Archivo de la etiqueta: multinacionales

Manifestación gijonesa contra la regasificadora, o contra las intrigas consistoriales en pro de ésta

Decimos «manifestación gijonesa» y decimos bien. Aunque los manifestantes apenas superaran el centenar, se trataba principalmente de vecinos de Gijón, en especial de las proximidades del Musel. Sin apoyo de sindicatos ni partidos políticos (los que se dicen contra la regasificadora o son microorganizaciones marginales, o lo dicen con la boca pequeña, como PodemosXixón Sí Puede, sin cuyo constante apoyo no estaría en el poder municipal el actual consistorio casquista empecinado en continuar los desmanes del PSOE) y víctimas de una campaña sistemática de desinformación por parte de unos medios que hace tiempo olvidaron qué puedan significar la objetividad, la independencia y la defensa del bien común. Con el apoyo de algunas asociaciones de vecinos (principalmente las que resultan representativas, como las de la zona rural) y el apoyo a medias de otras (las urbanas son poco representativas y llevan años controladas por la misma izquierda que apoya la ilegal regasificadora del Musel, o que acepta sin rechistar las pretensiones contaminantes de Arcelor-Mittal).

Recapitulemos. Dentro del inmenso latrocinio de la innecesaria y dañina ampliación del Musel, el PSOE inició y el PP mantuvo una regasificadora ilegal y peligrosa, además de innecesaria. Tras el espectacular dispendio, nunca pudo entrar en funcionamiento.

Todavía el pasado mes de noviembre los tribunales exigieron su derribo.

A iniciativa de Josechu-Marichu Pérez (PSOE), el Ayuntamiento de Gijón se permitió el pasado febrero pedir al Gobierno central el «desbloqueo, con carácter urgente, de la planta regasificadora de El Musel» (sic). El desvergonzado disparate contó con el apoyo del gobernante Foro-FAC y de ese otro desvergonzado disparate que es el partido político Ciudadanos. Los concejales de Podemos (Xixón Sí Puede) e Izquierda Unida votaron en contra del acuerdo; pero como cuando quieren imponen su voluntad a Carmen Moriyón, resulta difícil tomarse su oposición en serio.

La manifestación de ayer se hizo contra tanto dislate, contra tanta decisión contraria a Gijón y a los gijoneses, contraria a derecho y al sentido común. En un tiempo como el nuestro, con un pueblo aborregado y perezoso cuya actividad viene a reducirse a la virtual en los foros de Internet y las redes sociales, el Ayuntamiento debería tomar nota. Los gijoneses que se mueven, se mueven contra la oligarquía local. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Carnaval eléctrico: el oligopolio que nos saquea

Oligopoly
Vamos a reproducir un artículo de infoLibre. Medio que no recomendamos en absoluto: al contrario. Tampoco recomendamos ABC, El País o The Daily Telegraph, por ejemplo, pero también reproducimos contenidos suyos cuando resultan de interés. Como es el caso.

Liberalismo de mamandurria

Aurelio Modrego Oro
Publicada 08/02/2017 a las 06:00. Actualizada 22/02/2017 a las 17:22

La empresa nacional de electricidad —ENDESA— nació (1944) en la España autárquica del franquismo. Durante décadas coexistió con otras eléctricas privadas: Iberduero, Hidroeléctrica Española y otras. Constituían un oligopolio de facto en el que uno de sus actores era público.

Con el gobierno socialista de F. González, Endesa fue privatizada parcialmente, pero es con Aznar (1997) y en aplicación de su credo liberal, cuando se acelera el desmantelamiento del sector público: Endesa, Telefónica, Repsol; Tabacalera, Argentaria… pasan a ser empresas privadas. El Estado se quedará sólo con el 3% del capital; y ahora el sector eléctrico sigue siendo oligopolio, pero con menos jugadores y todos privados.

En España, las compañías eléctricas con las tarifas reguladas y enormes beneficios anuales se convirtieron en objeto de deseo para los gigantes del sector. Así en 2005 y años siguientes se suceden OPAS alternativas sobre Endesa. Grupos energéticos como Gas Natural, Eon, Acciona, Enel, pugnaron por llevarse Endesa y finalmente (octubre 1997), la estatal italiana Enel y Acciona logran el 92% del capital.

Enel pagó 65000 millones de euros por el control de Endesa y la convirtió en su filial. Separó su actividad exterior, la desmembró y se dispuso a recuperar rápido el dinero que había invertido. En octubre de 2014 Endesa repartió un dividendo extraordinario de ¡14600 millones de euros! Esa cifra estratosférica equivalía a la mitad de su capitalización (y para poder hacerlo pidió dinero a crédito y tomó préstamos de inversores), pero nadie alzó la voz contra semejante irracionalidad de «mercado libre». En 2015 y 2016 ha repartido la totalidad de sus beneficios y sigue recibiendo el aplauso de analistas económicos. En mi opinión, eso es lo más parecido a descapitalizar una empresa, pero debo tener una visión muy anticuada de las finanzas.

En nuestro país, y desde siempre, el oligopolio cobra a precio muy alto los Kw-h producidos, cuyo coste real las eléctricas nunca han justificado ni permitido auditar. En el recibo de luz, los costes regulados (moratoria nuclear, prima a las renovables, transporte y distribución, término de potencia…) siempre son admitidos por los gobiernos de uno y otro signo y llevan al resultado de tener la energía mas cara entre los países europeos desarrollados. Y si decides apagar algunas bombillas o gastar menos en calefacción, sólo estarás ahorrando sobre el 35% del coste del recibo. En pocas palabras, imposible escapar.

Durante años, la tarifa eléctrica (el precio por Kw/h que cobran las compañías suministradoras) fue regulada, es decir Gobierno y empresas acordaban el precio que iba a regir. Pero en 1997, del cerebrito del Sr. Piqué i Camps —a la sazón Ministro de Industria— surgió el invento de los costes de transición a la competencia o CTC. Con ellos, afirmaban, llegaría la liberalización del mercado y la libre competencia triunfaría (paradigma liberal). Estos CTC supusieron para el oligopolio unos ingresos extras de 1,9 billones de pesetas a recibir en los diez años siguientes, si bien realmente se redujeron a 1,65 billones, que tampoco estaba mal.

Años más tarde otro sibilino invento, el llamado «déficit de tarifa» (o diferencia entre lo que cobran por suministrar electricidad y lo que cuesta producirla), según las compañías, claro. Nunca ha sido probado tal déficit, al no haber sido auditado. No obstante, ese déficit de tarifa fue aprobado por ley y cada año el Estado (nosotros los ciudadanos) adeudaba mas a las compañías hasta llegar a la cifra de 25000 millones de euros que pagaremos los consumidores en años venideros con el recibo de la luz.

Y para culminar el atraco continuado, eso del sistema de subastas de electricidad trimestrales que pasó a ser diario después de que en las Navidades de 2013 los precios de la luz subiesen hasta las nubes. Esta subasta diaria (necesaria y transparente al decir de la patronal UNESA) ha llevado de nuevo los precios a la altura de la nube anterior o tal vez más arriba en este frío enero de 2017 que vivimos.

En estas subastas diarias de energía eléctrica, pagamos todos los Kw/h comprados (TODOS) al precio marginal, es decir al precio de la energía más cara y que entra la última en la subasta (las de gas natural en los ciclos combinados). Así que, cuanto más ineficientes se muestran las empresas, mayores beneficios obtienen. ¡Viva este liberalismo que premia a los torpes e incompetentes!

Estos son grosso modo los rasgos sustanciales y los males de nuestro sistema eléctrico. De ahí que, cuando vemos o escuchamos a algunos políticos o tertulianos referirse a las llamadas «puertas giratorias», apuntando a antiguos presidentes o ministros de todos conocidos, no nos extrañamos de nada. Ya hemos asumido que es parte del pago por lo recibido antes. Lo constata el refranero con enorme naturalidad y acierto: «favor con favor se paga», dice el refrán.

La redacción del artículo deja bastante que desear. (En obsequio de los lectores de Voluntad se han corregido puntuación y algunos errores). Necesita alguna precisión: por ejemplo, que el «oligopolio de facto» de las eléctricas en la época del franquismo estaba controlado por el Estado, con el criterio dominante del servicio público. Garantizado éste además no sólo por la presencia de la entonces gran eléctrica estatal ENDESA, sino por la participación de instituciones públicas en otras. Viene a la memoria la destacada presencia de la extinta Caja de Ahorros de Asturias (y por lo tanto del Ayuntamiento de Gijón y de la Diputación Provincial) en la difunta Hidroeléctrica del Cantábrico. La cual, tras pasar a manos estatales portuguesas, está ahora en manos chinas. Contamina más (Gijón y Carreño pueden dar fe de ello), cuesta más, usa carbón extranjero, y apenas deja beneficio entre nosotros.

Pero en conjunto el artículo es útil. Explica de una manera razonablemente concisa el origen de la desastrosa situación actual del suministro de energía eléctrica en España.

Más bendiciones recibidas de la democracia y de la europeización. Para mantenernos entretenidos, el régimen democrático nos subvenciona ahora el cutre, faltón y artificial carnaval («antroxu», dicen) de estos días. Total, ¿qué más les da a los políticos aumentar la deuda y agotar los caudales públicos? Ellos se sentarán en el consejo de administración de alguna eléctrica, donde los dineros a repartir nunca se agotan…

Vamos a apagar la luz. Hasta el martes, si Dios quiere.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, ¿Llingua?, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Ampliación del Musel, peor (y más dañina) que el Aeropuerto de Castellón

Un tribunal de Madrid requiere a Enagás

La Nueva España, domingo 27 de noviembre de 2016

Desde hace ya años es constante el goteo de noticias sobre las irregularidades en la ampliación del Musel (que desde el principio denunciamos en Voluntad por innecesaria, además de destructiva). A veces ese goteo se acelera; luego, no se sabe (aunque se intuya) por qué clase de presiones, disminuye. Estos últimos días se encadenan unas cuantas. Tomamos tres de La Nueva España. No reproducimos todo el texto; las negritas son nuestras. Empezamos por una de hoy, retrocedemos al domingo y volvemos de nuevo a este martes.

Enagás asegura que la sentencia del Supremo no le obliga a demoler la regasificadora

La compañía prepara el envío al Tribunal de las medidas tomadas para cumplir el fallo

M.C. 29.11.2016 | 03:15

Enagás, operador logístico del sistema gasista español y propietario de la regasificadora de El Musel, insistió ayer a través de un portavoz en que los fallos del Tribunal Supremo que anularon la autorización administrativa a la planta gijonesa no obligan a la compañía a su demolición.

Los servicios jurídicos de la sociedad están redactando el informe que ha requerido a la compañía el Tribunal Supremo, en el que explicarán qué ha hecho hasta el momento Enagás para «cumplir» la sentencia que anuló la autorización administrativa de la planta por incumplir el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (Raminp), que estaba vigente cuando se inició la tramitación administrativa de la planta de regasificación. El Raminp obligaba a construirla a más de dos kilómetros de cualquier núcleo habitado, lo que no ocurre en el caso de la regasificadora.

La instalación, que nunca ha entrado en servicio, terminó de construirse en octubre de 2012 y fue una de las justificaciones que en su día se dieron para la obra de ampliación de El Musel. Actualmente la planta permanece “hibernada” por decisión del gobierno central ante la caída de la demanda de gas natural en España.

Pero la literalidad de la sentencia y del requerimiento parecen contradecir la versión que ahora da ENAGÁS.

Un tribunal de Madrid requiere a Enagás para que derribe la regasificadora

La planta del puerto de El Musel nunca entró en servicio y costó 382 millones de euros

J.M. Ceinos 27.11.2016 | 04:47

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha requerido a Enagás, S.A. (la principal compañía de transporte de gas natural en España) y al Ministerio de Industria, para que en el plazo de diez días informen por escrito a dicho tribunal sobre las actuaciones que han realizado o prevén realizar para la demolición de la planta de regasificación de gas natural del puerto exterior de El Musel, que nunca entró en servicio. Contra la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid cabe interponer recurso de reposición.

Tras las denuncias presentadas por varios colectivos ciudadanos contra la construcción de la planta de regasificación, en 2013 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló la autorización administrativa para la construcción de dicha instalación, por lo que los demandantes consideran desde entonces que la sentencia debe conducir a su demolición.

Ya en el año 2008 la plataforma contra la regasificadora advertía de que la planta incumplía el radio legal de seguridad: 2.000 metros como mínimo con las viviendas más próximas, en este caso las situadas en el barrio de El Muselín.

La planta se construyó en terrenos de la ampliación de El Musel, después del compromiso adquirido, en septiembre de 2005, por el entonces presidente del Gobierno de la nación, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. La regasificadora fue incluida en el plan energético nacional en 2006, tras haber sido excluida por los gobiernos precedentes del Partido Popular, con el argumento de que la instalación no tenía justificación, dado que en Bilbao y en la ría de Ferrol ya había regasificadoras.

La construcción de la regasificadora del puerto exterior de El Musel costó 382 millones de euros y, en su día, era una de las piezas del denominado «polo energético» de El Musel, que también se fue al traste.

La ampliación del Musel, un derroche obsceno (al que se añaden agujeros de millones y millones de euros sin justificar) para un puerto que cada día tiene menos tráfico:

La familia Ruiz de Velasco cierra sus oficinas en Gijón y Avilés

La sociedad naviera fundada en 1941 en Asturias y con sede actual en Madrid sale de Actividades Generales Portuarias

M.C. 29.11.2016 | 03:53

Ruiz de Velasco, uno de los operadores portuarios históricos en El Musel y el puerto de Avilés, va a cerrar sus oficinas en Asturias mañana miércoles y también acaba de salir del accionariado de la empresa estibadora Actividades Generales Portuarias S. L., que realiza los embarques de productos acabados de las factorías asturianas de ArcelorMittal.

Compañía de origen gijonés fundada en 1941 por Andrés Ruiz de Velasco, llegó a disponer en 1981 de una flota propia de 18 buques. La empresa cuenta actualmente con tres oficinas en España, su sede central en Madrid y las dos que va a cerrar en Asturias en Gijón y Avilés, respectivamente.

Su principal vinculación al mundo portuario asturiano era en los últimos tiempos las participaciones que tenían tanto Ruiz de Velasco S.A. como la familia Ruiz de Velasco Coca (a través de Inversora Técnica Financiera) en la estibadora Actividades Generales Portuarias, en la que estaban asociados al grupo Algeposa.

Tanto la sociedad de inversión de los hermanos Ruiz Coca como Ruiz de Velasco SA han salido a mediados de este mes del accionariado de Actividades Generales Portuarias. La salida se realizó mediante una reducción de capital de un millón de euros y una posterior ampliación de capital de 100.000 euros suscrita enteramente por Inversiones Algeposa, que ha quedado como accionista único.

En cuanto al cierre de las oficinas de Ruiz de Velasco en Gijón y Avilés, cesarán de hecho su actividad el 30 de noviembre, si bien la empresa mantendrá a uno de sus seis trabajadores hasta el cierre del ejercicio. En los últimos tiempos estas oficinas se dedicaban al despacho de aduanas y consignación de buques, fundamentalmente. Uno de sus principales clientes es Arcelor. El motivo aducido para el cierre es, al parecer, la falta de rentabilidad del negocio.

[…]

En 2006 una de las sociedades del grupo Andrés Ruiz de Velasco, Elogia, Energía y Logística, solicitó una concesión de 28.200 m2 en los muelles de La Osa para instalar una fábrica de biodiésel. No lo pudo hacer, al decantarse la Autoridad Portuaria por la oferta que presentó el grupo Jiménez Belinchón —tras abrir un trámite de competencia— aunque aquel proyecto nunca llegó a ejecutarse, renunciando la adjudicataria tras haber colocado la primera piedra.

La ampliación del puerto del Musel. Un escándalo con sordina. Recientemente definido como «el mayor latrocinio de la historia de Asturias», no sólo salpica, sino que empapa, a la Port Authority (la ridícula denominación cosmopolita y democrática de la que fue benemérita Junta de Obras del Puerto). Moja también a la totalidad de los partidos políticos participantes del Gobierno autónomo y del Ayuntamiento de Gijón en las legislaturas anteriores. Especialmente a sus máximos representantes. Y a muchas fuerzas vivas locales. El castellonense Fabra, famoso por su colosal aeropuerto sin vuelos, ingresó en prisión. Si se guardase la proporción con la atrocidad del Musel (y si el Código Penal lo permitiese), los responsables de ésta deberían ser condenados a galeras para el resto de sus días…

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Medio ambiente, Política local

La gran industria farmacéutica perjudica seriamente nuestra salud

Continuamos en Voluntad con asuntos de sanidad y salud. Destacando noticias que a menudo pasan casi desapercibidas, incluso (como es el caso de la de hoy) cuando aparecen en grandes medios y por lo tanto no pueden ser acusadas de «teorías de la conspiración» marginales. Hace cuatro días aparecía ésta en el diario madrileño El Mundo:

«Los laboratorios farmacéuticos se inventan enfermedades»

(Foto Jordi Soteras)

(Foto Jordi Soteras)

Eva Dallo

Joan-Ramon Laporte es jefe del servicio de farmacología del Hospital Vall d’Hebron. Es catedrático de farmacología en la UAB y dirige la Fundación Instituto Catalán de Farmacología.

«Los medicamentos son la tercera causa de muerte tras el infarto y el cáncer, según estudios hechos en EEUU. Cada año mueren 100.000 personas por errores de medicación, y 100.000 por efectos adversos».

«La implicación de los medicamentos en patologías comunes es muy importante. Los medicamentos producen enfermedades que no se distinguen de las otras. Te pueden producir un infarto de miocardio, o que te caigas y te rompas el fémur, o un ataque psicótico».

«Sólo en Cataluña hay entre 6.000 y 9.000 fracturas de cuello de fémur al año: entre el 13 y el 14% de ellas tiene que ver con el omeoprazol y medicamentos análogos. Dificulta la absorción del calcio y las personas que lo toman habitualmente desarrollan osteoporosis. Un 8,4% de las fracturas las producen medicamentos para dormir. Más de 300 tienen que ver con antidepresivos».

«La industria farmacéutica está medicalizándolo todo. Los laboratorios se inventan enfermedades, convierten la tristeza en depresión, la timidez en fobia social o el colesterol en una enfermedad. Los lobbies farmacéuticos promueven más mentiras que medicamentos. Dicen que son más eficaces de lo que realmente son».

«Aunque los permisos de comercialización los otorga la Agencia Europa del Medicamento, cada país puede decidir si financia un determinado medicamento. En España se financian todas las novedades. Por ejemplo, hay seis medicamentos anti-neoplásicos que Gran Bretaña ha rechazado financiar y que aquí se financian».

«Cuando un medicamento sale al mercado, es tan poco conocido, porque se ha estudiado tan poco, que no estamos seguros de que no pueda tener efectos indeseados graves».

«En España nos polimedicamos. Hace 15 años se daban entre 12 y 13 recetas por persona y año. Ahora, casi 20. Por lo menos la mitad de los medicamentos que tomamos son innecesarios. Hay gente que durante toda su vida toma medicación para dormir, sin embargo al cabo de tres o cuatro semanas el cuerpo ya lo ha asimilado y es tan eficaz como el placebo».

El panorama de la industria del medicamento aquí descrito asusta, ¿verdad? Quien lo describe no es un extravagante conspiranoico, sino un miembro muy relevante de la profesión médica, especializado en farmacología.

¿Tomarán nota en el SESPA? Esperemos que sí (esperanza). Pero no lo esperamos (expectativa).

En Asturias, además, padecemos la presencia y la especial influencia de multinacionales farmacéuticas como Bayer, entre nosotros desde antes de la guerra. Que ahora amaga con unirse a Monsanto, de triste y transgénica fama. La devastadora DuPont, química y farmacéutica al igual que las dos antes citadas, también anda aquí al lado desde los tiempos socialistas de Pedrín de Silva Cienfuegos-J.

Que la Virgen de los Remedios nos libre de ellos.

Deja un comentario

Archivado bajo 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Sanidad

El necesario retorno al campo

En Voluntad siempre nos congratulamos de ver a otros defender lo que nosotros llevamos años sosteniendo. Tomamos esta noticia de El Economista del pasado día 17, y acotamos al final.

El neorruralismo impulsa la incorporación de jóvenes al campo

Eva Sereno (Zaragoza)

  • La tecnología, un aliado para adaptarse al medio rural

Joven familia rural

Tras años de migración del entorno rural al urbano, este movimiento, que ensalza la vida sencilla en el medio rural, está propiciando la incorporación de los jóvenes al campo.

Agricultura ecológica, un oportunidad de negocio

Los jóvenes vuelven a ver el medio rural como un entorno con posibilidades para vivir y desarrollar su actividad profesional. Esta vuelta se debe en gran medida a un movimiento sociológico, que se conoce como neorruralismo y que se basa en ensalzar la vida sencilla en el medio rural.

Según ha explicado Jesús Oliva, profesor Titular del Departamento de Sociología de la Universidad Pública de Navarra, este movimiento es «crucial para la incorporación de los jóvenes al medio rural y puede ser un aspecto clave para su impulso».

Oliva, quien ha participado en el V Foro Nacional de Desarrollo Rural que se ha celebrado en Feria de Zaragoza en el marco de FIMA (Feria Internacional de Maquinaria Agrícola), ha explicado que está produciendo una serie de cambios en los movimientos migratorios, de manera que se ha pasado de una etapa de éxodo rural en los años 50, en la que hubo una migración constante, a los años 80 en los que las ciudades se vieron inmersas en un periodo de crisis, lo que se denominó capitalismo desorganizado.

A raíz de ello, Oliva ha indicado que se produjeron una serie de cambios que han beneficiado al medio rural y se ha favorecido que aparezca el neorruralismo, movimiento sociológico que se está viendo en la actualidad.

Tecnología en el campo

En la jornada también ha participado José María Navarro, de la compañía telefónica Embou, quien ha incidido en la importancia de la tecnología en el medio rural, puesto que hoy en día se tiende a gestionar las explotaciones por vía telemática y se puede estar más cerca del consumidor, siendo preciso para ello la conectividad.

Navarro ha puesto de manifiesto la apuesta de Masmóvil por el campo con el proyecto de Embou para tratar de romper la brecha digital entre el medio rural y el medio urbano y dar servicio en las zonas rurales de Aragón.

Y es que, según ha explicado, la tecnología móvil, la sensórica, tecnología satélite… permiten una mejora de la gestión de las explotaciones agrarias, pudiendo optimizar la toma de decisiones y anticiparse a posibles problemas.

Adaptarse al mundo rural

Tras su intervención, han participado seis jóvenes agricultores que han contado cómo han adaptado su forma de vida al mundo rural y cuáles han sido las virtudes y defectos de este proceso.

Todos ellos han coincidido en resaltar la importancia de la desmitificación de los clichés relacionados con el mundo rural. Además, han apuntado que es labor de todos dar a conocer la realidad del mundo rural y la importancia del sector para toda la sociedad.

El foro ha sido clausurado por Joaquín Olona, consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón; Baldomero Segura, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Agrónomos; y Ángel Jiménez, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco.

El V Foro Nacional de Desarrollo Rural -que ha sido organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco y la Red Rural Nacional a través de su Plan de Acción, cofinanciado por FEADER-, ha contado con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón.

Además, ha sido patrocinado por Bantierra, Banco Santander, Caja de Ingenieros, Feria de Zaragoza, FIMA y John Deere, y ha tenido la colaboración de la Alianza Agroalimentaria Aragonesa.

En líneas generales, esta noticia es esperanzadora y se puede estar de acuerdo con casi todo lo expresado en ella. Causa cierta perplejidad ver entre los patrocinadores del V Foro Nacional de Desarrollo Rural al Banco Santander, impulsor de la economía más destructiva y urbanizante. Y cierta incomodidad la presencia (invevitable, por otra parte, en el marco de la FIMA zaragozana) de John Deere, fabricante y distribuidor de maquinaria agrícola casi siempre innecesaria (en Asturias especialmente) e incompatible con un uso racional de la tierra. Así como una insistencia en la tecnología que, si puede resultar útil, también puede conducir a una «urbanización» del campo completamente indeseable o, como en el caso del control de cultivos vía satélite, al enfoque «industrial» incompatible con la vida campesina.

Debe hacerse posible el retorno al campo sin nuevas tecnologías, para aquellos que opten por ello. Debe dejar de acosarse al agricultor tradicional con burocracias asfixiantes y fiscalidad desbocada. Y debe dejar de acosarse al medio rural con Planes Generales de Ordenación torpes y especuladores. Así, para empezar, tantos asturianos y otros españoles que aún disponen de casas y fincas en el campo podrán volver a ellas, salir de las listas del paro y llevar una vida plena.

¿Lo veremos?

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local, Villaviciosa

¿Se aleja el peligro Eucalyptus Nitens?

Para una vez que las autoridades responsables lo habían sido de verdad, pareció peligrar su decisión por la persistencia de la empresa ENCE (Energía & Celulosa), multinacional muy bien relacionada en los ámbitos políticos asturianos, que recurrió a los tribunales para poder seguir plantando Eucalyptus Nitens (eucalipto brillante, una especie particularmente peligrosa) en Asturias. Lo cuenta Ecoticias.com:

Un tribunal confirma que el eucalyptus nitens es muy peligroso para la biodiversidad en Asturias

En esa sentencia, la Audiencia Nacional rechaza el recurso de ENCE frente a una denegación de plantación de Eucalyptus Nitens en un vivero de plantas en la margen derecha de la ría de Navia por parte de la Demarcación de Costas y se condena a la empresa al pago de las costas.

306_ELDN_OcalitosRecientemente se ha conocido la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional de 10 de julio de 2015 sobre un recurso de ENCE frente a una denegación de plantación de Eucalyptus Nitens por parte del Ministerio de Agricultura en Navia, Asturias.

En esa sentencia, la Audiencia Nacional rechaza el recurso de ENCE frente a una denegación de plantación de Eucalyptus Nitens en un vivero de plantas en la margen derecha de la ría de Navia por parte de la Demarcación de Costas y se condena a la empresa al pago de las costas.

En la sentencia se asumen los argumentos del Gobierno del Principado de Asturias y del Comité Científico del Ministerio sobre especies silvestres que básicamente son los siguientes:

  • El E. nitens es una especie expansiva, con alto riesgo de invasión.
  • Es muy peligrosa para el mantenimiento de la biodiversidad y la funcionalidad de los ecosistemas.

El eucalipto nitens es un cultivo forestal que supone un grave peligro para el resto de bosques asturianos que hasta ahora no se veían afectados por la plaga de los eucaliptos globulus (que es el eucalipto que hasta ahora se plantó para uso de las papeleras) por encontrarse protegidos por la altura, protección que de llevarse a cabo esta plantación no existiría y se pondría en serio peligro a los bosques del interior.

«Desde la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies celebramos esta sentencia e insistimos en la necesidad de que las administraciones públicas asturianas vigilen con celo que esta especie no se plante, ni que se pueda llegar a extender de forma natural por algunas zonas de la región, como otras plantas invasoras. En la actualidad en Asturias sólo hay unas pocas hectáreas de ocalito nitens plantadas sin autorización en los concejos occidentales limítrofes con Galicia; esta sentencia resulta clara sobre el futuro de estas plantaciones de esta especie y cierra de momento los proyectos de más plantaciones de nitens. Asimismo exigimos también que no se permita la plantación de más superficie que la existente de Eucalyptus Globulus (la especie de eucalipto [ahora] común en Asturias) y que en la próxima revisión del Plan Forestal de Asturias se limite la presencia de esta especie forestal en nuestra región y se fomente la conservación y desarrollo de las especies forestales, los bosques y los demás ecosistemas autóctonos».

Otras entradas de Voluntad sobre el problema de los eucaliptos en Asturias:

Deja un comentario

Archivado bajo Medio ambiente, Política local

El precio de la leche

G.K. Chesterton ordeñando vacaNuevamente la redacción de  Voluntad se felicita de encontrar que sigue compartiendo aficiones y preocupaciones con el gran escritor Juan Manuel de Prada. En esta ocasión, también con referencia a G.K. Chesterton. De la leche y el sector lácteo nos ocupamos con frecuencia en este cuaderno de bitácora. De los deletéreos efectos de la Unión Europea para Asturias y para España entera, también. Contundentemente lo hace De Prada en su columna de ABC ayer sábado:

El precio de la leche

La crisis del sector lácteo nos permite ilustrar la perversidad del cínicamente llamado «libre mercado», cuyo único fin es despojar a los pequeños propietarios y favorecer la concentración de la riqueza en unas pocas manos. Pues, como nos advirtiera Chesterton, el capitalismo es un gran amigo de la propiedad… ajena; amistad que, en una economía «global», se ha intensificado de un modo pavoroso, inconcebible para el propio Chesterton, que sin embargo no se cansó nunca de advertirnos de que el mayor enemigo de la libertad personal y política era la concentración: concentración de riqueza en el capitalismo; concentración del control de recursos en el comunismo.

Por supuesto, la Unión Europea fue concebida para imponer una economía esclavizante que favoreciese la concentración. Para ello, estableció una serie de requisitos abusivos y controles sanitarios costosísimos (y, en gran medida, innecesarios) concebidos para que las familias de ganaderos se arruinasen. Por si todavía alguna familia de ganaderos había logrado sobrevivir, los bellacos de la Unión Europea urdieron un sistema de «cuotas» que contribuía a destruir todavía más la economía tradicional, obligando a países como España, que podían autoabastecerse de leche, a destruir una parte de su producción (y, por lo tanto, a reducir su cabaña ganadera). Y, para rematar la faena, se subvencionó a las familias de ganaderos a las que no se dejaba producir; y es que (como bien saben estos bellacos) la subvención es la muerte definitiva de la economía tradicional, pues al matar el incentivo para trabajar convierte la propiedad productiva en improductiva. Todas estas medidas impuestas por la Unión Europea son, por supuesto, contrarias a esa engañifa del laissez faire con que los partidarios del «libre mercado» se llenan la boca (para hacer gárgaras); pero no existe construcción del capitalismo sin destrucción y expolio de la propiedad, y un capitalismo transnacional exige destrucción y expolio a mansalva.

Pero algunos ganaderos lograron sobrevivir, organizándose en cooperativas, que son el único medio a través del cual la economía tradicional puede defenderse ante la dentellada del capitalismo; pues, frente la propiedad concentrada en unos pocos, el cooperativismo propugna la propiedad para todos a la vez (o sea, una propiedad con una función verdaderamente social). Entonces los bellacos de la Unión Europea abolieron el sistema de «cuotas»; pero no lo hicieron para restaurar lo que antes habían destruido, sino para permitir que las grandes corporaciones anegaran el mercado con una leche tirada de precio que destruyera definitivamente a los ganaderos resistentes, abocándolos a la ruina (que, por supuesto, los bellacos mitigarán a su estilo diabólico, que consiste en repartir subvenciones). Por supuesto, esta leche tirada de precio es de ínfima calidad; pero los bellacos que impusieron a los ganaderos requisitos abusivos para arruinarlos dejan ahora que las grandes superficies vendan leche en polvo aguada sin traba alguna.

Si nuestros gobernantes quisieran ayudar a los ganaderos frente al expolio de estos bellacos lo tendrían muy sencillo. Les bastaría con aplicar esa Constitución con la que no dejan de llenarse la boca (para hacer gárgaras), en donde se proclama la función social de la propiedad privada (art. 33) y se establece que los poderes públicos asegurarán la protección económica de la familia (art. 39) y fomentarán las cooperativas y el acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción (art.129). Pero tal vez nuestros gobernantes militen en el bando de los bellacos, o simplemente sean sus felpudos; cosa que, desde nuestra candidez, siempre habíamos sospechado.

Como seguramente Juan Manuel de Prada sepa o sospeche, esas citas de la nefasta y cambiante Constitución de 1978 están en la línea del «Estado social y democrático de Derecho» de su Art. 1. La expresión, al parecer, la había acuñado Dionisio Ridruejo. Obra de postfalangistas fue, en gran medida, el texto de esa constitución. Y sus propósitos sociales fueron tan efectivos y duraderos como la voluntad de Imperio que por herencia falangista figuraba en los textos constitucionales (Leyes Fundamentales) del régimen anterior.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Justicia social, Villaviciosa