El siniestro «Padre Ángel» quiere el Nóbel de la Paz

Los medios se hacen eco de una de esas autonoticias desvergonzadas. Su protagonista tiene entrada: reparte mucho dinero (no suyo, naturalmente) y mucha de esa «solidaridad» para sentirse mejor. Desde los tiempos (de los que él mismo no quiere acordarse, ni quiere que nadie más se acuerde) de su liquidada «Cruz de los Ángeles» y su adulación abyecta a doña Carmen Polo de Franco y sus amigas. Cuando el «Padre Ángel», además de los niños desvalidos que pillaba por aquí, los importaba también de Marruecos, que ya venían entrenaditos. El dinero, obtenido de caritativos mal informados y de subvenciones públicas, le ha sido siempre muy útil para cerrar bocas e investigaciones periodísticas. La adulación al poder —civil o eclesiástico— sea quien sea quien lo detente, le ha servido también para evitar otro tipo de investigaciones. La Nueva España, por ejemplo, suele apresurarse a entonar loores:

La Nueva España 9 julio 2016

Pues sí. El abate Ángel García Rodríguez, adulador del poder, panegirista de Zerolo y defensor, en general, de todo lo malo, ha echado por delante a un mindundi con pinta de alelado, concejal de Izquierda Unida en Fuentidueña del Tajo, provincia de Madrid. Atiende por Óscar Terciado Fernández. Propone al indigno presbítero para el Premio Nóbel de la Paz. Indigno presbítero que es, por cierto, su jefe: además de la sinecura consistorial, Terciado es empleado de «Mensajeros de la Paz» —el montaje, O.N.G. laica, con que el «Padre Ángel» fue sustituyendo a «Cruz de los Ángeles», que ya le quemaba—. Como proclama orgulloso en su perfil de Facebook:

Facebook 09 julio 2016

Con el fin mantener las cortinas de humo sobre el negocio de manipular niños y ancianos para obtener dinero y otras turbias satisfacciones, el abate de la corbata floja no ha dudado en pasar de celebrar «misas» por Franco o Carrero Blanco —que fue otro de sus protectores— a celebrar actos ecuménicos por Pedro González Zerolo. (Estos últimos con la bendición de Carlos Osoro, «Arzobispo» de Madrid, otro que tal baila). El concejalillo Terciado Fernández no debe saber estas cosas. Mas al igual que Osoro, este empleado comunista del «Padre Ángel» debe pensar: Unidos Podemos. Porque la admiración sincera debe descartarse. Ángel García Fernández no suscita sino repugnancia entre quienes han tenido la desdicha de tratarlo de cerca. De hecho suscita repugnancia ya de lejos.

Y teniendo en cuenta que el Premio Nóbel de la Paz suele otorgarse a criminales como el Barack Hussein Obama que en estos momentos está a punto de hollar y manchar el suelo español, quizás el abate zeroliano se lo merezca. Tienen bastante en común, aunque el «Padre Ángel» aún no haya logrado llegar a tanto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 05.- España, 09.- Medios, Justicia social, Política local

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s