La casa común de la izquierda, en la playa

¿Se acuerdan? Cuando en tiempos de Felipe González Márquez, para mejor aferrarse al poder, el PSOE se presentó como «la casa común de la izquierda». La consigna trajo fichajes estelares: sin contar al pésimo pero famoso juez de instrucción Baltasar Garzón Leal, no sólo la gauche divine del PCE se pasó en masa al Partido Socialista. También los un poco más bastos del mismo partido, como su ex secretario general, el genocida gijonés Santiago Carrillo Solares, o el marxista-leninista ovetense (de Olloniego) Vicente Alberto Álvarez Areces. Los más bastos todavía, los de Izquierda Unida, encontraron en Asturias otra fórmula: coalición perpetua y reparto de cargos, prebendas y sinecuras con el PSOE en el Ayuntamiento de Gijón y en el Parlamentín autonómico.

Entre los de la gauche divine no podían faltar los atracadores de la SGAE. Qué dos más bellos ejemplos que Víctor Manuel San José Sánchez y su consorte Ana Belén. Ya saben, Víctor Manuel, el comunista de toda la vida que saltó a la fama componiendo y cantando al Generalísimo Francisco Franco Bahamonde una canción adulatoria hasta la bajeza, pero que ya anunciaba la afonía y el mal gusto característicos del resto de su producción. (Pulse sobre la imagen para escucharla, si se atreve).

El susodicho cantante y compositor de la nomenklatura volvió a su patria chica, adonde viene siempre que le paguen. En este caso, la inútil, costosa y ridícula Fundación Príncipe de Asturias (es decir, como siempre, pagó el explotado contribuyente). Nos cuenta la edición local del Correo ex Español (cabecera El Comercio): «Ninguna crisis arrinconó nunca la música; tampoco ahora ocurrirá», dice Víctor Manuel. El cantautor abrió en Oviedo los cursos de verano de la Escuela de Música de la Fundación Príncipe ante 280 alumnos de más de 12 países diferentes. (Por supuesto que no: a la música la arrincona la SGAE, de la que Víctor Manuel es directivo; no la crisis). Pero también era noticia en otro lugar unos días antes. Lo contaba así el 10 de julio mallorcadiario.com:

POLÉMICA/ Mahón recalifica una zona verde pública para la piscina de los dos artistas
Urbanismo a la carta para Víctor Manuel y Ana Belén

R.D.
Urbanismo a la carta en Mahón para Víctor Manuel y Ana Belén
PALMA/MAHÓN.- A todo ciudadano le gustaría ser tratado por la Administración con el mimo que reciben los cantantes Víctor Manuel y Ana Belén de parte del Ayuntamiento de Mahón. En pleno auge de las limitaciones urbanísticas el consistorio socialista de la capital menorquina no ha tenido reparo en recalificar un espacio verde público, tal como desvela la revista Desarrollo, para que los dos artistas puedan hacerse una piscina anexa a su chalé de ‘La Solana’ en s’altra banda del puerto mahonés.

El Ayuntamiento de Mahón recalifica una zona verde pública para que los artistas Víctor Manuel y Ana Belén puedan tener una piscina anexa a su chaléLos artistas ya han empezado a desbrozar el terreno y las máquinas a remover la tierra. Todo ello de manera casi simultánea al fin de la concesión extraordinaria de la que han venido disfrutando los últimos 17 años desde que en 1993 el Gobierno también socialista de Felipe González les permitiera usar de manera privada, como solarium, acceso directo al mar y embarcadero, un espacio ubicado en zona de dominio público.

El pasado mes de abril la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) notificó a los actuales ocupantes de la parcela ‘La Solana’, entre ellos los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel así como la familia de los periodistas Mercedes y Lorenzo Milá, la finalización de la concesión extraordinaria que disfrutaban desde hace 17 años.

Además de la comunicación, se requirió a los ocupantes para que retiraran enseres y cualquier tipo de material, equipos e instalaciones desmontables, ya que de no ser así, la APB tomaría posesión sin más trámite.

VENTA IRREGULAR

Los terrenos y edificaciones fueron en el pasado concesiones otorgadas a pescadores para realizar cultivos marinos. Sin embargo, con el paso del tiempo esta actividad se abandonó y los terrenos pasaron de forma irregular a terceros, que los destinaron a viviendas o residencias de vacaciones. La situación se regularizó en el año 93 con los ocupantes por medio de una concesión excepcional y por un plazo limitado e improrrogable de 17 años otorgado por el Ministerio de Fomento. Ahora los terrenos vuelven a ser de uso público y se destinarán a actividades portuarias.

COMPENSACIÓN

El fin del privilegio del que disfrutaba la pareja de artistas, acaecido este pasado mes de abril, coincide en el tiempo con la aprobación, por parte de la Junta de Gobierno Local, el 13 de abril, de la licencia de obras número 3002LO0239 que autoriza la construcción de una piscina anexa a su chalé, según publica Desarrollo. El Ayuntamiento de Mahón ha cubierto de legalidad de esta manera lo que a todas luces parece una compensación por el fin del privilegio del que venían disfrutando Víctor y Ana.

Coincide en estos días con otra noticia: la publicación del informe de Greenpeace «Destrucción a toda costa 2010». No es Greenpeace santo de la devoción de Voluntad: pero la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. Y corrobora cuanto venimos denunciando sobre la destrucción de nuestras costas. Destacamos:

Algunas de las cifras de la destrucción que Greenpeace extrae de este análisis hablan por sí solas:

· En los últimos 20 años se ha destruido en la costa española la superficie equivalente a ocho campos de fútbol al día.
· En algunas comunidades más del 75% de los terrenos colindantes al mar son urbanos o urbanizables y casi el 25% del litoral es costa artificial.
[¿Os suena, gijoneses?]
· En 2004, el presupuesto necesario para mantener las infraestructuras turísticas (aeropuertos, puertos, hoteles, playas) superaba en un 25% a los ingresos producidos por el turismo.

Ya vemos, pues, dónde y cómo se ha instalado «la casa común de la izquierda». Han conseguido hasta que nos cueste dinero el infame y destructor negocio del turismo masivo. Pero ellos –políticos, empresarios afines y «artistas» de la cuerda– siguen, ordeñando hasta la sangre de esta vaca ya en los huesos. Esta vaca somos nosotros: es Menorca, es Asturias; es España. Y no nos dejan ni los praos de la costa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 05.- España, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local, Villaviciosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s