Galardones y baldones

Medalla de Plata de la Villa de Gijón
Ayer lunes celebraba Gijón a su patrón, San Pedro Apóstol. Con ceremonias desangeladas, más bien indignas, y sin nada que ver con las que fueron tradicionales en esta villa. Por ejemplo, la supuesta bendición de las aguas, que entre nosotros (cuando era de verdad) siempre tuvo lugar en la fiesta de San Juan Bautista, cinco días antes; su traslado al día de San Pedro y San Pablo es una ocurrencia reciente. Ceremonia sin la solemnidad ni la validez que la Iglesia dio siempre a sus sacramentales, y encima aderezada con las ocurrencias de Monseñor Javier Gómez Cuesta. Si hubieran prestado atención a sus palabras los freaks de «Asturias Laica» que se manifestaban contra el acto supuestamente religioso, se habrían percatado de que el párroco es mucho más laicista que ellos. Y a enemigo de las tradiciones venerables, ora locales, ora de la Iglesia romana, no le gana nadie.

También era el día en que se entregan anualmente los galardones municipales. Gracias a Dios, este año no hubo medallas de oro ni hijos adoptivos ni predilectos. Se otorgaron, como adelantó Voluntad vía Twitter, cinco Medallas de Plata de la Villa: a la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV), a la asociación «Abierto hasta el amanecer», a la base del helicóptero de rescate de Salvamento Marítimo (Helimer Cantábrico), a la Fundación Siloé y al ingeniero aeronáutico Manuel Martínez Sánchez, leonés criado en Gijón y profesor del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT). Quizá dos de ellas merecidas. Quizá tres, siendo generosos. Las dos primeras que hemos citado, ni de risa.

Ahora que se han despejado las incógnitas consistoriales y que Carmen Moriyón sigue haciendo surf, en minoría, sobre una corporación municipal nueva y aparentemente variopinta, ¡qué magnífica oportunidad ha vuelto a perder para retirar los galardones infamantes, los baldones para la villa, que su antecesora otorgó y ella bendijo! El saqueador Rodrigo Rato Figaredo sigue siendo «Hijo Adoptivo» de Gijón, y el difunto genocida Santiago Carrillo Solares, «Hijo Predilecto».

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 07.- Enseñanza, Justicia social, Política local, Sanidad

2 Respuestas a “Galardones y baldones

  1. Javier

    Me puede informar, qué alegaron para suprimir la plazoleta del Capitán Alonso Nart en Los Campos, si fue muerto en el 34.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s