La izquierda plural contamina

Dulce Gallego, ejemplo redondo de la repulsiva política municipal (foto Luis Sevilla, El Comercio)

Llevamos bastantes días asistiendo incrédulos a la cascada de declaraciones sin vergüenza alguna que la concejal Dulce Nombre de María Gallego Canteli ha venido enhebrando acerca de la contaminación de varias fuentes de agua potable del concejo de Gijón, en especial de la sufrida parroquia de Jove. Desde la negación de la evidencia (especialidad municipal, especialmente si se refiere a polución o a paro) hasta afirmar que beber agua con grandes dosis de mercurio no daña a quienes lo hacen habitualmente, y quedarse tan ancha (y tan larga, que en Dulce Gallego son dimensiones idénticas).

Acerca de ambas cosas (agua y concejala) hoy nos ha sorprendido el responsable de la edición gijonesa de La Nueva España, por su claridad nada frecuente en la prensa actual:

Billete de vuelta
Agua de borrajas

FRANCISCO GARCÍA

De tanto darle vueltas al mercurio, a la concejala Dulce Gallego le está subiendo la temperatura hasta un grado próximo a la ebullición. En el Pleno municipal de la mañana de ayer, la edil de Medio Ambiente arremetió de nuevo contra este periódico, sin citarlo, por las informaciones relacionadas con el alto índice de mercurio en dos fuentes de Jove. Debe ser que a Gallego, que del mercurio no sabe o no contesta o no contesta porque no sabe, le molesta la verdad de los hechos y que los vecinos encarguen análisis independientes que corroboran que el agua de la fuente registra una concentración de ese producto por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. En esta casa nos enseñaron que noticia es lo que alguien trata de esconder; lo otro es publicidad. Y de repartos publicitarios entiende mucho esta concejala de aguas de borrajas. Pues si a la señora edil le suben los calores, que beba agua. Pero no de las fuentes de Jove, que causan quebraderos de cabeza.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 09.- Medios, Medio ambiente, Política local, Sanidad

2 Respuestas a “La izquierda plural contamina

  1. No sólo Jove, claro. Todo Gijón. Ahora Cenero: hace unos minutos recogíamos la excelente noticia de la comercialización directa de leche fresca por ganaderos de esa parroquia, entre otras. Hace bastante más tiempo se anunciaba el traslado a ella de la Pecuaria, eliminada de Cabueñes en escandalosa operación especulativa. El PPSOE/IU/etc. considera que Pecuaria, ganaderías y vecinos estarán mejor bien contaminadas por los vertidos de Asturiana de Zinc, Sociedad Anónima:

    Quejas en Cenero contra el futuro vertedero de Asturiana de Zinc
    «Nadie nos advirtió de que íbamos a tener un gran basurero a la puerta de casa»

    Los vecinos de Carbaínos denuncian «falta de información» y los ecologistas reclaman la reutilización de los vertidos como material de construcción
    E. MÉNDEZ / J. L. A. / M. C.

    Desde la ventana del salón de Ignacio Guerra se divisan perfectamente los terrenos de La Abadía de Cenero donde Asturiana de Zinc (Azsa) tiene previsto depositar 562.650 toneladas al año de jarofix, un residuo inerte de su actividad industrial. «Nadie nos advirtió de que íbamos a tener un gran basurero de ni se sabe qué porquería a la puerta de casa», dice el joven, que vive en el pueblo de Carbaínos desde hace cuatro meses. Por eso, ahora exige conocer «de qué tipo son los materiales que nos van a traer hasta aquí y también si son o no perjudiciales para la salud». «No es normal», repetía ayer una y otra vez tras pedir información «de alguien» más pronto que tarde.

    Iván Suárez, otro vecino de la zona, ponía ayer nombre a ese «alguien». «Creo que deben ser responsables de la empresa o del Ayuntamiento los que vengan aquí a informarnos», aseguraba a media tarde tras recorrer en moto parte del perímetro del futuro vertedero de Azsa, actualmente utilizado para almacenar material de excavaciones. «Por supuesto que estamos preocupados, tanto por la falta de información como por las consecuencias que esto puede traer para el pueblo», decía, tras señalar «que hace días que se ve un ir y venir constante de camiones» en la parcela afectada. Un dato que confirmaba desde la puerta de su casa Pilar Álvarez. «Algo están haciendo ya, aunque nosotros no sabemos ni qué ni para qué», señalaba junto a su sobrino Luis González, también enfadado por la falta de información. «Es un abuso en toda regla, que venga el dueño de la fábrica a vivir aquí con su familia», añadía ella con cara de enfado.

    También sorprendida se mostraba ayer Ángeles Cueto, residente en una vivienda unifamiliar situada a medio kilómetro del vertedero. «No sabíamos absolutamente nada, ni qué empresa va a traer los residuos, qué son esos residuos ni si nos tenemos que preocupar o no por algo», señalaba tras mostrar cierto recelo: «Creímos que el movimiento de máquinas y camiones era por la construcción de un área recreativa, eso se comentaba por el vecindario, todo esto parece algo extraño».

    El portavoz de la Coordinadora Ecologista de Asturias, Fructuoso Pontigo, abordó ayer el asunto desde una perspectiva más amplia y señaló que «la rapidez para encontrar este gran vertedero viene a demostrar la continua falsedad de que los vertederos en Asturias se están acabando como único argumento para colocarnos la peligrosa incineradora, como única solución de tratamiento (de basuras) para el futuro». La Coordinadora destaca que un vertedero de residuos industriales tiene las mismas características que uno de basuras urbanas; la impermeabilización del vaso de vertido para evitar filtraciones, una planta de tratamiento de líquidos y el cierre perimetral de cunetas. «Cuando quieren aparecen vertederos adecuados», dice la Coordinadora del gobierno regional y agrega que la incineración «no sólo es la más peligrosa, sino que además es la más cara de las opciones».

    Pontigo también reclama a Azsa que promueva la reutilización del jarofix (el residuo de su proceso productivo, que se va a verter en Cenero) como material de construcción, por ejemplo, como base para carreteras. Según dijo, una de las causas de que el actual vertedero de Azsa en El Estrellín (Avilés) esté a punto de agotarse es que la empresa incumplió la obligación de promover la reutilización del jarofix, tal como les exigió el Principado en la declaración de impacto ambiental de aquel vertedero. La coordinadora volverá a presentar alegaciones en este sentido para el vertedero de Gijón.

    Por su parte, el concejal de urbanismo, Pedro Sanjurjo, recordó ayer que la zona elegida por Azsa ya cuenta con una «licencia municipal para el depósito de materiales de excavación» desde 2003 y que se encuentra en las inmediaciones del antiguo vertedero de basuras de Gijón. Asturiana de Zinc tendrá que pedir licencia municipal para vertidos industriales, una vez que supere la tramitación medioambiental.

  2. «La empresa o el Ayuntamiento deberían venir aquí a informarnos, porque estamos preocupados por las consecuencias para el pueblo» Iván Suárez. Vecino de Carbaínos
  3. «Deben explicarnos qué tipo de material van a tirar al vertedero y si es perjudicial o no para la salud» Ignacio Guerra. Vecino de Carbaínos
  4. «Hace días que se ve un ir y venir constante de camiones; algo están haciendo ya» Pilar Álvarez. Vecina de Carbaínos
  5. Vergonzoso el tratamiento que, desde los mismos titulares, da a la noticia la edición local del bilbaíno Correo ex Español, antiguo diario El Comercio, solícito en la adulación y la falacia al servicio de la oligarquía local y regional (y de la global, si cuadra). Ponemos los enlaces, pero no el texto completo, por no manchar este cuaderno de bitácora:

    Los vecinos de Cenero asumen el proyecto de vertedero industrial
    Una alternativa a la incineradora, según los ecologistas

  6. Como desde Voluntad se ha señalado otras veces, en la «izquierda plural» cabe, por derecho propio, la derecha, el PPFAC. La Nueva España:

    La contaminación por partículas empeoró un 10% en la zona oeste el pasado año
    La Coordinadora Ecoloxista destaca la mala evolución medioambiental en un período con menos actividad en Arcelor y menor movimiento de tráfico pesado
    13:27
    A. RUBIERA

    Las estaciones oficiales del Principado que miden la contaminación de Gijón registraron el pasado año un significativo empeoramiento de los registros de partículas en suspensión de menos de 10 micras (las llamadas PM10), sobre todo en la zona oeste del concejo. Así lo han constatado los responsables de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, quienes declaran la urgencia de convocar el Consejo de Medio Ambiente de la ciudad y que, a la vista de los resultados, ya tienen previsto solicitar información al Ayuntamiento. «Queremos que se nos indique qué medidas se prevén tomar para reducir la contaminación sobre partículas en el concejo, ya que con los datos de las estaciones de control se ha producido un aumento en este contaminante del 10%, al menos en las zonas de La Calzada y Hermanos Felgueroso, aunque principalmente en La Calzada», explicó Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora.

    Para los ecologistas, la ciudad se aleja «de cumplir los valores límite establecidos por la Unión Europea» y es especialmente destacable si se tiene en cuenta que 2011 no ha sido un buen año en cuanto a producción siderúrgica -con Arcelor en niveles bajos de actividad-, ni de especial intensidad en cuanto a tráfico de vehículos pesados -por la menor actividad en las obras de ampliación de El Musel-. «Teniendo en cuenta que el año 2011 no debería haber sido malo para esos valores, ya que las chimeneas no echaron humo parte del año y los camiones pasaron menos por Cuatro Caminos, lo que está claro es que no estamos ante un problema puntual, sino un problema estructural anquilosado y que no se va a solucionar si no se pone verdadero interés. No hablamos tanto de medidas nuevas, ni inventar cosas, como aplicar las que hay», incidió Fructuoso Pontigo.

    Los datos que han servido a la Coordinadora para poner de nuevo sobre la mesa el problema medioambiental de la contaminación en Gijón son los siguientes: en tres de las cuatro estaciones del Principado donde se miden valores relacionados con la contaminación (en la avenida de Castilla, Hermanos Felgueroso, avenida de la Constitución y avenida de la Argentina) no se cumplió el valor límite diario de protección a la salud de PM10, establecido en 50 µg/m3 «valor que no podría superarse en más de 35 veces al año, y que sin embargo en Gijón se llegaron a alcanzar 111 superaciones anuales en el caso de la estación de la avenida de la Argentina, lo que supone 76 días más de lo admisible».

    En dicha estación, el valor medio anual para dichas partículas fue el pasado año de 44 µg/m3, una cifra que está por encima del valor límite anual de protección a la salud «y a gran distancia de los 20 µg/m3 recomendados por la Organización Mundial de la Salud, lo cual da idea de la gravedad del problema de calidad del aire que sufren los gijoneses», apuntan desde la organización ecologista.

    Según los registros de cada estación, en el punto de medición de la avenida de la Constitución hubo 36 días del pasado año en los que se superaron los 50 µg/m3 de partículas PM10, un día más del límite que marca la normativa nacional; en la avenida de la Argentina habrían sido, tal como ya se indicó, 111 los días que están por encima de la cifra a tener en cuenta, mientras que en Hermanos Felgueroso serían 49 días los que se superó el margen, y 29 días en la avenida de Castilla (donde las obras y el corte de tráfico pueden tener que ver con los registros).

    «Ya no se quejan sólo los vecinos de Monteana», sostienen los ecologistas
    A. R.

    «La gente se queja de la contaminación. Ya no son sólo los vecinos de Monteana los que reclaman que se atienda su problema; ahora vecinos de muchas otras zonas muestran sus quejas por las partículas en suspensión», declaraba ayer Fructuoso Pontigo. El portavoz de la Coordinadora Ecoloxista sostiene que a su asociación llegan las advertencias de «nuevos vecinos que se han ido a vivir a la zona oeste, y que no estaban acostumbrados a la contaminación que hay en el ambiente y que es perfectamente perceptible en las viviendas», sostiene. Si la anterior concejala de Medio Ambiente del equipo municipal socialista solía tildar de «excesivamente alarmantes» y susceptibles de muchos matices las cifras de alerta que cada año daban los ecologistas asturianos sobre la contaminación en Gijón, Fructuoso Pontigo espera más receptividad de un grupo municipal, el de Foro Asturias, que incluyó el asunto del control medioambiental en su programa electoral. «Han dicho varias veces que es un tema que les preocupa, pero no tenemos constancia de que estén haciendo nada por atajar lo que ocurre. En octubre ya advertimos de que las cifras iban por mal camino, y ni se ha convocado el Consejo de Medio Ambiente ni se han dirigido a nosotros para nada», aclaró Pontigo. Para la Coordinadora, «las administraciones competentes, el Principado y el Ayuntamiento, deben asumir sus responsabilidades ante una situación que está derivada de un tráfico excesivo que debería regularse y determinadas industrias con unas instalaciones que no reúnen los requerimientos ambientales adecuados».

    Según la OMS la contaminación en partículas PM10 está asociada a la aparición y el agravamiento de múltiples patologías; la exposición crónica aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s