Narcolepsia

Es de justicia reconocer lo mucho que han mejorado los comentarios editoriales de La Nueva España de Gijón desde que se hizo cargo de su redacción, con el rango de subdirector del periódico, el toledano Francisco García Alonso. Para muestra el de hoy, casi impecable, cuyo título abre esta entrada:

Billete de vuelta

NARCOLEPSIA

Gijón ha perdido parte del espíritu crítico y rebelde que tuvo a bien y a gala. Parecería que la ciudad dormita un sueño narcótico que le impide mantenerse en alerta. Ningún nervio se enerva contra la exasperante inacción de los que gobiernan; pocas gargantas levantan la voz contra los desmanes de los señores feudales de la cultura y el deporte. Languidecen las antaño belicosas tertulias y echan el cierre los viejos centros de discusión: ya sólo se discute en los bares, y del Sporting, pero ni siquiera el descenso del club señero a Segunda enciende la mecha de la petición de cuentas a los pésimos gestores del desaguisado. De tanto chalé y adosado, de tanto encastillarse cada cual en su almena, se ha perdido el talante reivindicativo del espacio común.

El día que cambie su fotografía por una con chaqueta, que eso de corbata y mangas de camisa resulta insoportablemente gringo, le felicitaremos aún más.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 09.- Medios, Justicia social, Política local

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s