Jueves Santo

[Entrada correspondiente al jueves 5 de abril]

Ayer en Gijón la lluvia se detuvo para permitir la procesión del Calvario, y los fieles fueron llenando el recorrido. La función piadosa se cumplió: quien esto escribe da fe de haberse emocionado con la contemplación de los pasos, mientras meditaba en la Pasión de nuestro Salvador.

Ya en la plaza del Marqués, el sermón del encuentro empezó mal, con un «Queridos hermanos y hermanas» políticamente correcto. José Juan Hernández Déniz, responsable de la nueva parroquia de Viesques, estuvo bien cuando se ciñó a lo que se celebraba, y regular o mal cuando se fue por las ramas del modernismo, el humanismo y la parla neoclerical.

Voluntad no publicará entradas el Viernes Santo, como era costumbre cuando se respetaba la Religión y cuando la prensa no estaba en manos de grandes empresas ávidas de beneficios y sin miramientos hacia sus trabajadores; ni el Sábado de Gloria. Nos reencontraremos pues el Domingo de Resurrección, Dios mediante.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, Uncategorized

Una respuesta a “Jueves Santo

  1. Carta al director en El Comercio de hoy, martes de Pascua:

    ‘Bakalao’ en Jueves Santo
    Mónica Más Fernández/

    Mi carta va dirigida a la señora alcaldesa de Gijón, doña Paz Fernández Felgueroso, y, en su defecto, a quien haya dado autorización para que el pasado día 5 de abril, Jueves Santo, se celebrara una fiesta de música ‘bakalao’ por todo lo alto -y nunca mejor dicho- sin contar que al lado del reciento de la Feria Internacional de Muestras de Asturias hay una urbanización llamada Colonia El Pisonín, que linda con el antiguo Parque Inglés y con la FIDMA.

    Para más precisión, nos separa un muro de 40 metros del pabellón número 6. La fiesta empezó a las siete de la tarde, con el consiguiente ruido y jaleo, pero lo que no nos esperábamos es que finalizase a las 8.20 horas del día siguiente y que tenían autorización por parte del Ayuntamiento para festejar el Jueves Santo hasta las nueve de la mañana, como nos informó la Policía Local cuando un vecino, harto de oír la musiquita, la llamó. La Policía Local comprobó que el índice de sonoridad era de 60 decibelios, cuando el máximo permitido en el exterior son 45 decibelios, según nos informaron los dos agentes que amablemente nos atendieron.

    Como se imaginará, no pegamos ojo en toda la noche, ni yo ni mi familia -incluidos niños de corta edad- ni mis vecinos, pero ese es nuestro problema, como también será nuestro problema cuando inauguren el magnífico escenario del viejo Parque Inglés, que albergará conciertos y actuaciones, que espero que no se autoricen hasta las nueve de la mañana.

    Por último, si el Ayuntamiento tiene pensado autorizar alguna fiesta más, me complacería invitar al responsable de turno a que venga a dormir a mi casa o, mejor dicho, a pasar una velada despierto. Sino que la fiesta la haga al lado de su casa, que la carga compartida es más llevadera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s