La ZALIA nos roba, nos cierra y nos echa

Como saben sus lectores habituales, Voluntad ha venido vigilando el desarrollo del invento, delicuencial y delicuescente, llamado ZALIA. Para refrescar la memoria, bastará poner el siniestro acróstico en el motor de búsqueda interna (en la columna de la derecha); los comentarios que habitualmente actualizan este cuaderno de bitácora proporcionan también buena información. Buena información sobre una realidad francamente mala. Porque, como acertadamente destaca hoy en La Nueva España J.M. Ceinos, la ZALIA es además una burla cruel:

La Zalia aboca al cierre a la única empresa radicada en San Andrés
Jesús Méndez Maderas, S. L., con diez empleados, no puede seguir con la actividad por las bajas indemnizaciones

El proyecto gubernamental de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (Zalia) tiene como misión «promover en el corazón de Asturias el mayor espacio de oportunidad y el mejor comunicado con todo el mundo en el que ciudadanos y empresas puedan generar actividad económica, contribuyendo al desarrollo regional y al bienestar del conjunto de la sociedad», con la visión de «ser la plataforma logística líder del noroeste de España posicionando al Principado de Asturias como eje fundamental del Arco Atlántico», según consta en la página web de la propia Zalia. Pero en Jesús Méndez Maderas, S. L., la única empresa asentada en los terrenos de la parroquia rural de San Andrés de los Tacones afectados por las expropiaciones para llevar adelante la Zalia, piensan todo lo contrario.

Uno de los diez empleados de Jesús Méndez Maderas, S.L., en la empresa (foto Marcos León)

La firma comenzó sus actividades, en Roces, en el año 1998, y en 2001 trasladó sus instalaciones a una nave de 1.500 metros cuadrados de superficie situada en el barrio de Villar de la parroquia de San Andrés de los Tacones. Impulsada por los hermanos Jesús y José Méndez, la empresa, que se dedica al embalaje industrial con madera, está condenada ahora desaparecer, y con ello están en peligro diez puestos de trabajo.

La razón, explicó ayer José Méndez, es que «en el año 2004 nos enteramos, al ir al Ayuntamiento a solicitar los permisos para ampliar la nave, que nuestro terreno estaba afectado por las expropiaciones de la Zona de Actividades Logísticas. El resultado fue que desde hace seis años tenemos parada la ampliación, hemos perdido contratos muy importantes y el día 22 de septiembre (mañana), a las nueve de la mañana, en el edificio de la Antigua Pescadería Municipal, se firmará el acta de ocupación de la finca y de la nave y, a partir de entonces, nos podrán desalojar».

Durante los últimos años, los propietarios de la empresa de embalaje han negociado con los responsables de la Zalia para buscar una solución que para José Méndez es muy fácil: «Que nos dejen seguir donde estamos». Pero en la Zalia no son de la misma opinión. La nave de Jesús Méndez Maderas está situada en una finca de 30.000 metros cuadrados de superficie. «En la Zalia nos ofrecen 2,99 euros por metro cuadrado (89.563 euros) y 500.000 euros por la nave, pero con ese dinero no podemos reubicarnos en ninguna parte, puesto que en el polígono industrial más barato el precio del metro cuadrado está a 125 euros».

Desde la parte laboral, Miguel González, delegado de personal y miembro de Comisiones Obreras, tiene claro que «lo que vamos a hacer toda la plantilla, con la ayuda del sindicato, es luchar por nuestros puestos de trabajo, y el miércoles iremos a la Antigua Pescadería para evitar que esta empresa desaparezca».

Los accionistas de la Zalia son el Principado (40 por ciento de las acciones) y los ayuntamientos y autoridades portuarias de Gijón y de Avilés.

Una firma que trabaja sólo para el mercado regional

José Méndez y Miguel González, ayer, en la nave de la empresa de embalajes (foto Marcos León)

Jesús Méndez Maderas, S. L. factura al año aproximadamente un millón y medio de euros. Su mercado es regional y el 60 por ciento de la facturación es de empresas radicadas en la zona de los polígonos industriales de Tremañes. De hecho, José Méndez afirma: «Si nos tenemos que ir de San Andrés, fuera de Gijón, los costes se encarecerían por los portes; nosotros prácticamente trabajamos por encargos directos y suministramos los pedidos de inmediato, pero con 2,99 euros por metro cuadrado no podríamos comprar ni monte».

Mientras tanto, los mal llamados sindicatos mayoritarios (UGT y CC.OO.) con el apoyo de la extrema izquierda subvencionada (CNT etc.) llaman a la huelga general el próximo 29 de septiembre, para hacer como que protestan contra el mismo Gobierno que les destina una y otra vez partidas archimillonarias de los presupuestos del Estado; el mismo Gobierno de un partido, el PSOE, en cuyas filas militan muchos de ellos; miles de ellos también en puestos políticos y administrativos (el Ayuntamiento de Gijón, por ejemplo, está lleno de «sindicalistas»). Los «liberados», ese ejército de parásitos mafiosos (del cual forma parte la madre de Letizia, todo queda en casa) se manifestarán y formarán piquetes «informativos» para romper la crisma a quienes no bailen a su son. Esto, y la ZALIA, constituye la democrazia.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

4 Respuestas a “La ZALIA nos roba, nos cierra y nos echa

  1. La Nueva España:

    Varios colectivos vecinales arropan a los afectados por la Zona Logística
    Una docena de líderes locales acude a San Andrés tras el inicio de las obras
    E. M.

    Una docena de representantes de diferentes asociaciones vecinales acudió ayer a San Andrés de los Tacones para mostrar su oposición al proyecto de construcción de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) en la parroquia y como muestra de solidaridad con los propietarios afectados por el proceso expropiatorio. Entre los asistentes, se encontraba Soledad Lafuente, presidenta de la Federación «Les Caseríes», y líderes de otros colectivos de parroquias, algunas también afectadas por la construcción de los futuros accesos al área industrial, como Cenero, Tremañes o Porceyo. Todos coincidieron en mostrar su rechazo a unos trabajos que comenzaron hace más de una semana.

    (Nótese que se trata de asociaciones de vecinos rurales, las únicas algo representativas y no vendidas al PPSOE/IU/etc.)

  2. Igor

    “con el apoyo de la extrema izquierda subvencionada (CNT etc.) ”

    Corrige eso, porque la CNT no recibe subvenciones. Posiblemente te refieras a la CGT u otro sindicato.

    • Vamos a dejar que responda otro sindicato «de clase», SUT («Solidaridad y Unidad de los Trabajadores»):

      Carta Abierta al Secretariado Permanente de Catalunya-Balears de la CNT-AIT
      Martes 04 de Mayo de 2010 00:00

      Salud,

      Os escribimos en relación a vuestro correo electrónico del 2 de mayo que, a su vez, habéis difundido ampliamente en vuestros medios y en el que nos acusáis de injurias contra vuestra organización.

      El llamado patrimonio histórico, como decís acertadamente en vuestro escrito, fue fruto de la abnegación y el sacrificio de las masas obreras combativas del Estado español que conformaron la CNT en las primeras décadas del siglo pasado y pertenecía por lo tanto a la masa de estos trabajadores sindicalistas, anarquistas y no anarquistas. En la CNT actual los no anarquistas no tienen cabida real: teóricamente se pueden afiliar pero… “los miembros de partidos políticos (…) no pueden emplear el sindicato como foro de propaganda ni ostentar cargos” (www.cnt.es , ¿Qué es la CNT?), así que los grupos anarquistas tienen la única y exclusiva prerrogativa de dirección y propaganda de sus ideas. Los estatutos actuales dejan claro que “artículo 1- (…) su carácter es anarcosindicalista” , “artículo 2- b) fomentar entre los trabajadores (…) asumiendo los medios de producción y consumo de forma autogestionada implantando el comunismo libertario”, “artículo 18- los afiliados que, a su vez, sean miembros de un grupo político (…) no podrán representar ni ocupar cargos de gestión en la organización”. Nada de esto aparece en el Congreso Constituyente de la CNT en 1910, ni en el siguiente Congreso, siendo conocido que los anarquistas propiamente dichos representan entonces sólo una de las corrientes (ni siquiera mayoritaria) que confluyen en la CNT. Y por cierto, tampoco aparece nada de esto en los estatutos de 1977 antes de la lucha política interna que llevó al panorama actual.

      Prosiguiendo en el tiempo, la Federación Anarquista Ibérica – FAI (que se le puede llamar como se quiera pero no es otra cosa que un Partido, un Partido político anarquista) fundada 17 años después de la CNT, esto es en 1927, tomó la Dirección de ésta y llegó al punto de disolver hasta los grupos de afinidad durante la Guerra Civil. Esta misma Dirección anarquista de la CNT (convertida en CNT-FAI) cogió los cargos en los Ministerios del gobierno burgués del Frente Popular junto a los estalinistas, restituyó al burgués Lluís Companys como Presidente de la Generalitat y puso al burgués Tarradellas como Presidente del Comité Central de Milicias Antifascistas. Esta misma Dirección anarquista de la CNT (en la persona de García Oliver como Ministro de Gracia y Justicia) decretó el desarme y disolvió las Milicias e impuso su integración en el Ejército burgués, esta misma Dirección (en las personas de García Oliver y Frederica Montseny) criminalizaba a “Los Amigos de Durruti” y exigía a los obreros combativos de Barcelona de mayo del 37 que dejaran las armas y abrazaran a los guardias de asalto mientras esta misma Dirección impedía que sus hermanos de clase que luchaban en el Frente de Aragón fueran a Barcelona para ayudarles. Esta Dirección y sus herederos no tienen ningún derecho a proclamarse herederos al mismo título de la masa de trabajadores que ellos mismos traicionaron y entregaron desarmados a la represión de la burguesía.

      Después del franquismo, fue el Estado burgués quien decidió cuál de las organizaciones y tendencias en pugna representaba la continuidad legal con la CNT histórica.

      Por otro lado, la realidad hoy es que la actual CNT-AIT (y no sólo ella por desgracia sino el resto de organizaciones que nos reclamamos de la clase obrera) no está en condiciones de poner en jaque al Estado, por lo tanto, la restitución del patrimonio histórico es una subvención, no es el fruto de una relación de fuerzas real. No entramos aquí en cuál es el proceso real por el cual habéis conseguido que el Estado de la Patronal recapacite y decida dar 2,4 millones de euros en 2006 y 7,3 millones de euros (2007) (http://www.tt.mtas.es/periodico/Laboral/200712/LAB20071221_4.htm) a una organización teóricamente revolucionaria. Esto lo podéis explicar mejor vosotros y deberíais hacerlo. Lo que nosotros no nos creemos es la historia que el Estado burgués ha caído en la cuenta de la “injusticia” de no devolver la infraestructura a una organización teóricamente revolucionaria y ha caído en la cuenta de que hay que dotar de medios (y 9,7 millones de euros no son pocos medios) a una organización cuyo fin teórico es la destrucción de este mismo Estado. Por otro lado, vosotros mismos afirmáis que el patrimonio histórico restituido es una ínfima parte, ¿hasta cuánto dinero puede recibir la CNT sin que pueda llamársele subvención? Sin contar con que las reclamaciones de CNT no se limitan al Patrimonio “histórico” sino también a la repartición “equitativa” del llamado Patrimonio Acumulado por el Sindicato Vertical.

      http://sindikal.blogspot.com/2007/11/cnt-y-patrimonio-sindical-acumulado.html
      http://ania.urcm.net/spip.php?article18523
      http://figueres.cnt.es/ventdelpoble/epoca3_numero01/pagines_02-15_interiors.pdf

      Los Estatutos de la CNT en su artículo 33 dicen:

      “Capítulo VI.- Del Régimen económico Art. 33.- El Patrimonio económico de la CNT lo constituyen: – (…) – Los bienes de la F.A.L. y de la Editorial Confederal.”

      Así que hay una ligazón orgánica de equivalencia entre la F.A.L. y la C.N.T., y los bienes de la F.A.L. son patrimonio económico de la CNT. Resulta que la F.A.L (Fundación Anselmo Lorenzo) obtuvo como mínimo que sepamos estas SUBVENCIONES con todas sus letras en el 2007:

      http://www.boe.es/boe/dias/2007/07/05/pdfs/A29139-29141.pdf
      http://www.boe.es/boe/dias/2007/07/06/pdfs/A29314-29317.pdf – para contratación de personal…

      Y resulta también que en la F.A.L. están los famosos liberados que la CNT dice no tener:

      http://fal.cnt.es/?q=node/598
      http://fal.cnt.es/sites/all/documentos/ConvocatoriaBecasPatrimonio2009.pdf

      No basta con decir que se hace algo para que sea verdad: hay que hacerlo.

      Otra cosa que no deja de sorprender es la ausencia de cualquier información sobre la tajada proporcionada por el Estado burgués en los mismos medios de la CNT, ni rastro de información sobre los 7,4 millones del 2007. En varias webs de vuestra organización por el contrario se mantiene que el patrimonio sigue íntegramente en manos del Estado.

      En Solidaridad y Unidad de los Trabajadores defendemos y practicamos que las organizaciones de la clase obrera tienen que hacer y tener en relación a sus posibilidades reales, al grado de organización que hayan alcanzado, a la situación general del compromiso, convicción y combatividad de nuestra clase porque si no tanto la organización como la actividad son artificiales e ilusorias y, en el mejor de los casos, no sólo nos engañamos a nosotros mismos sino al resto de nuestra clase. Nuestros locales y toda nuestra actividad sí que se pagan con las cuotas de nuestros afiliados sin que nadie cobre un duro por ello desde nuestra constitución hace 11 años.

      Por ende, es sorprendente la facilidad y naturalidad con que ponéis el grito en el cielo y nos amenazáis cuando se señala un hecho material real y comprobable como son los 9,7 millones de euros que vuestra organización ha recibido en el 2006-2007 o las subvenciones de la F.A.L. o las becas para liberar afiliados de la CNT que en ella se dan, mientras que ni siquiera pestañeáis cuando en todas vuestras webs y publicaciones decís que sois la única organización que no recibe subvenciones lo cual NO ES VERDAD. No sólo porque, insistimos, el patrimonio histórico es una forma de subvención que además no dais por cerrada, sino porque sabéis perfectamente que Solidaridad y Unidad de los Trabajadores no ha recibido nunca subvenciones en ninguna de sus formas y decir que CNT es la “única” sí que es una INJURIA al resto de organizaciones que no recibimos subvenciones. Pero esto no se os pasa ni siquiera por la cabeza porque las sagradas siglas de CNT lo justifican todo y nadie puede hacer ninguna crítica a sus acciones pasadas y presentes, mientras que estas mismas siglas justifican que vuestra organización mienta en todas sus comunicaciones negando la existencia de otras organizaciones no subvencionadas y además se permita hacer de policía de lo que los demás podemos manifestar, defender o criticar y qué podemos poner o dejar de poner en nuestra propaganda.

      Por último queremos transmitiros que no está en nuestro ADN ni puede ser la manera de funcionar de una organización obrera el retractarse de lo que se afirma por convicción en base a amenazas, vengan de quien vengan: burgueses, fascistas, estalinistas o “anti-autoritarios”.

      Asamblea General de Solidaridad y Unidad de los Trabajadores en Barcelona, 4 de Mayo de 2010

  3. La Nueva España:

    San Andrés denuncia «irregularidades» en las expropiaciones y las obras de la ZALIA
    Vecinos afectados por la zona logística piden «una salida» a la Administración, que incluso llegó a cobrarles por error la contribución de fincas ya ocupadas

    04:13
    Miriam SUÁREZ

    Que les hayan pasado el recibo de la contribución por los bienes ya expropiados es la gota que colma el vaso y otra prueba más de que «no se tiene ningún respeto» por San Andrés de los Tacones. La parroquia, afectada por la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), sufrió durante la ocupación de los terrenos y sigue sufriendo ahora, con la ejecución de la primera fase del proyecto, que ocupa una superficie de 1.075.000 metros cuadrados.

    Tras seis años de calvario, los vecinos piden a la Administración que les resarza por unos daños que han ido mucho más allá de lo previsto. Para empezar, la ralentización de las obras de la ZALIA, y la falta de fondos para poder acometer sus accesos, dejan en el aire el desarrollo de las tres fases que faltan para completar la plataforma logística. En total, tres millones de metros cuadrados, a los que sus propietarios no pueden sacar ya ningún partido.

    «El terreno se ha depreciado, pero nosotros tenemos que pagar los mismos impuestos. Y, cuando preguntas, nadie sabe lo que va a pasar con esto. El Principado y el Ayuntamiento deberían darnos alguna salida y no mirar para otro lado», reclamaba ayer la asociación vecinal, en una reunión convocada para denunciar «la barbaridad que se está cometiendo con esta parroquia». Según explican, empezaron siendo víctimas de «un mercadeo especulativo» y, ahora, no hacen más que sucederse «las irregularidades» con las obras.

    «Los amontonamientos de tierra superan los cinco metros, muy por encima de lo que dicta la normativa; se han desviado los cauces de tres ríos, con lo que eso conlleva; y se están ocupando fincas que no estaban afectadas», enumeran. Sus dueños advertían ayer de que emprenderán acciones legales si estas «invasiones» no se subsanan de inmediato. «¿Dónde está la vigilancia del Ayuntamiento para que se cumplan las normas?», se preguntan.

    La directiva de la asociación de San Andrés comparecía ayer públicamente, junto a varios vecinos de la zona, porque «estamos hartos». Todavía tienen muy presente «el agravio comparativo cometido durante el proceso expropiatorio». Una herida que vuelve a abrirse coincidiendo con las denuncias de otros colectivos vecinales por las diferencias de valoración que hubo en otras expropiaciones con la del área de Roces o Prado de la Vega (Oviedo).

    La parroquia revela que se pagó hasta 65 euros por suelo tasado luego a 2,99 y 5,98 euros
    M.S.

    Del modo en que la Sociedad Mixta de Gestión y Promoción del Suelo de Asturias (Sogepsa) se hace con el terreno de sus actuaciones se ha hablado mucho estos días. En la ZALIA, se repiten las diferencias entre la valoración del terreno y el precio tasado oficialmente. Aunque, en este caso, la sociedad promotora del proyecto es cien por cien pública, con una participación mayoritaria del Principado, El Musel y el Ayuntamiento de Gijón.

    Ayer, los vecinos de San Andrés documentaron cómo los gestores de la zona logística pagaron, en caso de mutuo acuerdo, entre 28 y 65 euros por metro cuadrado. Mientras, en el expediente expropiatorio, terreno de la misma calificación urbanística fue tasado a 2,99 y 5,98 euros. «Quede claro que no estamos en contra de las compras de mutuo acuerdo, pero determinadas prácticas caciquiles consiguen sembrar de dudas esta actuación», critican los portavoces vecinales de la parroquia.

    Un día antes del levantamiento de las actas de ocupación, la sociedad de la ZALIA cerraba una compra a 60 euros el metro, según la tesis vecinal. La parroquia cifra en 42 millones de euros la diferencia entre la adquisición de suelo por mutuo acuerdo y los costes que supondría aplicar los precios de expropiación. A lo que los vecinos añadían ayer: «Y, en algunos casos, el mutuo acuerdo fue muy relativo. Porque te amenazaban con expropiarte si no vendías. Eso no es negociar, es coaccionar».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s