Queremos venta directa de leche, ya

Venta directa. Sí, la que hacían las lecheras que nos traían la leche a casa, antes de que la Policía Municipal (ahora Local) empezara a perseguirlas en nombre de europeizados reglamentos. La que hacían los ganaderos del producto de sus vacas. Sin manipular en absoluto. Sin pasteurizar siquiera. La que fue eliminada con falaces excusas sanitarias. La noticia de hoy, del confidencial Hispanidad.com. Precisa algunas acotaciones, que hacemos al final.

El ganadero se lleva entre el 0 y el 1% de lo que usted ha pagado por la leche

  • El 70% del beneficio se lo queda la distribución y el 29% la industria.
  • El 75% del dinero de la PAC se queda entre sólo un 16% de los beneficiarios.
  • El 50% de las personas que han recibido ayudas han sido de menos de 1.250 euros.
  • Sin embargo, la matriz de Don Simón ha recibido 5,5 millones de euros, Campofrío 2 y Mercadona 2,6.
  • «La agricultura familiar sufre una crisis de precios sin precedentes, aplastada por una agroindustria cada vez más poderosa y unos supermercados más agresivos», denuncian Veterinarios Sin Fronteras y Plataforma Rural.
  • Se pierden 3 explotaciones diarias familiares.

Veterinarios Sin Fronteras, junto a Plataforma Rural, han publicado un informe en el que revelan quiénes son los verdaderos beneficiarios de las ayudas de la política agraria común europea (PAC).

Con este informe denuncian el «acaparamiento» de las ayudas de la PAC, destacando que el 75% del dinero se queda entre sólo un 16% de los beneficiarios mientras que el 50% de las personas que han recibido ayudas, ha recibido cantidades por debajo de los 1.250 euros. Por ejemplo, según explican, este año, «entre los afortunados receptores de fondos públicos europeos, se encuentran marcas tan conocidas como Don Simón cuya empresa madre ha recibido 5,5 millones de euros, Campofrío con 2 millones de euros y la cadena de supermercados Mercadona que ha recibido 2,6 millones de euros. Entre los grandes beneficiados por estas subvenciones también se encuentran nombres muy conocidos como la casa de Alba que este año ha recibido 2 millones de euros», datos que contrastan con la situación agraria en el estado español.

Al mismo tiempo que sucede todo esto, -añaden- «la agricultura familiar sufre una crisis de precios sin precedentes, aplastada por una agroindustria cada vez más poderosa y unos supermercados más agresivos. Ante la imposibilidad de recibir un precio justo y digno por su producción (por la inexistencia de una política de precios) miles de explotaciones familiares cada año se ven obligadas a echar el cierre, son literalmente “desahuciados” de sus tierras y sus explotaciones por la presión de los mercados, incluso los especulativos».

Un ejemplo esclarecedor es el de las explotaciones lácteas, apuntan: de cada euro que pagamos por un litro de leche, el beneficio se queda en un 70% en la fase de distribución (en ocasiones llega al 90%), el resto se lo queda la industria mientras que la explotación ganadera recibe un beneficio de entre 0 y el 1%. «No es de extrañar que el número de explotaciones de este tipo se haya reducido dramáticamente: en 1994, existían en el estado español 140.000 explotaciones lácteas mientras que hoy solo quedan 23.000, en este último año, cuando ya existen realmente pocas ganaderías en activo, se siguen perdiendo 3 explotaciones diarias, la mayoría de ellas eran explotaciones familiares», afirman.

Y añaden: «Encontramos más que decepcionantes los borradores de la nueva política agraria común, en pleno proceso de reforma (concluirá en 2013). Estas primeras versiones no incorporan ninguna de las demandas realizadas desde las organizaciones agrarias y de la sociedad civil». Sin embargo, sus propuestas, elaboradas durante el proceso de participación abierto por la Comisión Europea, «apuestan por políticas que garanticen la estabilidad de precios y que promocionen la producción familiar, local, diversa, ecológica y la comercialización en circuitos cortos».

En definitiva, abogan por «una apuesta por la Soberanía Alimentaria, con sistemas alimentarios locales que estimulan las economías locales y generan empleo».

Andrés Velázquez

Las negritas no son nuestras, sino de Hispanidad.com. La última es desoladora: podemos asegurar que no hay ni una sola «explotación láctea» en el «estado español». En el Estado español, que no es más que una construcción jurídica, no cabe ni una sola vaca. Suponemos que quiere decir «en España».

Desoladora es también la fotografía que Hispanidad.com escoge para la noticia. Pero quizá sea adecuada para ilustrar la «Política Agraria Común» europea, la tristemente célebre PAC. Ésta persigue abiertamente, al menos desde 1968, la industrialización del campo y la eliminación de la agricultura y ganadería tradicionales. Como dejó dicho su planificador, Sicco L. Mansholt (vicepresidente de la entonces llamada Comunidad Económica Europea), los agricultores, los campesinos, son un grupo molesto que «aún no ha entendido los rápidos cambios de la sociedad».

Nosotros sí hemos entendido esos cambios. Y queremos que se paren, antes de que sea tarde y la ruina sea definitiva.

Para empezar, queremos leche.

Y de paso, que España abandone la PAC. Y el euro. Y la Unión Europea.

Y que nos restituyan las cajas de ahorros, pero que no se «rescate financieramente» a ningún banco.

Hoy, además de Miércoles de las Cuatro Témporas de Pentecostés, es la fiesta de San Fernando, Rey de León (sí, el Reino de León no es más que el de Asturias, que cambia de nombre cuando, en el transcurso de la Reconquista, la corte se traslada a Legio), de Castilla, de Toledo, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia y de Jaén. Se distinguió por sus muchas virtudes, entre las que estuvieron la justicia y el cuidado de sus súbditos. ¡Cuánta falta nos hace que vuelvan los Reyes! Porque ahora no hay Reyes en España; aunque digan que sí el BOE, ¡Hola!, ABC y RTVE.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 09.- Medios, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local, Sanidad, Villaviciosa

2 Respuestas a “Queremos venta directa de leche, ya

  1. Las leyes de sanidad aquí en EEUU han pasado de proteger el público (de las malas prácticas de las empresas grandes) al proteger las empresas grandes de la competencia con los agricultores pequeños hace muchísimos años.

  2. Que las normas protejan a los pequeños productores y faciliten a los consumidores responsables el acceso a alimentos de calidad directamente desde los agricultores y ganaderos asturianos es una lucha que tenemos en el FAS desde hace años. Los productores que nos hemos asociado en Asturias Sostenible vendemos directamente a los consumidores, que pueden visitarnos cuando les plazca. El comentario de Gregg Geeslin es una grande y tremenda realidad que tenemos que cambiar por nuestra cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s