Tus víctimas no te olvidan


Lo paradójico, lo que desafía la lógica de este mundo, es que si el alma de Santiago Carrillo Solares no se ha ido al Infierno habrá sido probablemente por la intercesión de las más de doce mil que él envió directamente al Cielo (por muerte martirial) sólo en las matanzas de Paracuellos del Jarama.

Maestros hay de la vida espiritual que, sin embargo, apuntan a que la extrema buena suerte en esta vida suele corresponder a la condenación eterna. Santiago Carrillo murió tranquilamente ayer martes en su casa de Madrid, a los 97 años. Sin arrepentirse. Sin que se le persiguiera por genocida. Tras haber dejado en la cuneta también a cuantos fueron sus amigos y camaradas. En las sucesivas purgas comunistas, él siempre estuvo del lado de los purgantes, nunca del de los purgados.

Con semejante biografía, es lógico que el mundo lo alabe. Otro conocido genocida, éste de niños no nacidos (firmante de cuantas leyes abortistas le pongan delante) se apresuró ayer a acudir a la casa de la familia Carrillo y a deshacerse en elogios hacia el finado. Nos referimos, naturalmente, a Juan Carlos, quien (comprensiblemente, pues entre estancias hospitalarias, viajes no autorizados, cacerías, whiskies y amantes, no le queda tiempo) no suele acudir a velatorios ni entierros de parientes ni de colaboradores. A dar su pésame por el viejo asesino comunista y homenajearlo, sin embargo, se hizo acompañar hasta por su consorte oficial, Sofía de Schleswig-Holstein-Sonderburgo-Glucksburgo (no sabemos si vino expresamente de Londres o coincidió que pasaba por Madrid a hacer compras para los Urdangarín).

Con semejante biografía, también, es lógico que sus antiguos compañeros y enemigos (y luego otra vez compañeros y amigos) del PSOE mancharan el callejero gijonés con su nombre. Y que Pilar Fernández Pardo (PP) le hiciera nombrar hijo predilecto de la villa, donde le nacieron por casualidad (sus padres eran foriatos, como Pili Pardo) y apenas vivió. Y que Carmen Moriyón Entrialgo (FAC) entonase su arrebatado elogio. Al fin y al cabo, el antiguo Secretario General del PCE era muy amigo de Francisco Álvarez-Cascos Fernández.

Santiago Carrillo Solares estuvo siempre del lado del Príncipe de este mundo. Al igual que éste, fue mentiroso y homicida. Ahora ha dispuesto, insulto póstumo, que sus cenizas sean esparcidas en el Cantábrico. ¿Oficiará Monseñor Javier Gómez Cuesta? Que se trate de un ateo no ha supuesto impedimento en ocasiones anteriores…

Dios tenga misericordia.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, Política local

3 Respuestas a “Tus víctimas no te olvidan

  1. Nota del Círculo Cultural Juan Vázquez de Mella.

    El genocida Santiago Carrillo y el Ayuntamiento de Gijón

    Ayer murió en Madrid, a los 97 años de edad, el genocida comunista Santiago Carrillo Solares. Dios tenga piedad de su alma.

    Si las coalcaldesas de Gijón, Carmen Moriyón (FAC) y Pilar Fernández Pardo (PP) no quieren ser recordadas para siempre con ludibrio, ahora es buena ocasión para desmarcarse de los elogios que el viejo criminal está recibiendo, retirarle el afrentoso (para Gijón) nombramiento de hijo predilecto de esta villa, y quitar su nombre a la calle que tan inmerecidamente se le había dedicado. De paso, retírenlo también a las de «Dolores Ibárruri», «Carlos Marx», «Madres de la Plaza de Mayo», etc. Que Gijón no es Leningrado. Y, ya puestos, devuélvanle una calle a don Juan Vázquez de Mella y Fanjul.

  2. Sólo un apunte, más por misericordia que por otra cosa:

    Dice el artículo que murió “sin arrepentirse”. Bueno… públicamente no. Esperemos que íntimamente, aunque fuera en el último momento y por intercesión, como se dice, de los miles de mártires por él asesinados.

    • Esperémoslo, como usted dice. La familia ha contado que Santiago Carrillo murió mientras dormía plácidamente. Aunque la misericordia de Dios conoce caminos que nosotros ni intuimos, Su justicia es también implacable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s