Niza. (Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, II)

Es Niza. Puede ser el Muro de San Lorenzo. (Foto Reuters)

Es Niza. Podría ser el Muro de San Lorenzo. (Foto Reuters)

A estas horas no será ya noticia para ningún lector de Voluntad el terrible atentado ocurrido en Niza ayer, cuando un mahometano (un moro, un tunecino; «francés de origen tunecino», dicen los medios políticamente correctos) embistió con un camión a la multitud que contemplaba los fuegos artificiales. Los muertos y heridos graves son numerosísimos: una matanza espeluznante. Parece que el terrorista ha sido abatido.

Hace nueve años y medio usamos por primera vez para una entrada de Voluntad el título Cuando las barbas de tu vecino… Desde entonces ha continuado y aumentado el promahometismo, la islamofilia, la actitud y la actividad promusulmana por parte de los políticos del régimen, de la Unión Europea, de los grandes medios de información (también de los supuestamente locales), de los centros de enseñanza y, por descontado, de los eclesiásticos vaticanosegundistas, traidores a la Fe que suplantan y al pueblo del que proceden. De todo ello hemos venido dando parcial cuenta.

— ¡Es un error judicial! ¡Yo soy Mahoma, el Profeta! — [San Pedro, atravesado por un alfanje moro.] Definitivamente, ¡culpable! [Caricatura de Steph Bergol]

— ¡Es un error judicial! ¡Yo soy Mahoma, el Profeta!
[San Pedro, atravesado por un alfanje moro.] Definitivamente: ¡culpable!
[Caricatura de Steph Bergol]

El 14 de julio, que ayer se celebraba en Francia como «fiesta nacional», es en realidad la fiesta de la Revolución Francesa. Conmemora la toma de la Bastilla, una tragicomedia que consistió en el asalto a una fortaleza sin guarnición ni defensa, que se utilizaba para retener a unos pocos individuos de clase acomodada y con trastornos o comportamientos indeseables. El anciano alcaide fue asesinado por los asaltantes. Así dio comienzo la gloriosa Révolution, cuyas tristes consecuencias enseguida empezamos a sufrir también los países vecinos. Aunque aquí nuestros antepasados le plantaron cara.

Niza, ciudad portuaria saboyana (invadida y anexionada por Francia en 1860), capital de la Costa Azul. Gijón, capital de la Costa Verde.

Si los mahometanos cometen una atrocidad semejante aprovechando esa celebración, que es la de las falsas «Libertad, Igualdad, Fraternidad» de la República y, sobre todo, la de la «laicidad» que ha puesto freno al cristianismo y fomentado la expansión de la secta de Mahoma, ¿qué no harían contra las celebraciones propiamente cristianas? Como, por ejemplo, las de la Virgen de agosto. Justamente dentro de un mes. Los fuegos artificiales de Begoña, el Muro lleno de gente…

No tiene por qué ocurrir. Esperamos que no ocurra.

Pero no sería en absoluto descabellado. Y cada vez tenemos más moros entre nosotros.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Política local

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s