25 de mayo

Se cumple el bicentenario de la formal declaración de guerra a los franceses por parte de la Junta General del Principado de Asturias. El alzamiento, como es sabido, comenzó en Gijón. De las conmemoraciones en esta villa y en Carreño ya se ha ocupado Voluntad. La que se hizo en Oviedo, como era de esperar, ha sido una payasada espeluznante. (Ya se sabe: carbayones y alcaldones –el Alcaldón autonómico y el local— producen mezclas malolientes). Del aniversario se ocupa la declaración que ha hecho pública, como todos los años, la Junta Carlista del Principado:

DECLARACIÓN DEL VEINTICINCO DE MAYO

Hace doscientos años «deliberó la Junta con asistencia del Real Acuerdo, y por el que se celebró en el día de hoy, llevar á efecto el armamento del Exército Defensivo Asturiano, en obsequio de la Religión, de la Patria, y de la común felicidad».

Dos siglos después, no sólo imperan en Asturias las ideas del la Revolución francesa que esparcían las tropas napoleónicas, sino que los sucesores de los afrancesados (liberales, populares, socialistas, comunistas y demás componentes de la oligarquía política, mediática y financiera) siguen estrangulando la vida de nuestra región, enemigos jurados de «la Religión, de la Patria y de la común felicidad» por las que se alzaron nuestros antepasados. Esos políticos, caciques y oligarcas, continuadores de los traidores que unos años más tarde, en 1834 suprimirían definitivamente la Junta General del Principado de Asturias, acaban de perpetrar en Oviedo, en el parlamentín autonómico que usurpa el nombre de aquella, una función circense en que se han permitido presentar el alzamiento de 1808 como si hubiera tenido el signo exactamente contrario del que tuvo.

Los asturianos de hace doscientos años se levantaron, como el resto de los españoles, precisamente en defensa del Antiguo Régimen, el que garantizaba sus derechos y libertades, el que sus antepasados habían ido construyendo durante muchas generaciones.

Si hoy imperase en Asturias el mismo espíritu, el pueblo ovetense habría aprovechado la jornada de ayer para poner en fuga a quienes, además de hacer irrespirable nuestro presente e imposible nuestro futuro, se permiten querer cambiar nuestro pasado a su antojo, conveniencia e ignorancia.

En su declaración del veinticinco de mayo del año pasado, esta Diputación de la Junta Carlista del Principado de Asturias terminaba con un párrafo que ahora reproducimos. «Urge poner fin a la pasividad con que los asturianos están presenciando la transformación de su región en una especie de urbanización tercermundista. Urge sacudirse la plaga de los partidos políticos y de sus colaboradores».

ASTURIAS NUNCA VENCIDA

Oviedo y Mayo 25 del 2008

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

2 Respuestas a “25 de mayo

  1. Un año más, la Junta Carlista del Principado ha hecho pública su Declaración del Veinticinco de Mayo.

    Hace doscientos un años «deliberó la Junta con asistencia del Real Acuerdo, y por el que se celebró en el día de hoy, llevar á efecto el armamento del Ejército Defensivo Asturiano, en obsequio de la Religión, de la Patria, y de la común felicidad». Asturias se alzó por Dios, por la Patria y el Rey, contra Napoleón y contra la Revolución francesa que sus tropas y sus cómplices iban imponiendo por todo el continente.

    En medio de una recesión económica que golpea a Asturias más que a otras regiones, pues ha sido previamente devastada, desmantelada y sangrada por políticos, caciques y oligarcas –sucesores de los cómplices de Napoleón– los herederos del sueño de Napoleón (sueño de los sectarios, pesadilla para los pueblos) llaman una vez más a la farsa electoral, esta vez para el Parlamento Europeo. Ningún interés tienen para los asturianos estas votaciones. El Parlamento Europeo es una costosísima institución que busca dar una apariencia de legitimación «democrática» a la estructura tiránica y anónima que gobierna la Unión Europea. Pese a años y millones invertidos en propaganda en contrario, los hechos son tozudos: el forzado ingreso de España en la Comunidad Económica Europea, hoy UE, sólo ha traído desgracias a Asturias. Los llamados fondos europeos, además malgastados por la clase política más parasitaria e inútil de la nación, se han utilizado para disimular la destrucción de la economía asturiana y de la estructura territorial y social de nuestra región.

    En contraste con dispendios, corruptelas y derroches, una cita: «Hay en la actualidad, mi querido Alfonso, en nuestra España una cuestión temerosísima: la cuestión de la Hacienda. Espanta considerar el déficit de la española; no bastan a cubrirla las fuerzas productoras del país; la bancarrota es inminente… Yo no sé […] si puede salvarse España de esta catástrofe; pero, si es posible, sólo su Rey legítimo la puede salvar. Una inquebrantable voluntad obra maravillas. Si el país está pobre, vivan pobremente hasta los ministros, hasta el mismo Rey, que debe acordarse de Don Enrique el Doliente. Si el Rey es el primero en dar gran ejemplo, todo será llano; suprimir ministerios y reducir provincias, y disminuir empleos, y moralizar la administración, al propio tiempo que se fomente la agricultura, se proteja la industria y aliente el comercio».

    La cita es de Don Carlos María de los Dolores de Borbón y Austria de Este, primero legítimo Príncipe de Asturias y luego legítimo Rey de las Españas, Carlos VII, de quien este año se conmemora el centenario de su muerte en el exilio. Por él tomaron las armas Faes, Melchor Valdés y muchos otros asturianos; en su Gobierno sirvieron glorias de Asturias como Guillermo Estrada o José Indalecio de Caso. Como antes habían servido a su abuelo Carlos V la mayoría de los alzados en 1808 que seguían con vida en 1833.

    Con ese programa, austeridad y honradez, puede sacarse a Asturias de su actual postración. Nada más lejos de los políticos profesionales que sufrimos.

    Como más arriba decíamos, no interesan las elecciones al Parlamento Europeo, ni se presenta a las mismas candidatura alguna que merezca la confianza ni el apoyo de las personas decentes. La Diputación Permanente de la Junta Carlista del Principado, pide, pues

    ABSTENCIÓN
    EL 7 DE JUNIO, NO VOTES

    Oviedo y Mayo 25 del 2009

    • Aunque cada vez pase más desapercibida la fecha del veinticinco de mayo, siempre hay quien no la recuerda, sino que la reinventa. Dos ejemplos, en La Nueva España: de un lado, Javier Neira en plan locoide fan de la desvergonzada Esperanza Aguirre, queriendo ver en la declaración de guerra a Napoleón por la Junta General del Principado de Asturias el «nacimiento de España como nación política» (en plan Allons enfants de la patri-ie, el himno de la canalla), a la par que reivindica la muy Ancien régime festividad de la Balesquida. De otro lado, el cursi Francisco Prendes Quirós, no se sabe si por autismo ideológicamente inducido o por el inveterado hábito de mentir, clamando contra estos «tiempos de sumisión» (lo dice él, casado con el poder y llámpara del PSOE) y queriendo ver casi, casi revolución y republicanismo en una declaración hecha en nombre del Rey y en obsequio de la Religión y de la Patria.

      En contraste con esos dislates, la sensata voz de la Comunión Tradicionalista Carlista:

      Junta Carlista del Principado
      DECLARACIÓN DEL VEINTICINCO DE MAYO
      Se precisan medidas de emergencia

      Hace doscientos dos años «deliberó la Junta con asistencia del Real Acuerdo, y por el que se celebró en el día de hoy, llevar á efecto el armamento del Ejército Defensivo Asturiano, en obsequio de la Religión, de la Patria, y de la común felicidad». En sus propias palabras la Junta General del Principado de Asturias –con la que nada tiene que ver el actual parlamento autonómico, hechura más bien del Mariscal Michel Ney– se alzó por Dios, por la Patria y el Rey, contra la Revolución francesa, cuyos principios y doctrina iban imponiendo por todo el continente las tropas de Napoleón y sus cómplices.

      La Junta Carlista del Principado, sucesora y heredera de aquella Junta General, lleva años exponiendo en esta misma fecha las causas del constante deterioro de Asturias y advirtiendo de las consecuencias de las mismas. Vemos con alarma que nuestras predicciones se han ido cumpliendo, una por una. Por consiguiente, ante la situación de extrema emergencia en que nos encontramos: anulados o excluidos los principios y la Religión por los que los asturianos nos hemos regido desde los orígenes de nuestra existencia; destruidos o en trance de estarlo todos nuestros sectores productivos; con nuestra población envejecida, desempleada o funcionarizada; con un desgobierno autónomo y municipal que derrocha, despilfarra, corrompe y nos endeuda; preferimos hacer más breve la Declaración del Veinticinco de Mayo de este año de 2010, y limitarnos a enumerar las medidas que se hacen necesarias para evitar el desastre.

      Se hace urgente, pues:

      · Que España abandone la Unión Europea, la OTAN, el sistema monetario europeo (euro) y el llamado Espacio Europeo de Educación Superior (EEES, Acuerdo de Bolonia).
      · Que se arbitren soluciones económicas de emergencia (empezando por la restauración de las cajas de ahorros y la nacionalización de la banca, y la reconstrucción de la vida rural) y de verdadera austeridad: como dejó escrito el legítimo Rey Carlos VII, si el país es pobre, vivan pobremente el rey y sus ministros.
      · Que se derogue la Constitución de 1978, nuevo Estatuto de Bayona, con sus estatutos de autonomía y demás leyes relacionadas.
      · Que el sucesor de Francisco Franco cese inmediatamente en la Jefatura del Estado, y que él, su familia y sus allegados dejen de vivir del presupuesto y devuelvan a la hacienda pública todo lo ilegítimamente disfrutado y acaparado.
      · Que se abra proceso a todos los políticos responsables de la actual situación.
      · Que se aparte de cualquier cargo político, militar o docente a los miembros de sociedades secretas.

      Oviedo y Mayo 25 de 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s