Archivo de la etiqueta: nomenklatura

Foro, PP y C’s vuelven a bloquear la reapertura del ferrocarril Ruta de la Plata

Puede comprobarlo cualquier seguidor atento de la actualidad. Los lectores de Voluntad, por supuesto, ya lo saben. Cuando se trata de los verdaderos intereses de Asturias o de los intereses generales de España, Foro Asturias de Ciudadanos-FAC y Ciudadanos-C’s votan sistemáticamente lo mismo que el Partido Popular. Es decir, votan en contra.

Hasta cuando la infame reforma laboral penúltima, Foro Álvarez-Cascos, que entonces tenía diputado en el Congreso, respaldó al PP. No iban a ser menos sus actuales senadores, pobres forofos del mayor enemigo del ferrocarril desde los tiempos de Enrique Barón Crespo: el también madrileño Francisco Álvarez-Cascos Fernández. Su club de fans gijonés, encabezado por la hasta ahora peor alcaldesa de la historia del concejo, anda mientras tanto engatusando con la resurrección del disparatado metrotrén.

La última jugarreta la cuenta así Zamora24horas.com. En la región leonesa prestan más atención a la Vía o Ruta de la Plata. Mucho perdieron con la supresión de aquel ferrocarril por parte del PSOE. Ahora que este partido disimula, su relevo (el PP) mantiene la presión contra el tren. Y en esa presión cuenta con el apoyo, como decíamos, del PP-bis asturiano, Foro, así como de los tránsfugas y buscavidas de Ciudadanos. Sin olvidarse del PP-bis navarro, UPN.

Rechazada en el Senado la reapertura de la Vía de la Plata

El Partido Popular, apoyado por Ciudadanos, ha hecho valer su mayoría absoluta para rechazar las cuatro enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2017 presentadas desde la Plataforma por el Ferrocarril del País Leonés a través de Compromís.

El pleno del Senado ha rechazado reabrir la Vía de la Plata y electrificar las vías convencionales Salamanca-Ávila, Zamora-Medina y Zamora-Santiago, cuestiones que habían sido solicitadas desde la Plataforma por el Ferrocarril del País Leonés mediante sendas enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado, y que no han podido salir adelante debido al rechazo de Partido Popular (PP), Ciudadanos (C’s), Foro Asturias (FAC) y Unión del Pueblo Navarro (UPN).

Desde la plataforma ferroviaria leonesa, que integra a ocho colectivos de Salamanca, Zamora y León, se muestran indignados con este rechazo a sus enmiendas, que habían sido presentadas en el Senado a través de los senadores de Compromís, Carles Mulet y Jordi Navarrete, considerando dicho rechazo como «una oportunidad vital perdida para las provincias leonesas».

En este sentido, consideran «paradójico y desconcertante» que PP y C’s hayan rechazado que se incluya en los presupuestos una partida para iniciar la reapertura de la Vía de la Plata cuando en León y San Andrés del Rabanedo ambos partidos apoyaron recientemente las mociones para la reapertura, haciendo lo propio el PP también en Astorga y La Bañeza, y presentando una pregunta C’s al respecto en el Congreso.

Sin embargo, a la hora de dar el paso decisivo de incluir en los presupuestos una partida, que posibilitase iniciar los trámites para la reapertura, PP y C’s han dado un paso atrás y rechazado que la Vía de la Plata pueda ponerse en marcha de nuevo. Este hecho ha sido considerado desde la Plataforma ferroviaria leonesa como «un doble rasero, una doble moral y un doble discurso por parte de PP y C’s, lo que nos da a entender que su voto en los ayuntamientos leoneses en que hubo mociones por la reapertura, fueron simples gestos de cara a la galería, bienquedismo puro y duro».

De este modo, se frustra por ahora la intención de Plataforma por el Ferrocarril del País Leonés, que buscaba con estas enmiendas que, a finales de 2019, pudiesen estar operativas todas las mejoras solicitadas para Salamanca, Zamora y León, de las cuales manifiestan que «su puesta en marcha facilitaría sobremanera la exportación de los productos del País Leonés, dando pie a incentivar la inversión en este territorio para poder frenar y acabar con la despoblación que padecemos las tres provincias leonesas actualmente».

En este sentido, desde la Plataforma lamentan «que el PP y C’s hayan decidido dar la espalda a facilitar el desarrollo de las provincias leonesas, que tenemos los peores datos socioeconómicos regionales de toda Europa, y no se nos permite ni intentar asomar la cabeza lo más mínimo».

Y es que, según se asevera desde esta plataforma «hemos perdido más de 120.000 habitantes desde que estamos en la actual autonomía, fruto en parte de que se nos cerrasen las vías de La Fregeneda, de la Plata, el Ponfeblino, o que la mayoría de nuestras vías convencionales sigan sin estar electrificadas, y aun así desde algunos sectores parecen seguir empeñándose en que tengamos que intentar competir en el mundo del siglo XXI con menos conexiones ferroviarias que en el XIX, siendo además en general peores las que nos quedan abiertas que las que hay en todos los territorios que nos rodean».

En este sentido, consideran que hay un agravio comparativo en el trato ferroviario para el antiguo Reino de León, señalando que «no es normal que la conexión Salamanca-Madrid sólo esté electrificada de Ávila hacia el este, como si los salmantinos no se mereciesen un tren digno, y otro tanto se puede decir del tren convencional en Zamora, de Medina hacia el este todo está electrificado, pero hacia el oeste todo sin electrificar en tierras zamoranas, dificultando la competitividad del tráfico de nuestras mercancías. ¿Cómo vamos a desarrollarnos si no nos dejan?».

No obstante, desde la Plataforma por el Ferrocarril del País Leonés se mantiene la esperanza de que en un futuro cercano cambien las posturas sobre sus propuestas, indicando que «tarde o temprano PP y C’s tendrán que abrir los ojos y ver que la reapertura de la Vía de la Plata, o la electrificación de todas las líneas leonesas no es un hecho con trasfondo ideológico, sino una ventana hacia el desarrollo de Salamanca, Zamora y León, algo muy necesario para nuestra tierra, y desde luego les animamos a que, de cara a los presupuestos del próximo año, se suban al tren del desarrollo del País Leonés. No podemos permitirnos perder más años y seguir convirtiéndonos en un desierto poblacional».

Ocioso es pensar que PP o Ciudadanos recapaciten. Están al servicio de quienes están. De quienes quieren un ferrocarril troceado, privatizado y productor de pérdidas públicas y beneficios privados. De quienes quieren una España desertizada y una población empobrecida concentrada en áreas metropolitanas.

Por el contrario, los sin duda beneméritos defensores del ferrocarril, si de verdad quieren evitar la sospecha de trasfondo ideológico, deberían evitar expresiones antihistóricas como la del «País Leonés» para referirse al antiguo Reino de León (o a parte de él). Tampoco ayuda que la iniciativa la haya presentado en el Senado la grotesca formación antivalenciana Compromís. (Aunque, bien mirado, ¿hay algún grupo político representado en el Congreso o en el Senado, que no sea grotesco?)

Mientras tanto, en Asturias, a la que la restauración ferroviaria de la Ruta de la Plata tanto ayudaría, el Gobiernín y el Parlamentín siguen con el disparate de la «alta velocidad», de los túneles mal hechos de la variante de Pajares… Y el Ayuntamiento Foro-Podemos de Gijón, villa que fuera cabeza de la Ruta de la Plata, metrotrenea y bujarronea para distraer a los vecinos. Vecinos arruinados o en trance de arruinarse.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Manifestación gijonesa contra la regasificadora, o contra las intrigas consistoriales en pro de ésta

Decimos «manifestación gijonesa» y decimos bien. Aunque los manifestantes apenas superaran el centenar, se trataba principalmente de vecinos de Gijón, en especial de las proximidades del Musel. Sin apoyo de sindicatos ni partidos políticos (los que se dicen contra la regasificadora o son microorganizaciones marginales, o lo dicen con la boca pequeña, como PodemosXixón Sí Puede, sin cuyo constante apoyo no estaría en el poder municipal el actual consistorio casquista empecinado en continuar los desmanes del PSOE) y víctimas de una campaña sistemática de desinformación por parte de unos medios que hace tiempo olvidaron qué puedan significar la objetividad, la independencia y la defensa del bien común. Con el apoyo de algunas asociaciones de vecinos (principalmente las que resultan representativas, como las de la zona rural) y el apoyo a medias de otras (las urbanas son poco representativas y llevan años controladas por la misma izquierda que apoya la ilegal regasificadora del Musel, o que acepta sin rechistar las pretensiones contaminantes de Arcelor-Mittal).

Recapitulemos. Dentro del inmenso latrocinio de la innecesaria y dañina ampliación del Musel, el PSOE inició y el PP mantuvo una regasificadora ilegal y peligrosa, además de innecesaria. Tras el espectacular dispendio, nunca pudo entrar en funcionamiento.

Todavía el pasado mes de noviembre los tribunales exigieron su derribo.

A iniciativa de Josechu-Marichu Pérez (PSOE), el Ayuntamiento de Gijón se permitió el pasado febrero pedir al Gobierno central el «desbloqueo, con carácter urgente, de la planta regasificadora de El Musel» (sic). El desvergonzado disparate contó con el apoyo del gobernante Foro-FAC y de ese otro desvergonzado disparate que es el partido político Ciudadanos. Los concejales de Podemos (Xixón Sí Puede) e Izquierda Unida votaron en contra del acuerdo; pero como cuando quieren imponen su voluntad a Carmen Moriyón, resulta difícil tomarse su oposición en serio.

La manifestación de ayer se hizo contra tanto dislate, contra tanta decisión contraria a Gijón y a los gijoneses, contraria a derecho y al sentido común. En un tiempo como el nuestro, con un pueblo aborregado y perezoso cuya actividad viene a reducirse a la virtual en los foros de Internet y las redes sociales, el Ayuntamiento debería tomar nota. Los gijoneses que se mueven, se mueven contra la oligarquía local. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Carnaval eléctrico: el oligopolio que nos saquea

Oligopoly
Vamos a reproducir un artículo de infoLibre. Medio que no recomendamos en absoluto: al contrario. Tampoco recomendamos ABC, El País o The Daily Telegraph, por ejemplo, pero también reproducimos contenidos suyos cuando resultan de interés. Como es el caso.

Liberalismo de mamandurria

Aurelio Modrego Oro
Publicada 08/02/2017 a las 06:00. Actualizada 22/02/2017 a las 17:22

La empresa nacional de electricidad —ENDESA— nació (1944) en la España autárquica del franquismo. Durante décadas coexistió con otras eléctricas privadas: Iberduero, Hidroeléctrica Española y otras. Constituían un oligopolio de facto en el que uno de sus actores era público.

Con el gobierno socialista de F. González, Endesa fue privatizada parcialmente, pero es con Aznar (1997) y en aplicación de su credo liberal, cuando se acelera el desmantelamiento del sector público: Endesa, Telefónica, Repsol; Tabacalera, Argentaria… pasan a ser empresas privadas. El Estado se quedará sólo con el 3% del capital; y ahora el sector eléctrico sigue siendo oligopolio, pero con menos jugadores y todos privados.

En España, las compañías eléctricas con las tarifas reguladas y enormes beneficios anuales se convirtieron en objeto de deseo para los gigantes del sector. Así en 2005 y años siguientes se suceden OPAS alternativas sobre Endesa. Grupos energéticos como Gas Natural, Eon, Acciona, Enel, pugnaron por llevarse Endesa y finalmente (octubre 1997), la estatal italiana Enel y Acciona logran el 92% del capital.

Enel pagó 65000 millones de euros por el control de Endesa y la convirtió en su filial. Separó su actividad exterior, la desmembró y se dispuso a recuperar rápido el dinero que había invertido. En octubre de 2014 Endesa repartió un dividendo extraordinario de ¡14600 millones de euros! Esa cifra estratosférica equivalía a la mitad de su capitalización (y para poder hacerlo pidió dinero a crédito y tomó préstamos de inversores), pero nadie alzó la voz contra semejante irracionalidad de «mercado libre». En 2015 y 2016 ha repartido la totalidad de sus beneficios y sigue recibiendo el aplauso de analistas económicos. En mi opinión, eso es lo más parecido a descapitalizar una empresa, pero debo tener una visión muy anticuada de las finanzas.

En nuestro país, y desde siempre, el oligopolio cobra a precio muy alto los Kw-h producidos, cuyo coste real las eléctricas nunca han justificado ni permitido auditar. En el recibo de luz, los costes regulados (moratoria nuclear, prima a las renovables, transporte y distribución, término de potencia…) siempre son admitidos por los gobiernos de uno y otro signo y llevan al resultado de tener la energía mas cara entre los países europeos desarrollados. Y si decides apagar algunas bombillas o gastar menos en calefacción, sólo estarás ahorrando sobre el 35% del coste del recibo. En pocas palabras, imposible escapar.

Durante años, la tarifa eléctrica (el precio por Kw/h que cobran las compañías suministradoras) fue regulada, es decir Gobierno y empresas acordaban el precio que iba a regir. Pero en 1997, del cerebrito del Sr. Piqué i Camps —a la sazón Ministro de Industria— surgió el invento de los costes de transición a la competencia o CTC. Con ellos, afirmaban, llegaría la liberalización del mercado y la libre competencia triunfaría (paradigma liberal). Estos CTC supusieron para el oligopolio unos ingresos extras de 1,9 billones de pesetas a recibir en los diez años siguientes, si bien realmente se redujeron a 1,65 billones, que tampoco estaba mal.

Años más tarde otro sibilino invento, el llamado «déficit de tarifa» (o diferencia entre lo que cobran por suministrar electricidad y lo que cuesta producirla), según las compañías, claro. Nunca ha sido probado tal déficit, al no haber sido auditado. No obstante, ese déficit de tarifa fue aprobado por ley y cada año el Estado (nosotros los ciudadanos) adeudaba mas a las compañías hasta llegar a la cifra de 25000 millones de euros que pagaremos los consumidores en años venideros con el recibo de la luz.

Y para culminar el atraco continuado, eso del sistema de subastas de electricidad trimestrales que pasó a ser diario después de que en las Navidades de 2013 los precios de la luz subiesen hasta las nubes. Esta subasta diaria (necesaria y transparente al decir de la patronal UNESA) ha llevado de nuevo los precios a la altura de la nube anterior o tal vez más arriba en este frío enero de 2017 que vivimos.

En estas subastas diarias de energía eléctrica, pagamos todos los Kw/h comprados (TODOS) al precio marginal, es decir al precio de la energía más cara y que entra la última en la subasta (las de gas natural en los ciclos combinados). Así que, cuanto más ineficientes se muestran las empresas, mayores beneficios obtienen. ¡Viva este liberalismo que premia a los torpes e incompetentes!

Estos son grosso modo los rasgos sustanciales y los males de nuestro sistema eléctrico. De ahí que, cuando vemos o escuchamos a algunos políticos o tertulianos referirse a las llamadas «puertas giratorias», apuntando a antiguos presidentes o ministros de todos conocidos, no nos extrañamos de nada. Ya hemos asumido que es parte del pago por lo recibido antes. Lo constata el refranero con enorme naturalidad y acierto: «favor con favor se paga», dice el refrán.

La redacción del artículo deja bastante que desear. (En obsequio de los lectores de Voluntad se han corregido puntuación y algunos errores). Necesita alguna precisión: por ejemplo, que el «oligopolio de facto» de las eléctricas en la época del franquismo estaba controlado por el Estado, con el criterio dominante del servicio público. Garantizado éste además no sólo por la presencia de la entonces gran eléctrica estatal ENDESA, sino por la participación de instituciones públicas en otras. Viene a la memoria la destacada presencia de la extinta Caja de Ahorros de Asturias (y por lo tanto del Ayuntamiento de Gijón y de la Diputación Provincial) en la difunta Hidroeléctrica del Cantábrico. La cual, tras pasar a manos estatales portuguesas, está ahora en manos chinas. Contamina más (Gijón y Carreño pueden dar fe de ello), cuesta más, usa carbón extranjero, y apenas deja beneficio entre nosotros.

Pero en conjunto el artículo es útil. Explica de una manera razonablemente concisa el origen de la desastrosa situación actual del suministro de energía eléctrica en España.

Más bendiciones recibidas de la democracia y de la europeización. Para mantenernos entretenidos, el régimen democrático nos subvenciona ahora el cutre, faltón y artificial carnaval («antroxu», dicen) de estos días. Total, ¿qué más les da a los políticos aumentar la deuda y agotar los caudales públicos? Ellos se sentarán en el consejo de administración de alguna eléctrica, donde los dineros a repartir nunca se agotan…

Vamos a apagar la luz. Hasta el martes, si Dios quiere.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, ¿Llingua?, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Confirmado: Carmen Moriyón será la candidata de «Podemos»

Mario Suárez del Fueyo y Carmen Moriyón Entrialgo

Mario Suárez del Fueyo y Carmen Moriyón Entrialgo

Comparecieron hoy jueves 28 de diciembre la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón Entrialgo, y el jefe de filas y concejal de Xixón Sí Puede (Podemos), Mario Suárez Fueyo, para despejar las dudas ante las futuras elecciones locales.

Carmen lo había dejado claro: ocho años son suficientes. Pero ella habrá pasado ocho años como alcaldesa de Foro Álvarez-Cascos. Convertirse en candidata y, naturalmente, alcaldesa de Podemos supone abrir un nuevo ciclo, ha declarado Mario Suárez.

Desde el Ayuntamiento de Gijón, gracias al apoyo del PP y de Izquierda Unida, los de Foro estamos haciendo la política de Podemos: esto es, extrema izquierda con unos toques liberal-capitalistas. Convertirme en su candidata a la alcaldía no variará las cosas, sólo las hará más coherentes. Palabras de la presente y futura alcaldesa.

¿Cuáles serán las líneas maestras de su nueva singladura, si ganan las próximas elecciones municipales?

[Al unísono]. ¿Es que lo duda? Feminismo radical, abortismo y transexualismo. La Semana del Orgullo LGBTX hará palidecer a la de Madrid. Multiplicaremos las subvenciones para cursillos efímeros. El endeudamiento municipal crecerá exponencialmente; las tasas y los impuestos municipales crecerán todo lo posible. Arcelor-Mittal seguirá contando con nuestra bendición para contaminar cuanto quiera. Prohibiremos las corridas de toros y los menús escolares serán exclusivamente veganos, halal y kosher. Las comunicaciones municipales se harán exclusivamente en «llingua l’Academia», con proscripción absoluta del castellano. La economía local crecerá gracias a la reactivación de la construcción: no dejaremos en pie ningún edificio que tenga más de veinte años. Volveremos a cambiar los nombres de todas las calles, menos las de Santiago Carrillo y Dolores Ibárruri. En los terrenos de la derribada estación de cercanías levantaremos una mezquita…

—¿Es cierto que Mario va a hacerse del Lions Club y Carmen del Rotary?

—[Sonrisas cómplices]. Algo hay, algo hay…

El aplauso ensordecedor de los periodistas acreditados cerró la triunfal rueda de prensa.

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 09.- Medios, ¿Llingua?, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Babayu del mes

Recuperamos una iniciativa de hace cinco años, porque recién estrenado este mes de diciembre La Nueva España y el Club Prensa Asturiana de Gijón nos han proporcionado un candidato idóneo. Vean, vean el título y la ilustración de una noticia de hace dos días:

«El franquismo veía en otras culturas un peligro para la nación», afirma Inaciu Galán

El escritor repasa las dificultades de la lengua asturiana en la época de Franco

J.M.R. 02.12.2016 | 04:00
Inaciu Galán, ayer, antes de comenzar su ponencia. ENOL TEIJIDO

Inaciu Galán, ayer, antes de comenzar su ponencia. ENOL TEIJIDO

«El franquismo supuso un importante freno al desarrollo del asturiano». Así de contundente se mostró ayer el…

Les babayaes son de grueso calibre. (Lo es también, por cierto, la de La Nueva España al esperar que alguien pague una suscripción electrónica para leerlas). Los viejos seguidores de Voluntad quizá recuerden la entrada que dedicamos en 2009 a Oro negro, obra de José León Delestal que recibió el primer premio del Certamen de Teatro Asturiano convocado por VOLUNTAD (diario de F.E.T. y de las J.O.N.S.) en 1940. Sólo un año después de terminada la guerra. Estrenada ese mismo año por la Compañía Asturiana de Comedias, en Pola de Siero y en Gijón. Obra en bable, naturalmente. Lo que ingenuamente llamábamos bable, antes de que en la década de 1980, ya convertido en «bablúa» a imitación del euskera batúa, empezase a mutar en llingua asturiana. Poco más hay que añadir a aquella entrada de hace siete años. Recomendamos su relectura.

Treinta años tiene el rapaz de la foto, Ignacio «Inaciu» Galán, «escritor» y «periodista». Vividor, en realidad, del tetu de la «llingua», su única actividad conocida, que es negocio para muchos y pretende serlo aún más. A costa de los caudales públicos, por supuesto. De ahí la lucha por la «oficialidá», en la que se ha destacado nuestro candidato a babayu del mes.

—Oiga, ponga por lo menos babayu’l mes.

—De acuerdo. Por esta vez seamos llingüísticamente correutos.

Y mientras tanto, la pregunta inevitable. El Generalísimo Franco murió hace cuarenta y un años. ¿Cuándo dejarán de echar a su régimen la culpa de todo, incluso de los males inventados? Si la comparación —cosas de la «memoria histórica»— es con la Segunda República, quizá convenga recordar que fue la Constitución de ésta la primera —la primera en la historia de España— que proclamó lengua oficial al español o castellano. Lengua oficial en solitario, sin mención de ninguna otra. Quizá convenga también recordar que en Asturias el Frente Popular —el Frente Popular de los rojos, que se cargó la República ya en febrero de 1936, aunque ahora insistan en llamarlos «republicanos»— estaba formado por partidos centralistas y jacobinos. Quizá convenga también recordar que la práctica totalidad de los cultivadores de la literatura en bable, con muy pocas excepciones, se alinearon con el bando nacional. Y que los rojos mataron a alguno de ellos.

El que escribe tiene delante Tarronazos y Caxigalines, libro de Gabino Muñiz García-Robés Manín de la Llosa publicado en 1953. Uno de los muchísimos aparecidos bajo «el franquismu totalitariu y centralista». Entre sus páginas, un recorte de VOLUNTAD de 1957: «4 de marzo, fecha señera. Hace veintitrés años que se unieron Falange Española y las J.O.N.S.».

¡Qué persecución tan insoportable sufría el «asturiano»!

Sí. Va a haber que adjudicarle a Inaciu Galán el «babayu del mes».

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 05.- España, 09.- Medios, ¿Llingua?, Política local

Derribaron las estaciones. Permanecen el vacío y la vergüenza, bien iluminados

La demolición de la Estación del Humedal, paso a paso (El Comercio). Clic sobre la foto para acceder al vídeo

La demolición de la Estación del Humedal, paso a paso (El Comercio). Clic sobre la foto para acceder al vídeo

—Nuestro español bosteza.
¿Es hambre? ¿sueño? ¿Hastío?
Doctor, ¿tendrá el estómago vacío?
—El vacío es más bien en la cabeza.
(Antonio Machado)

Hace dos años nos derribaron las estaciones de tren en Gijón. Las dos que quedaban. Se encargó de ello ese engendro denominado «Gijón al Norte», que para nada bueno sirve. Corrió por cuenta de nuestros bolsillos, claro. También a cuenta nuestra levantaron una carísima estación provisional, en medio de ninguna parte.

Vacío el solar de la Estación del Humedal, solar que antes aún ocupaban las estaciones de los ferrocarriles de Langreo y de Carreño. Medio vacíos los trenes desde que eliminaron la estación del centro y subieron las tarifas (si estas cosas no se hacen para beneficiar a ALSA-National Express, no se encuentra más explicación que la especulación pura y dura y la incompetencia criminosa de los políticos).

Vacía la inteligencia y la memoria de los gijoneses, que consienten un gobierno municipal en manos de la derechona en coalición con la extrema izquierda. Un consistorio que ha hecho buenos, por comparación, a los anteriores ayuntamientos socialistas. Cosa que parecía imposible.

Una derechona (Foro y PP, pero especialmente Foro) vacía de memoria y de vergüenza, que ha abrazado sin pudor las banderas más raídas de la extrema izquierda. Desde el falseamiento de la historia del siglo XX (en particular la del dominio rojo 1936-1937) en beneficio de la propaganda marxista disfrazada de «memoria histórica»; pasando por el baile de los nombres de calles y lugares; hasta la «ideología de género», el aberrosexualismo, el feminismo radical y el abortismo más sangriento. Estas últimas banderas las reúne a la perfección «el solarón», el solar de la principal estación derribada, la del Humedal, frívolamente reconvertido en parque y bautizado éste en la sangre de los inocentes. Porque lo llaman «Parque del Tren de la Libertad». Un homenaje a asesinas voluntarias: las feministas (de ese feminismo que depende de las subvenciones, de esa tela de araña de la extrema izquierda subvencionada que parasita a Gijón) que ayudaron al Gobierno del PP a hacer el paripé. Paripé que consistía en una reforma de la ley del aborto, la impulsada por Ruiz-Gallardón, que era tan abortista como las anteriores, pero formulada de distinta manera; y que contaba con el fingimiento de oposición por parte de la izquierda. En tren subvencionado, poco antes del derribo de la estación, se fueron a Madrid unas cuantas arpías a manifestarse en aquel paripé. Tan gloriosa ocasión la conmemoró Carmen Moriyón Entrialgo, alcaldesa casquista por gracia de Podemos, dándole el nombre de marras al solar de la estación que ya no está.

Solar y nombre que ejemplifican el profundo acuerdo entre Foro Álvarez-Cascos (Foro Asturias de Ciudadanos, FAC) y PodemosXixón sí puede, con la sonrisa benévola de Ciudadanos, PP y PSOE (y la más nerviosa de la moribunda Izquierda Unida). Destruimos el ferrocarril en beneficio del capitalismo, las multinacionales del transporte y los especuladores del suelo. Mantenemos en alto la bandera del progresismo, regando el solar con la sangre de los niños no nacidos. Malgastamos el dinero de los gijoneses y los dejamos más y más endeudados.

Y hablando de malgastar el dinero y los recursos, hoy viernes se ponen de acuerdo para encender la iluminación navideña (bien poco navideña, por cierto), aunque aún estemos en la primera semana de Adviento. Que no falte la contaminación lumínica en Gijón; que esté a la par de la del aire, por lo menos. Los saqueadores consistoriales convocan el acto de encendido de esa iluminación en el «Parque del Tren de la Libertad».

En el vacío.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, Justicia social, Medio ambiente, Navidad, Política local

Ampliación del Musel, peor (y más dañina) que el Aeropuerto de Castellón

Un tribunal de Madrid requiere a Enagás

La Nueva España, domingo 27 de noviembre de 2016

Desde hace ya años es constante el goteo de noticias sobre las irregularidades en la ampliación del Musel (que desde el principio denunciamos en Voluntad por innecesaria, además de destructiva). A veces ese goteo se acelera; luego, no se sabe (aunque se intuya) por qué clase de presiones, disminuye. Estos últimos días se encadenan unas cuantas. Tomamos tres de La Nueva España. No reproducimos todo el texto; las negritas son nuestras. Empezamos por una de hoy, retrocedemos al domingo y volvemos de nuevo a este martes.

Enagás asegura que la sentencia del Supremo no le obliga a demoler la regasificadora

La compañía prepara el envío al Tribunal de las medidas tomadas para cumplir el fallo

M.C. 29.11.2016 | 03:15

Enagás, operador logístico del sistema gasista español y propietario de la regasificadora de El Musel, insistió ayer a través de un portavoz en que los fallos del Tribunal Supremo que anularon la autorización administrativa a la planta gijonesa no obligan a la compañía a su demolición.

Los servicios jurídicos de la sociedad están redactando el informe que ha requerido a la compañía el Tribunal Supremo, en el que explicarán qué ha hecho hasta el momento Enagás para «cumplir» la sentencia que anuló la autorización administrativa de la planta por incumplir el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (Raminp), que estaba vigente cuando se inició la tramitación administrativa de la planta de regasificación. El Raminp obligaba a construirla a más de dos kilómetros de cualquier núcleo habitado, lo que no ocurre en el caso de la regasificadora.

La instalación, que nunca ha entrado en servicio, terminó de construirse en octubre de 2012 y fue una de las justificaciones que en su día se dieron para la obra de ampliación de El Musel. Actualmente la planta permanece “hibernada” por decisión del gobierno central ante la caída de la demanda de gas natural en España.

Pero la literalidad de la sentencia y del requerimiento parecen contradecir la versión que ahora da ENAGÁS.

Un tribunal de Madrid requiere a Enagás para que derribe la regasificadora

La planta del puerto de El Musel nunca entró en servicio y costó 382 millones de euros

J.M. Ceinos 27.11.2016 | 04:47

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha requerido a Enagás, S.A. (la principal compañía de transporte de gas natural en España) y al Ministerio de Industria, para que en el plazo de diez días informen por escrito a dicho tribunal sobre las actuaciones que han realizado o prevén realizar para la demolición de la planta de regasificación de gas natural del puerto exterior de El Musel, que nunca entró en servicio. Contra la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid cabe interponer recurso de reposición.

Tras las denuncias presentadas por varios colectivos ciudadanos contra la construcción de la planta de regasificación, en 2013 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló la autorización administrativa para la construcción de dicha instalación, por lo que los demandantes consideran desde entonces que la sentencia debe conducir a su demolición.

Ya en el año 2008 la plataforma contra la regasificadora advertía de que la planta incumplía el radio legal de seguridad: 2.000 metros como mínimo con las viviendas más próximas, en este caso las situadas en el barrio de El Muselín.

La planta se construyó en terrenos de la ampliación de El Musel, después del compromiso adquirido, en septiembre de 2005, por el entonces presidente del Gobierno de la nación, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. La regasificadora fue incluida en el plan energético nacional en 2006, tras haber sido excluida por los gobiernos precedentes del Partido Popular, con el argumento de que la instalación no tenía justificación, dado que en Bilbao y en la ría de Ferrol ya había regasificadoras.

La construcción de la regasificadora del puerto exterior de El Musel costó 382 millones de euros y, en su día, era una de las piezas del denominado «polo energético» de El Musel, que también se fue al traste.

La ampliación del Musel, un derroche obsceno (al que se añaden agujeros de millones y millones de euros sin justificar) para un puerto que cada día tiene menos tráfico:

La familia Ruiz de Velasco cierra sus oficinas en Gijón y Avilés

La sociedad naviera fundada en 1941 en Asturias y con sede actual en Madrid sale de Actividades Generales Portuarias

M.C. 29.11.2016 | 03:53

Ruiz de Velasco, uno de los operadores portuarios históricos en El Musel y el puerto de Avilés, va a cerrar sus oficinas en Asturias mañana miércoles y también acaba de salir del accionariado de la empresa estibadora Actividades Generales Portuarias S. L., que realiza los embarques de productos acabados de las factorías asturianas de ArcelorMittal.

Compañía de origen gijonés fundada en 1941 por Andrés Ruiz de Velasco, llegó a disponer en 1981 de una flota propia de 18 buques. La empresa cuenta actualmente con tres oficinas en España, su sede central en Madrid y las dos que va a cerrar en Asturias en Gijón y Avilés, respectivamente.

Su principal vinculación al mundo portuario asturiano era en los últimos tiempos las participaciones que tenían tanto Ruiz de Velasco S.A. como la familia Ruiz de Velasco Coca (a través de Inversora Técnica Financiera) en la estibadora Actividades Generales Portuarias, en la que estaban asociados al grupo Algeposa.

Tanto la sociedad de inversión de los hermanos Ruiz Coca como Ruiz de Velasco SA han salido a mediados de este mes del accionariado de Actividades Generales Portuarias. La salida se realizó mediante una reducción de capital de un millón de euros y una posterior ampliación de capital de 100.000 euros suscrita enteramente por Inversiones Algeposa, que ha quedado como accionista único.

En cuanto al cierre de las oficinas de Ruiz de Velasco en Gijón y Avilés, cesarán de hecho su actividad el 30 de noviembre, si bien la empresa mantendrá a uno de sus seis trabajadores hasta el cierre del ejercicio. En los últimos tiempos estas oficinas se dedicaban al despacho de aduanas y consignación de buques, fundamentalmente. Uno de sus principales clientes es Arcelor. El motivo aducido para el cierre es, al parecer, la falta de rentabilidad del negocio.

[…]

En 2006 una de las sociedades del grupo Andrés Ruiz de Velasco, Elogia, Energía y Logística, solicitó una concesión de 28.200 m2 en los muelles de La Osa para instalar una fábrica de biodiésel. No lo pudo hacer, al decantarse la Autoridad Portuaria por la oferta que presentó el grupo Jiménez Belinchón —tras abrir un trámite de competencia— aunque aquel proyecto nunca llegó a ejecutarse, renunciando la adjudicataria tras haber colocado la primera piedra.

La ampliación del puerto del Musel. Un escándalo con sordina. Recientemente definido como «el mayor latrocinio de la historia de Asturias», no sólo salpica, sino que empapa, a la Port Authority (la ridícula denominación cosmopolita y democrática de la que fue benemérita Junta de Obras del Puerto). Moja también a la totalidad de los partidos políticos participantes del Gobierno autónomo y del Ayuntamiento de Gijón en las legislaturas anteriores. Especialmente a sus máximos representantes. Y a muchas fuerzas vivas locales. El castellonense Fabra, famoso por su colosal aeropuerto sin vuelos, ingresó en prisión. Si se guardase la proporción con la atrocidad del Musel (y si el Código Penal lo permitiese), los responsables de ésta deberían ser condenados a galeras para el resto de sus días…

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Medio ambiente, Política local