VOLUNTAD de Crucifijo

Crucifijo y Religión en todos los colegios e institutos
Para celebrar debidamente este domingo, 23º después de Pentecostés, ponemos esta pegatina de la Campaña contra el laicismo, iniciativa de las Juventudes Tradicionalistas Asturianas; y para que reviente la canalla europeísta y laica, que pretende esclavizarnos a las estrasburgadas… Agencia FARO:

Europa contra la Fe

Madrid/Roma/Estrasburgo, 4 noviembre 2009. El llamado «Tribunal Europeo de Derechos Humanos» de Estrasburgo lo ha puesto meridianamente claro: el Crucifijo, el instrumento de nuestra Redención y el símbolo de nuestra Fe y nuestra Civilización, es incompatible con los «derechos humanos» y con la Unión Europea. Ya lo sabíamos. La aberración (o entre aberración y estulticia) en que incurre la sentencia de dicho «tribunal» que hoy se ha conocido (que ordena al Estado italiano retirar los crucifijos de las aulas, además de pagar 5.000 euros por «daños morales» a la finlandesa Soile Lautsi, a instancias de la cual actúa la «corte europea») consiste en afirmar que la presencia del Crucifijo en las aulas es «una violación de los derechos de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones» y de «la libertad de religión de los alumnos».

Sin pararnos a explicar ahora que la «libertad de religión» sólo puede consistir en la libertad para profesar y practicar la Religión verdadera, y que los supuestos «derechos de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones» están limitados por la Verdad, por el orden público y por el bienestar y el derecho a la Salvación de los propios hijos (los padres caníbales, por ejemplo, no tienen derecho a «educar a sus hijos según sus convicciones»; los mahometanos o los herejes, a quienes protege y representa la Unión Europea, tampoco), desde la redacción de FARO esperamos que esta sentencia ayude que cesen en su adhesión entusiasta al Leviatán europeo los autoproclamados católicos que hasta el momento insistían en cerrar los ojos.

Tampoco nos olvidamos de que el Frente Popular, perdón, la izquierda plural asturiana fue pionera en esto de mandar retirar crucifijos, y de prohibir rezar en los colegios y escuelas: en las estatales lo hizo ya José Luis Montes Suárez (PSOE), al comienzo de su mandato como Director Provincial de Educación (en calidad de tal se le padeció entre 1987 y 1996). Otro ejemplo casi perfecto de parásito de la política, de los que no se han apeado del carro (oficial) desde el felipismo, en la actualidad es diputado en el Parlamentín ovetense (ese que osa usurpar el nombre de la Junta General del Principado), Director General de no se sabe qué y Secretario de no se sabe cuánto. De su domicilio familiar en Gijón se ausentó, para no volver, durante la mencionada época felipista, cuando hacerlo se puso de moda entre los colocados del PSOE.

Cuando tuvieron la ocasión, ni el PP ni su escisión URAS hicieron nada por reponer los crucifijos: faltaría más.

Repongamos el Crucifijo en todas partes: así honraremos a Dios y afirmaremos nuestra Fe y nuestra identidad. Además, ahuyenta a los políticos vampiros

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 01.- Voluntad, 02.- Gijón, 03.- Comarca, 07.- Enseñanza, Carreño, Justicia social, Política local, Villaviciosa

Una respuesta a “VOLUNTAD de Crucifijo

  1. Voluntad recordaba hace más de tres años cómo fue Juan José, alias Xuan Xosé, Sánchez Vicente quien tomó la iniciativa contra el Crucifijo que presidía el salón de sesiones del Ayuntamiento de Gijón. La corporación actual es mucho, mucho más laicista aún que aquella. Detestan a Nuestro Señor Jesucristo, odian la Fe de nuestros padres. Quisieran suprimir cualquier recuerdo de la verdadera Religión. En cambio, les encanta hacer el ridículo más paleto promocionando las falsas religiones de moda –en este caso, la mezcla tibetana de budismo, paganismo y brujería–. Hasta el ínclito nepote Santiago Martínez Argüelles se convierte en grotesco discípulo de unos no menos grotescos lamas. La Nueva España:

    Argüelles está bendito
    Un grupo de monjes tibetanos envuelve al edil de Hacienda con el ritual pañuelo blanco que simboliza pureza, longevidad en la vida y buena suerte
    R. VALLE

    «¿Qué pueden decirnos sobre cómo alcanzar la paz?». Santiago Martínez Argüelles, profesor universitario reconvertido en concejal de Hacienda por su sabiduría en el mundo de las sumas y las restas, se transformó ayer en alumno aventajado en la asignatura de Ciencias de la Paz Interior ante los cinco monjes tibetanos del Gaden Shartse Monastery University que visitaron el Ayuntamiento de Gijón. El viaje a Lugo de la Alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso, para participar en la Cumbre de Alcaldes, Alcaldesas y Ciudades de Europa, América Latina y El Caribe sobre Drogas llevó al edil socialista a convertirse en el anfitrión en la Casa Consistorial de los cinco religiosos que han incluido Asturias en una de las etapas de su octava gira mundial por la Paz Interior. Gijón, Oviedo, Llanes y Cangas de Onís son algunas de las paradas de esta gira que, en el Principado, cuenta con el apoyo de los integrantes de la Asociación Mayam.

    El alumno Martínez Argüelles siguió atento las explicaciones del maestro del grupo sobre el camino a seguir hacia la paz -explicaciones que daban el salto del tibetano al inglés y al español desde la buena voluntad de los acompañantes en la visita- para concluir con un contundente «vaya, parece muy fácil pero resulta muy difícil» que hizo saltar alguna carcajada entre los visitantes castellanoparlantes. También se mostró muy interesado Santiago Martínez Argüelles en saber el nivel de convivencia de hombres y mujeres en los monasterios tibetanos. Advertido de qué cada género iba por su lado, el político gijonés que suele participar en todos los actos en favor de la igualdad que se realizan en el Ayuntamiento remató el debate con un «todos las religiones separan a hombres y mujeres». Una constatación que no un reproche ya que el edil había dejado bien claro a los monjes al inicio de los saludos que «aquí compartimos con ustedes los valores de la solidaridad y la paz interior».

    Y no sólo con palabras. El concejal tiene desde ayer una ayuda extra para trabajar en la consecución de su propia paz y, de paso, transmitirla al seno del gobierno local, a sus relaciones con el grupo político de la oposición y a los conflictos ciudadanos que tiene abiertos desde Roces a Baldornón como responsable de la empresa de autobuses. Los invitados tibetanos obsequiaron al edil con un «kata», nombre que recibe un pañuelo ritual que es uno de los símbolos de la cultura tibetana. La prenda es larga para desear larga vida a quien la lleva, blanca como símbolo de pureza y lleva bordados ocho símbolos tibetanos de la buena suerte.

    Los anfitriones gijoneses se mostraron menos espirituales en el intercambio de regalos. Martínez Argüelles ofreció a los monjes en nombre de la Alcaldesa una serie de libros sobre la historia de Gijón y publicaciones fotográficas además de insignias con el símbolo playu del «Elogio del Horizonte». Con el «kata» al cuello el uno y las insignias sobre sus túnicas color azafrán los otros, gijonés y tibetanos se separaron en el camino de la paz.

    Los monjes tibetanos de la Gaden Sharte dejaron ayer muestra de su paso por Gijón, donde ya realizaron la pasada semana un acto de purificación en los Jardines del Náutico, con el diseño de un mándala de arena en el patio del «Antiguo Instituto. Arriba, dos monjes elaboran esa representación simbólica de la energía del cosmos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s