Archivo de la categoría: Carreño

Sí, hoy es Santa Ana

Santa Ana, madre de la Santísima Virgen María
Y no San Joaquín.

Santa Ana, madre de la Santísima Virgen María, veintiséis de julio.

San Joaquín, padre de la Santísima Virgen María, dieciséis de agosto.

Que no nos líen.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Villaviciosa

Las elecciones municipales en la comarca: primer análisis


Las elecciones locales de anteayer han cambiado un poco el reparto de concejalías en nuestros ayuntamientos. Veamos.

En Gijón se proclama ganador, voluntariosamente, el PSOE. Ciertamente la suya es la lista más votada (46.465 votos, según los resultados provisionales oficiales), aunque queda bien lejos de la abstención (89.015), que ha crecido. La capacidad de recuperación de los socialistas —sorprendente para los que olviden que es el partido por excelencia del régimen de 1978— es considerable, si bien su aumento es de menos de once mil votos. Más o menos los mismos que han perdido los recién llegados de Vox respecto de las elecciones generales de hace un mes. El PP obtiene… 31 votos más que en 2015. Diez mil gana también Ciudadanos, que pasa de uno a cinco concejales. En caída libre, proporcionalmente, Foro Álvarez-Cascos, Podemos e Izquierda Unida.

¿Qué alianzas se formarán para reunir al menos los catorce votos de concejales que permitirán elegir alcaldesa, o alcalde? Resulta poco atractiva la idea de que salga la apparatchik socialista Ana González Rodríguez, que por poco gijonesa es hasta socia del Oviedo. Pero los demás cabezas de lista son también poco ilusionantes. Y si nos retrotraemos al largo período en que los socialistas dominaron el ayuntamiento gijonés, ¿puede ser peor que aquel José Manuel Palacio que en un par de años pasó del aparato franquista al socialismo rabioso? ¿Que aquel corrupto tránsfuga comunista nacido en Olloniego, el difunto Vicente Alberto Álvarez Areces? ¿O que aquella cínica señora progre de derechas de toda la vida, Mapi Fernández Felgueroso?

Problema de alianzas que no va a tener el PSOE en Villaviciosa, donde consigue por primera vez mayoría absoluta en el que hasta 2015 fue feudo del Partido Popular. (Es llamativo el desplome del PP, que tenía una extensa y ramificada red clientelar en todo el concejo maliayo). Pierden votos, muchos, todos los demás partidos en liza; Foro desaparece del ayuntamiento. La abstención crece también y resulta ganadora, aunque no tan espectacularmente como en Gijón. Alejandro Vega Riego será alcalde, pues, si Dios no lo impide.

En Carreño sigue ganando, en conjunto, la izquierda que desgobierna el concejo desde hace muchos años. El PP sigue cayendo: tres concejales, de los diecisiete del ayuntamiento. Los restantes se los reparten PSOE (siete), Izquierda Unida (cinco), y Podemos (dos). Los socialistas pueden jugar a coaligarse con cualquiera de ellos. Veremos. La abstención también crece (3.255) y casi duplica a la lista más votada (1.824). Los independientes, antaño importantes en aquel concejo, ya ni se presentaron.

Se cumple el pronóstico poco optimista que el pasado sábado publicaba Voluntad. No había salida.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, Carreño, Política local, Villaviciosa

No hay salida este domingo para Gijón, para Carreño ni para Villaviciosa. Ni para Asturias

Como siempre, quizá, o cada vez peor. Las candidaturas que se presentan al Parlamentín autonómico (mal llamado Junta General del Principado) dan grima o dan risa; quizá también un poco de miedo.

No es mejor el panorama de las elecciones municipales en nuestra comarca. Incluso el concejo de Carreño, que en el pasado produjo varias candidaturas independientes, se enfrenta ahora exclusivamente a las de los principales partidos y coaliciones del sistema. Lo mismo ocurre en Villaviciosa. En Gijón se presenta alguna candidatura más, pero todas partidistas y ninguna con un candidato que ofrezca solvencia o confianza.

Los propios de Voluntad nos abstendremos de votar, desde luego.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, Carreño, Política local, Villaviciosa

Canonizaciones laicas, asturianos advenedizos y fotografía ilustrativa

Las caras de Letizia y su consorte son un poema. Detrás a la izquierda, las de Adriana Lastra y Nacho Prendes (como procurando salir en la foto) también

La semana que termina nos ha dejado también la noticia de la repentina muerte del exvicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba. Representante egregio de lo peor de aquellos gobiernos socialistas de Felipe González Márquez, en los que desempeñó varias carteras ministeriales, se recicló lo suficiente para estar también en los de José Luis Rodríguez Zapatero. De la cleptocracia a la antisofocracia, si nos permiten el neologismo.

Gobiernos que se caracterizaron no sólo por su corrupción e ineptitud, sino por haber distinguido a Asturias con un especial maltrato. Con la complicidad de la Federación Socialista Asturiana – PSOE. Poco más podemos sacar de la relación del finado con nuestra región, fuera de que veraneara en Llanes.

Los medios del sistema, unánimemente, han procedido a la canonización del fallecido. Entre quienes no hayan perdido la memoria, sin embargo, quedará más bien asociado al Caso Faisán, entre otros varios.

A la fotografía de arriba, del laico y triste velatorio del finado, le podemos encontrar alguna relación más con Asturias. La ovetense LetiZia Ortiz Rocasolano (pronúnciese Letitsia), oficialmente consorte del Jefe de Estado constitucional, Felipe Juan. Ella poniendo una de sus caras de no saber estar; él, hablando no se sabe qué con Pedro Sánchez Pérez-Castejón. Detrás, a la izquierda, una riosellana semianalfabeta, ascendida a lo más alto del PSOE, Adriana Lastra Fernández; y un gijonés de linaje de Carreño: Ignacio Prendes Prendes, ejemplo de tránsfuga y arribista como pocos.

Lo que Asturias da a la actual política española (advenedizos), y lo que Asturias recibe de ella (bofetones).

Que Dios haya perdonado a Pérez Rubalcaba.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, 09.- Medios, Carreño

¿Central Lechera Antiasturiana? Las pifias de CAPSA

El negro presente que nos pinta CAPSA: si es ecológica, la mantequilla es austríaca. Y no sólo la mantequilla

La Central Lechera Asturiana fue una excelente iniciativa nacida al calor de la Organización Sindical Española, los sindicatos verticales del régimen anterior. Una cooperativa de ganaderos que evitaban así ser explotados por las empresas lácteas privadas, y que facilitaba al consumidor leche fresca y derivados lácteos en condiciones, en principio, óptimas.

Pasaron los años. Muchos cooperativistas fueron abandonando su actividad. Otros abandonaron la ganadería razonable por la industrial estabulada. Se cometieron errores tan graves como ir abandonando la comercialización de leche fresca en beneficio de la de larga duración, un subproducto difícilmente justificable pero hoy omnipresente. Y, sobre todo, se puso el control de la Central Lechera en manos de ejecutivillos al uso, que constituyeron la Corporación Alimentaria Peñasanta y hasta la desnaturalizaron con el ridículo anglicismo «Capsa Food». Tal Corporación controla hoy varias marcas más, además de la asturiana.

El caso es que uno va a comprar mantequilla de producción ecológica, y le hace ilusión ver el letrero que la anuncia «de la Central Lechera Asturiana». El chasco viene cuando lee la letra pequeña (y no tan pequeña).

«Mantequilla de los Alpes». «Origen de la leche: Austria».

Es decir: tras tantas campañas —algunas francamente buenas— para asociar con Asturias la imagen de la leche y la mantequilla de calidad, sin aditivos, la misma empresa asturiana la deshace: si es ecológica, es austríaca. Con su misma marca Asana anuncia también leches ecológicas y queso gouda, todo ello elaborado con leche procedente de Austria.

El daño que esto produce es tan estúpido como incalculable. ¿Habrá alguna reacción? De momento, los sindicatos ganaderos actuales (tan desorientados como poco representativos) andan ocupados en exigir la extinción del lobo. Un lobo cuya protección data de la misma década que vio nacer a la Central Lechera Asturiana. Y el Gobierno autonómico, tan europeísta, tan capitalista, tan amigo de los impuestos confiscatorios, no dice ni hace nada. Salvo agobiar a los ganaderos con campañas de saneamiento mal planteadas y peor ejecutadas, y con burocracia y fiscalidad asfixiantes.

Pobre Asturias.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local, Sanidad, Villaviciosa

La venta directa de leche cruda, ¿un poco más cerca?

Pues sí y no. La web RedQueserías.org (Queserías de campo y artesanas. Red española) resume bien la normativa vigente y los cambios previstos. Como ellos mismos dicen en su página de Facebook, es paradójico que aun ALCANZANDO LOS MISMOS OBJETIVOS SANITARIOS, se permita la venta en establecimientos con registro sanitario y se prohíba a ganaderos. Queremos venta directa de leche, ya.

Venta de leche cruda para consumo

Publicado por: Ángel Nepomuceno Sánchez
Publicado el: 23 mayo, 2017

En España la venta de leche cruda para consumo humano está permitida sólo si se comercializa desde un establecimiento autorizado con registro sanitario (ej.: quesería)

En la actualidad en España no se permite la venta directa de leche cruda para consumo humano desde explotación de ordeño al consumidor final. Sin embargo, nada impide la venta de leche cruda para consumo humano desde un operador o transformador lácteo (que tenga registro sanitario). Así, por ejemplo, una quesería con registro sanitario puede vender leche cruda para consumo humano directo. Un productor que tenga su propio ganado de ordeño y una quesería, no podría vender leche cruda desde la explotación de ordeño pero sí podrá hacerlo desde su quesería (si en la actualidad está autorizado para elaborar queso, tendrá que solicitar ampliación de actividad para poder vender leche cruda).

Los requisitos para poder vender leche cruda para consumo humano directo desde una empresa láctea se describen en el Reglamento (CE) Nº 853/2004, y básicamente consiste en que la explotación de la que procede la leche cumpla los criterios de medias geométricas de gérmenes (y de células somáticas, si es leche de vaca), y que cumpla los criterios relativos a Brucelosis/Tuberculosis. Además, tendrá que considerar, como para cualquier otro producto lácteo, el control de peligros en le venta de esta leche (plan de autocontrol, con aplicación de criterios de flexibilidad). En este sentido, la guía europea en la que ha trabajado QueRed, contempla este producto, por lo que os será muy útil para el control de peligros en la venta de leche cruda para consumo humano directo.

En la actualidad, desde Aecosan se está trabajando para elaborar un proyecto normativo que regule la venta de este producto. Desde QueRed se han presentado alegaciones y consideraciones. Esperemos que el texto normativo sea aceptable.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Sanidad, Villaviciosa

Un recordatorio siempre oportuno: la leche, que sea de verdad

Saben los seguidores de Voluntad que aquí le damos mucha importancia a la leche. Es natural: somos asturianos de los de antes. Para comprobarlo bastará un repaso a nuestras entradas antiguas (hay un útil motor de búsqueda en la columna lateral derecha) y a nuestros tuits. Como estos días vemos que arrecia la publicidad de los sucedáneos de la leche, además de continuar la omnipresencia comercial de la leche esterilizada o de larga duración (UHT, prácticamente materia inerte sin las propiedades beneficiosas de la leche de verdad) recuperamos de la región vecina una interesante entrevista de hace casi año y medio, publicada en Campo Galego. Aun sin darle enteramente nuestra bendición, su lectura resulta muy útil.

«Las leches vegetales son un engaño publicitario, sus propiedades no son comparables a las de la leche de vaca»

Entrevista a Carlos Spuch Calvar, investigador del Instituto de Investigación Biomédica del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo.

David Glez. Eirexas – 03/12/2015

Carlos Spuch Calvar. Autor: Universidade de Vigo

Carlos Spuch es investigador desde hace más de una década en el Instituto de Investigación Biomédica del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo. Está especializado en enfermedades neurológicas y degenerativas y en como la alimentación afecta a esas enfermedades. Acaba de participar en la Semana Gandeira de Mazaricos para apoyar con datos científicos los beneficios del consumo de la leche, en especial de la leche pasteurizada, «un alimento completo y con numerosos efectos beneficiosos sobre nuestra salud».

¿Qué beneficios aporta el consumo moderado de leche?

Por ejemplo, el tomar leche caliente antes de acostarse aporta triptófano, un aminoácido esencial, que incrementa los niveles de serotonina en el cerebro y proporciona la sensación de placer, favoreciendo la entrada en un sueño de calidad. También está comprobado que la leche, y en especial la leche entera pasteurizada, ayuda a recuperar la flora intestinal, reduce las infecciones por bacterias malas como el Helycobacter Pylori y mejora las diarreas producidas por antibióticos.

Además, el consumo diario de leche tiene efectos anticancerígenos y protectores, sobre todo para cáncer de próstata, de mama, de ovarios y colon-rectal. Y para los deportistas es el alimento ideal, ya que tiene una alta concentración de proteínas.

Por otra parte, está demostrado que consumir leche habitualmente reduce la hipertensión arterial.

En este sentido, una de las líneas de trabajo en la que quiero trabajar es en los efectos beneficiosos de la leche para reducir la inflamación de células cerebrales, así como sus efectos antiproliferativos de células tumorales en el cerebro.

¿Son comparables las propiedades nutricionales de la leche de vaca con las llamadas «leches» vegetales?

No son comparables, la leche de vaca es mucho mejor. De hecho, la leche de vaca es imposible de replicar en laboratorio por la cantidad de vitaminas, factores de crecimientos, nutrientes etc.; mientras que las mal llamadas leches vegetales es muy sencillo replicarlas.

Los zumos de soja, avena etc., no son leche. Que los fabricantes les llamen leche es un engaño publicitario y no entiendo como no interviene el Ministerio correspondiente para obligarles a cambiar el nombre.

¿A qué obedece la campaña contra el consumo de leche de vaca?

Es algo que no me explico. Hace 8.000 años que en Europa tomamos leche y en los últimos 20 años se cambió todo. Lo lógico es que se consuman los productos locales, como la leche para apoyar a nuestros ganaderos y a nuestro rural, y no los jugos vegetales elaborados a partir de soja u otros vegetales, procedentes, en gran medida, de la deforestación de la Amazonía. Y desde el punto de vista nutricional, no hay comparación con la riqueza de la leche de vaca.

¿Qué se debería hacer para contrarrestar esta campaña contra la leche de vaca?

Creo que la Administración debería publicitar más la calidad de los productos lácteos gallegos*. Es algo que se ha hecho, por ejemplo, con el vino: gracias a las campañas de información a la opinión pública hoy casi todos los consumidores conocen y valoran las propiedades beneficiosas de un consumo moderado de vino. Se deberían dar a conocer a la opinión pública a través de campañas de información los numerosos estudios científicos que avalan las propiedades beneficiosas del consumo de leche.

Algo que tenemos pendiente en España es crear una interrelación entre investigadores, ganaderos, consumidores, industria y Administración para defender al sector lácteo y las propiedades de la leche. Si cooperamos todos podemos aportar algo positivo para el sector.

En los últimos años se han disparado en España los casos de intolerancia a la lactosa. ¿A qué se debe esta proliferación?

Es cierto que las consultas de pediatría están ahora llenas de gente intolerante a la lactosa y al gluten. Lo más fácil para el médico es retirar la leche sin averiguar realmente las causas.

Porque en la mayoría de los casos en Europa la leche no es el problema de las inflamaciones intestinales, sino más bien la solución, sobre todo la leche pasteurizada.

Para consumir leche necesitamos una enzima, la lactasa, que está en el intestino y en las bacterias, los lactobacilus. El problema es que consumimos demasiada leche UHT y al tomarla durante muchos años y mucho tiempo acaba destruyendo flora bacteriana como los lactobacilos. Por eso, un vaso de leche pasteurizada es muy recomendable y tan efectivo o más que los yogures o demás derivados lácteos que nos venden con lactobacilos.

No es casual que la implantación del sistema UHT en España durante los últimos veinte años coincida con un aumento de las intolerancias a la lactosa, debido a que al calentarla a 138 grados tanto la caseína como el triptófano se alteran, de forma que se reduce el efecto beneficioso tanto sobre la flora intestinal como el efecto placentero. El sistema UHT es muy bueno desde el punto de vista comercial, ya que permite transportar la leche a mercados lejanos y conservarla durante varios meses. Pero en Galicia y en España deberíamos volver a la leche pasteurizada, mucho más beneficiosa y nutritiva, y que podemos conservar en la nevera durante varios días.

Estuve viviendo en Suecia, uno de los mayores consumidores de leche del mundo, y toda la leche que se vende es pasteurizada y procede de granjas suecas. Además, no se retira tanta grasa de la leche como en España.

¿Pero no es mala la grasa de la leche para la salud?

La grasa de la leche es buenísima, al mismo nivel que la grasa de pescado. De hecho la grasa de la leche tiene un equilibrio óptimo entre ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. El problema en España es que se le retira demasiada grasa a la leche. De hecho, en los países nórdicos la leche desnatada es como nuestra leche entera y es toda pasteurizada, y no existen prácticamente problemas de intolerancias a la lactosa.

Lo hemos venido sosteniendo en Voluntad. La leche comercial, sólo pasteurizada. De mínima pasteurización, a ser posible. De producción local y con toda su grasa. Pero también debemos retornar a la venta directa de leche cruda por los ganaderos, como siempre se hizo, para quien quiera comprarla. Y estimular la ganadería ecológica (esto es, la tradicional) contra la convencional actual de «Frankenvacas» importadas, estabuladas y medicadas.

Los quesos, siempre de leche cruda. La pasteurización los mata.

¿Por qué no se empieza por dispensar leche de verdad en los comedores escolares y en los centros hospitalarios?

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 07.- Enseñanza, Carreño, Medio ambiente, Política local, Sanidad, Villaviciosa