Qué poco cuesta. (Que aproveche)

Qué poco cuesta escribir un artículo, digamos, gastronómico. Que se lo pregunten si no a los (ir-) responsables del bilbaíno Correo ex Español, edición de Benavente para Gijón, cuya sección sobre fogones lleva décadas a cargo de, digamos, plumas inadecuadas.

Así, por ejemplo, Luis Antonio Alías se marcaba ayer una reseña de Casa Zarracina. Es un viejo chigre que siempre —quizá más antes— nos resultó simpático. Así que aprobamos el tono aprobatorio del artículo. Que merecía más que una rápida búsqueda en Google sobre el apellido y el topónimo Zarracina, alguna ocurrencia, alguna cursilería, alguna vulgaridad, y el recurso a lugares comunes más falsos que Judas, como el de que «Gijón siempre se sintió liberal» (Voluntad ha demostrado cumplidamente lo contrario, para ilustración de papagayos).

En fin. Hay que contribuir a mantener las pocas casas de comidas de toda la vida que nos van quedando. Aquí está la ocurrente reseña:

Casa Zarracina

Preserva sus platos y su ambiente con el cuidado de quien se sabe patrimonio histórico del barrio pesquero

El Comercio 24 de agosto de 2016
Hace mucho tiempo, igual que un cuento infantil, cuando Cimadevilla y el Carmen chocaban –allá donde luego se puso La Escalerona– con una muralla protectora del pequeño casco urbano, que los carlistas andaban sueltos y Gijón siempre se sintió liberal, alguien abrió este rinconín para servir vino de pellejo y sidra de zapica.

Que se apellidara Zarracina dice poco; hubo un Zarracina cuyas industrias manzaneras perviven, otro que fue alcalde. También se apellidaba así un jefe de la policía local de fines del XIX y la primera dama de honor de la reina de las fiestas de La Calzada en 1933. Y dos aldeas por Deva y Poago llevan tan sonoro topónimo.

La cosa es que casa Zarracina abrió en el centro de la vida gijonesa, esquina de la blasonada casa- torre de los Jove Hevia y de la capilla de San Lorenzo, con la vieja pescadería enfrente, de la Rampa al Campo Valdés, y tras las tiendas del aire, barracas que se ponían y quitaban en un santiamén. Pronto elegida por pescadores, tenderos, obreros y veraneantes disfrutó una rápida popularidad.

Pero fueron Juan Antonio y Enriqueta, al llegar la mitad del pasado siglo, quienes obtuvieron el principal título que los asturianos conceden a todo lugar integrado plenamente en el paisaje y el sentimiento de una población: «ye de toda la vida».

¿Cómo lo lograron? Ascendiendo del pincho a la tapa, y de la tapa al plato que cada temporada propone y marca: parrochines, bocartinos, sardinas, tortillas de merluza, angulas del Piles y La Cantábrica, chopas, arroces marineros, mariscos –¡qué centollos y centollas!–, bonito en raja y en rollo…

Allí, entre la barra y la sala, creció Rafaela, la heredera, que aprendió de su madre a preparar unas soberbias huevas de merluza –les güeveres que tomábamos los neños de Cimavilla para crecer fuertes oyendo lo de «meyor que’l caviar»–, y a servir oricios antes que el resto de restaurantes los pusieran en carta. Oricios partidos con mazu y comprados por paladas en el Campo Valdés, ambrosía inigualable excepto a la hora de limpiar las mesas y desatascar el fregadero de pinchos: Casa Zarracina les dio bandeja y reverencia reservándonos el placer y evitándonos el enojo. Y con los oricios llegaron unes fabes potenciadas por sus corales que Rafaela borda, igual que la tarta de queso, alternativa digestiva y gijonuda a la fabada y el arroz con leche.

Con Rafaela está Francisco, su marido, luarqués de Faedal al que conoció veraneando por el Occidente y que lleva tres décadas organizando bienvenidas y atenciones. Él propone un último recuerdo para Rogelio, el camarero cordial y simpático que se nos fue en junio de un infarto mientras paseaba: tristezas hondas aparte, no resulta mala forma de partir.

Casa Zarracina. Gijón

CASA ZARRACINA

Calle: Ventura Álvarez Sala, 4. Gijón

Teléfono: 985 34 14 27

Cocina y sala: Segundo Francisco Riesgo Pérez y Rafaela Riesgo Fernández.

Descanso: miércoles.

Sidra: Coro.

Media a la carta: 30 euros.

Tarjetas de crédito: sí

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s