Marañuelas: ¿Carreño (y Gozón), expoliados?

Hace casi un año advertíamos en Voluntad contra el peregrino proyecto de «unificar» y poner uniforme oficial a las marañuelas de Candás (mejor, de Carreño) y de Luanco (mejor, de Gozón). Mas, ay, ya sabemos que la necedad se impone. Oficialmente, las marañuelas dejan hoy de ser de Candás y de Luanco para convertirse en «Alimentos del Paraíso Natural» con «sello de calidad del Principado». Una campaña, la de los «Alimentos del Paraíso Natural», que puede no haber sido mala idea, pero que está siendo gestionada de manera pésima. Pero, atención: si la redacción del Comercio es correcta, Carreño y Gozón habrían perdido la exclusividad del producto, algo que hasta ahora tenían sin necesidad de que nadie lo regulase. Negritas nuestras:

Les marañueles ya están en el Paraíso

Los tradicionales dulces de Candás y Luanco ya lucen el sello de calidad
La Consejería de Desarrollo Rural aprobó el reglamento de uso para su elaboración, aplicando los requisitos artesanales locales

Artesanas del horno de Luanco, durante el proceso de elaboración artesanal de las marañuelas. / P. G.-P.

Artesanas del horno de Luanco, durante el proceso de elaboración artesanal de las marañuelas. / P. G.-P.

Fue una carrera de largo recorrido que hoy alcanzará su meta final que no es otra que la garantía de un producto elaborado con los cánones tradicionales y artesanales. Así quedará recogido en el decreto que hoy publicará el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), en el que el típico dulce candasín y luanquín contará con el amparo que ofrece el sello de calidad del Principado ‘Alimentos del Paraíso Natural’.

La consejería aprobó el documento definitivo del reglamento que regulará su producción. Para ello fue preciso unificar criterios y aprobar las diversas formas de elaboración, especialmente por parte de los artesanos de Candás. No fue así en Luanco al aceptar una sola fórmula de sus ingredientes. Ahora, con la entrada en vigor de la norma que regula su elaboración, cualquier artesano interesado podrá hacer uso de esta marca siempre y cuando se ajuste al método de confección descrito. Para garantizar estas condiciones, una firma externa se encargará de efectuar los controles anuales garantes del cumplimiento.

En el proceso se implicaron la consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, la Unión de Comerciantes del Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Carreño.

Así, la definición del producto queda como una «pasta seca a base de harina, mantequilla y azúcar con un peso aproximado de cuarenta gramos por unidad». En cuanto a las materias primas, las elaboradas en Luanco serán a base de harina de trigo, azúcar blanca, mantequilla de vaca, huevos enteros, yemas de huevo y limones.

La variante candasina supone el añadido de ingredientes como el anís y la canela, entre otros.

«Cualquier artesano interesado podrá hacer uso de esta marca». ¿Sólo de Carreño y de Gozón, como es de justicia, o también los «artesanos» de Avilés que ya la usan? ¿Y los de Gijón? ¿De la Pola? ¿De Peñamellera? ¿De Villalpando? ¿De Majadahonda? ¿De Pekín?

¡A ver si el escatológico titular debería ser más bien

Les marañueles ya están en el camposanto!

La protección del producto se impuso a las rivalidades locales

La historia de les marañueles de Candás y Luanco está marcada especialmente por la defensa de su origen. En el debate se escucharon muchas opiniones que, únicamente, dejaron claro que la única peculiaridad del dulce es su forma de presentación. O sea una maraña que simula algunos nudos empleados por los marineros. El resto, como la base de los productos empleados, son clásicos de la repostería con las peculiaridades del empleo de los huevos con su yema y clara o solo con yemas. Las variedades que se dan en su confección en Candás, con anís, canela y otros añadidos para potenciar el sabor también son empleadas en Luanco en las diferentes elaboraciones caseras.

Durante la tramitación del sello de calidad, los artesanos productores de ambas villas se olvidaron de estas diferencias, apostando por la protección de los productos que lo definen.

Lo dicho. Si la mostrenca redacción de la noticia que elabora El Comercio ha de entenderse literalmente, los elaboradores de marañuelas van a tener que lamentar no haber optado, ya que denominación querían, por dos diferenciadas: «Marañuelas de Candás» (o «de Carreño», las mejores) y «Marañuelas de Luanco» (o «de Gozón»). Ponerse en manos del Gobierno autonómico conlleva demasiados riesgos innecesarios.

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 03.- Comarca, Carreño, Política local

Una respuesta a “Marañuelas: ¿Carreño (y Gozón), expoliados?

  1. Lo avisamos. El timo del «sello de calidad del Principado» para las marañuelas: Carreño y Gozón, expoliados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s