Archivo de la categoría: 09.- Medios

LXXV aniversario de Miguel Hernández. ¡Ay España de mi vida, / ay España de mi muerte!

Homenaje a Vicente Aleixandre, 1935. Miguel Hernández es el primero de pie, por la izquierda. A continuación, Juan Panero, Luis Rosales, Antonio Espina, Luis Felipe Vivanco, Rafael Montesinos, Arturo Serrano Plaja, Pablo Neruda, Leopoldo Panero. Sentados: Pedro Salinas, María Zambrano, Enrique Díez-Canedo, Concha Albornoz, Vicente Aleixandre, Delia del Carril y José Bergamín. Sentado en el suelo, Gerardo Diego. Nótese el número de poetas falangistas, además de otros que un año después también apoyarían el Alzamiento Nacional

Medios y redes sociales nos han bombardeado hoy con el recuerdo de Miguel Hernández, muerto hace setenta y cinco años. Un recuerdo casi siempre deficiente: ora desmemoriado, ora selectivo, ora falsificado.

Porque el poeta de Orihuela, el mejor con gran diferencia de los poetas «rojos», es también el menos recordado fuera de ocasiones como la de este martes. El menos leído, al margen de algún poema suelto. El más incómodo para la culture izquierdista oficial. Una nota disonante en la orquesta roja, que lo convierte en inadecuado para los bombos mutuos que desde hace un siglo han encumbrado a la «intelectualidad» bolchevizante.

Miguel Hernández Gilabert militó unos (pocos, se afilió en el verano de 1936) años en el Partido Comunista. Es verdad. Hizo la guerra como comisario político en el Ejército rojo. Es verdad. Pero no se dedicó a los saqueos, torturas y asesinatos de retaguardia, a diferencia del ripioso y panfletario Rafael Alberti y la mujer de éste. Con quienes tuvo un famoso incidente en plena guerra, que se saldó con Miguel Hernández agredido por María Teresa León. Que el poeta aguantó impávido: el que fuera cabrero era también un caballero.

Tras la derrota, Miguel Hernández no huyó. Su pena de muerte fue conmutada. El que iba a ser su suegro (en la posguerra contrajo matrimonio canónico con la madre de sus hijos, Josefina Manresa) había sido asesinado por los rojos poco después de iniciada la guerra. Su tuberculosis lo mató, en la enfermería del Reformatorio de Adultos de Alicante, tal día como hoy de 1942.

En todo momento se interesaron por él e intentaron protegerlo amigos y admiradores tan importantes entonces como José María de Cossío, Rafael Sánchez Mazas, Mercedes Fórmica y su marido Eduardo Llosent Marañón, Carlos Sentís… Falangistas todos ellos. Más otros del campo católico (Miguel Hernández había sido católico devotísimo, y su breve desviación a la izquierda vino condicionada por la influencia del «cristianismo» progresista, muy minoritario entonces pero ya existente: la «democracia cristiana», culpable de tantos males de España y de la Iglesia). En 1939 habían obtenido incluso su libertad, aunque luego fuera juzgado y condenado. El régimen fue trasladándolo de prisión, y hasta a algún sanatorio, con el fin de que su salud mejorara. Murió cristianamente, y sus restos compartieron cementerio durante algún tiempo con los de José Antonio Primo de Rivera. Tras las anuales exequias por éste, Mercedes Fórmica y otros mandos destacados de la Sección Femenina iban a rezar el Rosario ante la tumba de Miguel Hernández.

Su enemistad con quienes permanecerían en los círculos de poder del Partido Comunista en los años posteriores; el testimonio de su honradez, que por sí misma afeaba el comportamiento de los demás y lo convertía en incómodo para ellos, con toda probabilidad le habrían condenado a un destino peor de haber optado por el exilio en la Unión Soviética o en cualquier otro lugar donde los comunistas ejercerían después poder (en plena posguerra mundial, los sicarios de Carrillo asesinaban impunemente a otros frentepopulistas españoles en el sur de Francia, por citar sólo un ejemplo).

Miguel Hernández fue un patriota sincero y apasionado. Un «españolista» radical, como se dice ahora. Durante la guerra, la propaganda roja intentó utilizar también la pulsión patriótica. Pero no resultaba creíble: el Frente Popular mantuvo y extremó incluso la prohibición republicana del grito, subversivo, de ¡Viva España! En Miguel Hernández, en cambio, era perfectamente creíble. Tanto, que aún hoy el poder de estos versos suyos nos conmueve. Incluso cuando, en su confusión, llamaba a la juventud al bando equivocado:

Los quince y los dieciocho,
los dieciocho y los veinte…
Me voy a cumplir los años
al fuego que me requiere,
y si resuena mi hora
antes de los doce meses,
los cumpliré bajo tierra.
Yo trato que de mí queden
una memoria de sol
y un sonido de valiente.

Si cada boca de España
de su juventud, pusiese
estas palabras, mordiéndolas,
en lo mejor de sus dientes:
si la juventud de España,
de un impulso solo y verde,
alzara su gallardía,
sus músculos extendiese
contra los desenfrenados
que apropiarse España quieren,
sería el mar arrojando
a la arena muda siempre
varios caballos de estiércol
de sus pueblos transparentes,
con un brazo inacabable
de perpetua espuma fuerte.

Si el Cid volviera a clavar
aquellos huesos que aún hieren
el polvo y el pensamiento,
aquel cerro de su frente,
aquel trueno de su alma
y aquella espada indeleble,
sin rival, sobre su sombra
en entrelazados laureles:
al mirar lo que de España
los alemanes pretenden,
los italianos procuran,
los moros, los portugueses,
que han grabado en nuestro cielo
constelaciones crueles
de crímenes empapados
en una sangre inocente,
subiera en su airado potro
y en su cólera celeste
a derribar trimotores
como quien derriba mieses.

Bajo una zarpa de lluvia,
y un racimo de relente,
y un ejército de sol,
campan los cuerpos rebeldes
de los españoles dignos
que al yugo no se someten,
y la claridad los sigue
y los robles los refieren.
Entre graves camilleros
hay heridos que se mueren
con el rostro rodeado
de tan diáfanos ponientes,
que son auroras sembradas
alrededor de sus sienes.
Parecen plata dormida
y oro en reposo parecen.

Llegaron a las trincheras
y dijeron firmemente:
¡Aquí echaremos raíces
antes que nadie nos eche!
Y la muerte se sintió
orgullosa de tenerles.

Pero en los negros rincones,
en los más negros, se tienden
a llorar por los caídos
madres que les dieron leche,
hermanas que los lavaron,
novias que han sido de nieve
y que se han vuelto de luto
y que se han vuelto de fiebre;
desconcertadas viudas,
desparramadas mujeres,
cartas y fotografías
que los expresan fielmente,
donde los ojos se rompen
de tanto ver y no verles,
de tanta lágrima muda,
de tanta hermosura ausente.

Juventud solar de España:
que pase el tiempo y se quede
con un murmullo de huesos
heroicos en su corriente.
Echa tus huesos al campo,
echa las fuerzas que tienes
a las cordilleras foscas
y al olivo del aceite.
Reduce por los collados,
y apaga la mala gente,
y atrévete con el plomo,
y el hombro y la pierna extiende.

Sangre que no se desborda,
juventud que no se atreve,
ni es sangre, ni es juventud,
ni relucen, ni florecen.
Cuerpos que nacen vencidos,
vencidos y grises mueren:
vienen con la edad de un siglo,
y son viejos cuando vienen.

La juventud siempre empuja,
la juventud siempre vence,
y la salvación de España
de su juventud depende.

La muerte junto al fusil,
antes que se nos destierre,
antes que se nos escupa,
antes que se nos afrente
y antes que entre las cenizas
que de nuestro pueblo queden,
arrastrados sin remedio
gritemos amargamente:
¡Ay España de mi vida,
ay España de mi muerte!

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 05.- España, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Justicia social

Manifestación gijonesa contra la regasificadora, o contra las intrigas consistoriales en pro de ésta

Decimos «manifestación gijonesa» y decimos bien. Aunque los manifestantes apenas superaran el centenar, se trataba principalmente de vecinos de Gijón, en especial de las proximidades del Musel. Sin apoyo de sindicatos ni partidos políticos (los que se dicen contra la regasificadora o son microorganizaciones marginales, o lo dicen con la boca pequeña, como PodemosXixón Sí Puede, sin cuyo constante apoyo no estaría en el poder municipal el actual consistorio casquista empecinado en continuar los desmanes del PSOE) y víctimas de una campaña sistemática de desinformación por parte de unos medios que hace tiempo olvidaron qué puedan significar la objetividad, la independencia y la defensa del bien común. Con el apoyo de algunas asociaciones de vecinos (principalmente las que resultan representativas, como las de la zona rural) y el apoyo a medias de otras (las urbanas son poco representativas y llevan años controladas por la misma izquierda que apoya la ilegal regasificadora del Musel, o que acepta sin rechistar las pretensiones contaminantes de Arcelor-Mittal).

Recapitulemos. Dentro del inmenso latrocinio de la innecesaria y dañina ampliación del Musel, el PSOE inició y el PP mantuvo una regasificadora ilegal y peligrosa, además de innecesaria. Tras el espectacular dispendio, nunca pudo entrar en funcionamiento.

Todavía el pasado mes de noviembre los tribunales exigieron su derribo.

A iniciativa de Josechu-Marichu Pérez (PSOE), el Ayuntamiento de Gijón se permitió el pasado febrero pedir al Gobierno central el «desbloqueo, con carácter urgente, de la planta regasificadora de El Musel» (sic). El desvergonzado disparate contó con el apoyo del gobernante Foro-FAC y de ese otro desvergonzado disparate que es el partido político Ciudadanos. Los concejales de Podemos (Xixón Sí Puede) e Izquierda Unida votaron en contra del acuerdo; pero como cuando quieren imponen su voluntad a Carmen Moriyón, resulta difícil tomarse su oposición en serio.

La manifestación de ayer se hizo contra tanto dislate, contra tanta decisión contraria a Gijón y a los gijoneses, contraria a derecho y al sentido común. En un tiempo como el nuestro, con un pueblo aborregado y perezoso cuya actividad viene a reducirse a la virtual en los foros de Internet y las redes sociales, el Ayuntamiento debería tomar nota. Los gijoneses que se mueven, se mueven contra la oligarquía local. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

Si usa Twitter, no deje de seguir a VOLUNTAD: @Voluntad_tuits

@Voluntad_tuits
Si es usuario de la red social Twitter, no debe perderse @Voluntad_tuits. Hágase seguidor. No sólo se difunden nuestras nuevas entradas, sino otros contenidos propios, comentarios y una selección de noticias y tuits ajenos sobre Gijón, Carreño, Villaviciosa, Asturias, España y los otros temas de los que Voluntad habitualmente se ocupa.

Si no es usuario de Twitter, síganos igual. Puede hacerlo en la barra lateral derecha de este cuaderno de bitácora (asegúrese de que su navegador acepta «galletas informáticas», vulgo cookies) o simplemente yendo a https://twitter.com/Voluntad_tuits.

Y hasta el próximo martes, si Dios quiere.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Villaviciosa

Carnaval eléctrico: el oligopolio que nos saquea

Oligopoly
Vamos a reproducir un artículo de infoLibre. Medio que no recomendamos en absoluto: al contrario. Tampoco recomendamos ABC, El País o The Daily Telegraph, por ejemplo, pero también reproducimos contenidos suyos cuando resultan de interés. Como es el caso.

Liberalismo de mamandurria

Aurelio Modrego Oro
Publicada 08/02/2017 a las 06:00. Actualizada 22/02/2017 a las 17:22

La empresa nacional de electricidad —ENDESA— nació (1944) en la España autárquica del franquismo. Durante décadas coexistió con otras eléctricas privadas: Iberduero, Hidroeléctrica Española y otras. Constituían un oligopolio de facto en el que uno de sus actores era público.

Con el gobierno socialista de F. González, Endesa fue privatizada parcialmente, pero es con Aznar (1997) y en aplicación de su credo liberal, cuando se acelera el desmantelamiento del sector público: Endesa, Telefónica, Repsol; Tabacalera, Argentaria… pasan a ser empresas privadas. El Estado se quedará sólo con el 3% del capital; y ahora el sector eléctrico sigue siendo oligopolio, pero con menos jugadores y todos privados.

En España, las compañías eléctricas con las tarifas reguladas y enormes beneficios anuales se convirtieron en objeto de deseo para los gigantes del sector. Así en 2005 y años siguientes se suceden OPAS alternativas sobre Endesa. Grupos energéticos como Gas Natural, Eon, Acciona, Enel, pugnaron por llevarse Endesa y finalmente (octubre 1997), la estatal italiana Enel y Acciona logran el 92% del capital.

Enel pagó 65000 millones de euros por el control de Endesa y la convirtió en su filial. Separó su actividad exterior, la desmembró y se dispuso a recuperar rápido el dinero que había invertido. En octubre de 2014 Endesa repartió un dividendo extraordinario de ¡14600 millones de euros! Esa cifra estratosférica equivalía a la mitad de su capitalización (y para poder hacerlo pidió dinero a crédito y tomó préstamos de inversores), pero nadie alzó la voz contra semejante irracionalidad de «mercado libre». En 2015 y 2016 ha repartido la totalidad de sus beneficios y sigue recibiendo el aplauso de analistas económicos. En mi opinión, eso es lo más parecido a descapitalizar una empresa, pero debo tener una visión muy anticuada de las finanzas.

En nuestro país, y desde siempre, el oligopolio cobra a precio muy alto los Kw-h producidos, cuyo coste real las eléctricas nunca han justificado ni permitido auditar. En el recibo de luz, los costes regulados (moratoria nuclear, prima a las renovables, transporte y distribución, término de potencia…) siempre son admitidos por los gobiernos de uno y otro signo y llevan al resultado de tener la energía mas cara entre los países europeos desarrollados. Y si decides apagar algunas bombillas o gastar menos en calefacción, sólo estarás ahorrando sobre el 35% del coste del recibo. En pocas palabras, imposible escapar.

Durante años, la tarifa eléctrica (el precio por Kw/h que cobran las compañías suministradoras) fue regulada, es decir Gobierno y empresas acordaban el precio que iba a regir. Pero en 1997, del cerebrito del Sr. Piqué i Camps —a la sazón Ministro de Industria— surgió el invento de los costes de transición a la competencia o CTC. Con ellos, afirmaban, llegaría la liberalización del mercado y la libre competencia triunfaría (paradigma liberal). Estos CTC supusieron para el oligopolio unos ingresos extras de 1,9 billones de pesetas a recibir en los diez años siguientes, si bien realmente se redujeron a 1,65 billones, que tampoco estaba mal.

Años más tarde otro sibilino invento, el llamado «déficit de tarifa» (o diferencia entre lo que cobran por suministrar electricidad y lo que cuesta producirla), según las compañías, claro. Nunca ha sido probado tal déficit, al no haber sido auditado. No obstante, ese déficit de tarifa fue aprobado por ley y cada año el Estado (nosotros los ciudadanos) adeudaba mas a las compañías hasta llegar a la cifra de 25000 millones de euros que pagaremos los consumidores en años venideros con el recibo de la luz.

Y para culminar el atraco continuado, eso del sistema de subastas de electricidad trimestrales que pasó a ser diario después de que en las Navidades de 2013 los precios de la luz subiesen hasta las nubes. Esta subasta diaria (necesaria y transparente al decir de la patronal UNESA) ha llevado de nuevo los precios a la altura de la nube anterior o tal vez más arriba en este frío enero de 2017 que vivimos.

En estas subastas diarias de energía eléctrica, pagamos todos los Kw/h comprados (TODOS) al precio marginal, es decir al precio de la energía más cara y que entra la última en la subasta (las de gas natural en los ciclos combinados). Así que, cuanto más ineficientes se muestran las empresas, mayores beneficios obtienen. ¡Viva este liberalismo que premia a los torpes e incompetentes!

Estos son grosso modo los rasgos sustanciales y los males de nuestro sistema eléctrico. De ahí que, cuando vemos o escuchamos a algunos políticos o tertulianos referirse a las llamadas «puertas giratorias», apuntando a antiguos presidentes o ministros de todos conocidos, no nos extrañamos de nada. Ya hemos asumido que es parte del pago por lo recibido antes. Lo constata el refranero con enorme naturalidad y acierto: «favor con favor se paga», dice el refrán.

La redacción del artículo deja bastante que desear. (En obsequio de los lectores de Voluntad se han corregido puntuación y algunos errores). Necesita alguna precisión: por ejemplo, que el «oligopolio de facto» de las eléctricas en la época del franquismo estaba controlado por el Estado, con el criterio dominante del servicio público. Garantizado éste además no sólo por la presencia de la entonces gran eléctrica estatal ENDESA, sino por la participación de instituciones públicas en otras. Viene a la memoria la destacada presencia de la extinta Caja de Ahorros de Asturias (y por lo tanto del Ayuntamiento de Gijón y de la Diputación Provincial) en la difunta Hidroeléctrica del Cantábrico. La cual, tras pasar a manos estatales portuguesas, está ahora en manos chinas. Contamina más (Gijón y Carreño pueden dar fe de ello), cuesta más, usa carbón extranjero, y apenas deja beneficio entre nosotros.

Pero en conjunto el artículo es útil. Explica de una manera razonablemente concisa el origen de la desastrosa situación actual del suministro de energía eléctrica en España.

Más bendiciones recibidas de la democracia y de la europeización. Para mantenernos entretenidos, el régimen democrático nos subvenciona ahora el cutre, faltón y artificial carnaval («antroxu», dicen) de estos días. Total, ¿qué más les da a los políticos aumentar la deuda y agotar los caudales públicos? Ellos se sentarán en el consejo de administración de alguna eléctrica, donde los dineros a repartir nunca se agotan…

Vamos a apagar la luz. Hasta el martes, si Dios quiere.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, ¿Llingua?, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

In memoriam: José Luis Pérez de Arteaga, Radio 2, Radio Nacional de España

José Luis Pérez de Arteaga. Madrid, 1950-2017. R.I.P. (foto Rtve.es)

José Luis Pérez de Arteaga. Madrid, 1950-2017. R.I.P. (foto Rtve.es)

Titulamos así esta entrada, ahora que la versión oficial es «Radio Clásica, Radiotelevisión Española», a manera a la vez de homenaje, de recuerdo y de obituario no sólo del fallecido este miércoles, sino de toda una radio, si no aún fallecida, sí desfalleciente.

Pésima noticia hoy para los aficionados a la música y a la radio. Nos ha dejado José Luis Pérez de Arteaga. Con él nos dejan también los restos de la época dorada de Radio 2, antes Segundo Programa de Radio Nacional de España, ahora Radio Clásica. Una emisora que sigue siendo notable, pero que está muy por debajo de lo que fue y de lo que debe ser. El que se ha ido es simplemente insustituible.

Así lo cuenta la web de RTVE (a la que aconsejamos acceder para escuchar el audio):

Adiós a José Luis Pérez de Arteaga, el hombre que sabía explicar la música

Nuestro compañero, el crítico y musicólogo José Luis Pérez de Arteaga, ha fallecido esta noche a los 66 años. Desde hace más de 30 años, Pérez De Arteaga era una de las voces más emblemáticas de Radio Clásica.

En 1985 empezó a dirigir y presentar El mundo de la fonografía, un espacio centrado en el área del sonido grabado, en novedades discográficas, producciones históricas, conmemoraciones y efemérides, siempre evocadas a través de registros fonográficos.

En Radio Nacional era colaborador de El ojo crítico y en Radio 5 dirigía En clave de 5. Su voz también era habitual en las retransmisiones del Concierto de Año Nuevo para TVE y en las retransmisiones de los conciertos de la Orquesta y Coro Nacionales de España.

José Luis Pérez de Arteaga era uno de los biógrafos mahlerianos más importantes de nuestro país. Su primer libro fue publicado en 1987 y 20 años después publicó un segundo volumen, donde además de la biografía de Gustav Mahler incluyó un completísimo inventario discográfico.

Nació en Madrid en 1950. Allí empezó sus estudios musicales siendo muy joven y los amplió en Londres. Se licenció en Derecho y en Ciencias Empresariales, pero fue la música, la gran pasión de su vida, la que guió sus pasos profesionales. Fue redactor de la revista Ritmo, como responsable de la sección de crítica discográfica de dicha publicación. Coordinó la revista Reseña y fue redactor y miembro del consejo de dirección de la revista Scherzo. Formó parte del jurado internacional del Premio Mundial del Disco y colaboró a lo largo de los años con El PaísABCLa Razón y El Independiente.

Fue vocal del Ministerio de Cultura en el Patronato del Festival de Granada y desde 1994 miembro de su Comisión Artística. Fundó en 1996, junto a Xavier Güell, el conjunto de música contemporánea Proyecto Gerhard y fue director artístico del mismo.

Desde mucho antes, en su primera juventud era ya figura señera en el mundo musical y discográfico español. Cortés, siempre correctamente ataviado de traje oscuro y corbata, polígloto e ingenioso, era excelente como entrevistador y capaz de lidiar con cualquier transmisión en directo y con sus contingencias. Cuando Radio 2 fue quedándose sin locutores profesionales (fue el último refugio de los excelentes locutores de Radio Nacional de España, apartados por moda y por sectarismos políticos), los programas de José Luis Pérez de Arteaga no sufrieron, debido a su excelente dominio de la voz y a su amenidad.

Hace dos años celebrábamos el cincuentenario de Radio 2. Es como si en 1965, para compensar la clausura triunfalista y devastadora del conciliábulo Vaticano II aquel año, se nos hubieran concedido cosas tan extraordinarias como el Segundo Programa de Radio Nacional de España, con el que tantos crecimos educándonos musicalmente. ¡Aquellos largos programas de música barroca! ¡Aquellos ciclos de grandes compositores! Al mismo tiempo que la música ramplona se imponía en las otras emisoras, en los templos y en los colegios, en la radio teníamos escapatoria. (En el ámbito local gijonés, el mismo año nacían la Empresa Municipal de Aguas y la Caja Rural de Gijón; más compensaciones, sin duda, de las amarguras que se nos venían encima).

Radio 2 compartía con las demás cadenas de Radio Nacional de España la misma música de continuidad, interpretada en su caso por una orquesta sinfónica. Con una oración por el eterno descanso de José Luis Pérez de Arteaga y con esa música cerramos esta entrada:

Deja un comentario

Archivado bajo 05.- España, 09.- Medios, 10.- Radio

Hoy, el patrono de los periodistas

VOLUNTAD, Gijón, martes 29 de enero de 1957

VOLUNTAD, Gijón, martes 29 de enero de 1957

Pues sí. Hoy, día veintinueve de enero, se celebra en la Iglesia romana la festividad de San Francisco de Sales, obispo, confesor y doctor, patrono de los periodistas. Este año de 2017 cae en el cuarto Domingo después de Epifanía. No se dejen liar por los calendarios modernos, que dan otras fechas. Para confirmar lo que decimos pueden ver a la derecha (y leerlo, que lo merece) un suelto de la primera plana de VOLUNTAD de tal día como hoy hace sesenta años, en tiempos más seguros en materia litúrgica (y en otras).

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Casi todas para mal, o más bien para peor. Para los periódicos y para los periodistas han empeorado especialmente. ¿Se acuerda alguno aún de cuando éste día era verdaderamente festivo para ellos? Hoy lo habría sido doblemente: por domingo (con los beneficios añadidos que suponía la difunta Hoja del Lunes) y por el Patrón.

Quienes hoy se dediquen a esta profesión y a pesar de ello no hayan perdido el norte ni el oremus, entenderán y disfrutarán este Orbayu firmado por Javier (el director de VOLUNTAD en aquellos días, el gran Francisco Villalgordo), de la misma primera plana. Los demás también agradecerán leerla, por lo bien escrita (buen estilo, algo escaso en el periodismo actual), por su tono de donosa gracia y porque resulta evocadora:

VOLUNTAD, Gijón, martes 29 de enero de 1957

VOLUNTAD, Gijón, martes 29 de enero de 1957

Y es que no podemos evitarlo. Casi cualquier tiempo pasado fue verdaderamente mejor.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Justicia social

Confirmado: Carmen Moriyón será la candidata de «Podemos»

Mario Suárez del Fueyo y Carmen Moriyón Entrialgo

Mario Suárez del Fueyo y Carmen Moriyón Entrialgo

Comparecieron hoy jueves 28 de diciembre la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón Entrialgo, y el jefe de filas y concejal de Xixón Sí Puede (Podemos), Mario Suárez Fueyo, para despejar las dudas ante las futuras elecciones locales.

Carmen lo había dejado claro: ocho años son suficientes. Pero ella habrá pasado ocho años como alcaldesa de Foro Álvarez-Cascos. Convertirse en candidata y, naturalmente, alcaldesa de Podemos supone abrir un nuevo ciclo, ha declarado Mario Suárez.

Desde el Ayuntamiento de Gijón, gracias al apoyo del PP y de Izquierda Unida, los de Foro estamos haciendo la política de Podemos: esto es, extrema izquierda con unos toques liberal-capitalistas. Convertirme en su candidata a la alcaldía no variará las cosas, sólo las hará más coherentes. Palabras de la presente y futura alcaldesa.

¿Cuáles serán las líneas maestras de su nueva singladura, si ganan las próximas elecciones municipales?

[Al unísono]. ¿Es que lo duda? Feminismo radical, abortismo y transexualismo. La Semana del Orgullo LGBTX hará palidecer a la de Madrid. Multiplicaremos las subvenciones para cursillos efímeros. El endeudamiento municipal crecerá exponencialmente; las tasas y los impuestos municipales crecerán todo lo posible. Arcelor-Mittal seguirá contando con nuestra bendición para contaminar cuanto quiera. Prohibiremos las corridas de toros y los menús escolares serán exclusivamente veganos, halal y kosher. Las comunicaciones municipales se harán exclusivamente en «llingua l’Academia», con proscripción absoluta del castellano. La economía local crecerá gracias a la reactivación de la construcción: no dejaremos en pie ningún edificio que tenga más de veinte años. Volveremos a cambiar los nombres de todas las calles, menos las de Santiago Carrillo y Dolores Ibárruri. En los terrenos de la derribada estación de cercanías levantaremos una mezquita…

—¿Es cierto que Mario va a hacerse del Lions Club y Carmen del Rotary?

—[Sonrisas cómplices]. Algo hay, algo hay…

El aplauso ensordecedor de los periodistas acreditados cerró la triunfal rueda de prensa.

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 09.- Medios, ¿Llingua?, Justicia social, Medio ambiente, Política local