In memoriam Marqués de Jaureguizar

Nos llega la triste noticia de la muerte de don Francisco Javier Pérez de Rada y Díaz-Rubín, Marqués de Jaureguizar. Nacido en Madrid en 1929, de linaje navarro por parte paterna y asturiano por la materna, no sólo por éste se encontraba entrañablemente ligado a Asturias, y dentro de Asturias también a Villaviciosa y a Gijón.

La Marquesa viuda, doña Mª Covadonga Cavanilles Navia-Osorio, viene de una familia bien conocida en Villaviciosa. Los Marqueses visitaban a menudo Gijón, donde reside su hija doña Mª Teresa, casada con don Manuel de Vereterra, y donde han nacido varios de sus nietos y tienen numerosos amigos. Otras hijas suyas pasan también temporadas en Asturias. Una especie de ilustrado del siglo XX, a decir de Gonzalo Anes, la obra publicada de don Javier Pérez de Rada muestra que Asturias fue también en gran medida objeto de sus investigaciones históricas y genealógicas; algunas realizadas en colaboración con un ilustre gijonés de adopción, el jesuita José Mª Patac de las Traviesas (Oviedo 1911 – Gijón 2002). Así lo resumía un despacho de la agencia FARO:

Ha fallecido el Marqués de Jaureguizar

El Marqués de Jaureguizar con Don Sixto Enrique de Borbón

El Marqués de Jaureguizar con Don Sixto Enrique de Borbón

Madrid, 19 enero 2013, Stos. Mario, Marta, Audifaz y Abacuc, mártires; San Canuto, rey y mártir. Este sábado han recibido sepultura en el convento de las Madres Concepcionistas de Ponferrada (Reino de León) los restos mortales del Ilmo. Sr. D. Francisco Javier Pérez de Rada y Díaz-Rubín, Marqués de Jaureguizar, que falleció en Madrid el pasado jueves 17 de enero, a los 84 años de edad.

De linaje navarro y asturiano, Javier Pérez de Rada era abogado, editor, historiador y genealogista, entre otras muchas cosas. De él decía el académico de la historia Gonzalo Anes (prólogo al libro Linajes y palacios ovetenses. Datos para su historia, Madrid 1992, libro que el Marqués de Jaureguizar amplió sobre folleto original de Miguel Lasso de la Vega y López de Tejada): «Francisco Javier Pérez de Rada y Díaz-Rubín, Marqués de Jaureguizar, es autor de varios libros y trabajos de investigación sobre asuntos de genealogía y casas y palacios nobiliarios. Su espíritu es de artista. Destaca como pintor y dibujante. Es de muy buen carácter, ilustrado y bondadoso. Tiene la suerte de vivir en el seno de una familia feliz, formada en su matrimonio con María Covadonga Cavanilles y Navia Osorio y por sus hijas e hijo. Sin pretenderlo, y como manifestación espontánea de su carácter y forma de vida, el Marqués de Jaureguizar es persona excepcional, como representante de la mejor nobleza del siglo de las luces. Tiene todas las cualidades del ilustrado, “enciclopédico sin ser enciclopedista”, amigo del país, amante de las luces, interesado por cuanto en el mundo hay de bello, de agradable y de útil, deseoso siempre de contribuir a mejorar y a ilustrar. Sabe vivir con pausa, tomando el tiempo necesario para todo, sin precipitación y sin angustias. La vida en Madrid no le inquieta ni le aturde. La trepidación de la gran ciudad no le alcanza. Vive en el centro de la gran urbe, en la zona en la que estuvieron situados el palacio y los jardines del Buen Retiro. Su casa tiene magníficas vistas sobre el aún extraordinario parque: en ella está su morada y su estudio. Los sábados recibe a sus amigos, en entrañable e ilustrada tertulia, análoga a las que dieron origen a las Reales Academias y a las sociedades de amigos del país. Aunque su residencia es Madrid pasa largas temporadas en Ripa (Navarra)». También pasaba temporadas en su finca de Alicante.

Sigue Gonzalo Anes: «La Asturias familiar le ha interesado siempre. Dedicó varios trabajos al estudio de sus linajes. Destaca, entre todos ellos, la Relación de los poseedores del castro y palacio de Priaranza en el Bierzo, publicado en 1971». A estos libros hay que añadir, entre otros, El arzobispo don Rodrigo Jiménez de Rada (Madrid 2002), Nobiliario: algunos palacios de Cabo de Armería y otros varios linajes (Madrid 2001), Quejas a Eurídice: cancionero (Madrid 2000), Nobiliario de Navarra: el Palacio de Cabo de Armería de Ripa: sus poseedores y casas con ellos entroncados (Madrid 1999), La Casa de Cienfuegos, de la Villa de Grado, en el Principado de Asturias y sus sucesivos poseedores (1981), Heráldica e historia familiar (1978), así como numerosos artículos y colaboraciones en obras colectivas.

Impulsor de la Fundación Jaureguizar y del Museo de Tabar (Navarra), académico correspondiente de la Real de Historia, miembro de otras instituciones y caballero de honor y devoción de la S.O.M. de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, el Marqués de Jaureguizar era de antigua militancia carlista. Más recientemente lo vimos, junto con su hijo Íñigo, acompañando al Abanderado de la Tradición, S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón en Trieste en 2009, en los actos del centenario del Rey Carlos VII. En Madrid acudía con frecuencia a los diversos actos tradicionalistas, hasta que el deterioro de su salud se lo impidió. También hace poco había hecho un pequeño papel de veterano carlista en la serie documental «Mitos al descubierto»; bastantes años antes, don Javier Pérez de Rada había sumado a sus muchas actividades la de la producción cinematográfica.

Le sobrevive su viuda, la Ilma. Sra. Dña. Mª Covadonga Cavanilles-Navia Osorio, así como sus cinco hijas y su hijo, y nietos numerosos. Próximamente se celebrará un funeral público en Madrid.

Requiem aeternam dona ei, Domine; et lux perpetua luceat ei.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Cofradías y hermandades, Villaviciosa

Una respuesta a “In memoriam Marqués de Jaureguizar

  1. Vaya con las «buenas prácticas» de los colegas de la prensa. Irónico despacho de la agencia FARO:

    Más necrologías del Marqués de Jaureguizar. Ecos de FARO

    FARO (Redacción), 22 enero 2013, San Vicente, diácono y mártir; San Anastasio, mártir. Es práctica común e inmemorial el uso de las informaciones de unos medios por parte de otros. La ética periodística dicta que se cite la fuente; cuando esto no se hace, al menos suelen reelaborarse, completarse o modificarse las informaciones originales, de forma que la copia no resulte evidente.

    Ayer lunes 21 aparecía en el diario madrileño ABC una nota necrológica sobre el Marqués de Jaureguizar que era completamente original; enhorabuena, por una vez, a dicho periódico. Hoy publicaba otra La Nueva España de Gijón, reelaborada sobre la información que el domingo 20 proporcionaba el cuaderno de bitácora gijonés Voluntad, el cual a su vez reproducía íntegramente el obituario de FARO, debidamente citado y enlazado. Otros medios, como el propio sitio web de la Comunión Tradicionalista, optaron también por la reproducción íntegra de nuestro despacho, citando la fuente.

    La agencia Europa Press, en cambio, copió casi literalmente el obituario de FARO, apenas aligerado. Y así lo distribuyó a los medios a ella suscritos, sin ninguna mención de la fuente original. No vamos a lamentarlo: nuestra misión es difundir noticias, y en este caso el merecido recuerdo de don Javier Pérez de Rada y Díaz-Rubín, q.s.g.h., ha sido recogido por gran parte de los medios españoles. Incluso algún medio digital berciano ha modificado fecha y hora en la página correspondiente… Datando nuestro despacho (sin citar la fuente) antes de que fuera distribuido. Algunos medios leoneses, además, han investigado un poco por su cuenta y añadido datos interesantes, aun no siempre exactos.

    Agradecemos, pues, a Europa Press y a todos los demás medios la atención prestada a esta noticia; y les recordamos que, aunque FARO seguirá por el momento enviando gratuitamente sus despachos, es mejor que aprovechen y se suscriban a nuestro servicio antes de que su crecimiento nos obligue a cobrar una tasa a los nuevos suscriptores.

    Por cierto: a La Nueva España se le fue un poco la mano en la reelaboración y selección de los datos. Atribuye a los Marqueses de Jaureguizar «cinco hijos», cuando las informaciones originales daban en todo momento el número correcto, esto es, cinco hijas y un hijo, cinco hembras y un solo varón: seis hijos en total. Deja el Museo de Tabar (localidad navarra) en «Museo Tabar», y amputa el rango del difunto en la Orden de Malta, que de caballero de honor y devoción se queda para La Nueva España en «caballero de honor». Que suena parecido, pero no es lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s