la clase política de la España «democrática» quizá los majaderos y los irresponsables hayan predominado sobre los absolutamente perversos. Al menos en número. Justo es reconocer que majaderos e irresponsables no faltaban en la etapa anterior: de aquellos polvos, estos lodos.

O de aquellos humos. Como los de inconfundible olor a «porro» que salían de los escaños socialistas en las primeras Cortes del juancarlismo… Antes de que se les ocurriera prohibir fumar. Fumar tabaco, se entiende: los estupefacientes son políticamente correctos.

En una España con un problema desproporcionado de drogadicción generalizada y frivolizada, tiene que venir La Nueva España a darle voz ayer a un majadero del calibre de un tal José Luis Terrón, «Director del Observatorio de Comunicación y Salud de Barcelona», cuya fotografía demuestra que, sobre todo a cierta edad, cada uno tiene el aspecto que merece. Y que suelta perlas como las que le colocamos a manera de pie de foto:

Frases de un majadero: «Consumo de droga siempre ha habido, el prohibicionismo no lleva a ningún lado». «Los discursos de prevención que se dirigen a los jóvenes son distantes y paternalistas, hay que cambiarlos». Etc.

Frases de un majadero:
«Consumo de droga siempre ha habido, el prohibicionismo no lleva a ningún lado».
«Los discursos de prevención que se dirigen a los jóvenes son distantes y paternalistas, hay que cambiarlos». Etc.

No, mire usted. El fracaso no está en las políticas «prohibicionistas». La única prohibición que en este sentido ha hecho daño ha sido la desde hace muchos años vigente para la Armada, a cuyos buques se prohíbe disparar contra los de los narcotraficantes. En la Ex-paña actual casi todo lo malo está «despenalizado», y en consecuencia ha crecido exponencialmente. Un vistazo a la historia señala que las prohibiciones y penalizaciones del tráfico y consumo de drogas se pusieron en vigor después de que se comprobara que constituían un problema grave.

Hoy el problema es más grave que nunca. La historia es maestra de la vida, decían los clásicos. Así que aprendamos de ella. Gran Bretaña no es ejemplo bueno para casi nada, pero a veces, antaño, brillaba su espíritu práctico. A principios del siglo XX el consumo de opio, generalizado desde el anterior, causaba estragos. La violencia con que se perseguía a traficantes hacía disminuir el problema, pero no bastaba.

Empezaron a sentenciar a largas penas de deportación y trabajos forzados a los consumidores. Incluso si eran de clase social privilegiada (entre los británicos, éstos solían resultar impunes).

Acabaron con el consumo y con el problema en pocos años.

Aplicando el mismo criterio a todos los estupefacientes, aquí acabaríamos además con una porción considerable de la propia «clase política».

Vamos: que todo serían ventajas. Por una raya de cocaína te toca plantar cien mil árboles, chaval. Por un porro, ciento cincuenta mil.

Justicia, sanidad y ecología.

Deja un comentario

Archivado bajo 05.- España, 09.- Medios, Justicia social, Medio ambiente, Sanidad

¿Casi nos privatizan la Empresa Municipal de Aguas? Aquagest, emblema de los tiempos «democráticos»

El pasado año 2015 se conmemoraron los 50 años de la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA)

El pasado año 2015 se conmemoraron los 50 años de la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA)

El año pasado fue rico en cincuentenarios. El de Radio 2, por ejemplo, ahora llamada Radio Clásica y en sus inicios, Segundo Programa de Radio Nacional de España. El de la clausura del conciliábulo Vaticano II. Y el de la constitución de la Empresa Municipal de Aguas de Gijón, la EMA.

Según cuenta La Nueva España, también estuvo a punto de ser el de la defunción de la misma, en aras de esas privatizaciones tan caras a los partidos del régimen. Miren por dónde, las trapisondas y manos extendidas (palmas hacia arriba, se entiende) de Pecharromán y Cía. junto con sus conmilitones de Oviedo parece que salpican a muchos otros:

Las investigaciones del «caso Pokémon»

Un anónimo revela a la juez un plan para privatizar la empresa de aguas de Gijón

Las notas del «conseguidor» de Aquagest, que incluían reuniones con políticos gijoneses y responsables de la EMA, avivan las sospechas
03.04.2016 | 05:46

Oviedo, L. Á. VEGA

Los agentes del [Servicio de] Vigilancia Aduanera consideran, a la luz de las notas encontradas en el ordenador de Joaquín Fernández, presunto «conseguidor» de Aquagest en Asturias, pero también a la vista de un prolijo escrito anónimo remitido a este servicio dependiente del Ministerio de Hacienda, que existía un plan para comprar apoyos entre los concejales del Ayuntamiento de Gijón para sacar adelante la privatización de la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA), de la que se beneficiaría la filial del grupo Agbar.

Las notas de Fernández son muy ilustrativas. Según un informe de Vigilancia Aduanera fechado el pasado 3 de marzo, en un apartado que recoge los «objetivos comerciales» para 2011, el «conseguidor» da cuenta de una comida entre Pilar Fernández Pardo, entonces presidenta del PP gijonés —a la que la juez Pilar de Lara ha invitado a prestar declaración voluntariamente en calidad de investigada—, y Henry Laíño, director para la zona noroeste de Aquagest, prevista para abril de ese año. También se incluyen otras labores de «captación», como los gastos de un partido Real Madrid-Sporting, una visita al gerente y director técnico de la EMA e incluso el tanteo del PSOE. En otra nota figuran gastos de un viaje al Real Madrid-Sporting, asociados a los nombres de Pilar Fernández Pardo, y los exconcejales del PP gijonés Manuel Pecharromán y Francisco Cubiella.

También se reflejan gastos de otro viaje a Barcelona en el puente de la Constitución de 2010, también para asistir a un partido del Sporting, en esta ocasión contra el Español. El viaje va a asociado al nombre de Pilar Fernández Pardo e incluye gastos de hotel, avión, alquiler de coches, desplazamientos en taxi, combustible, parking, peajes, consumiciones y comida, algunas con un importe superior a los 600 euros. Según consta en los apuntes, el viaje habría supuesto la friolera de 5.068,98 euros.

El informe de Vigilancia Aduanera incluye además un escrito anónimo remitido al servicio en Oviedo, que da cuenta de una supuesta «operación de captación del PP de Gijón» para que Aquagest se hiciese con la Empresa Municipal de Aguas de la ciudad. El escrito habla de las condiciones ofrecidas por Aquagest para esa privatización, que incluirían un «pago inicial, a fondo perdido, al Ayuntamiento de Gijón de diez o quince millones de euros y un canon fijo anual durante 30 o 50 años de una cantidad equivalente a los beneficios anuales medios de los últimos cinco años, con inversiones en activos fijos a negociar», tal y como ya adelantó LA NUEVA ESPAÑA el pasado 4 de marzo.

El llamado «plan estratégico de Aquagest» incluiría la presentación al Gobierno de Foro del proyecto, que no podrían rechazar «por el beneficio económico que obtendría el ayuntamiento», y «agasajar a los líderes del PP de Gijón para que no se opongan y faciliten las negociaciones con la alcaldesa y su equipo de gobierno». El escrito da cuenta además de «una estrategia de ataque» de los concejales del PP de Gijón en 2009 contra el gerente de la EMA, Luis Alemany, que terminó siendo cesado en noviembre de 2012. El anónimo también apunta a un supuesto incremento patrimonial de Fernández Pardo.

De la (política y geográficamente hablando) desaparecida Pili Fernández Pardo y de su troupe hay suficiente publicado en Voluntad para inclinarse a dar por buenas éstas y más revelaciones. (De la otra troupe que los ha sucedido en el PP local, sólo puede decirse que es aún peor). Qué contar de la localmente dominante y asturchalizante escisión del Partido Popular, Foro. En los errores de la gestión de EMA, el consistorio regido por Foro/PP (con el apoyo de Podemos) es fiel continuador de los del regido por PSOE/IU.

Pero parece que aquí no se entiende el gran mérito de Aquagest, Pokemon & Co. Les mueve, sí, la codicia, el afán especulador, la amoralidad democrática. Pero, sobre todo, actúan conforme a grandes ideales.

Estaban contribuyendo decisivamente a la «memoria histórica». La EMA, Empresa Municipal de Aguas de Gijón, es otro vestigio franquista. Es necesario eliminarla y borrar su recuerdo. ¡Parece mentira que no nos hayamos dado cuenta antes! ¡Cuánta negligencia, cuánto/a nostálgico/a de la dictadura!

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, 09.- Medios, 10.- Radio, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Para la lista negra gijonesa: proetarras que pueden, pero no deben, visitarnos

La noticia que a continuación reproducimos procede de La Tribuna del País Vasco. Por favor fíjense si les suenan algunos de los nombres de los que apoyan a los asesinos presos de ETA. Si no, se los destacamos al final de esta entrada.

Marcha a favor de los terroristas de ETA en prisión

Callaron públicamente ante el terrorismo de ETA, pero ahora gritan a favor de los asesinos encarcelados

Jacobo de Andrés. Domingo, 3 de enero de 2016
Los que apoyan a los terroristas de ETA encarcelados

Los que apoyan a los terroristas de ETA encarcelados

Kepa Junkera (músico), Idoia Muruaga (política), Rosa Rodero (esposa de un ertzaina asesinado por ETA), Nazario Oleaga (abogado), Tasio Erkizia (Bildu), Tontxu Campos (Eusko Alkarasuna), Juan Daniel Barandiaran (abogado), Edurne Brouard, Gorka Espiau (cineasta), Begoña Errazti (Eusko Alkartasuna), Andoni Txasko, Iñaki Zarraoa (PNV), Iñaki Lasagabaster, Juanito Oiarzabal (montañero), Garbiñe Biurrun (jueza) y Kirmen Uribe (escritor) son algunas de las «personalidades» del mundo de la política, la sociedad y la cultura del País Vasco que han hecho un llamamiento público a la participación en las movilizaciones a favor de los etarras encarcelados que tendrán lugar el próximo día 9 de enero.

Los autores del llamamiento a favor de los terroristas encarcelados, que durante casi medio siglo de atentados de la banda terrorista ETA jamás levantaron públicamente su voz en contra de los asesinos, dicen, ahora sí, que es hora «de cerrar la puerta al sufrimiento y abrirla a la esperanza y a la convivencia. El 9 de enero nos vemos en Bilbo y en Baiona».

Pues sí. Kepa Junquera, ese falsificador de la música tradicional vasca, nos ha visitado con relativa frecuencia. A veces comparte escenario con músicos asturianos. Algunos de ellos buenos (aunque contagiados por esa letal y ya vieja moda del «mestizaje» musical, o condescendientes con ella), otros simplemente asturchales directa o indirectamente subvencionados. Mas todos ellos hacen una música mucho más tolerable que la del insufrible Kepa. Que encima está a favor de los terroristas.

Por su parte Juanito Oiarzabal (léase Oyarzábal) ha pasado más de una vez por la anual Semana Internacional de Montaña de Gijón. Ha dejado claro que es amigo de los asesinos. Esperamos que la Agrupación Montañera Astur Torrecerredo, el Teatro Jovellanos y Divertia tomen nota y los excluyan permanentemente, a Junquera y a Oyarzábal, de cualquier actuación o acontecimiento en Gijón.

Buena nota que ha de tomar, naturalmente, el Ilustre Ayuntamiento. No querrá Foro que se piense en su ilustre fundador, el político del PP preferido por el PNV. O que depende demasiado de los conocidamente proetarras de Podemos-Xixón Sí Puede.

Incluso si alguna de las Sociedades Culturales o Ateneos Obreros de pega quiere echar su cuarto a espadas y pasearnos etarras y proetarras (como ya han hecho en el pasado), el Ayuntamiento tiene medios para impedirlo. Lo mismo cabe decir de la Semana Negra, cuyos promotores se mueven por el mundillo abertzale cual serpiente en el agua.

Claro que, como la Semana Negra parece gustarles tanto a la Alcaldesa y a sus concejales de confianza, y como toda demagogia tiene su asiento en la Plaza Mayor, a lo peor tendremos que seguir diciendo que Gijón padece un Ayuntamiento proterrorista

Veremos.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, ¿Llingua?, Deporte, Política local