El cinismo de los parásitos

Álvarez Areces mostrando cuánto le importan las protestas

  • Álvarez Areces ayer en Candás muestra cuánto le importan las protestas (foto Pumarino, El Comercio)
  • Ayer apareció por Candás el presidente cantante Vicente Alberto Álvarez Areces. Iba a inaugurar el llamado centro polivalente, bautizado por los candasinos como el Titanic, innecesario edificio que redondea la contemporánea fealdad de la antaño hermosa villa marinera. Edificio caro, además –tiran con pólvora del rey, como siempre–, tan caro que no quedaba dinero, dicen, para hacer el aparcamiento que Candás precisa.

    Álvarez Areces fue recibido por nada menos que cuatro manifestaciones de protesta. Entre pitos e increpaciones saludó, como muestra la foto, exhibiendo su talante despótico y su absoluto desprecio por los asturianos que él y los suyos parasitan. Ángel Riego, alcalde socialista de Carreño, hizo de obsequioso escudero, poniendo en evidencia lo que ya habíamos señalado en Voluntad: que su último fingimiento de protesta se debía exclusivamente a la proximidad de las elecciones municipales y autonómicas.

    Las protestas eran principalmente por el anunciado desmonte del Alto Aboño, por la posible ubicación en Guimarán de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) y por la privatización de la Ciudad de Vacaciones de Perlora. Perlora que tanto debe evocar en la memoria de Álvarez Areces, cuando abandonó por la izquierda el Partido Comunista —Tini era más estalinista– para terminar aparcando sus anchas posaderas en las poltronas proporcionadas por el PSOE, primero en Gijón y luego en el Gobierno autónomo. Perlora que evoca otra clase de política obrerista, cuyo recuerdo se empeña en hacer desaparecer la izquierda plural, como en el caso de la Universidad Laboral de Gijón. (De las protestas llingüistas no hablamos pues sus promotores, aparte de ridículos, son colaboracionistas de la izquierda plural o aspirantes a parásitos).

    Más enseñanzas de esta visita. Los parásitos de la política exhiben nuevamente su fundamental unidad: véanse los elogios de Ángel Riego hacia la colaboración de IU, PP y URAS. Y más alarmas para el destrozado concejo de Carreño: Álvarez Areces anuncia «obras de saneamiento de las cuencas fluviales de los ríos Reconco y Pervera, con unas inversiones de 6 millones». En la parla y en la práctica del Gobierno autónomo «saneamiento» significa la destrucción de la vida en los ríos, convertidos en canales artificiales.

    El Comercio:

    Cuatro protestas reciben a Areces en la apertura del centro polivalente de Candás

    Numerosos vecinos se manifestaron contra el impacto de la ampliación de El Musel y la privatización de Perlora. El presidente resalta los 39 millones de inversión en el concejo

    PEPE G.-PUMARINO/CANDÁS

    La visita del presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, ayer a Candás para inaugurar el centro polivalente, tuvo un marcado signo de la protesta. Hasta cuatro manifestaciones recibieron al presidente con una sonora pitada y gritos de dimisión. Protestaban por el futuro desmonte del Alto de Aboño y la posible ubicación en Guimarán de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) -relacionadas con la ampliación del puerto de El Musel-; por la privatización de la Ciudad de Vacaciones de Perlora y para exigir la oficialidad del asturiano.

    La llegada de Areces a la plaza de la Baragaña Alta evidenció el profundo malestar y los muchos frentes abiertos en el concejo por futuras actuaciones del Principado en materia industrial, así como por la incertidumbre acerca del futuro de Perlora. Durante el trayecto que separa la plaza del centro polivalente, el jefe del Ejecutivo regional fue increpado por los protestantes, sin que hubiera que destacar ningún incidente de importancia. El cordón policial -integrado por efectivos de la Policía Local y la Guardia Civil- tuvo que emplearse a fondo para poner bajo control a la marea de ruidosos vecinos convocados en las inmediaciones del edificio.

    Ante el acceso principal, esperaba al presidente del Gobierno regional una amplia representación de todos los departamentos implicados en el proyecto. Allí estaban las consejeras de la Presidencia, Cultura, Comunicación Social y Turismo y Vivienda y Bienestar Social, María José Ramos, Ana Rosa Migoya y Laura González, respectivamente. También asistieron al acto el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía, varios directores generales y una representación de la Corporación gozoniega, encabezada por el alcalde, Salvador Fernández.

    Placa conmemorativa

    Por su lado, el alcalde de Carreño, Ángel Riego, fue el encargado de dar la bienvenida a Areces, iniciandose así el protocolario acto inaugural con el descubrimiento de una placa conmemorativa. A continuación, en el salón central del edificio polivalente -lleno hasta la bandera- se procedió con la proyección de un vídeo en el que se recogieron las principales actuaciones realizadas por el Gobierno regional en Carreño. Durante reportaje, se pusieron de relieve las inversiones realizadas en el concejo y también las que se culminarán durante el actual mandato. El importe global asciende a 39 millones de euros.

    En el transcurso de la ceremonia institucional, Riego elogió «el compromiso de Areces con el municipio, que se refleja en todas estas actuaciones», a la vez que agradeció el apoyo prestado al proyecto de los grupos de IU, la URAS y PP de Carreño. En otro momento, el alcalde puso de manifiesto el importante servicio que el nuevo centro prestará a la comunidad, al albergar el hogar del pensionista y la escuela de música, así como la sede de numerosas asociaciones del concejo.

    Para cerrar el acto, el presidente del Principado habló de las futuras obras de saneamiento de las cuencas fluviales de los ríos Reconco y Pervera, con unas inversiones de 6 millones. Además, recordó que próximamente estarán terminados los equipamientos portuarios.

    Tras el discurso, la Coral Polifónica Aires de Candás ofreció a los asistentes un pequeño recital, poniendo el colofón musical al acto con la interpretación del himno de Asturias.

    Seguidamente, la comitiva oficial recorrió las instalaciones del centro en compañía del arquitecto autor del proyecto, Manuel García, quien explicó los pormenores de la obra. En la última planta, se sirvió una merienda a todos los invitados en la cafetería del centro para mayores. Las siguientes actuaciones que tendrán lugar en Candás consistirán en la reforma del edificio de Les Escueles, que albergará un centro de día y otro para discapacitados.

    El centro polivalente, que se denominará de la Baragaña Alta, podrá visitarse durante un mes, coincidiendo con la jornada de puertas abiertas.

    Anuncios

    5 comentarios

    Archivado bajo 03.- Comarca, ¿Llingua?, Carreño, Justicia social, Medio ambiente, Política local

    5 Respuestas a “El cinismo de los parásitos

    1. Más cinismo, más prepotencia y chulería. Hoy en La Nueva España:

      Un quiosco «secuestrado»

      Ascensión Prieto exige que su establecimiento sea repuesto en la Baragaña, como le prometió el Alcalde

      Candás,

      Braulio FERNÁNDEZ

      Ascensión Prieto García, más conocida en Candás como Choni y propietaria del quiosco Prieto, que su padre instaló en la Baragaña Alta en 1971, quiere recuperar su establecimiento, retirado con motivo de las obras del edificio de usos múltiples bajo compromiso, escrito y firmado por el alcalde, Ángel Riego, de devolverlo a su lugar una vez concluidos los trabajos. Pero no se ha hecho así.

      Ambas partes, propietaria y Ayuntamiento, suscribieron un convenio en junio de 2003 en el cual el Ayuntamiento solicitaba el consentimiento de Ascensión para retirar el quiosco de su propiedad, que llevaba unos años sin actividad, para proceder con las obras de demolición del antiguo Colegio San Félix y del edificio denominado «Casas de los Maestros». Asimismo, se acordaba que, «de forma inmediata a la finalización de la obra, el quiosco volverá a colocarse en la plaza en la que se encontraba con cargo al Ayuntamiento». Entre tanto, el quiosco debía permanecer, y ha permanecido, en los almacenes municipales de La Matiella.

      Según Ascensión Prieto, en los meses previos a la inauguración del nuevo polivalente ya intentó ponerse en contacto con el Alcalde, «recibiendo por su parte continuas largas». Finalmente, hace unas semanas consiguió hablar con él y recibió una negativa por respuesta, motivo por el cual tiene pensado recurrir a la justicia. «Incluso me dijeron que prepararían una toma de corriente para su instalación una vez finalizaran las obras y colocar allí el quiosco», asegura. Por parte del Ayuntamiento no hay una respuesta clara. Áurea Gutiérrez, teniente de alcalde y portavoz del Grupo Socialista, declinó hacer declaraciones hasta el próximo martes, cuando el asunto se tratará en una Comisión de Urbanismo con los demás grupos políticos.

    2. El Comercio se hace hoy eco del mismo atropello que anteayer recordaba La Nueva España. Los parásitos de la política, como el socialista Ángel Riego, no se sienten vinculados ni por los acuerdos que firmaron, ni por un elemental respeto a la propiedad de los demás:

      El quiosco de Prieto quiere volver

      Choni Prieto reclama que se devuelva a su ubicación original un negocio que fue retirado en 2003 para reformar una plaza de Candás

      PEPE G.-PUMARINO/CANDÁS

      Choni Prieto vive desde hace un mes un auténtico calvario. Propietaria de un quiosco heredado de sus padres en la plaza de la Baragaña Alta, en Candás, se ha visto obligada a batallar en las últimas semanas con la burocracia del Ayuntamiento de Carreño para poder recuperar su negocio, cerrado en 2003 por motivos urbanísticos.

      La historia comenzó hace cuatro años con el anuncio del proyecto de construcción del edificio polivalente y reordenación de la plaza de La Baragaña Alta. Para ello, el consistorio carreñense se puso en contacto con la familia Prieto, que debía retirar el quiosco de su ubicación habitual durante el tiempo que durasen las obras. Las partes firmaron entonces un acuerdo por el cual el pequeño templete sería retirado y almacenado en un local municipal para, una vez concluídos los trabajos, devolverlo a su lugar original con cargo a las arcas municipales.

      Ahora, cuatro años después y a falta de unos pocos días para que terminen las obras, la propietaria del quiosco pide que se cumplan los acuerdos y su puesto pueda volver a la plaza. Sin embargo, según asegura, «tras evitarme en reiteradas ocasiones, el alcalde -Ángel Riego- me comunica ahora que el quiosco no se colocará en la Baragaña Alta».

      Choni asegura que el Ayuntamiento le ha planteado una reubicación del puesto que ella no acepta. «Éste es un negocio pequeño que inició mi padre en 1971 y que para mí tiene un importante valor sentimental. Quiero recuperarlo para que mi madre, ahora muy anciana, pueda volver a verlo donde siempre estuvo». La propietaria tildó de «alcaldada» la negativa personal del regidor a devolver el quiosco a la plaza e insistió en el derecho que le asiste para pedir que se cumplan las cláusulas marcadas en el convenio de 2003.

      Aunque bien es cierto que el nuevo templete nunca fue explotado por la propietaria pese a los años que llevaba instalado, ahora Choni Prieto quiere recuperarlo a toda costa. «Estoy totalmente convencida que mi puesto encaja perfectamente en el diseño del nuevo entorno». Choni apunta además que la nueva plaza «cuenta con una preinstalación para colocar el quiosco, pero el alcalde se niega».

      Hoy, la Comisión de Urbanismo abordará este tema en el Ayuntamiento, para intentar dilucidar en qué medida deben atenderse las peticiones de Choni Prieto y si finalmente el quiosco podrá regresar a la plaza.

    3. Hoy en El Comercio:

      El Defensor del Pueblo dice que el Principado le niega datos de los pisos sociales de Candás

      P. G.-P./CANDÁS

      El Defensor del Pueblo ha remitido un escrito a la asociación de vecinos Rebolleres, de Candás, en el que les informa sobre la falta de colaboración de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras.

      ¿La razón? Al parecer, el departamento no le remitió la documentación solicitada para poder evaluar la queja formulada por los vecinos contra el Ayuntamiento de Carreño y la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) por la construcción de los pisos sociales del Primero de Mayo.

      Esta situación ha provocado la indignación de la asociación Rebolleres, que afirma que «no se puede entender» la falta de colaboración del Principado, al tiempo que se pregunta que «si no tienen nada que ocultar, ¿porqué se hacen los remolones?». La entidad vecinal acusa al Gobierno tripartito de mantenerse en sus «trece» al desoir sus reclamaciones.

      Rebolleres confía en que en las próximas elecciones «el pueblo de Candás ponga en su sitio» a los partidos que gobiernan en el Ayuntamiento, PSOE, IU y URAS. También sostiene que ante la movilización vecinal que han provocado los pisos del Primero de Mayo, debería ser la futura Corporación la que decida sobre el proyecto.

      Las obras de construcción de las 47 viviendas sociales en el aparcamiento del Primero de Mayo ya dieron comienzo.

      Por cierto: ¡qué cochina manía la de llamar «el Principado» a lo que no es más que el Gobierno autónomo!

    4. A veces el cinismo raya en la estupidez. El Alcalde de Carreño admite –qué remedio– que se había comprometido a restituir el quiosco de Choni. Para seguir negándose, fastidiando, atropellando, robando, ahora apela a la «estética». ¡Toma castaña! Estética en Candás. Estética al lado del Titanic. El Comercio:

      El alcalde de Carreño apela a la estética para no ubicar un quiosco en la Baragaña

      P. G.-P./CANDÁS

      El alcalde de Carreño, Ángel Riego, considera que el quiosco de Prieto no debe volver a ubicarse en la plaza de la Baragaña Alta por «una cuestión de estética». Así se lo comunicó a la propietaria, Choni Prieto, a la vez que reconoce que se comprometió con la mujer a reinstalar el quiosco en ese entorno cuando finalizasen las obras del centro polivalente. El regidor señaló en un comunicado que «estudia» la compra del puesto en caso de que la propietaria no acepte la propuesta de una «reubicación» dentro del centro urbano.

      Ante esta propuesta, Choni Prieto valoró que «la última opción será aceptar dinero por el quiosco porque mi deseo es recuperarlo por una cuestión familiar y sentimental». Por esta razón, la propietaria está dispuesta a recurrir a la Justicia por la vía de lo contencioso administrativo para reclamar daños y perjuicios.

      N.B.: El Ayuntamiento de Carreño, probablemente –a tenor de sus ingresos– el peor gestionado de Asturias, no sólo sufre la habitual coalición PSOE/IU, sino que también tiene encaramada a la URAS. Eso para los que esperen algo de la coalición URAS/PAS que concurre a las elecciones del próximo 27 de mayo.

    5. Otro atropello contra una pobre mujer. Riego y su pentacoalición están sobrados. El Comercio:

      Cercada por la carretera

      Las obras de la variante de Antromero dejan un escalón de 30 centímetros en el acceso a ‘Casa Félix’, en La Matiella. Su dueña reclama una solución

      PEPE G.-PUMARINO/CANDÁS

      Un escalón de más de 30 centímetros de altura impide la entrada de vehículos a la vivienda de Luz Álvarez Fernández, conocida como ‘Casa Félix’, en el barrio candasín de La Matiella. Desde hace algo más de un mes, su domicilio se encuentra aislado debido a las obras de enlace de la AS-110 con la glorieta de Candás.

      La propietaria de la vivienda se queja de que pese al rosario de peticiones a la empresa Comsa, autora de las obras, y al Gobierno del Principado, nadie le ha ofrecido soluciones. «Estoy desesperada porque después de hablar con todos la entrada de mi casa sigue sin reparar. Sólo me dan buenas respuestas de que se va a arreglar, pero seguimos igual», comenta Luz Álvarez Fernández.

      Pero no sólo ella ha sufrido las consecuencias del escalón que le impide entrar en su hogar. El panadero que da servicio a la zona estuvo a punto de volcar y vio peligrar su furgoneta. Él fue el que le recomendó acudir a EL COMERCIO para denunciar la situación. «Es mi último recurso, porque ya he utilizado todos los posibles y no me queda otro que el periódico», afirma la candasina. Además del peligro que supone para los familiares que la visitan a diario, para Luz la situación del acceso es ahora muy arriesgada por el gran desnivel existente. Por ello, pide a las autoridades locales y del Principado que reparen cuanto antes este desaguisado, «que pudo ha-berse solucionado cuando se asfaltó la carretera», asevera.

      Teme que ahora, tras finalizar las obras, se olviden del estado en que dejaron la entrada a su vivienda. «Cuando vivía mi marido, él se encargaba de solucionar todos los problemas, que fueron muchos, pues nos vimos afectados primero por la vía de Feve, después por la glorieta y ahora por la carretera», comenta con pesar.

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s