No a los chinos

No nos referimos al juego de las monedas en el puño, sino a la plaga de grandes comercios en manos de chinos, vendiendo pésimo género que muchos convecinos —stultorum numerus infinitus est— están dispuestos a comprar. Nos hemos referido a ellos, de pasada, en las entradas «Cajón de sastre o bazar chino» y «Les tiendines». Esas tiendinas, ese comercio local que tantos ataques sufre. El penúltimo, el de los chinos.

Intolerables facilidades fiscales, disposición de los chinos a vivir y trabajar en condiciones inhumanas, mano de obra prácticamente esclava en el país de origen –donde está además la industria más contaminante del mundo, donde la ausencia de garantías sanitarias es total, etc.–, así como la disposición de la Unión Europea a saltarse sus normas y permitir la importación masiva de esos malos géneros (una disposición y una «flexibilidad» que no se han tenido con la economía asturiana), facilitan la implantación de esos pésimos comercios, que van apoderándose de grandes locales abandonados por los comerciantes locales, a los que se ha hecho la vida imposible. Plaga precedida de otras –la de los repugnantes restaurantes chinos fue la primera oleada– y con muchas implicaciones, incluidas las plenamente criminales. Nada que ver con aquel buen Chaoyo Wey, plenamente integrado en la vida gijonesa, que recuerda (con título desafortunado) La Nueva España.

Pero hay más detrás de estos asuntos. Mucho más. Como introducción servirá este editorial de El Comentario TV:

Asturias y el modelo chino: represión, corrupción y explotación, en nombre del socialismo, en una sociedad dominada por los cárteles político-empresariales
18/03/2007 – 11:00 h

Uno de nuestros ocurrentes columnistas de prensa, muy aficionado a vestirse con las plumas liberales –aunque jamás nadie le vio denunciar las actividades de un cártel de empresarios; será que no los hay- dice sistemáticamente, desde hace años, que el modelo político de Asturias es la extinta República Popular de Albania. Pero hay en realidad otro modelo a seguir, que es mucho peor que la república del Camarada Enver Hoxa, que conseguía por extraños caminos el amor de su pueblo, hasta el punto de que en el país no hubiese ni un solo discrepante capaz de no secundar las decisiones del Partido, y de su camarada secretario general, el amado líder carismático. ¿Por qué creen ustedes que nuestros mandatarios –de todos los colores- están todo el día visitando China? ¿Por qué China es el referente –así se dice, ¿no?-, de nuestros más brillantes empresarios?

China es el país más tiránico y falsario del mundo, puesto que es posible combinar en él, el autoritarismo totalitario más sofisticado, con la explotación más brutal de un pueblo al que se mantiene en la más absoluta y mentirosa inopia, dado que mientras se engaña a los ciudadanos contándoles que viven en una república comunista, la acumulación de capital en manos privadas es de tal magnitud, que ahora el Partido Comunista Chino, que aplasta –según sus propias estimaciones- unas veinticinco mil revueltas anuales en el campo, “por tomas de tierras o por corrupción oficial”, se ha visto obligado a aceptar la existencia del derecho a la propiedad privada, cuando año tras año, sus multimillonarios aumentan y crecen sus fortunas, y pasan a engrosar la lista de la revista Forbes, encabezados por el hombre más rico de Hong Kong, Li-Ka-shing, que está preparado para el asalto continental desde la abducida colonia británica.

Todo es posible en política, pues se trata precisamente del arte de engañar al pueblo, hasta límites tan rebuscados como el que alcanzan los chinos que creen vivir en el comunismo –de cada cual según sus capacidades y a cada cual según sus necesidades, decía Karl Marx– y viven bajo la atroz bota de un salvaje capitalismo de estado, en el que unos pocos cabalgan hacia la cumbre de la riqueza mundial, mientras muchos miles de millones de sus conciudadanos viven en la miseria y la opresión.

Nuestra pequeña república asturiana, que si no lo remediamos con nuestro esfuerzo y nuestra capacidad crítica, camina hacia el desastre con paso firme en el desconcertado sistema autonómico español –en el que va a llevar la peor parte por sus innumerables debilidades-, buscando un lugar de cabeza -¡que contradicción!- en la cola del crecimiento y el empleo en España. ¿Cómo es posible esto, con la enorme inversión pública por habitante que aquí se ha venido produciendo en los últimos años? La respuesta es evidente, pues la corrupción del sistema engendra ineficacia y pobreza, consumiendo recursos sin cuento de manera inútil para el bienestar colectivo, con fenómenos tan siginificativos como la creación de una loca red de centros comerciales que se tragan las rentas de las prejubilaciones en masa, en una comunidad en la que los fondos extraordinarios se incineran en consumo y no se invierten en la generación de riqueza y empleo.

Cuando la Confederación Asturiana de la Construcción adjudicó entre sus asociados la totalidad de la obra de la Autovía Minera, comiéndose hasta el último céntimo de lo que se había presupuestado, sin concurso público, y la Junta General del Principado cerró de un golpe la comisión de investigación que se abrió para averiguar lo que había pasado con los fondos que tenían que haber financiado los enlaces de esa autovía –que al final se pagaron dos veces-, el Principado de Asturias consolidaba la actual cartelización de su sistema económico-político, que está vertebrado entre los aparatos recaudatorios de los partidos, y unos grupos hegemónicos de empresas que se reparten el pastel amigablemente con los gobiernos, en una maraña de intereses difícilmente delimitables. ¿Dónde terminan los negocios de los partidos y empiezan los de algunos políticos que invierten sus patrimonios por el mundo?

El caso de Sogepsa es paradigmático y puede acabar con un sensacional escándalo en los tribunales, si los abogados de los propietarios del suelo que están siendo expoliados en la promoción de La Magdalena en Avilés, siguen adelante con sus denuncias y llevan a Europa su pleito contra esta sociedad, presidida por el consejero Francisco González Buendía, que no sólo controla la sociedad que expropia, urbaniza y promueve las viviendas en Asturias, sino que también manda en la CUOTA que califica el suelo y en el Jurado de Expropiación que lo tasa. ¿Acaso no estamos hablando de la construcción, la primera industria asturiana? ¿Cuántas promociones tiene en estos momentos SOGEPSA en marcha, en las que se arrebató el suelo a sus legítimos propietarios para entregarlo a los cárteles a fin de generar astronómicas plusvalías privadas a costa de los expoliados, en nombre del progreso, el socialismo y el bienestar colectivos?

Conviene recordar que la promoción-construcción y la obra pública son el motor de nuestra maltrecha economía, que administra rentas y subsidios imponentes procedentes de los fondos habilitados por la administración para paliar las consecuencias del derrumbamiento del carbón y del acero, y que estamos viviendo ejemplos tan atroces –y que no parecen producir ninguna reacción en la justicia- como el de la privatización de Izar, el solar más importante de nuestro inmediato futuro inmobiliario, en una cifra que rondará el 2% de su precio real en el mercado, una vez que se consiga desmantelar el astillero, para lo que el gobierno PSOE-IU no ha dudado a la hora de intentar meter en la cárcel a los dos sindicalistas más simbólicos en la resistencia contra este expolio.

La cartelización del sector de la promoción-construcción, a través de las empresas que están controladas por la política –hemos documentado el escandaloso caso de la empresa Progea e Izquierda Unida-, explica la deriva autoritaria del gobierno PSOE-IU y del agente de la autoridad zapateril, el Delegado del Gobierno Antonio Trevín. Como no podía ser menos, Trevín es el encargado de ir implantando poco a poco un régimen policial basado en el miedo y la represión, que acalle las protestas de los ciudadanos indignados, por los atroces connubios que está descubriendo la población, entre las empresas políticas y las políticas empresariales, para asaltar la caja común. Si un gobierno del PP hubiese acometido la atroz persecución de sindicalistas y ciudadanos discrepantes que están siendo sometidos a la persecución de la Brigada Político Social de Trevín, en Asturias estaríamos al borde de una revolución, pero la máquina represora del gobierno PSOE-IU tiene una mayor eficacia que cualquiera que pudiese montar la derecha, por su enorme control social, a través de sus densas redes clientelares de distribución de dinero público en forma de subvenciones de todo tipo a asociaciones supuestamente cívicas con las que se compran los consensos, en nombre de las santas causas de la izquierda que nos corrompe a golpes de hisopo laico.

Pero es que por el camino que vamos, se ha llegado a algo nunca visto en la Unión Europea. El gobierno PSOE-IU que sojuzga las libertades en Asturias, ha sido capaz de ordenar a una empresa privada, Abertis Telecom, que suspendiese sus servicios de traslado de señal a la empresa privada Teleasturias, para así poder cerrarla, intentando burlar la ley para no clausurarla abiertamente, tras haberse guardado en el cajón la licencia que correspondía a esta televisión, a la vez que se burla la legislación comunitaria en materia de competencia, se viola el derecho a la libre empresa y los derechos fundamentales de libertad de expresión y a la información.

Quienes eso hacen, combinan la doble financiación –prohibida expresamente por la UE– de una televisión pública, a la que inyectan miles y miles de millones de fondos de la comunidad, mientras recurren a la financiación privada, detrayendo del mercado libre de la publicidad el dinero que necesitan las empresas privadas de comunicación para subsistir. En España se está destruyendo por este camino RTVE, supuestamente para adaptarla a la legalidad europea, mientras se alimentan monstruos autonómicos como el asturiano, que carecen del más mínimo soporte legal.

El gobierno que impulsa el engendro de la RTPA, es el mismo que adjudicó el control de la informática del Principado a la empresa Accenture, que está imponiendo una herramienta propia de programación a todas las aplicaciones informáticas de la comunidad y sus empresas, que administra con cuentagotas a las sociedades cartelizadas –otro cártel- en el llamado “Cluster TIC”, que se queda así con toda la contratación pública, mientras el gobierno PSOE-IU le cuenta a la gente que Asturias implementa programas de “código abierto”. Hablamos del nuevo gran sector de nuestra economía que debería sustituir al peligrosímo líder empresarial que es el sector inmobiliario que nos lleva directamente al estallido de la famosa burbuja. ¿En qué consiste nuestro sector tecnológico? Es otro cártel politizado.

Ahora se prepara un nuevo negocio de enorme dimensión en este sector que debería crecer con libertad, como es el proceso de implantanción de los sistemas TDT de traslado de señal digital para la implementación de todo tipo de servicios en los domicilios de los ciudadanos. El “Cluster TIC”, la multinacional Accenture y la RTPA tienen el control. Las empresas privadas asturianas del sector de la producción audiovisual han sido excluidas de todo, y están siendo destruidas consciente y deliberadamente, mientras que las televisiones privadas han sido eliminadas del escenario de la comunicación, en un proceso de concesión de licencias digitales que prepara el camino para que la tecnología TDT se concentre en las manos que el gobierno determine. Al final, ocurrirá lo de siempre. Perderemos cualquier oportunidad de crecer. Eso sí: unos cuantos más se habrán forrado.

El modelo político asturiano está entrando en una deriva peligrosísima, pues la represión de los discrepantes, los atentados a la libertad de expresión y a la libre iniciativa empresarial, son la cara autoritaria de un régimen de poder en el que no hay una frontera delimitada entre la política de partido y los negocios privados. El Gobierno invade áreas fundamentales de negocio con el modelo cartelizado de SOGEPSA y está formando lobbys, en los que se rehuyen los concursos públicos y los sistemas públicos de contratación, violando las leyes españolas y europeas al servicio de negocios que no son conocidos, pues tanto los medios de comunicación como la sociedad civil, están bajo la bota del poder y la ley del silencio domina los procesos de adjudicación.

Se acercan unas elecciones locales y autonómicas, y tenemos la oportunidad de intentar desmantelar este monstruo que avanza hacia la metástasis. Tal es el nivel de deterioro, después de tantos años de poder absoluto, de complicidades y dedos sobre los labios, que cualquier solución puede ser buena.

No cualquier solución, desde luego… Por un lado el entusiasmo por la China comunista de los Gobiernos y capitostes del Partido Popular (recordamos en particular a Rodrigo Rato, y una entrevista sonrojante con su hermana en la prensa local); por otro lado la coincidencia de los tiranos chinos con nuestros demócratas en tantas cosas más (el aborto, el infanticidio, el anticristianismo…), muestran a las claras que con los partidos del sistema, con los parásitos de la política, no vamos a ninguna parte. A ninguna parte buena.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, Justicia social, Política local

Una respuesta a “No a los chinos

  1. Está visto que todos se espabilan antes que nosotros.

    Los productos ‘made in China’ comienzan a generar temor en EEUU

    AFP – lunes, 25 de junio

    WASHINGTON (AFP) – China, un mercado tradicionalmente asociado a productos en buen precio, ha exportado recientemente a Estados Unidos varios productos peligrosos o contaminados, lo que ha provocado inquietud en los consumidores y las autoridades.

    Comida para animales contaminada, juguetes peligrosos, falsos medicamentos, anguilas congeladas drogadas y champiñones con pesticidas prohibidos: todos estos productos provenientes de China han llevado recientemente a prohibiciones y el establecimiento de nuevos reglamentos.

    Varios gatos y perros murieron tras haber comido un alimento con melamina, un componente químico utilizado en fertilizantes y productos plásticos.

    Dentífricos “fabricados en China” también ingresaron en la lista negra ya que podrían contener dietileno glicol, un producto extremadamente nocivo empleado en la refrigeración de radiadores de automóviles.

    La semana pasada, 1,5 millones de pequeños trenes de madera fabricados en China, de la popular marca ‘Thomas and Friends’, fueron retirados del mercado por estar pintados con pintura al plomo.

    A pocos días de la fiesta de la Independencia estadounidense, el 4 de julio, petardos y cohetes también fueron retirados por temor de que “partieran en direcciones inesperadas” y presentasen un peligro para los espectadores.

    “Creo que hemos llegado a un punto donde la etiqueta ‘made in China’ se ha convertido en sinónimo de peligro en Estados Unidos”, consideró el senador demócrata Richard Durbin, muy activo en el Congreso en temas de seguridad alimenticia.

    Este representante de Illinois (norte de EEUU) y una senadora de Connecticut, Rosa DeLauro, se reunieron en Washington con el comisario de la agencia federal estadounidense que regula los productos alimentarios y farmacéuticos (FDA, por sus siglas en inglés), Andrew Von Eschenbach, y el embajador chino, Zhou Wenzhong, sobre la entrega de productos contaminados procedentes de China.

    Durbin y DeLauro indicaron en un comunicado haber obtenido el compromiso del Gobierno chino y de la FDA para trabajar conjuntamente y mejorar las inspecciones y la seguridad de los productos alimenticios y farmacéuticos.

    “Esta propuesta de acuerdo entre la FDA y el Gobierno chino es un paso significativo en términos de seguridad alimenticia y los consumidores estadounidenses serán los grandes beneficiarios”, afirmó el senador Durbin.

    Hasta el momento la FDA y China no tenían un acuerdo en este aspecto. No existen normas ni mecanismos en práctica para inspeccionar las unidades de producción o autorización a través de visas o investigación, subrayan los legisladores.

    Esta cuestión de la seguridad alimenticia ha estado incluso en el centro de las negociaciones económicas chinas-estadounidenses llevadas a cabo en mayo por el secretario estadounidense del Tesoro, Henry Paulson, y la viceprimera ministra china, Wu Yi. Tras esta reunión, China prometió revisar sus reglas de seguridad alimenticia.

    Con exportaciones alimenticias a Estados Unidos de 2.000 millones de dólares anuales, las infracciones chinas a las normas de seguridad alimenticia estadounidenses se encuentran entre las más numerosas.

    En abril, las autoridades rechazaron 257 cargamentos de alimentos provenientes de China, mucho más que los originarios de cualquier otro país.

    China y Estados Unidos reanudaron a mediados de diciembre en Pekín el “diálogo estratégico económico” en un intento por resolver sus diferendos comerciales bilaterales.

    Preocupados por su enorme déficit comercial, originado en más de un tercio en las importaciones procedentes de China, Estados Unidos insiste ante Pekín para que revalúe su divisa. Pero el yuan no es el único punto de fricción, Washington se queja también de violaciones de derechos de propiedad intelectual (DPI) y limitaciones en la apertura del mercado chino.

    Y otra de hace un año. Atención: Voluntad no recomienda la publicación en la que apareció la siguiente entrevista.

    Habla la Asociación de Falun Dafa en Argentina

    LGE
    Jun 23, 2006

    ¿Qué ocurre con Falun Dafa en China?

    Lo que ocurre en China es que cien millones de personas inocentes que practican Falun Dafa [Falun Gong] están siendo perseguidas brutalmente desde 1999. Estas cien millones de personas sólo trataban de ser mejores personas y hacer ejercicios para mejorar su salud. En estos 7 años, la persecución se desarrolló en un verdadero genocidio. Este genocidio apunta a erradicar Falun Gong, que es igual a erradicar los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia que promueve la disciplina, y ha llegado a una escala enorme y cruel que casi nadie conoce.

    Poco después del comienzo de la persecución, cuando el entonces presidente y el Partido Comunista se dieron cuenta de que no iban a poder erradicar tantos practicantes de Falun Gong inmediatamente con una represión abierta, comenzaron a encubrir la persecución para evitar la condena de la comunidad internacional y el conocimiento del pueblo chino. Por supuesto, la razón de esto es que tampoco pudieron encontrar actos criminales ni ilegales de los practicantes para justificar la persecución contra millones, especialmente cuando cada uno de ellos es miembro de alguna familia, es un buen empleado, un buen amigo o uno bueno vecino.

    A parte de las brutales torturas que se le aplica a los practicantes para forzarlos a renunciar a sus creencias, las cuales condujeron a miles de muertes, recientemente se confirmó la existencia de numerosos campos de concentración donde mantienen a practicantes de Falun Gong vivos sólo para extirparles y vender sus órganos cuando surgen compradores, y luego creman sus cuerpos…Ya han varios hablado testigos sobre esto, entre ellos una ex contadora de un hospital en la provincia de Liaoning, cuyo ex esposo era un cirujano de ese hospital que sacaba un promedio de 10 córneas de practicantes de Falun Gong vivos durante dos años, antes o después de que otros especialistas extirparan otros órganos. Hay también practicantes que se salvaron y escaparon al extranjero, quienes recordaron los exámenes físicos completos y fichas personales que les hicieron, a veces estando al borde de la muerte. Hay informes detallados sobre los testimonios y resultados de investigaciones en http://www.minghui-es.net. Le puedo asegurar que éste es uno de los crímenes más aberrantes de la historia.

    ¿Por qué inició esta causa en Argentina?

    Luo Gan es uno de los principales responsables de este genocidio, dado el cargo que ejerció como vice-director de la Oficina 610, que es una entidad estilo GESTAPO con poderes especiales y ramas en todo el país, creada para erradicar Falun Dafa. Por su rol en la persecución, fue promovido a ser uno de los 9 miembros de la Comité Central del PCCh, la cúpula del partido, y tiene el cargo de Director de Asuntos Políticos y Legales. La persecución de la Oficina 610, incluyendo las torturas, los campos de trabajo forzado y los campos de concentración dispuestos para la extirpación de órganos de prisioneros en hospitales, muchos de los cuales son hospitales militares, así como la transferencia masiva de prisioneros coordinada para ese fin no podrían efectuarse sin el conocimiento, involucramiento, la autorización y hasta las órdenes de los sistemas judicial y político, que justamente dependen de la dirección de Asuntos Políticos y Legales del Comité Central, cuyo director es Luo Gan.

    Entonces, si viene una persona así a la Argentina, un país democrático con un sistema judicial independiente, la justicia puede investigarlo y juzgarlo, más aun teniendo en cuenta que es imposible que Luo Gan sea juzgado en China, ya que no existe la independencia judicial y se trata de un funcionario totalmente conveniente al régimen.

    ¿Tiene Luo Gan algún interés particular en Argentina?

    Aunque la agencia oficial de noticias china Xinhua anunció la visita de Luo Gan como un viaje oficial por invitación del gobierno argentino, en los cuatro días que estuvo en el país, las únicas actividades aparentemente oficiales que hizo fueron una visita a una siderurgia en Zárate y una visita de media hora al Congreso. Por alguna razón ni siquiera figuraba en la lista de visitas en la oficina de seguridad del Congreso, según comentó un periodista acreditado. El resto del tiempo estuvo en Bariloche, según dos diarios de ese lugar, por motivos personales.

    En la comunidad china algunos opinan que Luo Gan estuvo comprando tierras y propiedades para pavimentar su futuro, es decir radicarse en Argentina cuando se derrumbe el PCCh, como ocurrió con los nazis después de la Segunda Guerra. Otros dicen que vino a comprar minas para explotar, siendo titular de una empresa minera china. Aunque el puesto oficial de Luo Gan tiene que ver con la política y justicia internas, su verdadera profesión es la ingeniería y es experto en minería. Ya que su puesto en el Comité Central no da motivos para realizar visitas al exterior, menos a Argentina, el propósito de su visita a Argentina no es claro para nada.

    ¿Qué significado piensa que tiene esta causa para la comunidad internacional y para la Argentina como país?

    El significado es muy grande. Los ojos de muchísimos juristas, abogados, sistemas judiciales y hasta mandatarios de varios países la están siguiendo, tanto a la que se abrió en Argentina como a la de España. Por eso, el sistema judicial argentino está a prueba con esta causa, y si la maneja de manera independiente, objetiva y, por sobre todo, legal, seguramente tendrá repercusiones positivas en varios ámbitos.

    Además, estamos gratamente sorprendidos por la manera impecable con la que el Juez Aráoz de Lamadrid ha manejado esta causa. Sé que ya ha sido elogiado en algunos ámbitos relacionados fuera del país por su fallo, por el compromiso con la aplicación de la ley y del derecho internacional, por la rectitud de fallo en general. También quisiéramos recalcar la seriedad y eficacia que tuvo el tratamiento de esta causa en su breve paso por la Corte Suprema.

    No cabe duda de que esta causa es seguida de cerca por los sistemas judiciales de otros países. Esto ya quedó demostrado cuando la Audiencia Nacional Española había rechazado una causa que en principió consideró similar a ésta, argumentando justamente que ya estaba en marcha ésta en Argentina; pero esa era específicamente contra otro alto funcionario chino, así que la Corte Suprema de España ordenó que se investigue.

    ¿Qué papel juegan los intereses comerciales?

    Justamente lo más terrible y perverso de este genocidio, algo sobre lo cual miles o millones de personas se lamentarán profundamente en el futuro si no reaccionan ahora, es que el Partido Comunista Chino, con la carnada de abrir las relaciones comerciales, ha corrompido a los gobiernos, empresas y medios de comunicación del mundo entero, induciéndolos a avalar su régimen tirano y a ser cómplices de sus crímenes mediante el silencio, el encubrimiento y aun la colaboración.

    Por eso, el significado de este juicio es mucho mayor al que la gente puede llegar a imaginarse. Con un desarrollo recto de este juicio, cuando caiga la dictadura comunista en China, Argentina habrá estado entre quienes no colaboraron con este genocidio y entre quienes, ante los pedidos de ayuda, de acción, por parte de decenas de millones de personas, reaccionaron. Es un acto recto que representa la dignidad y la conciencia de todo el país, y va a ser recordado por el pueblo chino.

    ¿Cree que afectarán el desarrollo del juicio las presiones del Partido Comunista Chino?

    El régimen chino, el PCCh, no reconoce la separación de poderes como tienen Argentina y otros países democráticos, ni la respeta. Así que en casos donde el PCCh ve que algún interés suyo puede ser afectado por la justicia de otro país, suele presionar directamente sobre el poder ejecutivo de éste con frases como «mantener buenas relaciones comerciales» o, en este caso, diciendo engañosamente, «Falun Gong busca arruinar las relaciones entre su país y China». Pero la justicia de Argentina es un poder independiente estipulado por la constitución, que no debe ser afectado por la línea política.

    En España, cuando la justicia aceptó la querella por el genocidio del régimen chino en el Tibet, la cancillería china emitió comunicados ejerciendo presiones, y lo mismo ocurrió recientemente cuando aceptó la querella de los practicantes de Falun Gong.

    En este último caso, la cancillería china citó a representantes de la embajada de España en Beijing para reclamar por este tema. Pero la respuesta de España en ambos casos fue que la justicia es independiente del poder ejecutivo. Eso mismo tiene el deber de hacer el gobierno argentino.

    Además, quedó en evidencia que las relaciones comerciales entre España y China no se afectaron en absoluto. Esto es porque a China le conviene más que a nadie el intercambio comercial, del cual suele salir ampliamente beneficiada. El Partido Comunista Chino no hace negocios para beneficiar a otros.

    En China, bajo la dictadura del Partido Comunista, las compras internacionales que realizan empresas chinas no pueden ser hechas sin la participación del PCCh. Como no cuenta con suficientes recursos naturales en China, el principal interés que tiene el PCCh es saciar sus necesidades de materia prima para continuar el desarrollo económico con el que se mantiene en el poder. En los últimos años, el PCCh ha dirigido sus esfuerzos a establecer las bases para abastecerse de todos los recursos posibles en Latino América y el continente africano. No da la impresión de estar pensando realmente en dar puestos de trabajo con inversiones, sino más bien de adquirir lo que quiere al más bajo costo posible, hasta agotarlo. Por ejemplo, en la explotación de minas en varias provincias de Argentina, las empresas chinas utilizan mano de obra traída de China. Hay un chiste que se difunde en la comunidad china, diciendo que China no tiene que comprar más soja de Argentina, porque con las compras de tierras, los funcionarios del PCCh producen su propia soja en Argentina para enviar a China. ¡Es un negocio perfecto!

    Mientras tanto, el mercado nacional se inunda de productos chinos con precios inmejorables porque fueron realizados con mano de obra esclava, que incluye a practicantes de Falun Gong en campos de labor forzados. Algunas industrias nacionales acá son muy afectadas por esto. Así que la preocupación por las presiones que pudiera ejercer sobre la base de mantener las relaciones comerciales no tiene sentido; recién cuando el PCCh no tenga necesidades para saciar acá o no pueda sacar ventaja, cesará su interés en Argentina.

    ¿Qué dirán los Cosmen? ¿Qué dirán los Rato?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s