Prepotencia y chulería

La Nueva España de hoy nos ofrece una pequeña muestra más de la prepotencia, chulería e ilegalidad con que los parásitos de la política municipal imitan a los parásitos de la política nacional. Lo que se exige a los vecinos no lo cumplen los munícipes:

La polémica construcción del metal

Propietarios y trabajadores exigen la paralización de la obra de la calle Juan de la Cosa por ilegal

Albina FERNÁNDEZ

«¿Necesita el Ayuntamiento licencias para construir, o la ley le excluye de lo que exige al resto de los ciudadanos?». Ésa es la pregunta que se hacen los propietarios y trabajadores de las naves de la calle Juan de la Cosa, en el polígono industrial Roces-5. Y es que llevan meses luchando para que se paralice la construcción del edificio de la Fundación del Metal por carecer de los preceptivos permisos.

El portavoz del colectivo, Alfonso G. A., lamenta que en Gijón se den casos similares a los que provocaron el escándalo urbanístico de Marbella. «Las autoridades hacen caso omiso de nuestras denuncias y parece que juegan con las leyes y con nosotros. No sólo no nos proporcionan una copia que les pedimos de los permisos que se concedieron a la Fundación del Metal para hacer la nave, sino que en la placa de la obra no figuran la numeración de la licencia, el arquitecto, ni el aparejador como es obligatorio en todas las obras en construcción».

Los industriales afectados insisten en el «grave perjuicio» que les causa la construcción de la Fundación puesto que impide el acceso de los tráileres a sus naves e incluso las tapa a la vista de posibles clientes. «No están dejando los ocho metros de servidumbre, no hay los preceptivos 6 metros de distancia hasta la vía pública y ya alcanza los 9 metros de altura cuando dijeron que no pasaría de los 7 metros. Es lamentable que siga funcionando la ley del embudo para algunos».

Los afectados pedirán de nuevo la paralización de las obras, (ya lo hicieron varias veces manifestandose ante el Ayuntamiento), por lo que califican como «un cúmulo de irregularidades» que están perjudicando gravemente los intereses de sus industrias.

No es sino otra muestra, como decíamos:

El cormorán
Dulce y amargo

JAVIER MORÁN

Día preñado de noticias el de ayer, en los planos local, regional, nacional y dietético. Esto último viene a cuento de que la ministra de Sanidad, la leona Salgado, pronunció ayer unas reflexiones sobre el consumo de chocolate por parte de la muchachada y la industria dulcera se ha puesto a temblar. Que se vaya preparando el chupa-chups, porque la Ministra no quiere niños gorditos. Así, empezó dándole a las hamburguesas de talla grande y ahora ha pasado al cacao maravillao, que recomienda degustar con prudencia. Ya decía nuestro cardiólogo Monasterio que el vino y el chocolate, en dosis adecuadas, son imprescindibles en la dieta diaria, ya que poseen virtudes antioxidantes, es decir, evitan que las células chirríen antes de tiempo.

A que nos oxidemos menos debería dedicarse más la ministra Salgado, y a que haya dentistas en la Seguridad Social, y a que las gafas desgraven, y por ahí seguido.

Hemos empezado por el chocolate, por el dulce postre, pero los platos anteriores han sido bien amargos. Rubalcaba ha soltado a Iñaki de Juana porque dice el Ministro que está muy flojo, como para morirse. Si algún mérito tuvieron las fotos publicadas hace poco por un periódico británico fue el de mostrarnos a un tipo que no estaba como para palmarla. De hecho, lleva 114 días en su curiosa huelga de hambre, cuando a los sesenta días, o antes, se mueren los que practican huelgas de hambre como Dios no manda. Huele a tomadura de pelo, y con la venia del ministro del Interior.

Amarga también, en nuestro entorno, es la suspensión de señal de Teleasturias, por el simple hecho de que la desaparición forzada de cualquier medio de comunicación -máxime, si tiene su buena audiencia- es una desgracia para los ciudadanos. Veremos qué pasa con una decisión tomada 87 días antes de unas elecciones.

Y con Gijón volvemos a los dulces porque la presidenta del PP, Fernández Pardo, habrá recibido como golosina -y con su delantal de senadora puesto- que los díscolos del partido no prosigan en los tribunales. Esto cambia los mapas, y más los del PSOE.

De cómo están las cosas en nuestra región –del conjunto de España ni hablemos, ahora que José Ignacio de Juana Chaos se pasea y toma sus calditos, aún más impunemente– da buena idea el cierre de Tele Asturias. El Comentario TV:

El antenicidio asturiano: el Partido Socialista Obrero Español e Izquierda Unida, se cargan Teleasturias, sus setenta empleos y su mil millones de inversión, por puro sectarismo totalitario
02/03/2007 – 8:00 h

El Espectáculo vivido en directo por numero indeterminado de ciudadanos, pero sin duda enorme, con el reality show del cierre de Teleasturias en plan Gran Hermano, debería hacernos reflexionar sobre el tipo de comunidad que tenemos y el que podemos aspirar a tener, a poco que nos demos cuenta de una cuestión fundamental: una sociedad desarrollada necesita mediadores, y en Asturias tenemos una ciudadanía maravillosa que carece de líderes, pues la gravedad de los acontecimientos que vivimos, no se acompasa con la dimensión de las respuestas. Por eso parece que por todas partes surgen movimientos espontáneos de protesta, cabreo y disconformidad con el sistema.

Pocos podrán contar en su experiencia vital con una sensación como la que se pudo vivir, desde las humildes instalaciones de esta pequeña gran cadena de televisión, en la noche del jueves al viernes de esta primera semana de marzo del año de desgracias del 2007.

El Principado está vivo porque cuenta con el corazón de sus gentes. La reacción de solidaridad fue increíble: las llamadas, los correos electrónicos, la presencia espontánea de las personas que unánimemente se unieron, en su indignada protesta contra el gobierno, a la desconcertada plantilla que el Partido Socialista Obrero Español e Izquierda Unida mandan al paro, junto con una inversión de mil millones de pesetas que se incinera en la plaza pública, a mayor gloria de los delirios de grandeza, la intolerancia, el espíritu totalitario y la desvergüenza de estos personajes que carecen del menor escrúpulo democrático.

En la movilización catódica de Teleasturias, faltaron los dirigentes sociales, los profesores universitarios, los escritores, los escribidores; hablamos de ese cadáver de la historia que es la clase intelectual, un invento de los tiempos del choque entre el comunismo y el fascismo, que no resiste el impacto de la llegada del siglo XXI. La opinión está comprada, a sueldo de la administración, porque aquí no basta con el salario para vivir como mandan los cánones del consumo conspicuo, y todos aquellos que necesitan de subvenciones, cursos, cursillos, cursotes y concursos, encuentros, congresos y viajes pagados para complementar el salario –por muy elevado que sea-, están ausentes de los espacios de participación, cuando no se trata de hacer “pío-pío” al servicio de los personajes influyentes que manejan las chequeras.

La decisión tomada por Vicente Alberto Álvarez Areces se materializó mediante persona interpuesta. Areces envió a su hombre del cuchillo, Luis Iturrioz, a matar a la buena gente de Teleasturias, con su faca de ejecutor, utilizando como pantalla a la empresa proveedora de señal audiovisual, para burlar así los plazos de cierre previstos en la Ley de Impulso de la Televisión Digital Terrestre (seis meses). Teleasturias tuvo, de esta manera, un día de gloria, el último de su existencia oficial, en esta dramática jornada que llenó de congoja el corazón de los espectadores. El Gobierno cuenta ahora con muchos meses de silencio mediático, y con margen de maniobra para que todo el mundo se olvide de este drama. Se trata, en definitiva, del viejo truco de ponerse colorado una sola vez, para librarse, a partir de ese momento, de una competencia insoportable para la RTPA, y si nadie ve la televisión del Gobierno, que nadie vea tampoco la que no es del Gobierno: la cerramos y ya está.

Como Francisco Franco, cuando puso dinamita al diario Madrid, Vicente Alberto voló Teleasturias, con un pretexto que es un puro y duro fraude de ley. ¡Qué más da que dentro de diez años una sentencia ponga en solfa lo ocurrido! Dentro de diez años no nos quedará ni un pelo en la cabeza, y cualquiera sabe dónde estará Vicente Alberto, que dispara con pólvora del Rey, y nadie le pide cuentas.

A partir de ahora aparecerán infundios y pretextos ilimitados y crueles, con los que se intentará poner en solfa lo que ha sido una gloriosa jornada de solidaridad y nobles sentimientos, a base de lanzar todo tipo de mecanismos de opinión y falsas informaciones sin posibilidades de réplica. ¿Quién podrá desmentir todas las justificaciones que se fabriquen ad hoc? ¿En dónde se van a poder difundir las réplicas todo lo que se va a decir? A partir de ahora todos los espacios de información y opinión, salvo Internet, van a estar condicionados por los miles y miles de millones de las antiguas pesetas, con los que cuenta el Gobierno para retribuir estos servicios mercenarios.

Sólo nos queda, en consecuencia, la reacción de la sociedad, mediante la movilización e Internet como instrumento para la información de esa movilización, que se empezará a atisbar en la plaza de la Escandalera de Oviedo, donde confluyen todos los malestares de una comunidad autónoma que está llena de patologías. El glorioso nombre de la Escandalera se convierte una vez más en el kilómetro cero de la santa indignación de los asturianos.

El local de Teleasturias se puede convertir, a su vez, y durante una larga temporada, en un centro de resistencia. Las ideas son muchas y a partir de ahora hay que ponerlas en común. La cuestión es cómo conseguir que esa resistencia, inteligentemente articulada, permita la confluencia de todos los malestares, que son increiblemente profundos y diversos, puesto que en estos días estamos viviendo acontecimientos que encogen el corazón, protagonizados por la dureza de corazón y la perversidad de la mente de nuestros dirigentes, en muchos ámbitos de la vida pública, laboral y social.

Hacía muchos decenios que no contemplábamos procesos de ajusticiamiento, cargas policiales, desalojos, intimidaciones, espionaje y persecución de la discrepancia individual y colectiva, como los que tenemos ahora, a diario, delante de nuestras miradas. El protagonista de este horrible clima social, es eso que sus protagonistas llaman el gobierno de la izquierda plural, un acuerdo forjado por dos grupos políticos, el PSOE e IU, que han perdido el más elemental respeto por los grandes valores con los que se llenan a diario la boca, pues sólo un grupo de locos aventureros pueden cometer crímenes contra la libertad de expresión y los derechos civiles como los que están comentiendo, y creer que van a librarse de la reacción airada de los ciudadanos.

A partir de hoy, y desde El Comentario TV, nos ponemos a disposición de los trabajadores de Teleasturias y de los ciudadanos que puedan aportar su grano de arena, para apoyar la gran movilización, que sin duda se va a desarrollar en apoyo de este proyecto de comunicación independiente, que confluye, en un momento terrible de enfrentamiento político y social, con conflictos terribles planteados en el ambiente, a muy pocas meses de unas elecciones. La situación es explosiva, y tiene responsables con nombres y apellidos: Todos y cada uno de los miembros de este Gobierno y sus redes de complicidades.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, Justicia social, Política local

Una respuesta a “Prepotencia y chulería

  1. En «Escandalera», El Comentario TV:

    A propósito de la «voladura» del Diario Madrid y Teleasturias

    Se está comparando al Areces antenicida de TELEASTURIAS con el Franco que «voló» el diario MADRID, comparación bien ajustada por cierto, pero donde conviene hacer una matización, sobre la «voladura» del edificio del diario MADRID.

    El diario MADRID, tras varias sanciones administrativas y suspensiones, fue cerrado definitivamente en octubre de 1971. Muchos, en su maniqueísmo, tomarán partido por el diario Madrid, por el mero hecho de haber sido cerrado por aquel régimen, incluso no dudarán en ponerlo del lado de “la Izquierda”. Pero las cosas no son tan simples, aunque sí más divertidas de lo que pudieran parecer a primera vista.

    En aquel momento el diario MADRID era controlado por Rafael Calvo Serer como presidente del Consejo de Administración (Calvo Serer era numerario del Opus Dei, y director de la “Biblioteca de Pensamiento Actual” de la opusita editorial Rialp), por el abogado Antonio García-Trevijano Forte (notario monárquico cercano al conde de Barcelona –el bisabuelo de Leonorcita–, dedicado a sus negocios, entre ellos asesorar al presidente dictador Francisco Macías, cacique de Guinea Ecuatorial tras la independencia de la antigua provincia española en 1968) y, como coordinador del periódico, Antonio Fontán Pérez (numerario del Opus Dei y entonces catedrático de Filología Latina en la Universidad Autónoma de Madrid).

    Dos años antes del cierre del diario MADRID, ese grupo de personajes ya había tomado posiciones estratégicas en la editorial RUEDO IBÉRICO de París, capitaneada por el anarquista valenciano José Martínez Guerricabeitia, y uno de los principales buques ideológicos antifranquistas, socialdemócratas y anticomunistas del momento (los revisionistas Fernando Claudín y Jorge Semprún Maura habían puesto en marcha en 1965 los famosos CUADERNOS que llevaban el nombre de la editorial).

    En efecto, el 18 de diciembre de 1969 el notario monárquico juanista Antonio García Trevijano entregó un fajo de billetes al anarquista Guerricabeitia para hacerse un hueco en RUEDO IBÉRICO… editorial en la que, a partir de 1971, comenzó a publicar sus libros antifranquistas y preparatorios de uno de los modelos de transición que se barajaban por el beato Rafael Calvo Serer, sin duda el numerario del Opus Dei más pintoresco del momento.

    La transición tuvo momentos tan sorprendentes como los que sucedieron en París el 30 de julio de 1974 (recuérdese que faltaba más de un año para que falleciera el Caudillo): ese día se presentó en París la famosa JUNTA DEMOCRATICA, coalición antifranquista promovida por el Partido Comunista de España, en la que no intervenía el PSOE, pero sí los “monárquicos liberales” (juanistas pero no juancarlistas). La Junta Democrática fue presentada ese día ante veinte equipos de la televisión mundial por dos de los tres cerebros de la operación: Santiago Carrillo y Rafael Calvo Serer.

    El tercero, Antonio García Trevijano, no podía dar la cara pues no estaba exiliado y mantenía bufete y negocios en España…

    Pocos días después Trevijano presentaba la Junta Democrática en Oviedo, durante una “espicha” organizada en el Llagar de Herminio, en Colloto. Trevijano venía representando el “capitalismo dinámico” que colaboraría en la transición a la democracia… Aquella tenida organizada por los compañeros de viaje del PCE le costó al amigo Nebot responder de una multa de 100.000 pesetas impuesta por el Trevín de turno (al Delegado del Gobierno se le llamaba entonces Gobernador).

    Aún recuerdo que el pedante, vidrioso y suficiente Trevijano, en aquella espicha, dijo en público que quienes no pudiesen pagar el escote estipulado que no se preocupasen, que él pondría lo que faltara, que al fin y al cabo “él ganaba en un día más de lo que un minero en un año”. ¡Qué bonita era la transición!

    Pero a lo que íbamos: el cierre del diario Madrid, por desavenencias internas entre las diferentes bandas franquistas, se produjo en octubre de 1971. Pero la voladura del edificio del diario Madrid no tuvo lugar hasta el 24 de abril de 1973.

    Y la voladura del edificio del Diario Madrid no fue decidida por el gobierno franquista, sino por la empresa propietaria del periódico que había quedado sin licencia para poder ser difundido, para vender el solar y hacer caja. Buena parte de aquella pasta está hoy todavía en la Fundación Rafael Calvo Serer…

    Pero como de la voladura del edificio del Diario Madrid hay imágenes, y suelen ser puestas en los documentales mientras se habla del cierre del periódico, se funden y confunden ambas cosas.

    Es de esperar que las imágenes del “Regional Minister”, el de la montera picona, el de la sonrisa feliz ante el Phaeton que no es suyo, las imágenes de los momentos en los que tuvo que refugiarse de la indignación popular, protegido por sus despistados adláteres, también estómagos bien agradecidos, y los pacientes funcionarios policiales, no se asocien al silenciamiento alevoso de TELEASTURIAS protagonizado por sus socios de la nueva “junta democrática”…

    Pues adviértase que la IU de Valledor y el PSOE de Areces se parecen hoy mucho a una versión actualizada de aquella Junta Democrática… el uno, como Calvo Serer, salido de entre las faldas y las sotanas eclesiásticas; el otro, como Santiago Carrillo, de entre las entrañas de aquel “eurocomunismo” socialdemócrata que acabó haciendo “entrismo” en el PSOE…

    ¡Qué risa!

    Firmado: Pelayu XXI
    03/03/2007 – 16:59h

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s