¿Quién paga?

La prensa local del miércoles 18 de abril nos cuenta que en el Ayuntamiento de Gijón se presentó un libro sobre unos supuestos hechos de 1937, desgraciadísimos y repugnantes si de verdad ocurrieron. Mas el caso es que nada, absolutamente nada, tienen que ver con Gijón. Sin embargo, la izquierda plural municipal ha decretado que el libro y su publicidad los paguen los gijoneses. ¿Por qué? ¿Tendrá algo que ver con Gijón, algo que se escapa al primer análisis? Veamos. Pongamos la versión de El Comercio:

El Ayuntamiento edita un libro sobre la exhumación de los 17 cuerpos de la fosa de Valdediós

Ángel y Pedro de la Rubia firman el informe que pretende «recuperar un poco de la memoria» de los trabajadores de La Cadellada

O. ESTEBAN/GIJÓN

«Había que intentar agarrarse a todos los resquicios que nos dijeran cosas de esas personas». Ese fue el método de trabajo seguido por Pedro de la Rubia Huete y su hijo, Ángel de la Rubia Barbón, para elaborar el informe gráfico que ha dado pie a ‘La fosa de Valdediós’, un libro que resume, a través de textos e imágenes, el proceso de exhumación de los cuerpos de los 17 trabajadores del Hospital Psiquiátrico de La Cadellada que fueron fusilados y enterrados cerca del monasterio, en la madrugada del 28 de octubre de 1937.

El libro ha sido editado por la Fundación Municipal de Cultura, a través del Museo del Pueblo de Asturias, y fue presentado ayer, en el Ayuntamiento, por la concejala responsable del museo, Carmen Rúa; su director, Joaquín López Álvarez, y el tercer teniente de alcalde y portavoz de IU, Jesús Montes Estrada. Junto a ellos estaban los autores: Pedro de la Rubia, autor de la investigación sobre la historia del suceso y miembro de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, entidad que promovió la excavación de la fosa de Valdediós. Y su hijo, Ángel de la Rubia, autor de las fotografías y del diseño del libro. Un diseño especialmente «fúnebre, silencioso, serio y discreto», que pretende trasladar un «aire triste». Para conseguirlo, uso continuado de color negro y ausencia, incluso, de pies de foto (se publican tan sólo al final del libro).

Las 168 páginas del volumen recogen años años de investigaciones que ni siquiera han permitido identificar los 17 cuerpos: tan sólo ha sido posible determinar de forma fehaciente la identidad de cinco de ellos. Con la mayoría, ni siquiera hay familia, ni descendientes (eran todos muy jóvenes) que puedan hablar de ellos. Eran once hombres y seis mujeres que ejercían como enfermeros, limpiadoras y ayudantes de cocina en el psiquiátrico y habían sido destinadas a Valdediós con motivo de la Guerra Civil. El libro intenta ahora reconstruir también aquellos hechos y ser un «nexo entre el pasado, el presente y el futuro», explicó Ángel de la Rubia.

Recuerdos mal digeridos

El pasado llega de la mano de Constantino Suárez y algunas fotografías suyas, ya que había estado en La Cadellada unos meses antes de los sucesos, en enero de 1937. También con la lista del personal del hospital, encontrada en el Archivo Histórico Provincial de Asturias, entre otros documentos. Y con fotografías aportadas por los familiares de los fusilados identificados. Son retratos e imágenes de objetos personales, cualquier cosa que sirva para «saber quiénes eran y recuperar un poquito de la memoria de esas 17 personas», dice Ángel de la Rubia. Esos mismos familiares salen también retratados en el libro, haciendo de nexo con el presente.

Tras un largo debate, el Pueblo de Asturias decidió editar el volumen porque «el fin último del museo es conservar y difundir la memoria del pueblo asturiano, de su vida y de sus circunstancias», explicó Joaquín López, y «a veces, el pasado de nuestro pueblo trae a la memoria hechos como este que no podemos dejar de lado en nuestra memoria colectiva». Por su parte, Pedro de la Rubia utilizó una frase del prólogo del libro, de Ramón García Piñeiro, para resumir el objetivo de su investigación: «Los recuerdos traumáticos mal digeridos se cuelan tercos en el presente, saturan los espacios públicos y exigen la restitución de la dignidad mancillada».

Jesús Montes recordó que la de Valdediós no es la única fosa común existente en Asturias, y habló de la del cementerio de Ceares, en Gijón, y la del pozo Fortuna, en Turón.

________________________
EL LIBRO

Título: ‘La fosa de Valdediós’.

Autores: Ángel de la Rubia y Pedro de la Rubia.

Edición: Fundación Municipal de Cultura, a través del Museo del Pueblo de Asturias.

Imágenes: algunas históricas, de Constantino Suárez o donadas por familiares, y de todo el proceso de exhumación.

Veamos: Valdediós está en Villaviciosa. La Cadellada, en Oviedo. Por ahí no puede estar la relación con Gijón.

Los supuestos hechos luctuosos de 1937 nunca han sido aclarados. Lo que la prensa publica de este libro sigue sin aclarar nada. Sin embargo… Sin embargo, los supuestos abusos y asesinatos allí ocurridos se intentaron atribuir, en dos ocasiones, a quienes con toda seguridad no los cometieron: a una unidad de requetés, de voluntarios carlistas.

El hecho comprobado es que no había en Asturias una sola unidad de requetés en aquella fecha. Pero…

La primera vez que se levantó la calumnia, nació al parecer del despecho de alguien a quien se le había negado el ingreso en las filas de la Comunión Tradicionalista Carlista. Ese alguien era Daniel Palacio, el difunto marido de la actual alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso.

La segunda vez fue insinuada y abandonada por Víctor Luis Álvarez, aburridísimo representante de la más aburrida extrema izquierda; y recogida y sostenida con ahínco y desvergüenza por el pesadísimo Francisco Prendes Quirós, últimamente republicano-de-toda-la-vida, íntimo amigo y compañero de zascandileos políticos de la alcaldesa y de su difunto marido.

La calumnia contra los requetés, ridiculizada, ya no la repiten. Pero difama, que algo queda.

Así que los gijoneses pagan las manías, las malquerencias y las fabulaciones de la panda de Mapi.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, Política local, Villaviciosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s