Otro de VOLUNTAD que se va

Cedemos la palabra, por esta vez, a la edición local del bilbaíno Correo ex Español (cabecera El Comercio):

Fallece el periodista y ex directivo del Grupo José Luis Michelón, ‘Miche’
Pionero de la información de Sucesos en la ciudad, sufrió un infarto en Cabueñes mientras se sometía a una operación
26.12.10 – 02:11 –
REDACCIÓN | GIJÓN.

José Luis Michelón, durante su etapa en el Grupo. :: E. C.

El veterano periodista ya retirado y ex directivo del Grupo de Cultura Covadonga José Luis Michelón Bercial, ‘Miche’, falleció repentinamente el día de Nochebuena, a los 75 años, en el Hospital de Cabueñes, al sufrir un infarto mientras se sometía a una intervención quirúrgica de colon que, en principio, según explicó su familia, no revestía excesivo riesgo.

La noticia del fallecimiento de ‘Miche’ -uno de los pioneros de la información de Sucesos en Gijón junto con otros grandes profesionales como Avelino Moro- pilló por sorpresa ayer a muchos de los que lo conocían y querían, que quisieron acercarse en un día tan señalado hasta el Tanatorio de Cabueñes para acompañar en el dolor a su viuda, María Ángeles Sánchez López, y a sus hijos: Ángel, Pablo, Daniel y Lucía Michelón Sánchez.

Michelón Bercial, que comenzó su labor periodística en el extinto diario Voluntad, y trabajó también en las redacciones de otros medios, como La Hoja del Lunes o La Prensa, se integró como funcionario de Hacienda al cierre de los medios de Prensa y Radio del Movimiento, una tarea que compaginó con su labor en el Grupo Covadonga, en cuya directiva ejerció como jefe de prensa entre los años 1992 y 2000.

«Era un buenazo»

«Era un buenazo, una bellísima persona, un hombre que no tenía enemigos», contaba, aún conmocionado por el fallecimiento, el escritor y colaborador de EL COMERCIO Janel Cuesta, al frente del Grupo Covadonga en aquel periodo, que recordó además cómo ‘Miche’ luchó por salir adelante cuando sufrió el mayor mazazo de su vida: el fallecimiento de su hijo David.

La tragedia que sacudió a la familia ocurrió el 16 de febrero de 2004, cuando el joven, que trabajaba como vigilante de seguridad en El Corte Inglés, resultó atropellado al cruzar la avenida de Oviedo para intentar frustrar un robo.

Se dio la circunstancia de que David Michelón se encontraba en uno de los descansos reglamentarios de su jornada laboral cuando se produjo la alarma a la que intentó dar inmediata respuesta por pundonor profesional. Le faltaba solo un mes para cumplir 26 años.

‘Miche’ fue despedido a las seis de la tarde de ayer por sus más próximos durante una Celebración de la Palabra que tuvo lugar en la Capilla del Tanatorio de Cabueñes y, a continuación, sus restos mortales fueron incinerados en el mismo tanatorio. El funeral por su eterno descanso se oficiará mañana, a las cinco de la tarde, en la Iglesia parroquial del Corazón de María.

(Una vez más resulta inevitable señalar de cuánto tendrán que responder los apóstatas que forman el actual clero gijonés: «Celebración de la Palabra», incineración… Rematando en la parroquializada capilla del Colegio del Corazón de María. Todo ello más ajeno a la Fe y los ritos de la Iglesia Católica que Santa Claus).

Michelón era, sin duda, un buenazo. Así se explica que aún saludase a Janel Cuesta, después de que éste le embarcase en su pésima presidencia del «Real» Grupo Cultura Covadonga.

Pese al autor de la siguiente nota necrológica, al diario VOLUNTAD no lo cerró «la crisis»: lo cerró el nefasto Emilio Romero, a quien Dios haya perdonado.

Miche
28.12.10 – 03:02 –
DANIEL ARBESÚ | NECROLÓGICA

Conocí a José Luis Michelón Bercial en mis tiempos del desaparecido diario ‘Voluntad’. Miche era un chavalín alegre, encargado de recoger el papel de las viejas linotipias, labor que realizaba con esmero y afán profesional, pues deseaba ejercer algún día como periodista. La crisis cerró el periódico y, aunque hizo sus pinitos como informador especialista en sucesos, pasó a ser funcionario de Hacienda y cronista oficial del Real Grupo de Cultura Covadonga, donde realizó una gran labor.

Perdió un hijo en plena juventud, precisamente por evitar un robo y cuando estaba fuera de servicio. Su pérdida supuso un durísimo golpe para Michelón Bercial y, aunque perdió algo de su habitual buen humor, supo sobreponerse.

Tuve con él siempre una gran amistad, recordando nuestros comienzos en el periodismo y cómo la vida fue llevándonos por distintos caminos, pero perdurando siempre nuestra sincera amistad, hasta el punto de que un hijo suyo lleva por nombre Daniel.

Siento su pérdida, por no esperada y absurda, como todas las muertes, pero para él ya ha terminado el dolor y ya para siempre gozará de una felicidad eterna. Es lo que se merece, por buena persona, este amigo y compañero de tareas periodísticas.

¡Hasta siempre, amigo!

(¿Lo ven? Inevitable volver sobre los apóstatas que forman el clero y el episcopado, y que han arrebatado la Fe a la gente sencilla. ¿Cómo sin ellos habría llegado Daniel Arbesú a la enormidad de afirmar que para este u otro fallecido «ya ha terminado el dolor y ya para siempre gozará de una felicidad eterna»? Recemos por que así sea, pero ni siquiera la Iglesia puede afirmar tal cosa sin mediar proceso de canonización. Recemos, sí, por José Luis Michelón Bercial: requiescat in pace).

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 09.- Medios, Deporte, Sanidad

Una respuesta a “Otro de VOLUNTAD que se va

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s