Con las víctimas del terrorismo

Voluntad tiene vocación local. A ella corresponde también la entrada de hoy. Porque los GRAPO han matado en Gijón, ETA ha puesto bombas en nuestra villa, y ambos grupos terroristas han dispuesto de estructura de apoyo e información entre la extrema izquierda local (extrema izquierda que tiene estrecha relación con la izquierda plural municipal y autonómica, y que subsiste gracias a una vasta telaraña de complicidades y subvenciones).

Hoy a las siete y media de la tarde hablan en el Ateneo Jovellanos (C/. Begoña, antigua Enrique Cangas, 25) la ejemplar Irene Villa y su madre. Agenda de La Nueva España de Gijón:

Víctimas del terrorismo, en el Ateneo

Irene Villa González y su madre hablan hoy, en la sede jovellanista, de la «memoria y dignidad» de quienes sufrieron atentados terroristas

Las víctimas del terrorismo Irene Villa González y María Jesús González Gutiérrez, ofrecen hoy a las 19.30 horas, en el Ateneo Jovellanos, la conferencia titulada «Memoria y dignidad de las víctimas». El 17 de octubre de 1991 Irene Villa perdió las dos piernas y tres dedos de una mano en un atentado con un coche bomba en Madrid de la banda terrorista ETA. Su madre perdió una pierna y un brazo en el atentado. Irene Villa se ha manifestado repetidamente en contra del proceso de negociación con la banda criminal abierto por el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

ETA, por cierto, no es sólo una «banda criminal», sino una organización marxista-leninista y separatista. El separatismo es necesariamente violento: el mito de la «nación oprimida» lleva necesaria y lógicamente a la «resistencia» armada contra el «opresor».

Una apostilla más a La Nueva España: María Jesús González e Irene Villa no fueron víctimas de «un atentado con un coche bomba», sino de una bomba lapa adosada a su coche.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón

Una respuesta a “Con las víctimas del terrorismo

  1. En La Nueva España de hoy:

    Irene Villa: «Le han dado esperanza a ETA porque alguien ha decidido escucharla»

    La madre de la joven reconoce que ha pensado en irse de España ante la reacción de muchos ciudadanos

    Gijón, É.V.

    «Mi ideología empieza en memoria y termina en dignidad» y en el medio está la «justicia». Irene Villa lo tiene claro desde que en 1991 una bomba colocada por ETA en su coche cambiara su vida para siempre. Tenía entonces 12 años y quince lleva luchando por las víctimas y por conseguir el reconocimiento que se merecen. Pero está cansada, «desesperanzada», y por eso ha decidido dejar de ser la cabeza visible de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Madrid para dedicarse íntegramente al deporte, al esquí adaptado. Ayer dio en el Ateneo Jovellanos de Gijón una charla titulada «Memoria y dignidad de las víctimas», acompañada de su madre, María Jesús González, y de la presidenta de la AVT en Asturias, Ángeles López.

    Para Irene Villa, la esperanza es lo más importante en la vida. «Yo lo sé bien. Era una niña tirada en la carretera sin piernas y ahora mira dónde estoy». Y ése ha sido el principal error de la política antiterrorista desarrollada por el actual Gobierno. «Le ha dado esperanza a una banda que estaba muerta. Está envalentonada porque alguien ha querido escucharla», comenta la joven mientras recuerda que han vuelto a matar, a crecerse, a «reírse de nosotros en los juicios», a tirar «pedradas a la Policía vasca», a aumentar la «kale borroka». «Toda la vida he luchado por el fin de ETA» y por eso «el 30 de diciembre para mí fue un día horrible. Dije: “Me voy”. Habían vuelto a poner una bomba, a matar a dos personas. Ese día perdí», dice la joven en referencia al atentado en la T-4 de Barajas.

    Las tres mujeres, víctimas del terrorismo, que comparecieron ayer no logran entender por qué se cuestionan las manifestaciones de las víctimas, sus peticiones y sus protestas. «Es el mundo al revés», aseguran. «Ahora ellos son los hombres de paz. ¿Qué más tenemos que soportar las víctimas?», se preguntaba Ángeles López. De hecho, María Jesús González pensó incluso en irse a vivir fuera de España y se ha comprado una casa en el extranjero. «Por lo general la gente nos apoya», pero la división es mayor que hace algún tiempo. «Ahora, vamos por la calle y algunas personas han llegado a decirme que mira cómo somos las víctimas; que hay que saber perdonar; que como esto nos ha pasado a nosotros no nos importa que les pase a los demás», lamentaba María Jesús González. Su hija matiza a medias. «La gente está con nosotros, pero la contaminación de algunos medios nos pasa factura», dice Villa, que añora la unión «que todas las víctimas vivimos tras el 11-M».

    Eso es lo que piden. «Unidad». «Sin todos los partidos trabajando juntos jamás conseguiremos el fin de ETA», coinciden. Pero para eso exigen un cambio en la política antiterrorista, «saber qué han prometido para no dar por terminado el diálogo», dijo Ángeles López. Ella sólo quiere que «los asesinos cumplan sus penas íntegras. Que De Juana Chaos cumpla en la cárcel hasta el último día de su condena. Porque los asesinos son asesinos y la prueba está en que siguen enseñando a los jóvenes ese odio, pues ¿qué saben los jóvenes que rompieron la tumba de Gregorio Ordóñez si ni siquiera habían nacido cuando vivía él?», aseveró la presidenta de la AVT en Asturias.

    No es cómoda la situación actual en el País Vasco. «Yo se lo he dicho al Presidente. Ahora ya no sólo van a los empresarios a pedir el impuesto revolucionario. Van casa por casa y dejan un sobre para pedir ayuda para la lucha vasca. Me contestó que no le podía culpar también de eso, que para eso estaba la Policía autónoma vasca. Yo pensé que todavía existía la Guardia Civil y la Policía Nacional», criticó María Jesús González, que asegura que «todos los partidos politizan el terrorismo porque saben que el que termine con ETA se perpetúa». «Yo no culpo al PSOE» de la situación actual, «sino a un grupo de gente que se está equivocando», aseguró Irene Villa.

    Dicen que aún les queda mucho por conseguir y mucho esfuerzo por delante para permitir que las víctimas recuperen la dignidad. Lo primero, cambiar el nombre al «proceso de paz» porque «nadie está en una guerra. Yo no he vivido una guerra y aquí estoy», aseguró Irene Villa en el que quizá sea uno de sus últimos actos al frente de las víctimas. «Estoy aquí porque me comprometí», dijo, pero desde ahora «me voy a centrar en el deporte». Alguien deberá coger el relevo de la lucha.

    Y en El Comercio:

    «Me retiro cansada y dolida»

    Irene Villa, símbolo de la lucha contra ETA tras sufrir un terrible atentado, dice que «sin unidad no se podrá acabar con el terrorismo»

    E. ARENAS/GIJÓN

    A los 12 años se convirtió en uno de los símbolos de la lucha contra el terrorismo tras sufrir un brutal atentado de ETA en Madrid y ahora, tras 16 años de dura lucha, Irene Villa anuncia que dará un paso atrás en la primera línea de batalla pública contra la violencia. «Me voy porque estoy cansada, dolida, maltratada y denostada por reivindicar unos derechos que son los de toda la sociedad», dijo ayer en Gijón, donde pronunció una conferencia sobre «Memoria y dignidad de las víctimas», organizada por el Ateneo Jovellanos.

    Previamente, Irene Villa, junto a su madre María Jesús González, también víctima del mismo atentado etarra, y la delegada en Asturias de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles López, participaron en una rueda de prensa donde criticaron con dureza la política antiterrorista del Gobierno. En la comparecencia se mostraron pesimistas sobre el final de ETA, advirtieron de que sin unidad no habrá fin del terrorismo y señalaron que casos de condenas judiciales leves a etarras «pueden dar lugar a que la gente se tome la justicia por su mano».

    La niña que en 1991 perdió las dos piernas y tres dedos de una mano en un atentado cuando se dirigía al colegio en compañía de su madre dedicará su tiempo, a partir de ahora, al deporte de alta competición para discapacitados. Concretamente, a mediados del próximo mes de marzo debutará en el Campeonato de España de Esquí Alpino para discapacitados, que se celebrará en la estación invernal de Cerler.

    Politizar el terrorismo

    En su visita a Gijón, Irene Villa y su madre se mostraron muy optimistas en lo personal, pero manifestaron que están defraudadas por el rumbo que ha tomado la lucha antiterrorista del Gobierno de Zapatero. Según dijeron, no se puede distinguir a las víctimas del terrorismo por sus ideas políticas e indicaron que «nuestra única ideología es la que empieza por la memoria, sigue por la dignidad y termina en la justicia». También reconocieron que «todos los partidos politizan el terrorismo, no sólo la oposición» y señalaron que «la oportunidad que el Gobierno brinda a los terroristas es lamentable porque la solución al problema de ETA debe comenzar por cambiar el nombre de proceso de paz ya que nunca hubo una guerra, sino terrorismo puro y duro. Cuando oímos que el Gobierno iba a dialogar con ETA no nos lo creíamos».

    Sobre la huelga de hambre de De Juana Chaos señalaron que «debe cumplir la pena íntegramente ya que se está riendo de todos. Lo que ha cumplido no supone ni un año por asesinato».

    Por su parte, la delegada en Asturias de la Asociación de Víctimas, Ángeles López, declaró que «es muy triste que, después de treinta años de terrorismo, el Gobierno quiera rendirse ante las exigencias de autodeterminación del País Vasco y de acercamiento de presos de ETA». Finalmente, la delegada de la AVT, pidió la modificación de la ley para que los terroristas cumplan las condenas íntegras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s