Archivo de la categoría: 03.- Comarca

La venta directa de leche cruda, ¿un poco más cerca?

Pues sí y no. La web RedQueserías.org (Queserías de campo y artesanas. Red española) resume bien la normativa vigente y los cambios previstos. Como ellos mismos dicen en su página de Facebook, es paradójico que aun ALCANZANDO LOS MISMOS OBJETIVOS SANITARIOS, se permita la venta en establecimientos con registro sanitario y se prohíba a ganaderos. Queremos venta directa de leche, ya.

Venta de leche cruda para consumo

Publicado por: Ángel Nepomuceno Sánchez
Publicado el: 23 mayo, 2017

En España la venta de leche cruda para consumo humano está permitida sólo si se comercializa desde un establecimiento autorizado con registro sanitario (ej.: quesería)

En la actualidad en España no se permite la venta directa de leche cruda para consumo humano desde explotación de ordeño al consumidor final. Sin embargo, nada impide la venta de leche cruda para consumo humano desde un operador o transformador lácteo (que tenga registro sanitario). Así, por ejemplo, una quesería con registro sanitario puede vender leche cruda para consumo humano directo. Un productor que tenga su propio ganado de ordeño y una quesería, no podría vender leche cruda desde la explotación de ordeño pero sí podrá hacerlo desde su quesería (si en la actualidad está autorizado para elaborar queso, tendrá que solicitar ampliación de actividad para poder vender leche cruda).

Los requisitos para poder vender leche cruda para consumo humano directo desde una empresa láctea se describen en el Reglamento (CE) Nº 853/2004, y básicamente consiste en que la explotación de la que procede la leche cumpla los criterios de medias geométricas de gérmenes (y de células somáticas, si es leche de vaca), y que cumpla los criterios relativos a Brucelosis/Tuberculosis. Además, tendrá que considerar, como para cualquier otro producto lácteo, el control de peligros en le venta de esta leche (plan de autocontrol, con aplicación de criterios de flexibilidad). En este sentido, la guía europea en la que ha trabajado QueRed, contempla este producto, por lo que os será muy útil para el control de peligros en la venta de leche cruda para consumo humano directo.

En la actualidad, desde Aecosan se está trabajando para elaborar un proyecto normativo que regule la venta de este producto. Desde QueRed se han presentado alegaciones y consideraciones. Esperemos que el texto normativo sea aceptable.

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Sanidad, Villaviciosa

Un recordatorio siempre oportuno: la leche, que sea de verdad

Saben los seguidores de Voluntad que aquí le damos mucha importancia a la leche. Es natural: somos asturianos de los de antes. Para comprobarlo bastará un repaso a nuestras entradas antiguas (hay un útil motor de búsqueda en la columna lateral derecha) y a nuestros tuits. Como estos días vemos que arrecia la publicidad de los sucedáneos de la leche, además de continuar la omnipresencia comercial de la leche esterilizada o de larga duración (UHT, prácticamente materia inerte sin las propiedades beneficiosas de la leche de verdad) recuperamos de la región vecina una interesante entrevista de hace casi año y medio, publicada en Campo Galego. Aun sin darle enteramente nuestra bendición, su lectura resulta muy útil.

«Las leches vegetales son un engaño publicitario, sus propiedades no son comparables a las de la leche de vaca»

Entrevista a Carlos Spuch Calvar, investigador del Instituto de Investigación Biomédica del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo.

David Glez. Eirexas – 03/12/2015

Carlos Spuch Calvar. Autor: Universidade de Vigo

Carlos Spuch es investigador desde hace más de una década en el Instituto de Investigación Biomédica del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo. Está especializado en enfermedades neurológicas y degenerativas y en como la alimentación afecta a esas enfermedades. Acaba de participar en la Semana Gandeira de Mazaricos para apoyar con datos científicos los beneficios del consumo de la leche, en especial de la leche pasteurizada, «un alimento completo y con numerosos efectos beneficiosos sobre nuestra salud».

¿Qué beneficios aporta el consumo moderado de leche?

Por ejemplo, el tomar leche caliente antes de acostarse aporta triptófano, un aminoácido esencial, que incrementa los niveles de serotonina en el cerebro y proporciona la sensación de placer, favoreciendo la entrada en un sueño de calidad. También está comprobado que la leche, y en especial la leche entera pasteurizada, ayuda a recuperar la flora intestinal, reduce las infecciones por bacterias malas como el Helycobacter Pylori y mejora las diarreas producidas por antibióticos.

Además, el consumo diario de leche tiene efectos anticancerígenos y protectores, sobre todo para cáncer de próstata, de mama, de ovarios y colon-rectal. Y para los deportistas es el alimento ideal, ya que tiene una alta concentración de proteínas.

Por otra parte, está demostrado que consumir leche habitualmente reduce la hipertensión arterial.

En este sentido, una de las líneas de trabajo en la que quiero trabajar es en los efectos beneficiosos de la leche para reducir la inflamación de células cerebrales, así como sus efectos antiproliferativos de células tumorales en el cerebro.

¿Son comparables las propiedades nutricionales de la leche de vaca con las llamadas «leches» vegetales?

No son comparables, la leche de vaca es mucho mejor. De hecho, la leche de vaca es imposible de replicar en laboratorio por la cantidad de vitaminas, factores de crecimientos, nutrientes etc.; mientras que las mal llamadas leches vegetales es muy sencillo replicarlas.

Los zumos de soja, avena etc., no son leche. Que los fabricantes les llamen leche es un engaño publicitario y no entiendo como no interviene el Ministerio correspondiente para obligarles a cambiar el nombre.

¿A qué obedece la campaña contra el consumo de leche de vaca?

Es algo que no me explico. Hace 8.000 años que en Europa tomamos leche y en los últimos 20 años se cambió todo. Lo lógico es que se consuman los productos locales, como la leche para apoyar a nuestros ganaderos y a nuestro rural, y no los jugos vegetales elaborados a partir de soja u otros vegetales, procedentes, en gran medida, de la deforestación de la Amazonía. Y desde el punto de vista nutricional, no hay comparación con la riqueza de la leche de vaca.

¿Qué se debería hacer para contrarrestar esta campaña contra la leche de vaca?

Creo que la Administración debería publicitar más la calidad de los productos lácteos gallegos*. Es algo que se ha hecho, por ejemplo, con el vino: gracias a las campañas de información a la opinión pública hoy casi todos los consumidores conocen y valoran las propiedades beneficiosas de un consumo moderado de vino. Se deberían dar a conocer a la opinión pública a través de campañas de información los numerosos estudios científicos que avalan las propiedades beneficiosas del consumo de leche.

Algo que tenemos pendiente en España es crear una interrelación entre investigadores, ganaderos, consumidores, industria y Administración para defender al sector lácteo y las propiedades de la leche. Si cooperamos todos podemos aportar algo positivo para el sector.

En los últimos años se han disparado en España los casos de intolerancia a la lactosa. ¿A qué se debe esta proliferación?

Es cierto que las consultas de pediatría están ahora llenas de gente intolerante a la lactosa y al gluten. Lo más fácil para el médico es retirar la leche sin averiguar realmente las causas.

Porque en la mayoría de los casos en Europa la leche no es el problema de las inflamaciones intestinales, sino más bien la solución, sobre todo la leche pasteurizada.

Para consumir leche necesitamos una enzima, la lactasa, que está en el intestino y en las bacterias, los lactobacilus. El problema es que consumimos demasiada leche UHT y al tomarla durante muchos años y mucho tiempo acaba destruyendo flora bacteriana como los lactobacilos. Por eso, un vaso de leche pasteurizada es muy recomendable y tan efectivo o más que los yogures o demás derivados lácteos que nos venden con lactobacilos.

No es casual que la implantación del sistema UHT en España durante los últimos veinte años coincida con un aumento de las intolerancias a la lactosa, debido a que al calentarla a 138 grados tanto la caseína como el triptófano se alteran, de forma que se reduce el efecto beneficioso tanto sobre la flora intestinal como el efecto placentero. El sistema UHT es muy bueno desde el punto de vista comercial, ya que permite transportar la leche a mercados lejanos y conservarla durante varios meses. Pero en Galicia y en España deberíamos volver a la leche pasteurizada, mucho más beneficiosa y nutritiva, y que podemos conservar en la nevera durante varios días.

Estuve viviendo en Suecia, uno de los mayores consumidores de leche del mundo, y toda la leche que se vende es pasteurizada y procede de granjas suecas. Además, no se retira tanta grasa de la leche como en España.

¿Pero no es mala la grasa de la leche para la salud?

La grasa de la leche es buenísima, al mismo nivel que la grasa de pescado. De hecho la grasa de la leche tiene un equilibrio óptimo entre ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. El problema en España es que se le retira demasiada grasa a la leche. De hecho, en los países nórdicos la leche desnatada es como nuestra leche entera y es toda pasteurizada, y no existen prácticamente problemas de intolerancias a la lactosa.

Lo hemos venido sosteniendo en Voluntad. La leche comercial, sólo pasteurizada. De mínima pasteurización, a ser posible. De producción local y con toda su grasa. Pero también debemos retornar a la venta directa de leche cruda por los ganaderos, como siempre se hizo, para quien quiera comprarla. Y estimular la ganadería ecológica (esto es, la tradicional) contra la convencional actual de «Frankenvacas» importadas, estabuladas y medicadas.

Los quesos, siempre de leche cruda. La pasteurización los mata.

¿Por qué no se empieza por dispensar leche de verdad en los comedores escolares y en los centros hospitalarios?

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 07.- Enseñanza, Carreño, Medio ambiente, Política local, Sanidad, Villaviciosa

¿El primer Primero de Mayo en libertad? EL COMERCIO se equivoca

Lo sentimos por el bilbaíno Correo ex Español, edición de Benavente para Gijón (mancheta El Comercio). A pesar del artículo de hoy, firmado por Chema F. Allongo, «Los primeros de mayo, en libertad», la primera celebración «en libertad» del Primero de Mayo en nuestra villa no fue en 1977 ni en 1978, sino cuarenta años antes: en el Gijón recién liberado de 1938.

En aquellos años, especialmente en la etapa de Gerardo Salvador Merino como Delegado Nacional de Sindicatos, se llegó a organizar manifestaciones de trabajadores con estética que recordaba poderosamente a la soviética. En la España nacional. Hasta el final de eso que ahora llaman el franquismo continuó celebrándose oficialmente la fecha.

Lo que en 1977 socialistas (con expresa reivindicación del marxismo y de la criminal Revolución de 1934, según nos cuenta El Comercio), comunistas y compañeros de viaje empezaban a celebrar, era la eliminación del Estado social y nacional del 18 de julio, y con él la progresiva desaparición de los derechos de los trabajadores

Hoy domingo, víspera del Primero de Mayo, las grandes superficies comerciales están abiertas. La municipal EMTUSA colabora con transportes especiales a esa violación del descanso dominical, competencia desleal para con el pequeño comercio, y violación flagrante de los derechos de sus empleados.

Feliz Primero de Mayo «en libertad», izquierdista y democrático.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Justicia social, Política local

Turismo interior y observancias de Semana Santa

No es la Semana Santa época de vacaciones, en el sentido que este término ha cobrado desde la década de 1960. Existe para el recogimiento y la devoción religiosa: su única razón de ser es la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Desde la noche de hoy hasta la tarde del sábado deberían estar cerrados todos los establecimientos de ocio y asueto, incluyendo los de hostelería, con las obvias excepciones de los hoteles y similares. Como siempre se hizo, a excepción de los breves períodos de desmadre, hasta que llegó el desmadre definitivo.

A veces las circunstancias obligan a eso que ahora se unifica bajo el término «turismo». Viene esto a cuento porque unos familiares de un propio de Voluntad, muy necesitados de descansar y reponerse, le contaban hoy que han optado por retirarse estos días a un balneario de Ponga.

Si tomasen ejemplo los muchos asturianos empeñados en hacer «turismo» estos días y escogiesen el turismo interior, el beneficio para nuestra región, para todos nosotros, sería considerable.

Los demás, a asistir a las procesiones. (En cambio, de los ridículos oficios de la secta vaticanosegundista mejor lejos).

A quien no le gusten las procesiones, ni las observancias tradicionales de estas fechas, ni las expresiones públicas de Fe, les queda, naturalmente, el turismo exterior. A países paganos o protestantes. Lo malo es que dejarán muy bajo el pabellón español, y darán mal ejemplo. Pero mejor que lo den lejos.

Aunque lo más honrado por su parte sería renunciar a estas vacaciones, y dedicarse discretamente a sus trabajos y tareas.

Como todos los años Voluntad, por su parte, cesa toda actividad hasta la tarde del Sábado Santo.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Cofradías y hermandades

El Ayuntamiento de Gijón, otra vez indiferente a los intereses locales

Reverso de una notificación del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica remitida por correo ordinario este año. Nótese, además del mal troquelado que mutila tanto la información como el documento de pago (en el anverso), la ausencia de la Caja Rural de Gijón entre las entidades bancarias mediante las que puede efectuarse el pago

El pasado viernes publicaba Voluntad una pregunta sencilla al Ayuntamiento de Gijón acerca del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, la impopular «viñeta»: ¿Cómo es posible que entre las entidades bancarias donde puede efectuarse el pago, no figure la Caja Rural de Gijón?

En la misma entrada se explicaba por qué no sirve de excusa que su gestión se haya cedido a los Servicios Tributarios autonómicos.

Aunque nos consta que Voluntad es seguido desde el consistorio, quisimos asegurarnos remitiéndoles la pregunta directamente, unos días más tarde, vía Twitter:

No ha habido respuesta.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, Justicia social, Política local

Destruir para construir… ¿Es construir?

Los seguidores de Voluntad conocen nuestra preocupación por el deterioro urbanístico de Gijón (y de Candás y de Villaviciosa). Un proceso que lleva décadas produciéndose y que vuelve a acelerarse. La desaparición de los edificios bellos, representativos o simplemente interesantes y su sustitución por horrores anónimos y cosmopolitas. La destrucción de los paisajes de la villa y sus alrededores. La supresión de rincones con historia y encanto y su sustitución por calles feas y sin alma.

Recuperamos un artículo publicado hace un mes en Cosas de Arquitectos. Revista digital de Arquitectura, por Juan Ignacio Vallet. Él se refiere al caso de la ciudad portuaria argentina de Rosario. Cámbiese por Gijón y se verá que su aplicabilidad, mutatis mutandis, es evidente.

Destruir para construir… ¿es construir?

Como estudiante de arquitectura tengo la cualidad de mirar un poco más en detalle el paisaje urbano mientras recorro la ciudad y además aprendí con el tiempo que muchas veces lo mejor se encuentra mirando al cielo y no solamente hacia adelante.

En ese ejercicio diario e inconsciente que realizo noté con gran tristeza en estos últimos años cómo la especulación inmobiliaria destruyó innumerables inmuebles de principios de siglo de un valor arquitectónico incalculable.

Destruir para construir…

Vale aclarar que estas líneas no tienen como finalidad atacar la evolución lógica que se da en todas las grandes ciudades con respecto a la construcción de edificios, reconociendo que hoy por hoy la demanda exige albergar en pequeños lotes una cantidad mayor de personas que la que era necesaria hace un siglo.

Rosario es una ciudad que ha evolucionado en muchos aspectos los cuales entiendo aceleraron este proceso de modernización y de estructuración en la forma en que se encara el problema de la vivienda.

La enorme oferta de universidades e institutos hicieron que se convierta en un polo de atracción de jóvenes no sólo de las ciudades o pueblos cercanos sino también de provincias limítrofes, que vienen a formarse como profesionales y cuya estadía no implica los 5 o 6 años que normalmente demanda una carrera universitaria sino que luego de recibidos deciden instalarse definitivamente en Rosario. Sumado a esto está la presencia del puerto, el más importante del país, el cual ha generado que las empresas más importantes en el rubro cerealero tengan sus oficinas en la ciudad demandando personal capacitado el cual se instala en la ciudad de forma temporal en algunos casos y en forma definitiva en muchos otros. Es innegable que todas están circunstancias y muchas otras hacen que el modo en que se va configurando una ciudad tenga que cambiar y adaptarse a los nuevos requerimientos.

… ¿es construir?

Ahora bien, este progreso implica que muchas viviendas de un alto valor patrimonial sean destruidas. Y al referirme de valor patrimonial no hablo únicamente de la vivienda en sí y su forma de construcción, distribución interna, su ornamentación, etc. Hablo de aquellas cosas tan o más importantes que lo material que no se ven a simple vista. Al destruirse una vivienda construida en el 1900 se pierden años de recuerdos, momentos, rituales familiares, sabores, olores, sonidos, silencios, costumbres, risas, llantos. Esas viviendas fueron protagonistas de las grandes inmigraciones que poblaron este país desde toda Europa y claramente volver a empezar de cero en estas tierras fue una tarea muy dura y para nada fácil. Dejar tu tierra, abandonar tus raíces y embarcarte a otro continente en un largo viaje en el cual en los pequeños bolsos solo entraban unas pocas prendas pero muchos miedos e incertidumbres.

En pos de la modernización hemos cambiado viviendas de grandes puertas de madera o hierro —tras de las cuales había un trabajo artesanal y representaban muchas de ellas obras de arte en sí— las cuales invitaban a descubrirlas, por edificios de ingresos ínfimos, con cámaras de vigilancia y rejas; cambiamos grandes habitaciones compartidas por hermanos los cuales a fuerza de la imaginación creaban infinidad de mundos de fantasía para jugar, por habitaciones semejantes a una caja de zapatos donde escasea la imaginación y la única manera de divertirse o pasar el tiempo es a través de un televisor y una PlayStation; cambiamos una abuela amasando una pasta con salsa casera, una rica torta, un café batido con amor, una comida reunidos en familia, por el delivery más cercano, comiendo solo o reunidos hipnotizados por la televisión; cambiamos juntarnos en el gran patio familiar de las viviendas chorizo a tomar mates y conversar de la vida, por sentarnos frente a una pc o un Smartphone a chatear.

En el pasado las viviendas eran grandes, vivían varias familias, ocupaban una importante superficie de la manzana pero contrariamente a lo que se piensa sus habitantes eran unidos, solidarios, compañeros, se ayudaban, se apoyaban, conocían a sus vecinos. Hoy por hoy los departamentos son muchos más pequeños lo cual no implica cercanía sino todo lo contrario, cada hijo está en su pieza encerrado con la pc o el celular, escasea el dialogo y predomina la televisión, desconocemos a nuestros vecinos, desconfiamos de todos, no nos importa ayudar.

Quizás sea una visión anticuada pero es doloroso pasar por una vivienda antigua demolida y verla así, con sus ambientes desmembrados, vestigios de paredes revestidas de viejos azulejos, paredes destruidas. Es una herida desgarrada en esa manzana que la comprende, una herida que por más que se intente cerrar con un nuevo edificio de varios pisos nunca va a terminar de cicatrizar, porque hay risas que ya no se oyen, hay olores que ya no invaden la manzana, hay sonidos que no están y esto es obvio porque ya los dueños de esas risas, esos olores y esos sonidos no están entre nosotros físicamente… Pero viven en la memoria, en el corazón y en el alma de quienes los conocieron.

Mi nombre es Juan Ignacio Vallet, tengo 37 años, soy casado con 2 hijos y soy estudiante de la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la Universidad Nacional de Rosario donde restan 8 materias para recibirme. Siempre me interesó escribir artículos de Arquitectura y poder tener la posibilidad de que alguien los publicara.

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, Carreño, Hispanoamérica, Medio ambiente, Política local, Villaviciosa

Pregunta sencilla al Ayuntamiento de Gijón

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, la impopular «viñeta», es municipal. Aunque lo gestionen los Servicios Tributarios autonómicos.

Pues bien. ¿Cómo es posible que entre las entidades bancarias donde puede efectuarse el pago, no figure la Caja Rural de Gijón?

Tanto el facilitar los trámites a los vecinos de nuestro concejo, como la defensa de lo propio, son deberes de ese Ayuntamiento. Que tiene, o debe tener, peso más que suficiente para hacer valer sus criterios ante la administración autonómica.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, Justicia social, Política local