El Dindurra debe reabrir

¡Vamos! Ha sido sólo un día. Un mal sueño. Ayer era por defunción, comprensiblemente: la del lunes de su propietaria, doña Margarita Huerta, lo justificaba.

Pero hoy… Contratos de alquiler, cansancio… Las enormes dificultades de sacar adelante un negocio, y de lidiar con uno de hostelería, son conocidas.

Pero Gijón no puede permitirse perder el Dindurra. Todavía ayer decíamos que todo en esta villa da pena. Más pena dará cuando ya sólo queden locales nuevos, sin alma, sin historia. El maldito Benidorm del Cantábrico. Y a poco que nos descuidemos, Marrakech.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, Medio ambiente, Política local

Una respuesta a “El Dindurra debe reabrir

  1. Una muestra de lo que es una sociedad que ha destruido su historia; desmantelada, sin memoria. En una de las noticias de La Nueva España arriba enlazadas, el periodista Pablo Tuñón llama al Gran Café Dindurra «cafetería». ¿Y por qué no chigre, vaquería o bolera? Si ya no se distingue entre un café y una cafetería, mal estamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s