¿Qué fue de San Miguel?

1973, último año en que VOLUNTAD informó sobre la Feria de San Miguel al día siguiente, 30 de septiembre. En 1974 el día 30 correspondia a la Hoja del Lunes; en 1975 este periódico desaparecería, víctima de los manejos de Emilio Romero en la «Transición».

1973, último año en que VOLUNTAD informó sobre la Feria de San Miguel al día siguiente, 30 de septiembre. En 1974 el día 30 correspondía a la Hoja del Lunes; en 1975 VOLUNTAD desaparecería, víctima de los manejos de Emilio Romero en la «Transición».

Este año a la Feria de San Miguel no la perjudicó la lluvia. Pero es que tampoco se acogió a San Miguel. La fiesta del Arcángel (más concretamente, la de la dedicación de su iglesia romana; tiene más festividades) fue ayer 29 de septiembre (y sólo suya, pues la del arcángel San Gabriel es el 24 de marzo, y la de San Rafael el 24 de octubre).

Parece que los «ayuntamientos democráticos» le tengan manía a San Miguel. No es extraño, pensando en a quien, en última instancia, sirven. En fin, el sustituto de su feria, AGROPEC, «Feria del Campo y de las Industrias Agrícolas, Ganaderas y Forestales» se celebró en el recinto de la Feria de Muestras los pasados días 25, 26 y 27 de septiembre.

AGROPEC 2015Sufrió la inauguración por la consejera soba-osos, la política/parásita profesional y permanente María Jesús Álvarez González (PSOE), acompañada de un séquito más bien deslucido, como es democrática costumbre. Alguno habrá recordado con nostalgia los tiempos post-imperiales, con aquel gallardo concejal (más tarde demócrata sobrevenido y alcalde socialista consorte), el difunto Daniel Palacio, de riguroso uniforme de F.E.T. y de las J.O.N.S. (cuando ya nadie más lo usaba).

En fin. Además de las fechas, se echó de menos que se diera una mayor importancia a la Exposición de la Huerta Gijonesa, y a las especies autóctonas. La presencia de las alóctonas es excesiva. Por ejemplo, de las frankenvacas, esos seres deformes, feos y endebles que ahora hacen pasar por vacas lecheras, antieconómicas y antibióticas. Pobres frisonas, tan inhumanamente seleccionadas, criadas, alimentadas, preñadas, ordeñadas y estabuladas.

Frankencows del Dr. Vakenstein
En serio: AGROPEC o, mejor, la Feria de San Miguel, es importante. Puede y debe serlo más. Nos congratulamos de su recuperación hace unos años, y de su supervivencia. Pero es manifiestamente mejorable. Su potencialidad educativa se desperdicia por completo (para su uso escolar debería celebrarse en sus fechas correspondientes, que suelen ser lectivas). Podría también ser de verdad un escaparate del campo y de las faenas agrícolas y ganaderas a las que muchos gijoneses podrían y deberían retornar, como solución razonable a la crisis laboral y a las condiciones de vida en constante empeoramiento. Y una ayuda de verdad a la zona rural, tan maltratada.

(Y, por ejemplo, podría ser también una plataforma de promoción y recuperación de la venta directa de leche, que tantos beneficios traería. Sobre todo si no procede de frankenvacas, sino de vacas que pasten y no conozcan la soja ni los piensos compuestos).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Medio ambiente, Política local, Sanidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s