La Ministra de igual da no quiere mirar al niño

La Ministro de no se sabe qué no quiere ni mirar al muñeco que representa a un bebé de los que, según ella, no son seres humanos (foto EFE)

La Ministro de no se sabe qué no quiere ni mirar al muñeco que representa a un bebé de los que, según ella, no son seres humanos (foto EFE)

Bien por Juan José Panizo, secretario de la gijonesa Asociación NO MÁS ABORTO, que ha puesto en evidencia a Bibiana Aído, esa ministro-cuota de Rodríguez Zapatero, que pasó de inútil niña pija gaditana a inútil florero del Gobierno. Florero funerario: abortista furiosa, decidió enseñar a los españoles que un niño de doce semanas en el seno de su madre «no es persona». Luego, como se ve en la foto, prefiere no mirar a un muñeco que lo representa.

Álvarez Areces, deseoso de hacer la pelota y demostrar que domina en esta Albania, no se resignaba a que le estropearan la inauguración de esos «Encuentros de la Juventud» en los que la izquierda plural (en la que se incluye el Partido Popular, por supuesto) gasta hace bastantes años los dineros de los contribuyentes, para reunir y agasajar a sus excrecencias juveniles, en esa Universidad Laboral que él quiere convertida en su «Laboral Ciudad de la Cultura», de la cultura abortista, pervertida, paleta y benidormiana. Así que, bien rodeado de policías y guardaespaldas, jugaba él mismo a hacer de mamporrero, interponiendo su oronda porcinidad entre el anti abortista y la ministro abortista. Su patético séquito –cuyo aspecto levanta, es verdad, tentaciones eugenésicas– fingía sonrisas.

Quiera Dios que los beneméritos defensores del no nacido no caigan en la trampa de los Benignos Blancos, Foro de la Familia, Hazteoír-Derecho a Vivir y demás antenas del abortista PP, empeñados en convertir el movimiento anti aborto en un movimiento que sólo se oponga a la nueva ley del PSOE, pero acepte la actual que el PP defiende. Un movimiento abortista bis. Un abortista, cualquier abortista, es siempre un criminal, un asesino, un terrorista.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 05.- España, Justicia social, Política local, Sanidad

Una respuesta a “La Ministra de igual da no quiere mirar al niño

  1. Para vergüenza de los asturianos, Benigno Blanco Rodríguez es (como Vicente Alberto Álvarez Areces) de Olloniego. Sí, el que fue Secretario de Estado con José María Aznar y con esa otra vergüenza de Asturias y de Gijón, Francisco Álvarez-Cascos. Benigno Blanco Rodríguez, el del PP, el que casi ha conseguido convertir en pro abortista una manifestación anti abortista. Despacho de la agencia FARO:

    Madrid, 17 octubre 2009. Más de un millón de personas han hecho el esfuerzo de manifestarse en Madrid contra el aborto.

    Los organizadores, sin embargo, han conseguido lo que FARO ya había advertido: convertir la manifestación en un acto a favor del aborto, siempre que se lleve a cabo de acuerdo con las leyes vigentes, que han causado el asesinato quirúrgico de más de un millón de niños en el vientre de sus madres, más un número incontable de asesinados por aborto químico (gracias a la aprobación por el PP de la píldora abortiva, bajo el gobierno de José María Aznar y el Ministro Rajoy) y de embriones humanos congelados y destruidos (gracias también al Partido Popular).

    Bajo la protección del alto cargo del PP Benigno Blanco, presidente del llamado «Foro de la Familia», y de HazteOír.org (instrumento de la sociedad secreta pseudo católica «Yunque»), se han paseado los dirigentes abortistas del Partido Popular, incluida Esperanza Aguirre, la presidente autonómica que más y mejor financia a las clínicas abortistas. Benigno Blanco ha vuelto a tener la desvergüenza de pedir públicamente al PP que si llega a gobernar «deje la ley del aborto tal y como está ahora», aceptando explícitamente «las interrupciones de embarazos … en casos concretos», y exigiendo absurda, injusta e ilegítimamente que «nunca se penalice … a la mujer que aborta».

    Los carlistas han optado mayoritariamente por no asistir, para no ser manejados por los terroristas abortistas del Foro de la Familia, HazteOír.org-«Derecho a Vivir» y el Partido Popular. No obstante sí han acudido algunos, que meritoriamente han enarbolado banderas de España con el Sagrado Corazón, contra unos organizadores que prohibieron la presencia de los grupos políticos anti abortistas y buscaron en todo momento favorecer al ultra abortista PP.

    Les dejamos una entrada del cuaderno de bitácora Ni Dixi ni Pixi, que les recomendamos visitar para así ver también las fotos que la acompañan:

    Se consuma la ignominia del 17-O

    Mientras en el escenario unos niños recordaban a los cientos de miles de niños asesinados durante los años de Gobierno del Partido Popular (1996-2004), el que fuera presidente del gobierno durante esos años se daba un baño de masas:

    Preguntado por Intereconomía por si pudo haber hecho algo más en sus años de gobierno, la respuesta ha sido:

    «Yo estoy aquí en contra de lo de los 16 años de la nueva ley»

    También estuvo Cospedal (la del debate no es si el aborto sí o aborto no), que ha acudido a la marcha por la vida porque ella sabe mucho del tema, tanto que seguramente todavía tenga por ahí unos hijitos congelados de cuando decidió someterse a la fecundación in vitro (eso si es que son suyos). Pero allí estaba ella como la más pro-vida de lo más, también saludada y recibida con entusiasmo por la masa.

    Todo esto se ha producido gracias a la manipulación de los organizadores y de HO que con el pretexto de no politizar, han conseguido precisamente lo contrario, politizarla en favor del PP que ha recurrido a sus caras más sonadas (caraduras en realidad). El resultado está a la vista y al gobierno le ha faltado tiempo para hacer referencia a la hipocresía de las derechas que se manifiestan contra el aborto cuando gobiernan las izquierdas. Pepiño ha ido más allá y ha dado en el clavo:

    «Cuando gobernaba José María Aznar se practicaron más de 500.000 abortos y el PP y la derecha no decían absolutamente nada».

    La única opción que teníamos para recuperar algo de credibilidad era que hubiera habido algún conato de agresión, sonora pitada o algún reproche en los discursos. Sin embargo, no solo no ha ocurrido nada de esto (salvo que no me haya enterado que todo puede ser) sino que encima algunos defensores de la vida, ataviados para la ocasión, no han dudado en retratarse con los siniestros personajes del PP que extrañados de tanto entusiasmo, recordaban los días en que estuvieron preocupados por perder un electorado tan dócil.

    ¡Enhorabuena Benigno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s