Hoja del lunes felina

Nos gustan los gatos. Nos gusta el sentido común. Nos gusta recordar cómo fue Candás. No está de más recordar lo impresentable que es el consistorio de Carreño. Por todas esas razones, dedicamos esta Hoja del Lunes a una carta que hoy aparece en La Nueva España.

En defensa de los gatos

Nuestra asociación, tras haber tenido conocimiento, por la información aparecida en su periódico de fecha 25 del mes pasado, acerca de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Carreño prohibiendo proporcionar comida a los animales en la vía pública (hecho que afecta fundamentalmente a las colonias de gatos allí existentes), amén de que están siendo recogidos bastantes gatos, que, por cierto, son llevados a cierto «centro de internamiento» mancomunado, desea manifestar su más rotunda oposición a tan absurda y poco justificada «ordenanza de su municipio» en base a las razones que exponemos:

En primer lugar, tal actuación se contrapone frontalmente a lo previsto en el artículo 19, apartado 1 de la ley 13/2002 de tenencia, protección y derecho de los animales, en el que se especifica que los gatos errantes, previa su identificación y esterilización, deben ser devueltos al mismo lugar de origen, hecho que convierte su «ordenanza municipal» en ilegal, al ser la ley autonómica de rango superior. No se puede argumentar, pues suponemos que de eso se trata, en el fondo, que trataban de paliar un «supuesto» problema de suciedad, ya que el pienso seco no puede causarla, pues ni se pudre ni genera mal olor, por cuyo motivo imponer multas que, además, consideramos excesivas, por este motivo, nos parece ridículo, frente a otros numerosos y más consistentes problemas que, seguro, tendrá su ciudad y concejo.

Abundando en lo manifestado por los vecinos de su Ayuntamiento, que, igualmente manifestaron su desacuerdo con tales medidas (y que, por supuesto, apoyamos íntegramente), están ustedes «tirando piedras contra su propio tejado», pues si eliminan la población gatuna (en vez de controlarla por medio de la esterilización) provocarán el aumento de los roedores.

Es vergonzoso e inadmisible que hayan enviado a los felinos retirados de las calles de Candás a un «campo de exterminio» como es El Xelán, lo que, reiteramos, contradice gravemente lo exigido por la ley 13/2002, es decir, que tales gatos debieron haber sido reenviados nuevamente a la zona donde fueron capturados, tras su castración, y, en su caso, saneamiento (o sea, desparasitación externa e interna). Finalmente, su Ayuntamiento, por total ignorancia y desconocimiento, está destruyendo su propia historia y tradiciones, ya que la villa candasina ha sido siempre popular por la contemplación de sus hermosos y bien alimentados gatos, sobre todo en la parte portuaria, así como por sus conservas, cuya marca comercial Miau evoca de manera tan directa a los felinos.

Alejandro Vidal Baqueiro y María Antonia del Castillo M.-Ayuso,
de la Asociación de Amigos de los Gatos
Oviedo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Carreño, Medio ambiente, Política local

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s