Archivo de la categoría: Medio ambiente

La Cruz de Mayo


Hoy la Iglesia celebra la festividad de la Invención de la Santa Cruz, además de la de San Alejandro I, Papa y mártir, y sus compañeros San Evencio y San Teódulo, mártires, y San Juvenal, mártir. Este año es además el tercer domingo después de Pascua.

Lo de invención (inventio, inventionis) quiere decir hallazgo, descubrimiento; no que el símbolo de nuestra Redención se lo inventase Santa Elena, vaya. Santa Elena, madre del Emperador Constantino, halló en Jerusalén la Cruz del Señor.

En Gijón son varios los lugares dedicados a la Cruz. Destaca, por supuesto, la Santa Cruz de Jove, que hace tiempo padece otras cruces, no redentoras, sino pesada carga: la de su párroco —claro que, como la clerigalla anda huída desde que por fin se reconoció la epidemia del coronavirus COVID-19, no se les nota— y la de la exagerada contaminación que sufre la parroquia, por culpa de Arcelor Mittal.

¡Cuántas cruces acarreamos! Pero, a diferencia de la de Cristo, éstas tampoco son redentoras: el Gobierno del Frente Popular que tiraniza a España; sus terminales en el Gobierno autonómico de Asturias y en el consistorio de Gijón; el confinamiento ilegal; los aplausos borreguiles institucionalizados; la ruina económica y moral; la falta de Misas… Ave Crux, spes unica.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, Medio ambiente, Política local, Sanidad

Una propuesta recaudatoria para el Ayuntamiento de Gijón (y para los de Carreño y Villaviciosa)

En materia de ruido, la ordenanza municipal de Gijón es insuficiente y, además, no se aplica. «Flexibilizarla» significa tolerancia completa para la contaminación acústica

Reconozcámoslo. A nuestros ayuntamientos «democráticos» les encanta recaudar mediante multas y sanciones, que para eso existen: no para corregir comportamientos antisociales. De hecho, hace ya décadas que el Ayuntamiento de Gijón se distingue por promocionar éstos, y hasta por subvencionarlos. Para tanta subvención, tanto gasto, tanta deuda y tanto estómago que hay que mantener agradecido, el consistorio necesita dinero.

Por eso deben estar sufriendo con el descenso de multas locales debido al confinamiento (debido a su vez a la epidemia de coronavirus COVID-19 a la que tanto han contribuído).

El confinamiento nos tiene encerrados en nuestros domicilios. Nerviosos. Cansados. Sigue habiendo niños pequeños, ancianos, enfermos… Que no tienen por qué soportar cotidianamente a los vecinos empeñados en poner música —casi siempre deleznable— a todo volumen, con las ventanas abiertas y la intención manifiesta de que la oiga toda la calle, toda la manzana, todo el vecindario.

La Alcaldesa que Gijón dice que «todos necesitamos socializar». (Qué sabrá ella, que no vive en Gijón, de la socialización en este concejo).

Concedámoslo. Los vecinos necesitan «socializar». Los equipos de sonido, no.

Así que ponga a la Policía Local a imponer multas. Las arcas municipales lo agradecerán; y la mayoría de los gijoneses, más todavía.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, Carreño, Medio ambiente, Política local, Villaviciosa