Unos vuelan; otros fluyen; otros, reptan

Empecemos por una noticia agradable. En puridad, no es noticia, pues no es nueva ni completa. Pero dejemos eso para luego. Europa Press:

Incluidos Barajas y El Prat
Cien halconeros previenen accidentes en 33 aeropuertos españoles

Foto: Fernando da Rosa / Wikimedia Commons

Los aeropuertos españoles, concretamente 33 de ellos, tienen cien halconeros y cetreros «para impedir que las aves causan accidentes aéreos», según ha precisado el experto cetrero internacional y delegado de Cetrería del Ministerio de Cultura, Javier Ceballos.

Así, durante una tertulia sobre cetrería organizada por el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, Ceballos ha concretado que «aeropuertos como Madrid y Barcelona, debido a su volumen de tráfico, cuentan con hasta cuatro cetreros que se dedican a esta labor».

Además, ha explicado que los profesionales lanzan sus halcones al aire para disuadir a las aves, «especialmente» palomas y gaviotas, que pudieran introducirse en las turbinas de los motores o colisionar contra la cabina del avión y provocar «un auténtico desastre aéreo».

«El halcón establece un marco de seguridad dentro del espacio aéreo del aeropuerto donde no entra ningún ave que ponga en peligro la integridad de los aviones. Es un método sencillo, barato y ecológico», ha indicado.

Ceballos también ha comentado que la cetrería –que fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el pasado 16 de noviembre en Nairobi (Kenia)– «es el arte cinegético en el que el hombre cuida y adiestra aves de presa para cazar presas libre en su medio natural».

Asimismo, lo ha situado como «uno de los primeros ejemplos de desarrollo sostenible», al tiempo que ha añadido que, a su juicio, «es la única disciplina que aúna cultura y medio ambiente».

Decíamos que no es nueva, porque tanto la gran recuperación de la cetrería como su aplicación en aeropuertos y bases aéreas son dos de las muchas cosas que España (y más tarde el resto del mundo) deben a Félix Rodríguez de la Fuente, q.s.g.h. En buena medida también se debe al gran naturalista que fuese España la primera nación del mundo donde las aves de presa pasaron de alimañas a especie protegida. Medidas todas ellas ya viejas; de hecho, todas procedentes de ese período que la llamada «memoria histórica» pretende borrar. (¡No me diga! No se estará refiriendo a…) Sí, justamente: todo eso ocurrió antes de que reptase a la jefatura del Estado cierto hematófago-necrófago que responde a las iniciales J.C.

Claro que durante ese período también se hicieron cosas nefandas. Una de ellas fue entrar en la ONU y en sus filiales, como la arriba citada UNESCO. De las directrices de ésta salió la llamada Ley Villar Palasí, que empezó a tercermundizar la enseñanza en España; por más que, comparada con la LOGSE, resulte aún objeto de nostalgia. También en ese período comenzó a ascender el siniestro Federico Mayor Zaragoza, barcelonés pero cuasi carbayón, quien apropiadamente acabaría por dirigir la UNESCO. Y también del final de ese período viene la degradación del periodismo mediante la creación de la licenciatura en «Ciencias de la Información», más recientemente rebautizada y nuevamente degradada (es decir, convertida en «grado», a lo Bolonia). Con honrosas –y escasas– excepciones, los periodistas licenciados en eso carecen tanto de cultura general como del prudente hábito de documentarse bien. Como muestra el despacho de agencia que acabamos de reproducir, y como todos los días muestra obscenamente la prensa local.

Pasando a lo local, al hilo de nuestra apertura de hoy es grande la tentación de ocuparse del vapuleado Aeropuerto de Asturias –que habría estado mucho mejor en Gijón; pero ya se sabe qué pasa en esta región de nuestros dolores siempre que se intenta hacer lo razonable–. Mejor retomemos uno de los temas favoritos de Voluntad: los ríos. Y habrá que poner alguna objeción a una reclamación, en principio, justificada. La Nueva España:

Gijón
Los afectados por las inundaciones iniciarán las protestas por «el abandono» de los ríos
«Les Caseríes» y la confederación regional de vecinos apoyarán las concentraciones para exigir la limpieza de los cauces de la parroquia
07:34
Eloy MÉNDEZ

Una vecina fotografía una de las zonas afectadas por las últimas inundaciones en la parroquia de Veriña. Marcos León

Se acabó el plazo que los afectados por las reiteradas inundaciones de Veriña habían dado a los responsables de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para que comenzara la limpieza de los ríos que cruzan la parroquia. Por eso, los miembros de la Asociación de Vecinos «San Martín» han acordado con los dirigentes de la Federación de la Zona Rural «Les Caseríes» y de la confederación regional (Cavastur) iniciar protestas regulares a partir de la próxima semana si «nadie se compromete por escrito a solucionar un problema que ha provocado muchas pérdidas económicas durante los últimos meses». Los impulsores de las concentraciones anuncian que «cortaremos el tráfico tanto en Gijón como en Oviedo», ante la sede del organismo público encargado de velar por el cuidado de los cauces fluviales.

«Llevamos esperando medio año y es hora de movilizarnos», apuntó ayer Amancio López, presidente del colectivo vecinal, que confía en que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico tome cartas en el asunto «antes de siete días». De lo contrario, «no nos queda otra que salir a la calle». Según los afectados, durante los últimos meses han mantenido varias reuniones con los encargados de la limpieza de los ríos, sin haber conseguido ningún acuerdo. «Vamos a concederles una última prórroga, pero será muy corta», sostiene López, que inicialmente anunció la primera gran protesta para mediados de enero.

Veriña se llevó la peor parte durante las inundaciones del pasado mes de junio, que dejaron cuantiosas pérdidas a lo largo y ancho del concejo. En la parroquia, el desbordamiento del río Pinzales provocó la anegación de la sede de la asociación vecinal, que quedó completamente inutilizada, y también provocó importantes daños en varias naves anexas, la gasolinera de Puente Seco, numerosas viviendas y garajes particulares. Una situación que se repitió hace un mes, tras las intensas lluvias caídas antes de Navidad y que volvieron a ocasionar desperfectos en varios inmuebles. «Está claro que los cauces acumulan mucha suciedad y están abandonados. Ésa es la causa de que todo se llene de agua en cuanto llueve más de la cuenta», argumenta López, que se mostró satisfecho por el apoyo recibido tanto por parte de «Les Caseríes» como de Cavastur. «Estarán con nosotros en las manifestaciones», concluyó.

En realidad, sería mejor el verdadero abandono de los ríos. Esto es: que se deshicieran las canalizaciones, se impidiesen los vertidos y se permitiese a los ríos regenerarse y fluir tranquilamente. La situación, como en Voluntad señalábamos en «Ríos de razón» el pasado 19 de noviembre, la resumía razonablemente Jorge Marquínez García:

«las canalizaciones han sido un error en la gestión en los últimos años. El río tiene actividad cuando crece y cuando crece no discurre limpio, sino con sedimentos y arbolado. La gestión de un río está preparada para la crecida y si transformamos los ríos en canales haríamos ingestionables las crecidas, los picos de crecidas serían muchísimo mayores. El río necesita un espacio amplio para las crecidas y nosotros tenemos que aprender a convivir con ellas. Es imposible tratar la Naturaleza como si fuera un jardín».

En cuanto a los dragados, Marquínez aseveró que no resultan muy prácticos toda vez que «si drago, el río lo va a reponer con rapidez, porque es su naturaleza y su función es arrastrar sedimentos y nutrientes hacia el mar», y consideró mucho más práctico atender los «cinco mil y pico puntos negros que tenemos en Asturias». También recordó que hay 6.300 edificios en «zonas de inundación peligrosa».

Como de costumbre, los responsables, irresponsables, reptan y no se dan por aludidos. El ejemplo de J.C. se sigue fielmente en su régimen. No quedan águilas, ni halcones. En cambio sobran víboras y aguilones.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, 07.- Enseñanza, 09.- Medios, Medio ambiente, Política local

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s