Archivo de la etiqueta: leche

La venta directa de leche cruda, ¿un poco más cerca?

Pues sí y no. La web RedQueserías.org (Queserías de campo y artesanas. Red española) resume bien la normativa vigente y los cambios previstos. Como ellos mismos dicen en su página de Facebook, es paradójico que aun ALCANZANDO LOS MISMOS OBJETIVOS SANITARIOS, se permita la venta en establecimientos con registro sanitario y se prohíba a ganaderos. Queremos venta directa de leche, ya.

Venta de leche cruda para consumo

Publicado por: Ángel Nepomuceno Sánchez
Publicado el: 23 mayo, 2017

En España la venta de leche cruda para consumo humano está permitida sólo si se comercializa desde un establecimiento autorizado con registro sanitario (ej.: quesería)

En la actualidad en España no se permite la venta directa de leche cruda para consumo humano desde explotación de ordeño al consumidor final. Sin embargo, nada impide la venta de leche cruda para consumo humano desde un operador o transformador lácteo (que tenga registro sanitario). Así, por ejemplo, una quesería con registro sanitario puede vender leche cruda para consumo humano directo. Un productor que tenga su propio ganado de ordeño y una quesería, no podría vender leche cruda desde la explotación de ordeño pero sí podrá hacerlo desde su quesería (si en la actualidad está autorizado para elaborar queso, tendrá que solicitar ampliación de actividad para poder vender leche cruda).

Los requisitos para poder vender leche cruda para consumo humano directo desde una empresa láctea se describen en el Reglamento (CE) Nº 853/2004, y básicamente consiste en que la explotación de la que procede la leche cumpla los criterios de medias geométricas de gérmenes (y de células somáticas, si es leche de vaca), y que cumpla los criterios relativos a Brucelosis/Tuberculosis. Además, tendrá que considerar, como para cualquier otro producto lácteo, el control de peligros en le venta de esta leche (plan de autocontrol, con aplicación de criterios de flexibilidad). En este sentido, la guía europea en la que ha trabajado QueRed, contempla este producto, por lo que os será muy útil para el control de peligros en la venta de leche cruda para consumo humano directo.

En la actualidad, desde Aecosan se está trabajando para elaborar un proyecto normativo que regule la venta de este producto. Desde QueRed se han presentado alegaciones y consideraciones. Esperemos que el texto normativo sea aceptable.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Sanidad, Villaviciosa

Un recordatorio siempre oportuno: la leche, que sea de verdad

Saben los seguidores de Voluntad que aquí le damos mucha importancia a la leche. Es natural: somos asturianos de los de antes. Para comprobarlo bastará un repaso a nuestras entradas antiguas (hay un útil motor de búsqueda en la columna lateral derecha) y a nuestros tuits. Como estos días vemos que arrecia la publicidad de los sucedáneos de la leche, además de continuar la omnipresencia comercial de la leche esterilizada o de larga duración (UHT, prácticamente materia inerte sin las propiedades beneficiosas de la leche de verdad) recuperamos de la región vecina una interesante entrevista de hace casi año y medio, publicada en Campo Galego. Aun sin darle enteramente nuestra bendición, su lectura resulta muy útil.

«Las leches vegetales son un engaño publicitario, sus propiedades no son comparables a las de la leche de vaca»

Entrevista a Carlos Spuch Calvar, investigador del Instituto de Investigación Biomédica del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo.

David Glez. Eirexas – 03/12/2015

Carlos Spuch Calvar. Autor: Universidade de Vigo

Carlos Spuch es investigador desde hace más de una década en el Instituto de Investigación Biomédica del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo. Está especializado en enfermedades neurológicas y degenerativas y en como la alimentación afecta a esas enfermedades. Acaba de participar en la Semana Gandeira de Mazaricos para apoyar con datos científicos los beneficios del consumo de la leche, en especial de la leche pasteurizada, «un alimento completo y con numerosos efectos beneficiosos sobre nuestra salud».

¿Qué beneficios aporta el consumo moderado de leche?

Por ejemplo, el tomar leche caliente antes de acostarse aporta triptófano, un aminoácido esencial, que incrementa los niveles de serotonina en el cerebro y proporciona la sensación de placer, favoreciendo la entrada en un sueño de calidad. También está comprobado que la leche, y en especial la leche entera pasteurizada, ayuda a recuperar la flora intestinal, reduce las infecciones por bacterias malas como el Helycobacter Pylori y mejora las diarreas producidas por antibióticos.

Además, el consumo diario de leche tiene efectos anticancerígenos y protectores, sobre todo para cáncer de próstata, de mama, de ovarios y colon-rectal. Y para los deportistas es el alimento ideal, ya que tiene una alta concentración de proteínas.

Por otra parte, está demostrado que consumir leche habitualmente reduce la hipertensión arterial.

En este sentido, una de las líneas de trabajo en la que quiero trabajar es en los efectos beneficiosos de la leche para reducir la inflamación de células cerebrales, así como sus efectos antiproliferativos de células tumorales en el cerebro.

¿Son comparables las propiedades nutricionales de la leche de vaca con las llamadas «leches» vegetales?

No son comparables, la leche de vaca es mucho mejor. De hecho, la leche de vaca es imposible de replicar en laboratorio por la cantidad de vitaminas, factores de crecimientos, nutrientes etc.; mientras que las mal llamadas leches vegetales es muy sencillo replicarlas.

Los zumos de soja, avena etc., no son leche. Que los fabricantes les llamen leche es un engaño publicitario y no entiendo como no interviene el Ministerio correspondiente para obligarles a cambiar el nombre.

¿A qué obedece la campaña contra el consumo de leche de vaca?

Es algo que no me explico. Hace 8.000 años que en Europa tomamos leche y en los últimos 20 años se cambió todo. Lo lógico es que se consuman los productos locales, como la leche para apoyar a nuestros ganaderos y a nuestro rural, y no los jugos vegetales elaborados a partir de soja u otros vegetales, procedentes, en gran medida, de la deforestación de la Amazonía. Y desde el punto de vista nutricional, no hay comparación con la riqueza de la leche de vaca.

¿Qué se debería hacer para contrarrestar esta campaña contra la leche de vaca?

Creo que la Administración debería publicitar más la calidad de los productos lácteos gallegos*. Es algo que se ha hecho, por ejemplo, con el vino: gracias a las campañas de información a la opinión pública hoy casi todos los consumidores conocen y valoran las propiedades beneficiosas de un consumo moderado de vino. Se deberían dar a conocer a la opinión pública a través de campañas de información los numerosos estudios científicos que avalan las propiedades beneficiosas del consumo de leche.

Algo que tenemos pendiente en España es crear una interrelación entre investigadores, ganaderos, consumidores, industria y Administración para defender al sector lácteo y las propiedades de la leche. Si cooperamos todos podemos aportar algo positivo para el sector.

En los últimos años se han disparado en España los casos de intolerancia a la lactosa. ¿A qué se debe esta proliferación?

Es cierto que las consultas de pediatría están ahora llenas de gente intolerante a la lactosa y al gluten. Lo más fácil para el médico es retirar la leche sin averiguar realmente las causas.

Porque en la mayoría de los casos en Europa la leche no es el problema de las inflamaciones intestinales, sino más bien la solución, sobre todo la leche pasteurizada.

Para consumir leche necesitamos una enzima, la lactasa, que está en el intestino y en las bacterias, los lactobacilus. El problema es que consumimos demasiada leche UHT y al tomarla durante muchos años y mucho tiempo acaba destruyendo flora bacteriana como los lactobacilos. Por eso, un vaso de leche pasteurizada es muy recomendable y tan efectivo o más que los yogures o demás derivados lácteos que nos venden con lactobacilos.

No es casual que la implantación del sistema UHT en España durante los últimos veinte años coincida con un aumento de las intolerancias a la lactosa, debido a que al calentarla a 138 grados tanto la caseína como el triptófano se alteran, de forma que se reduce el efecto beneficioso tanto sobre la flora intestinal como el efecto placentero. El sistema UHT es muy bueno desde el punto de vista comercial, ya que permite transportar la leche a mercados lejanos y conservarla durante varios meses. Pero en Galicia y en España deberíamos volver a la leche pasteurizada, mucho más beneficiosa y nutritiva, y que podemos conservar en la nevera durante varios días.

Estuve viviendo en Suecia, uno de los mayores consumidores de leche del mundo, y toda la leche que se vende es pasteurizada y procede de granjas suecas. Además, no se retira tanta grasa de la leche como en España.

¿Pero no es mala la grasa de la leche para la salud?

La grasa de la leche es buenísima, al mismo nivel que la grasa de pescado. De hecho la grasa de la leche tiene un equilibrio óptimo entre ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. El problema en España es que se le retira demasiada grasa a la leche. De hecho, en los países nórdicos la leche desnatada es como nuestra leche entera y es toda pasteurizada, y no existen prácticamente problemas de intolerancias a la lactosa.

Lo hemos venido sosteniendo en Voluntad. La leche comercial, sólo pasteurizada. De mínima pasteurización, a ser posible. De producción local y con toda su grasa. Pero también debemos retornar a la venta directa de leche cruda por los ganaderos, como siempre se hizo, para quien quiera comprarla. Y estimular la ganadería ecológica (esto es, la tradicional) contra la convencional actual de «Frankenvacas» importadas, estabuladas y medicadas.

Los quesos, siempre de leche cruda. La pasteurización los mata.

¿Por qué no se empieza por dispensar leche de verdad en los comedores escolares y en los centros hospitalarios?

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 07.- Enseñanza, Carreño, Medio ambiente, Política local, Sanidad, Villaviciosa

Veganos, animalistas e infanticidas

Este martes, fiesta de Todos los Santos, había en la gijonesa Plaza del Parchís un puesto de aspecto tan cutre y sucio como el de los sujetos que lo rodeaban. Pretendía promover el veganismo (y el animalismo, otro subproducto ideológico que le va ligado, y que nada tiene que ver con el legítimo amor a los animales), ese disparate que va más allá del vegetarianismo y elimina de la dieta no sólo la carne y el pescado, sino hasta los lácteos, los huevos, la miel… Algunos veganos van tan lejos que llegan a causar la muerte de sus mascotas alimentándolos a su manera: a los gatos, por ejemplo, que son carnívoros puros.

Pero también hacen enfermar a los niños. O les desean la muerte, como recientemente hemos visto hacer a los antitaurinos con un niño enfermo de cáncer y aficionado a la fiesta brava. Lo cual no deja de ser paradójicamente consecuente: en su Weltanschauung progre, el infanticidio (el aborto) y la llamada eutanasia están tan presentes como el animalismo. A lo que los de hoy añadían el «billingüismu» en sus letreros: «veganismo/veganismu»…

Incluso en un medio del sistema, ABC, aparecía esta noticia el pasado 28 de octubre:

Expertos alertan del aumento de niños con déficits neurológicos por las dietas sin carne

Pediatras y nutricionistas aconsejan en una guía a las familias que no eliminen de la dieta de sus hijos determinados productos sin consultarlo antes con el médico

Los menús escolares cada vez tienen más en cuenta los aportes nutricionales - ABC

Los menús escolares cada vez tienen más en cuenta los aportes nutricionales – ABC

ESTHER ARMORA / Barcelona

Las modas alimentarias ya han empezado a impactar en la salud de la población. Pediatras y expertos en nutrición han encendido la luz de alerta sobre los riesgos de las dietas restrictivas (que excluyen de los menús la leche, la lactosa, el gluten o la carne) que cada vez más familias imponen a sus hijos, fruto de sus convicciones personales o de la información que reciben sin consensuarla antes con los médicos. El doctor Francisco Javier Martín, responsable del Servicio de Gastroenterología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, ha afirmado esta mañana en la presentación del X Informe FAROS, que en los últimos años se ha detectado un aumento de niños con déficits neurologicos como consecuencia de la no ingesta de carne.

«Hay cada vez más familias que imponen dietas veganas (sin carne) a sus hijos, lo que les causa un déficit importante de vitamina B12, que afecta negativamente a su posterior desarrollo neurológico», advierte el experto y recomienda a los padres que «no destierren de los menús de sus hijos alimentos de gran aporte nutricional sin consultarlo antes con un especialista».

Sin leche, a la mínima molestia digestiva

«Al mínimo síntoma de malestar digestivo, muchos padres optan por dejar de proporcionar leche a sus hijos, porque dan por sentado que es fruto de una intolerancia a este producto tan demonizado», asegura el gastroenterólogo del Sant Joan de Déu y advierte del error que eso supone. «Si eliminas la leche del menú de tus hijos en una etapa de crecimiento sin que te lo aconseje un especialista fruto de una intolerancia o alergia, tu decisión está condicionando el correcto desarrollo de tu hijo», advierte Martín.

Basándose en la misma premisa, los expertos que han participado en la elaboración del X Informe FAROS, una guía para mantener una alimentación saludable, alertan sobre el peligro de perpetuar ciertos mitos alimentarios como que la lactosa o el gluten son perjudiciales. «Si alimentas a tu hijo sin gluten sin que sea celíaco le estás negando nutrientes que necesita de manera gratuita y sin ningún sentido», precisa la doctora Marta Ramón, responasble del Servicio de Endocrinología del Hospital Sant Joan de Déu.

La dieta mediterránea, una buena opción

En el informe, basado en las encuestas realizadas a 3.000 padres y profesores y elaborado en colaboración con la Fundación Alicia, los expertos señalan la necesidad de que las familias que decidan imponer a sus hijos una dieta vegana consulten su decisión con un nutricionista para que evalúe si es necesario completar la alimentación de sus hijos con suplementos vitamínicos.

Un año más los expertos destacan la dieta mediterránea como una buena opción alimentaria. «Desde el punto de vista nutricional es muy equilibrada, además contiene grasas beneficiosas para la salud, como las que aporta el aceite de oliva y el pescado», subraya Ramón.

En la rueda de prensa de presentación del informe han participado también Jaume Pérez Payarols, director de Innovación del Hospital Sant Joan de Déu; Steve Abrams, miembro de la Academia Americana de Pediatría y Alba Adot, dietista-nutricionista de la Fundación Alicia.

Penas de cárcel para los padres en Italia

Italia ha dado un paso más para proteger a los niños de las malas decisiones alimentarias de sus familias después de que un niño de Génova estuviera varios días en coma debido a las carencias en vitaminas fundamentales derivadas de una dieta de estas características. En este sentido, el Parlamento italiano tramita un proyecto de ley que plantea penas de cárcel para aquellos padres que alimenten a sus hijos con dietas veganas.

(Parece que, por una vez, en la disparatada República Italiana puede abrirse paso una propuesta sensata).

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, 07.- Enseñanza, ¿Llingua?, Sanidad

¿Qué fue de San Miguel?

1973, último año en que VOLUNTAD informó sobre la Feria de San Miguel al día siguiente, 30 de septiembre. En 1974 el día 30 correspondia a la Hoja del Lunes; en 1975 este periódico desaparecería, víctima de los manejos de Emilio Romero en la «Transición».

1973, último año en que VOLUNTAD informó sobre la Feria de San Miguel al día siguiente, 30 de septiembre. En 1974 el día 30 correspondía a la Hoja del Lunes; en 1975 VOLUNTAD desaparecería, víctima de los manejos de Emilio Romero en la «Transición».

Este año a la Feria de San Miguel no la perjudicó la lluvia. Pero es que tampoco se acogió a San Miguel. La fiesta del Arcángel (más concretamente, la de la dedicación de su iglesia romana; tiene más festividades) fue ayer 29 de septiembre (y sólo suya, pues la del arcángel San Gabriel es el 24 de marzo, y la de San Rafael el 24 de octubre).

Parece que los «ayuntamientos democráticos» le tengan manía a San Miguel. No es extraño, pensando en a quien, en última instancia, sirven. En fin, el sustituto de su feria, AGROPEC, «Feria del Campo y de las Industrias Agrícolas, Ganaderas y Forestales» se celebró en el recinto de la Feria de Muestras los pasados días 25, 26 y 27 de septiembre.

AGROPEC 2015Sufrió la inauguración por la consejera soba-osos, la política/parásita profesional y permanente María Jesús Álvarez González (PSOE), acompañada de un séquito más bien deslucido, como es democrática costumbre. Alguno habrá recordado con nostalgia los tiempos post-imperiales, con aquel gallardo concejal (más tarde demócrata sobrevenido y alcalde socialista consorte), el difunto Daniel Palacio, de riguroso uniforme de F.E.T. y de las J.O.N.S. (cuando ya nadie más lo usaba).

En fin. Además de las fechas, se echó de menos que se diera una mayor importancia a la Exposición de la Huerta Gijonesa, y a las especies autóctonas. La presencia de las alóctonas es excesiva. Por ejemplo, de las frankenvacas, esos seres deformes, feos y endebles que ahora hacen pasar por vacas lecheras, antieconómicas y antibióticas. Pobres frisonas, tan inhumanamente seleccionadas, criadas, alimentadas, preñadas, ordeñadas y estabuladas.

Frankencows del Dr. Vakenstein
En serio: AGROPEC o, mejor, la Feria de San Miguel, es importante. Puede y debe serlo más. Nos congratulamos de su recuperación hace unos años, y de su supervivencia. Pero es manifiestamente mejorable. Su potencialidad educativa se desperdicia por completo (para su uso escolar debería celebrarse en sus fechas correspondientes, que suelen ser lectivas). Podría también ser de verdad un escaparate del campo y de las faenas agrícolas y ganaderas a las que muchos gijoneses podrían y deberían retornar, como solución razonable a la crisis laboral y a las condiciones de vida en constante empeoramiento. Y una ayuda de verdad a la zona rural, tan maltratada.

(Y, por ejemplo, podría ser también una plataforma de promoción y recuperación de la venta directa de leche, que tantos beneficios traería. Sobre todo si no procede de frankenvacas, sino de vacas que pasten y no conozcan la soja ni los piensos compuestos).

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Medio ambiente, Política local, Sanidad

El precio de la leche

G.K. Chesterton ordeñando vacaNuevamente la redacción de  Voluntad se felicita de encontrar que sigue compartiendo aficiones y preocupaciones con el gran escritor Juan Manuel de Prada. En esta ocasión, también con referencia a G.K. Chesterton. De la leche y el sector lácteo nos ocupamos con frecuencia en este cuaderno de bitácora. De los deletéreos efectos de la Unión Europea para Asturias y para España entera, también. Contundentemente lo hace De Prada en su columna de ABC ayer sábado:

El precio de la leche

La crisis del sector lácteo nos permite ilustrar la perversidad del cínicamente llamado «libre mercado», cuyo único fin es despojar a los pequeños propietarios y favorecer la concentración de la riqueza en unas pocas manos. Pues, como nos advirtiera Chesterton, el capitalismo es un gran amigo de la propiedad… ajena; amistad que, en una economía «global», se ha intensificado de un modo pavoroso, inconcebible para el propio Chesterton, que sin embargo no se cansó nunca de advertirnos de que el mayor enemigo de la libertad personal y política era la concentración: concentración de riqueza en el capitalismo; concentración del control de recursos en el comunismo.

Por supuesto, la Unión Europea fue concebida para imponer una economía esclavizante que favoreciese la concentración. Para ello, estableció una serie de requisitos abusivos y controles sanitarios costosísimos (y, en gran medida, innecesarios) concebidos para que las familias de ganaderos se arruinasen. Por si todavía alguna familia de ganaderos había logrado sobrevivir, los bellacos de la Unión Europea urdieron un sistema de «cuotas» que contribuía a destruir todavía más la economía tradicional, obligando a países como España, que podían autoabastecerse de leche, a destruir una parte de su producción (y, por lo tanto, a reducir su cabaña ganadera). Y, para rematar la faena, se subvencionó a las familias de ganaderos a las que no se dejaba producir; y es que (como bien saben estos bellacos) la subvención es la muerte definitiva de la economía tradicional, pues al matar el incentivo para trabajar convierte la propiedad productiva en improductiva. Todas estas medidas impuestas por la Unión Europea son, por supuesto, contrarias a esa engañifa del laissez faire con que los partidarios del «libre mercado» se llenan la boca (para hacer gárgaras); pero no existe construcción del capitalismo sin destrucción y expolio de la propiedad, y un capitalismo transnacional exige destrucción y expolio a mansalva.

Pero algunos ganaderos lograron sobrevivir, organizándose en cooperativas, que son el único medio a través del cual la economía tradicional puede defenderse ante la dentellada del capitalismo; pues, frente la propiedad concentrada en unos pocos, el cooperativismo propugna la propiedad para todos a la vez (o sea, una propiedad con una función verdaderamente social). Entonces los bellacos de la Unión Europea abolieron el sistema de «cuotas»; pero no lo hicieron para restaurar lo que antes habían destruido, sino para permitir que las grandes corporaciones anegaran el mercado con una leche tirada de precio que destruyera definitivamente a los ganaderos resistentes, abocándolos a la ruina (que, por supuesto, los bellacos mitigarán a su estilo diabólico, que consiste en repartir subvenciones). Por supuesto, esta leche tirada de precio es de ínfima calidad; pero los bellacos que impusieron a los ganaderos requisitos abusivos para arruinarlos dejan ahora que las grandes superficies vendan leche en polvo aguada sin traba alguna.

Si nuestros gobernantes quisieran ayudar a los ganaderos frente al expolio de estos bellacos lo tendrían muy sencillo. Les bastaría con aplicar esa Constitución con la que no dejan de llenarse la boca (para hacer gárgaras), en donde se proclama la función social de la propiedad privada (art. 33) y se establece que los poderes públicos asegurarán la protección económica de la familia (art. 39) y fomentarán las cooperativas y el acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción (art.129). Pero tal vez nuestros gobernantes militen en el bando de los bellacos, o simplemente sean sus felpudos; cosa que, desde nuestra candidez, siempre habíamos sospechado.

Como seguramente Juan Manuel de Prada sepa o sospeche, esas citas de la nefasta y cambiante Constitución de 1978 están en la línea del «Estado social y democrático de Derecho» de su Art. 1. La expresión, al parecer, la había acuñado Dionisio Ridruejo. Obra de postfalangistas fue, en gran medida, el texto de esa constitución. Y sus propósitos sociales fueron tan efectivos y duraderos como la voluntad de Imperio que por herencia falangista figuraba en los textos constitucionales (Leyes Fundamentales) del régimen anterior.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Justicia social, Villaviciosa

Comprar lácteos extranjeros es una irresponsabilidad

drip-175551_1280
El cuaderno de bitácora aragonés Mallata publicaba el miércoles una entrada muy relevante también para los asturianos (con las pequeñas salvedades necesarias, dado que en esta tierra las vacas nos acompañan hace bastante más tiempo),  que a continuación reproducimos. Los destaques en rojo y en verde son de Voluntad.

300.000 l. de leche al día a la basura ¿Quieres saber por qué?

cow-430197_1280Los lácteos son productos más que habituales en nuestra dieta. La mayor parte de la población los consume diariamente y, aunque nuestros antepasados consumían sobre todo lácteos de cabra y oveja, a finales del siglo XIX empezó a generalizarse el consumo de leche de vaca por toda la Península Ibérica. Así, los pasiegos se instalaron en grandes ciudades con sus vacas, hasta que se importaron razas seleccionadas de Centroeuropa y empezó a aumentar progresivamente el número de cabezas de vacuno lechero en España. Sin embargo, a finales del siglo XX, al entrar en la Unión Europea, aparecieron las cuotas lácteas, integradas en la Política Agraria Común (PAC).

¿Qué significa esto?

La Unión Europea, establecía un límite máximo de litros de leche de vaca que cada país podía producir. De tal forma, que aquellos ganaderos que quisiesen producir leche, tenían que comprar cuota  o alquilarla. Sin cuota, no se permitía la producción de leche. España tenía asignado un volumen de 4,5 millones de toneladas frente a una demanda total de productos lácteos de casi nueve millones de toneladas, lo que supuso el cierre de muchas ganaderías familiares y la obligación de importar lácteos de otros países miembros. Se estima que en estos 30 años de vida del sistema de cuotas, el número de ganaderías ha disminuido a un ritmo del 6% anual en el conjunto de la UE.

¿Por qué han desaparecido las cuotas lácteas?

La Comisión Europea puso fin el pasado 1 de abril a la aplicación de las cuotas lácteas estatales impuestas hace 30 años. La versión que da la UE al respecto es que cada vez hay una mayor demanda de productos lácteos a nivel mundial, y se prevé que siga creciendo a un ritmo anual del 2%. Dado que el sistema de cuotas, fijaba máximos de producción a los ganaderos, la UE interpretó que las cuotas impedían crecer a los productores europeos. Además, desde Bruselas consideran que el sector lácteo se ha adaptado al mercado y ya regula su producción en función de las necesidades reales.

¿Y ahora qué?
milk-518067_1280-300x237

El problema, ahora, es que las industrias lácteas son las que tienen el poder, y ellas son quienes imponen las condiciones. Según afirmó Gaspar Anabitarte, productor de leche y secretario general de COAG en Cantabria, a RTVE, se están imponiendo reducciones muy fuertes de volumen de leche a los productores, mientras manipulan la valoración de los estándares de calidad y marcan precios de compra a los ganaderos por debajo de sus costes de producción”. Muchos ganaderos aseguran que desde las centrales lecheras les ofrecen unos precios de compra muy por debajo de los costes de producción.

Hoy finalizan los contratos con las centrales lecheras, y a muchos pequeños productores no se les renovarán. Según publica hoy la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), en un comunicado, un total de 300.000 litros de leche al día podrían quedarse sin recoger en España debido a la finalización de los contratos a partir de hoy, 1 de julio.

UPA asegura que esta situación sin precedentes se debe a la entrada masiva de queso desde Alemania, Francia y Holanda, a precios muy por debajo de lo que cuesta producirlos y que ante el cierre del mercado ruso, buscan un “mercado sumidero” en España, incurriendo en la práctica prohibida del dumping.

En lo que llevamos de año, las importaciones de queso hacia España han aumentado en 2.107 toneladas con respecto a 2014, y sin embargo el valor de dichas importaciones se ha reducido en 25 millones de euros. Por lo que entra “más producto lácteo y de menor valor”. En concreto, desde Alemania se han importado en el referido periodo casi 1.000 toneladas de quesos más que el año anterior pero su valor ha caído en más de 10 millones de euros. “El resultado es la ruina de los ganaderos lácteos españoles”, aseguró ayer el secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla.

¿Qué consecuencias tiene en las explotaciones?

cows-526771_1280-300x204Las consecuencias son que crecerán aquellas instalaciones de producción intensiva, cuya alimentación es externa a la explotación, que puedan invertir en genética para tener animales que cada vez produzcan más leche, con tres ordeños diarios, con animales que no salen nunca a pasto y con mano de obra barata y explotada. Al producir grandes cantidades de leche a lo largo de todo el año, podrán negociar precios bajos con las centrales lecheras, resultando ambas partes beneficiadas.

Las grandes perjudicadas serán las ganaderías familiares, que no tienen medios para realizar reformas en la explotación, por lo que no podrán producir más leche. Los 300.000 litros de leche que van a ir a la basura a partir de hoy, provendrán de estas ganaderías.

¿Hay alternativas?

milk-518067_1280-300x237Sí, las hay. Pero no sirven de nada si no se conciencia al consumidor de la importancia de apoyar al sector, y de las consecuencias que tiene el no hacerlo: desaparición de empleo, empleo precario, falta de bienestar animal, leche producida a base de transgénicos, gran producción de CO2 (debido al transporte de alimentos producidos en otras zonas del planeta, y a la importación de lácteos de otros países europeos), gran impacto ambiental…

La solución pasaría por la creación de circuitos cortos de comercialización y en la venta directa. En aquellas zonas en las que se han puesto en marcha estas vías de comercialización, los resultados han sido un éxito y tanto productores como consumidores afirman haber salido ganando. Si, además, se le da un valor añadido al producto (producción ecológica, transformación del producto en la misma explotación o en pequeñas cooperativas de productores, recuperación de razas autóctonas y de productos típicos producidos con ellas), las posibilidades de éxito aumentan.

En pocos días comenzarán movilizaciones por toda España pidiendo “soluciones y el fin de los abusos” de las industrias lácteas. De momento, los consumidores, podemos comenzar saliendo a la calle con ellos. Si no hacemos nada, todos salimos perjudicados.

Más entradas en Voluntad sobre el mismo asunto y otros relacionados:

Queremos venta directa de leche, ya
Leche de verdad
Más leche, menos leches
La leche
Todos somos africanos (sobre todo para Nestlé)
Que San Miguel proteja a los osos
Mantequilla o margarina
Ni patatas
Etc.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Villaviciosa