Mártires en Gijón

Hubo muchos, entre 1936 y 1937. Aunque la persecución se desató en 1930, y había conocido episodios desde al menos 1833 (o antes, con la francesada primero y el trienio liberal después); primero a manos de los liberales, luego de los rojos. De ello ya hemos hablado algo en Voluntad. Durante la dominación del Frente Popular, hasta se trajeron víctimas de los concejos vecinos (no en vano estaba en la Plaza del Parchís aquel mafioso y gangsteril «Consejo Soberano de Asturias y León», antecesor de la izquierda plural de ahora).

Sobre uno de aquellos mártires escribe hoy en La Nueva España Juan Antonio Martínez Camino (quien, por aquello de las buenas y las malas Compañías, no es santo de nuestra devoción). Aunque escamotea el odium fidei, deja claro a quiénes seleccionaban para el martirio los socialistas de entonces. En este caso a un cura que empezó su extraordinaria labor apostólica y social en el concejo de Cabranes, tan ligado al de Villaviciosa, y que recibió la palma del martirio en la playa de San Lorenzo, mañana hará setenta y dos años. Lástima que, si fuesen a por los curas de ahora, no iban a encontrar a nadie ni remotamente parecido. De hecho, no puede descartarse que el actual clero gijonés se uniese a las hordas de perseguidores.

Viñón, un «milagro» de don Lázaro

El siglo XX entró con fuerza en Cabranes. En 1910 el pintoresco concejo asturiano de verdes valles que se abren, por el norte, hacia Villaviciosa y, por el sur, hacia Piloña y hacia Nava, llegó a alcanzar casi los 5.000 habitantes. Pero era lamentable que la numerosa población infantil no dispusiera aún de ninguna escuela para iniciarse en las letras y en los números. Eran los pórticos de las iglesias los que daban cobijo a maestros y alumnos, que, con fuerza de voluntad admirable, hacían allí frente a los vientos y a las lluvias.

Por aquel entonces, en 1906, «cuatro amigos, entusiastas de la prosperidad de su pueblo», fundaron un periódico llamado «El Eco de Cabranes», que salía los días 10 y 25 de cada mes. Su propósito era: «mejorar las tristes condiciones en las que los cabraneses vivimos». La educación fue, como es natural, una de sus preocupaciones constantes. Prueba de ello es que la única fotografía que salió en aquellas humildes páginas, en su no muy larga vida, fue la de la inauguración de la Escuela de Viñón. La foto, tomada por Evangelista Canellada, se puede admirar hoy, ampliada como mural, a la entrada del Museo Etnográfico de Cabranes, instalado justo en la que fue la Escuela de Viñón. Era el 13 de noviembre de 1908, hace ahora cien años, cuando se inauguraba aquella primera escuela de Cabranes.

¿Por qué fue Viñón, que no era ni la capital ni la parroquia mayor del concejo, la primera en sacar a los niños del cabildo de la iglesia y en ofrecerles una casa escuela amplia y luminosa, con aulas para niños y para niñas y con viviendas para el maestro y para la maestra? ¿Cómo fue posible aquel «milagro» en 1908?

Con el siglo, en 1899, había llegado a Viñón un cura joven: Lázaro San Martín Camino. Tenía 27 años. Acababa de ganar aquella parroquia en el concurso general diocesano, para el que había tenido que escribir un comentario precisamente sobre el pasaje del Evangelio que dice: «Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos» (Jn 15, 12). Iba decidido a poner en práctica este criterio. Y lo hizo empleándose a fondo en todo su trabajo pastoral; en especial, en la mejora de la educación de los pequeños.

Sabemos por «El Eco» que en 1906 se había celebrado en la capital, Santa Eulalia, «una magna asamblea» para tratar de la construcción de escuelas. Bajo la presidencia del Alcalde, se habían reunido concejales, miembros de la Junta Local de Primera Enseñanza, los mayores contribuyentes y los párrocos del Concejo. Se constituyó una Junta Directiva para la construcción, formada por ocho personas, entre ellas Jesús Robés, el notario, como presidente, y el cura de Viñón, don Lázaro. El caso es que, ocho días después una comisión de Viñón, encabezada por el párroco, ya estaba visitando al marqués del Real Transporte para interesarse por el solar de su propiedad llamado «El Roblón», situado enfrente de la iglesia, al otro lado de la carretera. Allí querían comenzar cuanto antes la construcción de su escuela. El marqués les donó el terreno. Juan Gil, el capataz de la mina de Viñón, trazó los planos y aquel mismo verano los vecinos mismos despejaron el solar para empezar la obra. Se recuerda que el cura no sólo había sido el alma del proyecto gestionado y animando, sino también tirando el primero de la soga cuando se cortó el roblón. Mala medicina para sus hernias congénitas.

La primera piedra de la casa escuela la puso el Alcalde y la bendijo don Lázaro el 16 de junio de 1907. «El Eco de Cabranes» contaba al año siguiente la ceremonia de inauguración del «amplio y hermoso edificio» de la Escuela de Viñón: «Los escolares fueron trasladados en ordenada manifestación (en la que figuraba aquella parroquia casi en masa y a cuya cabeza iba el Párroco, las autoridades locales y el Inspector de primera enseñanza de la zona de Infiesto) desde el atrio de la iglesia, donde venían recibiendo la enseñanza, al nuevo edificio. Ya dentro se procedió a la bendición del local-escuela, haciendo uso seguidamente de la palabra dicho señor Inspector, el Párroco de Viñón y el señor Alcalde. Después se obsequió a los niños con pastas y dulces».

Es una pena que no conozcamos casi nada del contenido de aquellos discursos. «El Eco» califica de «magnífico» el pronunciado por el párroco. Pero tampoco refiere nada de su contenido, aunque explica el cierto protagonismo del señor cura por haber sido él, junto con dos vecinos de la parroquia (Julián Corripio y Antonio Pedregal) quienes habían compuesto «la junta de construcción que con tanto acierto y entusiasmo llevó su cometido».

Más tarde, la Corporación municipal propuso a don Lázaro para ocupar el puesto dejado vacante a su muerte por el párroco de Santa Eulalia en la Junta Local de Primera Enseñanza. Porque, según consta en el acta correspondiente, su «ciencia y virtudes y entusiasmo por la enseñanza son garantía de que llenará su cometido como es de desear. Se acuerda al propio tiempo -prosigue el acta- dar expresivo voto de gracias a dicho párroco y a don Julián Corripio, vecino de Niao, por los trabajos que realizaron para la construcción de la Casa Escuela de Viñón».

Viñón fue la primera parroquia que construyó su escuela porque contó con personas entregadas que se pusieron a la obra sin esperar ayudas ni subvenciones. La hicieron posible los vecinos con su propio trabajo. La inspiración, el ejemplo y también el trabajo de don Lázaro fueron, como se ve, fundamentales. El joven cura dejó en Viñón lo mejor de sus años mozos. Más tarde dedicaría también a la educación de la juventud sus mejores esfuerzos en su nueva parroquia de Miyares, en Piloña. Y coronaría su obra dando literalmente la vida por sus amigos, en la playa de San Lorenzo de Gijón, el 18 de agosto de 1936.

El centenario de la Escuela de Viñón es una hermosa ocasión para recordar a quienes, como don Lázaro, realizaron y realizan el «milagro» de mostrarnos con su vida y con su muerte que no es la ciencia la que salva al ser humano, sino el amor. Las escuelas harían bien en transmitir a los jóvenes de hoy esa sabiduría de siempre. Para eso, sobre todo, se construyó hace cien años la Escuela de Viñón.

Juan Antonio Martínez Camino es obispo auxiliar de Madrid y secretario general de la Conferencia Episcopal Española.

San Mateo nos recuerda en el Evangelio de hoy, 14º domingo después de Pentecostés: Quaerite ergo primum regnum Dei, et iustitiam eius; et haec omnia adjicientur vobis.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, 07.- Enseñanza, Justicia social, Política local, Villaviciosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s