Remedios para la Misa

Capilla de Nuestra Señora de los Remedios
Al término de la Misa dominical de hoy en Santo Tomás de Granda se anunció que su celebración se traslada, a partir del próximo domingo 13 de octubre de 2013 (XXI después de Pentecostés; San Eduardo, Rey de Inglaterra, confesor) a la Capilla de Nuestra Señora de los Remedios, en Cimadevilla, junto a la Casa Natal de Jovellanos.

Allí se celebrará la Misa de siempre a las 10:30 (diez y media de la mañana) los domingos y festivos de precepto (esperemos que todos).

Se abre, pues, una nueva etapa en el inexplicable peregrinar de la Santa Misa tradicional por los templos gijoneses.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca

3 Respuestas a “Remedios para la Misa

  1. No estuvo mal la primera Misa dominical que la Capilla de los Remedios ha visto en muchos años. Destruida en dos ocasiones (por los rojos en 1936 y por los vaticanosegundistas en 1978, como recuerda, con otros términos, la placa colocada en su fachada) no tiene ahora altar (hay una mesa de piedra en medio del vetusto presbiterio) ni comulgatorio, y el sagrario está desplazado al lado del evangelio, donde se encuentra también la credencia de piedra (la mesa auxiliar para uso del acólito o monaguillo, que debe estar en el lado de la epístola, esto es, a la derecha del altar). Tampoco funciona el armonio.

    Esperemos que, aunque probablemente se quede pequeña en muy poco tiempo (a pesar de que apenas se anunció la celebración de la Misa, ya estaba llena el domingo), se vayan subsanando estas cosas. Recuperar templos para el culto católico es quizá la mayor bendición que pueda caerle a esta villa.

  2. Nota recibida:

    Gijón: párroco S. Pedro impide celebración tradicional Miércoles de Ceniza

    Esta mañana del Domingo de Quincuagésima, 2 de marzo de 2014, en la Misa que por el rito romano antiguo se celebra en la gijonesa Capilla de los Remedios, se anunció que el próximo Miércoles de Ceniza, 5 de febrero, habría Misa tradicional e imposición de la ceniza en la misma capilla y en el horario habitual, diez y media de la mañana.

    Esta tarde hemos sabido que Javier Gómez Cuesta, titular de la Parroquia Mayor de San Pedro Apóstol (a la cual se supone que está adscrita dicha Capilla de Nuestra Señora de los Remedios, en Cimadevilla) prohibía la celebración, telefónicamente y por persona interpuesta, argumentando que el Arzobispado sólo permitía la celebración de la Misa tradicional los domingos y festivos de obligación.

    Esta afirmación es falsa, y el Párroco de San Pedro lo sabe.

    Con arreglo a la legalidad vigente, tal como expresa el motu proprio «Summorum Pontificum» del año 2007, no puede establecerse esa limitación, ni prohibir la celebración, ni pueden el Arzobispado ni el Párroco tomar decisiones contra la ley general de la Iglesia, promulgada desde Roma.

    (Ello por no hablar del permiso universal y perpetuo, aún más amplio, contenido en la bula Quo primum tempore del Papa San Pío V).

    Cabe la sospecha de que éste sea un capítulo más de la guerra declarada por ciertos elementos del clero local contra la liturgia tradicional de la Iglesia y contra los fieles adheridos a ella. Tanto el Arzobispo de Oviedo como su Obispo auxiliar se encuentran en Roma en visita ad limina, lo cual facilita aún más los abusos.

    ¿Se enmendará el atropello? Y si no, ¿quedará sin castigo?

    Todas las aberraciones y ocurrencias litúrgicas tienen vía libre en Gijón. La Misa y los ritos de siempre de la Iglesia, en cambio, parecen proscritos por ciertos elementos, contra la ley, contra la Iglesia y contra la Fe.

  3. Unam Sanctam

    Como fiel católico, adherido de todo corazón a la liturgia romana tradicional, y como fiel asistente a la Santa Misa que se celebra en Gijón, he recibido esta triste noticia con disgusto, pero no con sorpresa. Después de ser insultados por algunos clérigos gijoneses en la prensa local cuando empezamos a tener la Misa (sin ningún arrepentimiento público que yo sepa), después de ser injustamente expulsados de la Capilla de las Agustinas de Somió, donde éramos unos 80 fieles de promedio, después de estar unos años exiliados de la ciudad, en la Parroquia de Sto. Tomás de Granda, que a pesar de la acogida del párroco, no era un lugar idóneo, ahora, después de tener la Misa de nuevo en Gijón, volvemos a tener otro tropiezo, inexplicablemente. Siempre los mismos contra los mismos, y siempre contra la Santa Misa tradicional. La verdad, es cansino. Como fiel católico, me escandalizan las aberraciones litúrgicas toleradas. Décadas de absoluciones colectivas, de modo que ya no se pueden considerar un “problema”, sino más bien una “institución” en la diócesis. Pero eso sí, zancadillas en contra de la Misa tradicional. No se entiende tanto desprecio y persecución, y menos por parte de quienes tanto alardean de “tolerancia” y “democracia” en la Iglesia, y tanta “hora de los laicos” en los labios. Se ve que algunos laicos y sacerdotes no tienen su “hora”. Bueno, a lo mejor los fieles hemos de escribir una carta a la Pontificia Comisión Ecclesia Dei en Roma. No sería la primera vez y desde luego, resultó ser bastante eficaz en los comienzos de la andadura atribulada de la Misa tradicional en Gijón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s