Archivo de la etiqueta: El Muro

1º de abril, Día de la Victoria. Recuerdos gijoneses de hace 78 y 70 años

El periódico VOLUNTAD del 1 de abril de 1947 anunciaba los actos organizados para ese día en Gijón

No queríamos dejar pasar este LXXVIII aniversario del final de la Guerra de España sin una aportación de la hemeroteca de VOLUNTAD a eso que ahora llaman, tan mal, «memoria histórica». Hace setenta años se conmemoraba aquel estallido de la paz ocurrido ocho años antes. Aún se conmemoraría treinta años más.

Clic sobre la imagen de arriba para ampliarla y leerla cómodamente.

Sic transit gloria mundi.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 05.- España, 07.- Enseñanza, Justicia social, Política local

Qué poco cuesta. (Que aproveche)

Qué poco cuesta escribir un artículo, digamos, gastronómico. Que se lo pregunten si no a los (ir-) responsables del bilbaíno Correo ex Español, edición de Benavente para Gijón, cuya sección sobre fogones lleva décadas a cargo de, digamos, plumas inadecuadas.

Así, por ejemplo, Luis Antonio Alías se marcaba ayer una reseña de Casa Zarracina. Es un viejo chigre que siempre —quizá más antes— nos resultó simpático. Así que aprobamos el tono aprobatorio del artículo. Que merecía más que una rápida búsqueda en Google sobre el apellido y el topónimo Zarracina, alguna ocurrencia, alguna cursilería, alguna vulgaridad, y el recurso a lugares comunes más falsos que Judas, como el de que «Gijón siempre se sintió liberal» (Voluntad ha demostrado cumplidamente lo contrario, para ilustración de papagayos).

En fin. Hay que contribuir a mantener las pocas casas de comidas de toda la vida que nos van quedando. Aquí está la ocurrente reseña:

Casa Zarracina

Preserva sus platos y su ambiente con el cuidado de quien se sabe patrimonio histórico del barrio pesquero

El Comercio 24 de agosto de 2016
Hace mucho tiempo, igual que un cuento infantil, cuando Cimadevilla y el Carmen chocaban –allá donde luego se puso La Escalerona– con una muralla protectora del pequeño casco urbano, que los carlistas andaban sueltos y Gijón siempre se sintió liberal, alguien abrió este rinconín para servir vino de pellejo y sidra de zapica.

Que se apellidara Zarracina dice poco; hubo un Zarracina cuyas industrias manzaneras perviven, otro que fue alcalde. También se apellidaba así un jefe de la policía local de fines del XIX y la primera dama de honor de la reina de las fiestas de La Calzada en 1933. Y dos aldeas por Deva y Poago llevan tan sonoro topónimo.

La cosa es que casa Zarracina abrió en el centro de la vida gijonesa, esquina de la blasonada casa- torre de los Jove Hevia y de la capilla de San Lorenzo, con la vieja pescadería enfrente, de la Rampa al Campo Valdés, y tras las tiendas del aire, barracas que se ponían y quitaban en un santiamén. Pronto elegida por pescadores, tenderos, obreros y veraneantes disfrutó una rápida popularidad.

Pero fueron Juan Antonio y Enriqueta, al llegar la mitad del pasado siglo, quienes obtuvieron el principal título que los asturianos conceden a todo lugar integrado plenamente en el paisaje y el sentimiento de una población: «ye de toda la vida».

¿Cómo lo lograron? Ascendiendo del pincho a la tapa, y de la tapa al plato que cada temporada propone y marca: parrochines, bocartinos, sardinas, tortillas de merluza, angulas del Piles y La Cantábrica, chopas, arroces marineros, mariscos –¡qué centollos y centollas!–, bonito en raja y en rollo…

Allí, entre la barra y la sala, creció Rafaela, la heredera, que aprendió de su madre a preparar unas soberbias huevas de merluza –les güeveres que tomábamos los neños de Cimavilla para crecer fuertes oyendo lo de «meyor que’l caviar»–, y a servir oricios antes que el resto de restaurantes los pusieran en carta. Oricios partidos con mazu y comprados por paladas en el Campo Valdés, ambrosía inigualable excepto a la hora de limpiar las mesas y desatascar el fregadero de pinchos: Casa Zarracina les dio bandeja y reverencia reservándonos el placer y evitándonos el enojo. Y con los oricios llegaron unes fabes potenciadas por sus corales que Rafaela borda, igual que la tarta de queso, alternativa digestiva y gijonuda a la fabada y el arroz con leche.

Con Rafaela está Francisco, su marido, luarqués de Faedal al que conoció veraneando por el Occidente y que lleva tres décadas organizando bienvenidas y atenciones. Él propone un último recuerdo para Rogelio, el camarero cordial y simpático que se nos fue en junio de un infarto mientras paseaba: tristezas hondas aparte, no resulta mala forma de partir.

Casa Zarracina. Gijón

CASA ZARRACINA

Calle: Ventura Álvarez Sala, 4. Gijón

Teléfono: 985 34 14 27

Cocina y sala: Segundo Francisco Riesgo Pérez y Rafaela Riesgo Fernández.

Descanso: miércoles.

Sidra: Coro.

Media a la carta: 30 euros.

Tarjetas de crédito: sí

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón

Fiesta de San Lorenzo. Su capilla sigue en manos impías; su Muro y su playa, hechos un desastre

La desacralizada y humillada Capilla de San Lorenzo

La desacralizada y humillada Capilla de San Lorenzo

Fiesta de San Lorenzo, diácono y mártir, hoy miércoles. Un año más sin celebraciones que merezcan llamarse así. Un año más, y van…, con su capilla gijonesa aún desacralizada, okupada por el Rotary Club. La capilla que da nombre al Muro y a la playa.

Rotarios que en estos años han okupado también el Partido Popular gijonés. Aunque bien pueda decirse que éste supone un hábitat natural para el ridículo y anticristiano club de origen gringo. Sin que ello suponga, naturalmente, que hayan descuidado a la Agrupación Socialista de Gijón: hasta Mapi Fernández Felgueroso se ha rotarizado.

Pobre Gijón.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, Medio ambiente, Política local

Niza. (Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, II)

Es Niza. Puede ser el Muro de San Lorenzo. (Foto Reuters)

Es Niza. Podría ser el Muro de San Lorenzo. (Foto Reuters)

A estas horas no será ya noticia para ningún lector de Voluntad el terrible atentado ocurrido en Niza ayer, cuando un mahometano (un moro, un tunecino; «francés de origen tunecino», dicen los medios políticamente correctos) embistió con un camión a la multitud que contemplaba los fuegos artificiales. Los muertos y heridos graves son numerosísimos: una matanza espeluznante. Parece que el terrorista ha sido abatido.

Hace nueve años y medio usamos por primera vez para una entrada de Voluntad el título Cuando las barbas de tu vecino… Desde entonces ha continuado y aumentado el promahometismo, la islamofilia, la actitud y la actividad promusulmana por parte de los políticos del régimen, de la Unión Europea, de los grandes medios de información (también de los supuestamente locales), de los centros de enseñanza y, por descontado, de los eclesiásticos vaticanosegundistas, traidores a la Fe que suplantan y al pueblo del que proceden. De todo ello hemos venido dando parcial cuenta.

— ¡Es un error judicial! ¡Yo soy Mahoma, el Profeta! — [San Pedro, atravesado por un alfanje moro.] Definitivamente, ¡culpable! [Caricatura de Steph Bergol]

— ¡Es un error judicial! ¡Yo soy Mahoma, el Profeta!
[San Pedro, atravesado por un alfanje moro.] Definitivamente: ¡culpable!
[Caricatura de Steph Bergol]

El 14 de julio, que ayer se celebraba en Francia como «fiesta nacional», es en realidad la fiesta de la Revolución Francesa. Conmemora la toma de la Bastilla, una tragicomedia que consistió en el asalto a una fortaleza sin guarnición ni defensa, que se utilizaba para retener a unos pocos individuos de clase acomodada y con trastornos o comportamientos indeseables. El anciano alcaide fue asesinado por los asaltantes. Así dio comienzo la gloriosa Révolution, cuyas tristes consecuencias enseguida empezamos a sufrir también los países vecinos. Aunque aquí nuestros antepasados le plantaron cara.

Niza, ciudad portuaria saboyana (invadida y anexionada por Francia en 1860), capital de la Costa Azul. Gijón, capital de la Costa Verde.

Si los mahometanos cometen una atrocidad semejante aprovechando esa celebración, que es la de las falsas «Libertad, Igualdad, Fraternidad» de la República y, sobre todo, la de la «laicidad» que ha puesto freno al cristianismo y fomentado la expansión de la secta de Mahoma, ¿qué no harían contra las celebraciones propiamente cristianas? Como, por ejemplo, las de la Virgen de agosto. Justamente dentro de un mes. Los fuegos artificiales de Begoña, el Muro lleno de gente…

No tiene por qué ocurrir. Esperamos que no ocurra.

Pero no sería en absoluto descabellado. Y cada vez tenemos más moros entre nosotros.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Política local

Fiesta de la Virgen de Covadonga, no «Día de Asturias»

La Santina en San Pelayo de Caldones

Imagen de la Santina en San Pelayo de Caldones

Patrona de Asturias. Regidora Perpetua de la Villa de Gijón. Salvadora de España.

A Ella celebramos hoy, en el día que la Iglesia romana dedica a la Natividad de la Santísima Virgen María, Madre de Dios. La Virgen de Septiembre.

El mismo día que otras antiquísimas advocaciones marianas, como la Virgen de la Guía o la de Lugás, por citar sólo ejemplos de los concejos de Gijón y Villaviciosa.

Que no nos cuelen ese «Día de Asturias» laico, absurdo y autonómico. No nos vaya a ocurrir como con la Patrona de Gijón, la Virgen de Contrueces: pasó agosto, el día 16 (domingo siguiente a la fiesta de la Asunción este año) y casi nadie se acordó de ella.

El único Día de Asturias en Gijón es el de las carrozas, tradicional festejo veraniego de esta villa, el primer domingo de agosto. En 1975 cayó el día 3. Reportaje de VOLUNTAD publicado el martes 5 de agosto de aquel año.

El único Día de Asturias en Gijón es el de las carrozas, tradicional festejo veraniego de esta villa, el primer domingo de agosto. En 1975 cayó el día 3. Reportaje de VOLUNTAD publicado el martes 5 de agosto de aquel año.

Misa en Gijón, a las 10:30 de esta mañana de martes en la Capilla de los Remedios. Vayamos a pedirle que salve, una vez más, a Asturias y a España entera. Y que nos libre de los moros, como ya hiciera en el año 722.

1 comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Política local, Villaviciosa

Galardones y baldones

Medalla de Plata de la Villa de Gijón
Ayer lunes celebraba Gijón a su patrón, San Pedro Apóstol. Con ceremonias desangeladas, más bien indignas, y sin nada que ver con las que fueron tradicionales en esta villa. Por ejemplo, la supuesta bendición de las aguas, que entre nosotros (cuando era de verdad) siempre tuvo lugar en la fiesta de San Juan Bautista, cinco días antes; su traslado al día de San Pedro y San Pablo es una ocurrencia reciente. Ceremonia sin la solemnidad ni la validez que la Iglesia dio siempre a sus sacramentales, y encima aderezada con las ocurrencias de Monseñor Javier Gómez Cuesta. Si hubieran prestado atención a sus palabras los freaks de «Asturias Laica» que se manifestaban contra el acto supuestamente religioso, se habrían percatado de que el párroco es mucho más laicista que ellos. Y a enemigo de las tradiciones venerables, ora locales, ora de la Iglesia romana, no le gana nadie.

También era el día en que se entregan anualmente los galardones municipales. Gracias a Dios, este año no hubo medallas de oro ni hijos adoptivos ni predilectos. Se otorgaron, como adelantó Voluntad vía Twitter, cinco Medallas de Plata de la Villa: a la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV), a la asociación «Abierto hasta el amanecer», a la base del helicóptero de rescate de Salvamento Marítimo (Helimer Cantábrico), a la Fundación Siloé y al ingeniero aeronáutico Manuel Martínez Sánchez, leonés criado en Gijón y profesor del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT). Quizá dos de ellas merecidas. Quizá tres, siendo generosos. Las dos primeras que hemos citado, ni de risa.

Ahora que se han despejado las incógnitas consistoriales y que Carmen Moriyón sigue haciendo surf, en minoría, sobre una corporación municipal nueva y aparentemente variopinta, ¡qué magnífica oportunidad ha vuelto a perder para retirar los galardones infamantes, los baldones para la villa, que su antecesora otorgó y ella bendijo! El saqueador Rodrigo Rato Figaredo sigue siendo «Hijo Adoptivo» de Gijón, y el difunto genocida Santiago Carrillo Solares, «Hijo Predilecto».

2 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 07.- Enseñanza, Justicia social, Política local, Sanidad

Algo huele mal en Gijón (y en Carreño)

Especialmente al oeste de Gijón y al este de Carreño. Pero no sólo en esas zonas.

No se trata de una evocación hamletiana. En sentido estricto, físico, sólo huele a podrido cuando las emanaciones son sulfurosas. En Gijón, a menudo. (En sentido figurado, huele a podrido permanentemente, y más cuando los políticos publican sus informes). Este martes se notaba mucho. Aunque el pasado febrero Ayuntamiento gijonés, Gobierno autonómico (Foro y PSOE de la mano, como casi siempre) y sus sociedades anónimas difundieran un triunfalista y chiripitifláutico «primer Informe del Comité de Coordinación y Seguimiento del Plan de Mejora de Calidad del Aire en la Zona de Aglomeración de Gijón» (¿por qué será la jerga de los politicastros siempre tan pretenciosa y agotadora?), el aire trae otros olores.

Los olores de hoy nos recordaban los informes independientes de hace sólo una semana. Olores de intoxicación y envenenamiento masivos. ECOticias.com. Negritas nuestras:

Asturias. Se dispara la contaminación en Gijón, que nos dirán que es otra avería

Los peores valores horarios de partículas (1) fueron de La Arena 242 µg/m3 este lunes, La Calzada 135 µg/m3 el domingo, La Calzada 176 µg/m3 hoy, un valor disparatado para una zona urbana donde viven miles de personas que padecen esta contaminación.

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 14/04/2015, 11:15 h

Caseta de control atmosférico en La CalzadaLa Coordinadora Ecoloxista ha preguntado a la Consejería de Fomento del Gobierno de Asturias si se averiaron varias estaciones de control de la contaminación a la vez, ante la disparatada contaminación padecida por los vecinos de Gijón estos últimos días, donde se han alcanzado valores desproporcionados en el caso de partículas de menos de 10 micras, sin que se hayan tomado medida alguna. Los peores valores horarios de partículas (1) fueron de La Arena 242 µg/m3 este lunes, La Calzada 135 µg/m3 el domingo, La Calzada 176 µg/m3 hoy, un valor disparado para una zona urbana donde viven miles de personas que padecen esta contaminación. La OMS recomendó en 2005 unos valores límite para partículas PM10 aún más restrictivos que los vigentes en la Unión Europea (CEE), en sus Guías de Calidad del Aire. Así, mientras la CEE considera un valor límite promedio anual de 40 µg/m3 de acuerdo a la mencionada norma transpuesta a España en el RD 102/2011, la OMS lo establece en 20 µg/m3, la mitad. La propia CEE había propuesto en el 2010 reducir los valores límites diarios para la protección a la salud 20 µg/m3 (reducción que de momento esta aplazada). La contaminación en partículas está asociada a la aparición y el agravamiento de múltiples patologías respiratorias y cardiovasculares. Las partículas pueden entrar en el sistema respiratorio, llegando y adosándose en los alvéolos, impidiendo un intercambio adecuado de oxígeno entre los pulmones y la sangre. Los valores recomendables se deben interpretar, no como un umbral de PM por debajo del cual ningún daño a la salud se observa, sino como un objetivo aceptable y alcanzable para minimizar los efectos de salud.Hay que recordar que un año más la zona central asturiana ha sido la única de España que supera todos los días el umbral de protección a la salud en contaminación del aire por partículas. Como se puede ver los valores que se superaron de forma preocupante sin que ni el Principado ni el Ayuntamiento avisen a la población del riesgo que padecían en estos días, valores que pueden seguir siendo altos mientras no llueva o disminuyan las emisiones.

[1] En estos datos la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies aplica el factor de corrección de 1,2 a las partículas PM10, tal como exigió el Ministerio de Medio Ambiente según estudio realizado por el Área de Sanidad Ambiental del Instituto Carlos III, siguiendo las recomendaciones el grupo de trabajo en Material Particulado de la Comisión Europea que recomendaba un factor de corrección de 1,3 tanto para corregir las medias diarias como las medias anuales obtenidas mediante los equipos automáticos de la red de control de calidad del aire. El Principado no aplica este factor desde el año 2006, de manera intencionada, y publica los valores crudos indicados por las estaciones de control.

Nuestros lectores repararán en que también el oriente de la zona urbana de Gijón, el barrio de La Arena, da cifras alarmantes de contaminación. A pesar de su situación, abierta a la mar y con zonas arboladas y semiruralres próximas.

La distribución de la contaminación y sus características apuntan a que la circulación de automóviles es sólo una parte del problema, y una parte más bien pequeña. ¿Será que el gas natural no es tan poco contaminante como nos vendieron? ¿Será que el Ayuntamiento de Gijón se dedica a la tala de árboles, con la consiguiente pérdida de estas «unidades de limpieza de aire», que así podría llamárseles en jerga de europolítico?

¿Será, mirando hacia el oeste del concejo de Gijón y al este del de Carreño, que las emanaciones de ciertas industrias parasitadas (la antigua ENSIDESA en manos principalmente indias de Mittal-Arcelor Steel Company; la central térmica de la antigua Hidroeléctrica del Cantábrico en manos de EDP – Energias de Portugal, S.A., a su vez controlada por especuladores internacionales, principalmente chinos; es decir, dos culturas económicas contaminantes al máximo) crecen y crecen sin que se les aplique ni siquiera la normativa vigente? No vaya a ser que Mittal cierre y se vaya. O que los consejos de administración de las eléctricas reduzcan las fastuosas sinecuras para políticos. O que los chanchullos del carbón importado dejen de nutrir las cajas B del PPSOE, del SOMA-UGT, de CC.OO., etcétera.

Naturalmente, ningún capitoste del régimen osará tampoco sugerir que la siderurgia se renacionalice y que Hidroeléctrica vuelva a manos asturianas. Las normas medioambientales podrían aplicárseles sin temor a consecuencias sociales y laborales destructivas. España necesita una siderurgia integral pública. La producción de energía debe dejar de hacerse para beneficio de la casta. Pero nada de eso va a decirlo un representante de la misma. La fatua jactancia del liberalismo económico impregna por igual al PSOE, al PP, a Foro-FAC, a IU, a UPyD en tránsito a Ciudadanos, a los nacionaliegos, y hasta a Podemos.

¡Y aún siguen queriendo poner una planta incineradora en Serín!

Y no hemos hablado hoy de contaminación acústica, de contaminación del agua

Huele mal. Huelen mal.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Medio ambiente, Política local, Sanidad