Cajón de sastre o bazar chino

Universidad Laboral de Gijón, en obras…Esta mañana nos ha sorprendido la lluvia. Por enésima vez hemos comprobado que sobre los pavimentos –nada bellos, es verdad– de las viejas aceras no se resbala, mientras que los varios nuevos –los de esta era argentina / de socialismo y cocaína (Valle-Inclán)– más brillantes y coloridos, propician el costalazo en cuanto se mojan. Algún comisionista quizá pueda explicarnos por qué en Gijón se instalan pavimentos adecuados, tal vez, a la pluviosidad almeriense.

Lo de brillante, colorido y de mala calidad recuerda los productos que venden esos bazares chinos que nos infestan, y que no pocos vecinos inconscientes —stultorum numerus infinitus est— compran. Y la Universidad Laboral de Gijón, cajón de sastre y más cajón de sastre de las ocurrencias de Álvarez Areces y su cohorte de la izquierda plural, va a terminar siendo (a pesar de la pequeña y temporal victoria de los alumnos y profesores de Formación Profesional contra el penúltimo atropello) un bazar chino. A las baratijas de Rosina Gómez-Baeza, la telebasura de RTPA, los adosados para la pobrecita multinacional ThyssenKrupp, el despachito para Soledad Saavedra, las soluciones habitacionales de la ministro Truquillo y todas las demás que van saliendo, llevan bastante tiempo intentando añadirles un hotel, y de cinco estrellas (la afición que socialistas y comunistas muestran por el lujo es llamativa; son muchos años de dominicales de El País). La Universidad Laboral, centro de enseñanza, residencia de estudiantes, estorba: la «Ciudad de la Cultura Vicente Alberto Álvarez Areces» quiere ser una Disneylandia/Sodoma socialista, donde es imprescindible que haya un hotel de cinco estrellas. De tener éxito lo que publica hoy El Comercio, están a punto de salirse con la suya:

AC Hoteles plantea un cinco estrellas para la Laboral con 84 habitaciones de lujo, salón para banquetes y spa

El grupo de Antonio Catalán es el único que se ha presentado al concurso del Principado para el establecimiento hotelero de la Universidad «Si me dan la licencia de obras hoy en nueve meses está abierto», dice el empresario navarro

CHELO TUYA / PABLO R. GUARDADO/GIJÓN

Gijón tendrá este año su primer, y ansiado, hotel de categoría cinco estrellas. Estará ubicado en la Universidad Laboral, tendrá 84 habitaciones «de lujo», seis suites de «extraordinario tamaño», un salón de banquetes con capacidad para 500 personas y un spa con servicios de tratamiento individualizado. Así lo proyecta, al menos, el grupo AC Hoteles, que firma la única oferta presentada al concurso público abierto por el Principado para habilitar un establecimiento hotelero en el complejo universitario, convertido en Ciudad de la Cultura. Según adelantó a EL COMERCIO el presidente y fundador del grupo, Antonio Catalán, aunque la mesa de contratación debe estudiar aún la propuesta, si el Principado respalda su oferta las obras comenzarán «de inmediato», de tal forma que «si hoy me dan la licencia, el hotel estará abierto en el plazo de nueve meses».

Seis suites «inmensas»

Con una inversión de 14 millones de euros y un plazo de concesión de 40 años, prorrogable a 60, el grupo que dirige el empresario navarro ha diseñado un proyecto «de mucho lujo», englobado en la línea ‘selection’ con la que AC Hoteles distingue a sus hoteles de máxima categoría y que tiene como exponentes en Madrid el Santo Mouro y el Palacio del Retiro. Así, las 84 habitaciones serán «muy amplias y modernas, con espacios absolutamente novedosos, como las que tenemos en el Santo Mauro», entre las que destacarán seis suites «inmensas», dice Catalán, quien las califica «de máximo lujo, con un salón de verdad, para reuniones de trabajo o lo que quiera el cliente».

En cuanto a los servicios que ofrecerá el establecimiento, Catalán destaca el spa «que, aunque no será muy amplio, tendrá un tamaño similar al que tenemos en el Palacio del Retiro, sí tendrá todo tipo de tratamientos personalizados». Asimismo, contará con «un gran salón de banquetes», con capacidad para 500 personas «en el que celebrar bodas o actos de gran relevancia».

Precisamente, este espacio se convertirá en uno de los puntales del establecimiento, ya que Catalán quiere que sea «el centro de bodas por excelencia», para lo que anuncia que será dirigido por «uno de los mejores jefes de cocina de España».

Obras en Los Ferranes

La presentación de la oferta de AC Hoteles ha sido bien recibida tanto por los responsables políticos como por los dirigentes del sector hotelero. Después de que en la mañana de ayer Ana Rosa Migoya, consejera de Cultura, Comunicación Social y Turismo, anunciara que el grupo de Catalán era el único que se había presentado al concurso hotelero de la Laboral, desde Hostelería de Asturias la reacción no se hizo esperar. Alfredo García Quintana, presidente de la patronal en la que está integrado AC Hoteles, señaló que «cualquier proyecto de Catalán es un éxito seguro. Es una gran noticia que sean ellos los que optan al hotel de la Universidad Laboral».

El grupo tiene en Asturias dos establecimientos, el Fórum, de cinco estrellas, en Oviedo, y Los Ferranes, en Gijón. Precisamente, en este último comenzaron el lunes «las obras de remodelación de los salones, ya que hemos visto que hay que cambiar el concepto: no es un lugar para banquetes, sino para salas de reuniones y trabajo», explicó Catalán.

Por su parte, la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, en un acto en La Camocha, aseguró que le parece «una excelente propuesta, ya que AC hace muy bien las cosas». Aunque no quiso adelantar la categoría del hotel, «no sé si van a proponer uno de cuatro o de cinco», sí dejó caer que el grupo «se inclina por uno de cinco».

La alcaldesa Fernández Felgueroso aplaude y alecciona, como acostumbra. Como aplaudía la expulsión de los alumnos de Formación Profesional para instalar gratis total a la ThyssenKrupp, y como aleccionaba a quienes protestaban. Lo de que sólo el grupo AC concurra –y que reconozan el interés de José Cosmen— da también que pensar:

ANTONIO CATALÁN. PRESIDENTE FUNDADOR DE AC HOTELES
«El hotel de la Laboral será el referente mundial de nuestra cadena»

«Madrid no es Gijón, por lo que el precio de las habitaciones será de 100 euros; como mucho, 120»

CH. TUYA/GIJÓN

Ha entrado en la historia del sector hotelero mundial al haber sido el fundador de dos grupos. A los 29 años abrió el Hotel Ciudad de Pamplona, que sería la génesis de la empresa NH (Navarra Hoteles). Ahora dirige el emporio que lleva sus siglas AC, que figuran en la puerta de 102 establecimientos. Será con el 103 con el que entre en la historia de Gijón, pues Antonio Catalán diseña el primer cinco estrellas de la ciudad. Sin embargo, elude el mérito en exclusiva. Asegura que el impulso al establecimiento tiene un nombre propio: José Cosmen, fundador de ALSA y propietario del 17,1% de las acciones de AC Hoteles.

-Por fin, Gijón tendrá un hotel de la máxima categoría…

-Si de mi depende, lo tendrá. Esa es la propuesta que hemos hecho al Principado para el hotel de la Universidad Laboral. Un marco como ése no puede aspirar a menos que un cinco estrellas y nosotros tenemos diseñado un proyecto de mucho lujo y gran calidad. En el grupo tenemos la categoría ‘selection’, que tienen, por ejemplo, el Santo Mouro y el Palacio del Retiro, en Madrid. Ese será el referente.

-Para Gijón hubo muchos anuncios de cinco estrellas, pero ninguno se llevó a cabo. ¿Cree rentable un establecimiento de la máxima categoría en la ciudad?

-Por supuesto. Insisto en el marco, que es maravilloso y exige un cinco estrellas. De hecho, el de la Laboral será el referente mundial de la cadena. No obstante, nosotros haremos un hotel de lujo, pero a precios asequibles. Aunque las habitaciones tendrán el nivel del Santo Mauro y el spa será igual que el del Palacio del Retiro, Madrid no es Gijón, por lo que el precio de las habitaciones será de 100 euros. Como mucho, 120.

El empeño de Cosmen

-Su grupo firma la única oferta presentada al concurso del Principado que, en primera instancia, quedó desierto. ¿Por qué no optó la primera vez?

-Porque el pliego de condiciones era una locura. Hablaba de una concesión por 25 años y en ese plazo a ningún hotelero le interesa invertir. Ahora estamos hablando de 40 ó 60 años, con lo cual la rentabilidad es otra. Además, en el grupo tenemos muchos asturianos y uno de ellos, Pepe Cosmen (fundador de ALSA), ha sido el máximo empeñado en que llevemos a cabo este proyecto. Él, que nunca se mete en nada, ha estado encima del diseño con pasión. Si este proyecto sale es, evidentemente, gracias a él.

-¿De qué plazos hablamos?

-Si me dan hoy la licencia de obras, en nueve meses el hotel abre sus puertas. Afortunadamente, estamos en manos del Ayuntamiento de Gijón, que es referente de eficacia a nivel nacional. Antes de las elecciones estará la primera piedra. Seguro.

Así lo cuenta La Nueva España:

Sólo la cadena AC se interesa por gestionar el hotel de lujo de la Universidad la Laboral

Cultura debe verificar que su oferta, que asume una inversión en reformas de 14 millones, cumple los requisitos para cederle durante 40 años los espacios

N. M. DEL CAMPO / A. RUBIERA

La cadena AC Hotels es la única empresa que ha presentado su oferta al concurso para la gestión de un hotel de alta categoría en el complejo de la Laboral. Así lo indicó ayer, al término del Consejo de Gobierno, la portavoz de dicho Consejo y consejera de Cultura, Comunicación Social y Turismo, Ana Rosa Migoya.

Migoya explicó que una vez finalizado el plazo de presentación de ofertas -se cerró la pasada semana, y se dejaron transcurrir los días necesarios para verificar que no llegaría ninguna nueva oferta por correo- el concurso promovido por el Principado sólo ha despertado el interés del grupo AC Hotels. Un grupo que ya cuenta con un establecimiento hotelero en la ciudad, en la zona de Montevil.

A partir de ahora, la mesa de contratación estudiará la oferta presentada, revisará si cumple todos los requisitos que se marcaban en las bases del concurso, y si fuera así se procedería a su adjudicación. La estimación que se hace es que todo el proceso pueda resolverse en muy poco tiempo.

El Principado ha conseguido salvar, en segunda convocatoria -la primera quedó desierta-, uno de sus proyectos para seguir dando contenido y actividad al complejo monumental de la Laboral. El único que supone expresamente una apuesta empresarial privada y que lleva aparejada una inversión significativa. Una de las bases del concurso indicaba expresamente que el adjudicatario de la concesión -al que no se impone ningún canon de explotación- se hará cargo de la obra de rehabilitación de la zona destinada al hotel y también del aparcamiento.
Los trabajos, que se calcula que duren dos años, supondrán, según las estimaciones del Principado, 12,253 millones de inversión en la reforma de los espacios y 1,572 millones para el equipamiento: casi 14 millones en total que serán los primeros dineros privados que se aporten a la rehabilitación de algún espacio de la Laboral. Esas cifras podrán variar en función de las modificaciones o pluses que considere la empresa.
Tras la revisión del concurso -que se hizo al quedar desierta la primera convocatoria-, se optó por ampliar el período de concesión de la adjudicación, que pasó de veinticinco a cuarenta años (incluidos los dos de obras).

Hace tiempo que las autoridades eran sabedoras del interés de AC por hacerse con la concesión de espacios en la Laboral ya que el propio presidente del grupo, Antonio Catalán, lo manifestó abiertamente. El Principado tenía esperanzas de que cuajara alguna oferta más, por el interés de otros particulares, pero finalmente no ha sido así. Con respecto a la incógnita sobre la categoría que tendrá el hotel, ayer Ana Rosa Migoya recordó que el concurso exigía ofertar un mínimo de cuatro estrellas, aunque el empresario puede elevar la categoría a cinco.

Ah, la rentabilidad… ¿Cómo se logrará? A diez años no, seguro, que las elecciones autonómicas son en mayo:

El estudio de viabilidad advertía que la inversión se rentabilizaría pasada una década

A. R.

Los técnicos del Principado tuvieron que hacer un pormenorizado estudio de viabilidad antes de poder llegar a la fase práctica de sacar a concurso la explotación de un negocio privado en el complejo de la Laboral. Según las estimaciones que se incluyeron en ese estudio, el empresario que se hiciera cargo de la inversión de reforma tardaría un mínimo de diez años en rentabilizarla.

Esa rentabilidad les llegará en forma de cerca de 80 habitaciones previstas y servicios de hostelería complementarios (con posibilidad para salones de bodas, congresos y banquetes) que se distribuirían en los casi 8.000 metros cuadrados de espacio destinado a tal efecto. Será en la zona de la Laboral más próxima al convento de las Clarisas por su fachada sur. Además, la instalación cuenta con un gran vaciado de terreno justo delante del edificio, que está previsto que se ocupe como aparcamiento.

En todo caso, ésas son pinceladas aportadas por el Principado pero que deberán quedar perfectamente definidas -y podrá haber alguna variación sobre lo previsto- en el proyecto que presente el grupo AC Hotels.

La inefable alcaldesa no sólo aplaudió y aleccionó, sino que «unió este proyecto al comienzo de las obras del Conservatorio». ¿Será por lo mucho que la Consejería de Educación de su partido ha maltratado al Conservatorio de Gijón, a alumnos, a padres, a profesores? ¿O porque este entusiasmo por AC Hoteles está orquestado?

Felgueroso: «Es una propuesta excelente de un grupo que ofrece muchas garantías»

V. E. / A. F.

«La propuesta de AC para el hotel de la Laboral es excelente», señaló la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso, tras hacerse público el nombre del único grupo interesado en instalarse en la Laboral.

La Alcaldesa no pudo precisar si el nuevo hotel será de cuatro o de cinco estrellas, aunque abogó por la segunda opción. «Está sin decidir, pero parece que se inclinan más por las cinco estrellas». De concretarse, el de la Laboral sería uno de los dos hoteles de cinco estrellas de la ciudad, junto con el de Masaveu que diseña Zaera en Poniente. Felgueroso, en todo caso, insistió en la solvencia del grupo que dirige Antonio Catalán. «Es una opción que ofrece mucha garantía y lo único que podemos hacer es que todo salga muy bien», explicó.

Conservatorio

La Alcaldesa unió este proyecto al comienzo de las obras del Conservatorio y destacó que la Ciudad de la Cultura «empieza con firmeza». Vicente Álvarez Areces asistirá hoy al inicio de la obra del Conservatorio, con el consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre, y la Alcaldesa. Por otro lado, la AMPA del Conservatorio celebró ayer sus elecciones a la directiva, saliendo elegida presidenta Ángeles Martínez con 95 votos, frente a los 49 del anterior presidente, Antón Castaño.

El Comercio recuerda los conflictos alrededor del traslado del Conservatorio:

Areces pone hoy la primera piedra del conservatorio en la Laboral

E. C./GIJÓN

Vicente Álvarez Areces, presidente del Principado, presidirá hoy, a las diez y media de la mañana, el acto de presentación del proyecto e inicio de la obra de construcción del Conservatorio Profesional de Música de Gijón, en la Universidad Laboral.

También asistirán al acto el consejero de Educación y Ciencia, José Luis Iglesias Riopedre; la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, y la directora de Planificación, Centros e Infraestructuras, María Jesús Otero.

Este acto tuvo que ser pospuesto en su momento, ya que en principio estaba previsto para el pasado mes de enero. No obstante, la polémica surgida con los estudiantes de los módulos de actividades deportivas por su posible desalojo de las instalaciones ante la llegada a la Universidad Laboral del centro de I+D+i de ThyssenKrupp Elevators hizo necesario retrasarlo.

Además, el traslado del conservatorio de sus actuales instalaciones en el Centro Municipal Integrado de El Coto a la Universidad Laboral también tuvo una fuerte contestación por parte de la comunidad educativa, que los rechazaban.

De vuelta a La Nueva España de hoy, un sensato artículo de Edmundo Pérez:

Nuevo intento para la Universidad Laboral

Una vez más, el Gobierno, en este caso el central, a través de su ministra de la Vivienda, ha puesto los ojos en este magno edificio, ahora, para darnos a conocer otra ocurrencia: la de ubicar en el mismo doscientos minipisos para estudiantes.

Me parece que este asunto tan complejo exige recoger datos relevantes, ordenarlos y construir sobre esa base un modelo de acción para considerar la decisión necesaria y al propio tiempo, acertada. Las sentencias o resoluciones políticas, que generalmente suelen ser tomadas sobre la marcha, sin la observación debida y la evaluación de lo que en el futuro pueden representar, obligan a investigar y planificar antes de hablar. Decidir supone responsabilidad; no es sólo escoger una idea y lanzarla a ver qué pasa, siendo, como a mí me parece, insegura y opinable. La plena informativa y auténtica participación de las partes implicadas equivaldría a superar el mero proyecto político, permitiendo un mejor conocimiento de la realidad.

La residencia de estudiantes, ¿no es suficientemente atractiva, que hay que «inventar» nuevos usos para estar siempre en el candelero? Los minipisos, por muy baratos que sean al servicio de los estudiantes, necesitarán ese enorme espacio de ocho mil metros cuadrados y unas obras cuantiosas cuya inversión va a suponer un enorme desembolso.

La residencia de estudiantes o un colegio mayor, solución más viable, atractiva y mucho más económica en cuanto a inversión y ocupación de espacio, ofertaría ayudas completas al alumnado en el campus universitario: estancia, manutención, servicios comunitarios, salas de estudio, de TV, de juegos, de informática, lavandería, biblioteca, comedor y otros.

Nuestro rector magnífico parece encantado con la idea, aunque él, que es hombre práctico, debiera tener muy presente que el otro camino, el de la residencia de estudiantes, puede ser mucho más interesante. Igual digo respecto al sentir de nuestra alcaldesa, quien apoya la iniciativa. Colocar ambos proyectos en paralelo, compararlos y ver sus pros y sus contras aclararía la situación, que en cualquier caso ha de ser diáfana en cuanto a información a la ciudadanía.

Alabar la vuelta a esta noble edificación de la Escuela Universitaria de Empresariales, donde ya estuvo en funcionamiento una división de la misma, durante bastantes cursos, con resultados óptimos. La marcha atrás de admitir a la empresa privada en los espacios destinados a FP también ha sido una buena rectificación; ahora hay que proponerse dar cabida a una FP capaz de atender las necesidades inmediatas de demanda de empleo industrial, al tiempo que llevar a cabo una adaptación de las aulas a esas exigencias, con objeto de preparar promociones de gentes formadas, capaces de ir ocupando puestos de trabajo, progresivamente, en los sectores industriales que lo precisen. El profesorado, el más idóneo, está en el propio centro, pues tiene la experiencia y conocimiento obligados para establecer los estudios y prácticas más racionales. Por cierto, ¿hizo algún tipo de acercamiento Femetal a la Uni, interesándose por ese magno proyecto de relanzamiento de la FP?

Y, volviendo a los minipisos, que la idea, suponiéndola con la mejor de las intenciones, sea olvidada y arrinconada, en pro de una residencia o colegio mayor. Ocho mil metros cuadrados de edificación eliminarían unos espacios demasiado valiosos para colocar algo fuera de la realidad, cuando sabemos que la sociedad industrial asturiana está demandando aulas de formación profesional.

Propongo a las fuerzas vivas de la provincia que la Universidad Laboral acoja la facultada que albergue la licenciatura en Actividad Física y del Deporte. Creo que, en este asunto, esa unanimidad que ahora se da para los minipisos, se rompería y comenzaría una lucha incruenta entre partidos e incluso dentro de un mismo partido. Ésta, señores autoridades gijonesas y del Principado, sí sería una auténtica conquista y magnífica noticia para Gijón y su Universidad Laboral. Porque éste -,y si no, repasen escritos anteriores en ese sentido en defensa de esta opción- es el sitio idóneo para su implantación. Pero, una vez más, y, ¿van cuatro? hago esta observación y me temo que el miedo escénico a tomar el toro por los cuernos actúe una vez más en forma de silencio.

Facultad, residencia o colegio mayor y aulas para la FP ¡menuda noticia y extraordinario crédito y empuje para quien sea capaz de hacerla realidad. ¡Anímense!

Edmundo Pérez Pérez, ex profesor de la Universidad Laboral

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 07.- Enseñanza, Justicia social, Política local

5 Respuestas a “Cajón de sastre o bazar chino

  1. La Nueva España se pone hoy al día sobre el conflicto del Conservatorio de Gijón. Nada hay que celebrar en la inauguración de las instalaciones que le ceden en la Universidad Laboral:


    Padres y madres de alumnos luchan para que el centro musical quede en el centro de Gijón

    V. E.

    El traslado del Conservatorio empieza ya con polémica. La presidenta de la AMPA del Conservatorio de Música de Gijón, Ángeles Martínez, se mostró contraria al traslado del centro musical público a la Universidad Laboral. La nueva presidenta, elegida el pasado jueves por amplia mayoría, señaló que la primera piedra «no significa nada», en referencia a la colocación ayer del primer paso para construir el Conservatorio en la Laboral.

    La directiva de la AMPA, como apuntó Martínez, «no se va a rendir y seguiremos luchando para que el Conservatorio no vaya a la Laboral», porque insisten en que la mejor ubicación sigue siendo «un edificio en la zona centro de la ciudad, que sabemos que los hay». Además, los 95 votos obtenidos por la candidatura de Ángeles Martínez, frente a los 49 que consiguió el anterior presidente, Antón Castaño, son una muestra de que «la gente nos apoya y quiere que el Conservatorio se quede en Gijón y no se lo lleven a las afueras», recalcó.

    El primer paso para mostrar su rechazo al traslado a Cabueñes será organizar una asamblea de padres, en la que «decidiremos las medidas que se van a tomar», apuntó la actual presidenta, quien también señaló que estamos dispuestos a «respetar lo que diga la mayoría».

    Álvarez Areces (cuya falta de interés por la música e ignorancia supina en la materia son notorias), canta así en loor del traslado del Conservatorio a su «Ciudad de la Cultura» (oh la la, la culture):

    Un Conservatorio «moderno y funcional»

    V. E.

    «Moderno, funcional y mucho más amplio que el anterior». Así calificó ayer el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, el nuevo Conservatorio Profesional de Música de Gijón, que se ubicará en la Universidad Laboral y cuya primera piedra se colocó ayer. Actualmente, el Conservatorio, ubicado en el centro municipal de El Coto, cuenta con 576 alumnos y 61 profesores.

    El nuevo centro, de 5.666 metros cuadrados, supondrá una inversión de 3.780.142 de euros. El proyecto, realizado por el arquitecto Jesús Álvarez Arango, tendrá un plazo de ejecución de doce meses. El nuevo edificio contará, además de la planta baja, con otras cinco plantas.

    Entre las características de esta obra destaca, como señaló el consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre, que se compaginará «una buena acústica con la insonorización». Además, se ha tratado de distribuir las aulas según su utilización, en función de que sean empleadas para enseñanzas teóricas o prácticas. También se aglutinarán las clases en función de los tipos de instrumentos, bien sean de cuerda, viento o percusión.

    En la parla al uso, «moderno y funcional» suele querer decir feo. Es difícil hacer algo feo en un marco como el de la Laboral, pero no dudamos que lo conseguirán, y a costa de mucho dinero público malgastado. Lo conseguirán, futuro, porque Álvarez Areces ha vuelto a inaugurar unas instalaciones que no estarán terminadas en bastante tiempo. La precampaña electoral.

  2. Hoy en El Comercio. Carta al director:

    Al alumnado de la Laboral
    Luis Enrique Fernández Álvarez/(profesor de la familia profesional de actividades físico-deportivas)

    En estos tiempos en los que nos encontramos, en los que la realidad educativa se pinta muy negra y las noticias que predominan son las de la violencia y el acoso escolar, no sería correcto ignorar el comportamiento, la actitud y los valores que ha demostrado el alumnado de Formación Profesional de la Universidad Laboral.

    Cuando se enteraron que la Thyssen se había encaprichado del polideportivo donde desarrollan sus estudios, no reaccionaron con ira, ni con violencia, no insultaron a nadie, ni rompieron nada. Se pusieron manos a la obra, se organizaron, se unieron y plantearon medidas de protesta contra una situación absurda e inexplicable. Muchos pensaron que esta lucha era inútil. David contra Goliat. Pero ellos, desde el principio creyeron en sus posibilidades, derrocharon ilusión, entrega y creatividad. Todos estos valores también forman parte de un gran número de jóvenes, aunque no sean noticia. Justo es reconocerlo. Nos han dado una importante lección. Han apostado por el sentido común, por el respeto a los derechos que todos tenemos como ciudadanos, por la dignidad, por la entrega y, además de defender su polideportivo, han luchado por la educación como valor primordial para una sociedad y para cada uno de sus miembros.

    Me siento muy orgulloso del alumnado de los ciclos de actividades físico-deportivas. Es un auténtico privilegio poder trabajar con ellos. Me han dado motivos para que la ilusión diaria en mi profesión crezca. Me permiten seguir creyendo que una educación de calidad es posible, es imprescindible y puede dar grandes frutos. No es sólo un eslogan que, en demasiadas ocasiones, pervierten los políticos. ¡Gracias a todos!

    Y en «La Columna» (antaño «Columna de Gijón»):

    Laboral

    María Dolores Fernández acude a este espacio de opinión para protestar por la retirada de símbolos de la Universidad Laboral: «Se trata de un edificio construido en un régimen anterior el de Franco para la formación cultural y laboral de los hijos de mineros. Aparte de esto, tengo que decir que símbolos como el yugo y la flecha son de época de los Reyes Católicos. Lo que están haciendo en la Universidad Laboral nos está costando dinero a los contribuyentes. Que la dejen en paz, qué les estorba. ¿Por qué tienen que mezclar la política con el Arte? A mí no me molesta que haya calles con el nombre de la Pasionaria o Santiago Carrillo. No hay derecho a lo que están haciendo, ¿por qué no quitan también los pantanos? La Historia no la van a poder cambiar por mucho que quieran. También quiero dejar claro que no pertenezco a ningún partido político».

  3. No olvidamos que cuando el Partido Popular ocupó los Gobiernos de la nación y de la comunidad autónoma se desentendió de la Universidad Laboral tanto como los socialistas. Sin embargo esta intervención de su portavoz municipal en Gijón no carece de interés. La Nueva España de hoy:

    Pardo atribuye a la familia Sanjurjo la polémica entrada de Thyssen en la Laboral
    La líder del PP pedirá explicaciones a la Alcaldesa por la relación con Jesús Sanjurjo, hermano del vicealcalde y consejero del grupo alemán
    F. C.

    La presidenta del PP de Gijón, Pilar Fernández Pardo, pedirá explicaciones a la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso, para tratar de averiguar si la cesión de espacios para un centro de Thyssenkrupp Elevator en la Universidad Laboral tiene relación con la intervención de la familia Sanjurjo. Fernández Pardo sospecha que la entrada «a calzador» y con polémica de Thyssen en la Laboral se debe a un trato de favor al grupo alemán del que es consejero Jesús Sanjurjo, hermano del vicealcalde de Gijón.

    El ex secretario general de la Federación Socialista Asturiana y ex diputado del PSOE Jesús Sanjurjo González es consejero y directivo en cuatro empresas del grupo Thyssen. Para Pardo, que ya denunció la «lista familiar» de Felgueroso a la Alcaldía, no resulta muy edificante el trato recibido por la multinacional, «que tiene como consejero al hermano del vicealcalde de Gijón, Pedro Sanjurjo, y hermano político de Santiago Martínez Argüelles, candidato a concejal socialista».

    Otro de los aspectos que provocan la sospecha de trato de favor en la Laboral hacia Thyssen pasa por la relación del gijonés José Luis Álvarez Margaride, que ahora preside la feria ARCO, y la «colocación» de Rosina Gómez-Baeza (ex directora de Arco) como responsable del centro de Arte de la Laboral. Además, «en la obra del complejo de la Laboral una empresa del grupo Thyssen está montando el equipamiento escénico del teatro con un presupuesto de 4,2 millones de euros», indicó Pardo.

    Jesús Sanjurjo es consejero y apoderado de Thyssenkrupp Elevator Manufacturing Spain; de Thyssenkrupp Elevadores (la que trabaja en el teatro de la Laboral) y de Thyssenkrupp Elevator Southern Europe, Africa & Middle East, además de consejero de Thyssenkrupp Elect Internacional, según comprobó el PP en el registro mercantil.

    La cesión de espacios en la Laboral para Thyssenkrupp Elevator levantó una gran polémica al plantear el Principado desalojar a alumnos de Formación Profesional para dejar sitio a la nave de prototipos por motivos de «urgencia» de la multinacional alemana. Tras varias movilizaciones estudiantiles y la postura en contra de PP, IU y sindicatos de enseñanza, el Principado habilitó una nueva ubicación para construir dicha nave en una finca colindante al cementerio de Somió. En la Universidad Laboral funciona desde hace dos semanas la oficina técnica de esta división de negocio de la multinacional. PP e IU creen que Thyssenkrupp tiene sitio en el Parque Científico y Tecnológico, lugar que rechazó la empresa.

    Del mismo periódico:

    «Me hubiera gustado que la Laboral se quedase como la proyectó Moya»

    «En alguna parte del edificio debería recordarse a los oficiales y maestros industriales que estudiaron en el centro»

    Ricardo Tucho Director de la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Gijón

    David ORIHUELA

    La Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Gijón es el buque insignia de la Universidad de Oviedo en la villa de Jovellanos. Cantera de empresarios e investigadores de éxito que tienen mucho que ver en el desarrollo económico e industrial de la región. Ricardo Tucho dirige un centro que es una de las patas de todo el desarrollo de la zona de Cabueñes y Viesques (campus, Universidad Laboral y Parque Científico Tecnológico).

    -¿Cómo va la preparación para el nuevo espacio europeo?
    -En este momento estamos esperando a que en nuestras tres titulaciones (Ingeniería Industrial, Informática y Telecomunicaciones) se elaboren las directrices definitivas y podamos programar la adaptación al espacio europeo. Está todo aún muy confuso y creo que la preparación de los perfiles profesionales básicos, las competencias disciplinares específicas y concretarlo todo dentro del programa formativo debe ser una prioridad. Esto, además, para el título de grado y en los correspondientes másteres. Creo que una vez más la prudencia es la mejor consejera pues ya llevamos algunos casi 5 años con ello y es muy frustrante que lo elaborado luego se vea postergado por otras orientaciones. Pero no cabe duda de que la reflexión que nos obligó a realizar esperamos que nos pueda llevar a una mejora en la formación y a unos futuros profesionales del nivel que hasta ahora se ha conseguido.
    -¿Está la Universidad de Oviedo preparada para el cambio?
    -Hay aspectos de formación del profesorado, nuevas metodologías y dotaciones económicas que supondrán un handicap para la implantación, que no será fácil. Pero, como siempre, la profesionalidad de todos hará que saquemos el importante reto adelante. La «maquinaria» tendrá que ponerse a tope para hacerlo.
    -Se ha hablado mucho del descenso de matrículas…
    -En efecto, es una tónica nuestra y de toda Europa. Carreras que eran un referente han empezado a acusar el descenso de natalidad, también el que el alumnado se oriente a carreras de menos esfuerzo o que decidan terminar en niveles de Secundaria y no acceder a los estudios universitarios. No tiene que ser malo el que descienda dentro de unos límites normales, y puede que estuviera desorbitado el acceso a la Universidad. Pero sería peor que no supiéramos aprovechar este descenso para dar mayor calidad en nuestra formación, aumentar nuestra relación con el entorno social y productivo, el no hacer atractiva la formación de anteriores titulados por la vía del posgrado, por poner algunos ejemplos.
    -¿Cómo se plantean las relaciones en lo que el rector y la Alcaldesa llaman «milla del conocimiento», campus universitario, Parque Tecnológico y Universidad Laboral?
    -Es halagador cuando se oyen expresiones de ese tipo, pero el calificativo se ganó durante mucho tiempo y tenemos que seguir en esa línea pues la obsolescencia nos acecha desde el momento en que nos descuidemos. El que en este estrecho margen de espacio se concentren en el Parque Científico y Tecnológico empresas punteras en nuestras áreas de actividad, el sector industrial y todo lo relacionado con las TIC no aporta más que beneficios. La incorporación al campus de la Escuela Jovellanos va a permitir que de forma más eficaz planteemos titulaciones mixtas que son evidentes y tenemos ganas de ponerlas en marcha desde hace tiempo. En esta línea no cesan de surgir nuevos caminos que tienen que ser un acicate para cursar las ingenierías superiores de este campus. Me estoy refiriendo, por ejemplo, a la convocatoria de la becas de «Cajastur-Fernando Alonso». Se convocan doce becas muy bien dotadas (36.000 euros) para que ingenieros superiores españoles puedan profundizar estudios sobre materias relacionadas con la automoción y en la Oxford Brookes University, centro pionero en estas disciplinas, donde están los grandes centros de investigación y experimentación de algunos de los principales equipos de Fórmula Uno (McLaren, Renault…). Aunque la convocatoria es nacional y tendrá muchos candidatos, esperamos que más de uno sea ingeniero superior de nuestra tierra y de esta Universidad. Esperamos que los méritos de los aspirantes de esta Universidad permitan este logro y que Cajastur decida mantener tan importante acción durante muchos más años.
    -¿Qué beneficios puede tener para la Universidad de Oviedo la implantación del centro de I+D de Thyssen en La Laboral?
    -Es probablemente una de las noticias más sobresalientes de los últimos tiempos para nuestro entorno universitario, industrial y de referencia mundial. Leía hace un mes un titular de prensa que decía que alguien del campus cuestionaba de alguna manera esa presencia. Como director de esta escuela y miembro de un área que trabaja con Thyssen estrechamente, desde hace casi 8 años, estoy en absoluto desacuerdo con ese cuestionamiento. Los beneficios mutuos serán muy importantes y más para todos nuestros alumnos y titulados, así como los de los propios alumnos de Formación Profesional. Tenemos la satisfacción de que una importante cantidad de nuestros titulados son el actual «staff» técnico de la empresa y seguro que seguirá la colaboración estrecha, un gran aprovechamiento mutuo para empresa y nuestras ingenierías y el desarrollo de nuevos grandes proyectos de transferencia tecnológica.
    -¿Ha sido la Escuela responsable de que el centro se ubique en Gijón?
    -No me atrevo a afirmarlo rotundamente, pero creo que el trabajo bien realizado de muchas personas sería un parámetro que tuvo en cuenta la empresa para ello; por supuesto, entre otros muchos.
    -Como ex director de la Laboral, ¿qué opinión le merece el plan de usos que se está desarrollando?
    -Quisiera esperar a que todo esté terminado para dar una visión un poco más realista. Yo suscribo el que no se podía seguir dejando abandonada tan imponente obra, pero me llaman la atención algunos de los añadidos arquitectónicos y de usos que se están realizando. Me hubiera gustado el que se hubiera mantenido el edificio más como Moya lo proyectó, aunque completándolo, pero mi opinión en este caso es la de un simple ciudadano que ve cómo evoluciona todo lo que supone ese conjunto y que espera que de verdad funcione como todos deseamos. Eso sí, también debe dejarse claro y no olvidarse que en ese edificio se educaron miles de jóvenes sin posibilidades en niveles de Formación Profesional, Bachillerato (desde 1955) y en dos formaciones universitarias durante casi 30 años (Ingeniería Técnica Industrial y Ciencias Empresariales, unos mil brillantes titulados de cada una). Los oficiales y maestros industriales eran los mejores de España los que de ahí salieron y fueron -ganaban los concursos que se celebraban por todo el país- y siguen siendo un referente de calidad en las empresas, lo mismo que los profesores que tanto hicieron en muchos campos. Hasta se editaron los primeros libros de entidad en el campo profesional que aún se encuentran en vigor y son obligada referencia de profesionales. Éste es un valor añadido al de «las piedras» que no se debe olvidar. Y debe recogerse en algún sitio del edificio.
    -¿Se logrará la integración real de la Laboral y el campus universitario?
    -Ya es un hecho, ya que la Escuela Jovellanos es del campus -un retorno de lo que anteriormente existió- y espero que la simbiosis con todo el resto de los usos sea total.
    -¿Qué le parece el proyecto de minipisos en el complejo de la Laboral?
    -Como llevamos tanto tiempo pidiendo residencias universitarias no puedo decir que no. Espero que eso arregle esta evidente necesidad. No alcanzo a tener demasiados criterios para saber si la mejor solución es la de la tradicional residencia o los minipisos. Pero lo importante es hacerlo y ofrecérselo a nuestros estudiantes, profesores y visitantes.

  4. Razonable resumen provisional, cuyas inexactitudes menores no restan exactitud al cuadro, de la situación: editorial de El Comentario TV de 30 de marzo.

    Fellini y Berlanga unieron su genio, para concebir una obra maestra conjunta: La Laboral. Ciudad de la Cultura, tal y como ahora se llama la Universidad Laboral José Antonio Girón
    30/03/2007 – 9:00 h

    J. C. Gea, de La Nueva España, retrata con magnífica precisión, el clima creado en la inauguración de su “La Laboral. Ciudad de la Cultura”, un nombre que es la solución momentánea para denominar el extraño invento del presidente Vicente Álvarez Areces, consistente en coger uno de los más espectaculares símbolos del franquismo, la Universidad Laboral creada por el León de Fuengirola, José Antonio Girón de Velasco, y transformarla en un recinto en el que está instalada la RTPA, varias instituciones educativas, un teatro, un centro de arte, una biblioteca, una cafetería, la Thyssen-Krupp, y donde sólo falta un zoco, un palacio de justicia, una barriada de chabolas y unos urinarios rococó, para completar el más envidiable diseño de una “ciudad de la cultura” que jamás pudiera haber soñado la más enfebrecida y calenturienta mente de un “animador cultural” esquizofrénico.

    Comienza la crónica de este periodista de manera brillante: “hemos recuperado este edificio sin renunciar al pasado; al contrario, recuperando lo mejor de su pasado”. Las palabras del presidente del Principado situaron anoche la óptica no sólo funcional, sino política, con la que se ha enfocado la rehabilitación de la Universidad Laboral: en la Ciudad de la Cultura sólo lucían anoche los símbolos franquistas que no han podido ser retirados por razones estrictamente arquitectónicas o por la complejidad de la operación, tal como admitía anteayer la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya.

    Areces, fascinado desde siempre por este edificio que es un auténtico emblema de la arquitectura falangista –hay una arquitectura falangista, como hay una arquitectura socialista en Rusia creada por la ex URSS o una arquitectura fascista en Italia-, y no sólo por el despliegue de símbolos que forman parte sustancial del edificio en sí, hasta tal punto que hacen imposible su retirada, sino por su propio concepto arquitectónico, que en su neoclasicismo grecorromano, de invocación esencialmente helenística, conduce directamente a los mitos que inspiraron el discurso ideológico de José Antonio Primo de Rivera, padre fundador de la Falange, que al morir en Alicante sin ver el estado corporativo en marcha, dejó a Girón vía libre para ser el diseñador de los símbolos de la primera etapa del régimen de Francisco Franco. Girón fue el ideólogo de la primera etapa de Franco, y “La Laboral. Ciudad de la Cultura” su obra maestra, que resiste inasequible al desaliento los intentos de convertirla en una meca socialdemócrata.

    España lleva algún tiempo embarcada en una extraña operación política que tiene un fundamento muy lógico y razonable, pues investigar, reconstruir y darle a la historia su verdadero papel, es siempre un loable empeño. Desgraciadamente para el conocimiento y el estudio de nuestra Guerra Civil, la operación “Memoria Histórica” es en realidad otra cosa, pues como invento que fue de Juan Luis Cebrián, adoptado con gran calor por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, hemos recuperado muy poco la historia de nuestra Guerra Civil, y hemos reconstruido bastante –al menos en las maneras de la política- la absurda confrontación entre fuerzas políticas, que en la práctica carecen de verdadera dimensión ideológica, pero que se atizan de muerte en el trasero de los españoles, las españolas y toda la ciudadanía desperdigada por los rincones del territorio de la confederación hispánica o nación de naciones, con la que nos hemos dotado para mejor y más eficiente desorganización de nuestro gallinero particular.

    El empeño de Areces por la Laboral es, como tantas invenciones de este hombre, una conjunción de megalomanía y mala suerte, pues quién iba a decirle, cuando decidió que el viejo edificio de Girón sería definitivamente la sede de su gran aparato de propaganda, que España se iba a encontrar bastante transtornada por la crispación política, y que el ruido y la furia creados por la operación “Memoria Histórica”, iban a convertir su loco sueño en un engendro incomestible, tanto desde el punto de vista conceptual, como desde el plano puramente estético, pues por muchas memorias que escriban los arquitectos, las cosas son como son y no hay posibilidad de travestirlas, y menos de manera tan ridícula como allí se intenta de manera desesperada.

    A poco que cualquier ciudadano en sus cabales eche un vistazo al Plan Director de la Laboral, elaborado por Xerardo Estévez, ex alcalde socialista de La Coruña y arquitecto, se dará cuenta de que el Plan Director no ha sido tal cosa, sino un mero pretexto para empezar planificando una cosa y acabar haciendo otra que no tiene nada que ver con lo planificado, para así rendir tributo a la obra eternamente inacabada que vuelve a ser ahora este engendro, al que se insiste en denominar “Ciudad de la Cultura”, como inicialmente se pensó; al fin y al cabo una forma de no decir absolutamente nada, cuando alguien se refiere a una absurda amalgama de cosas, como la que han montado los responsables de la cosa de Cabueñes, con el director de la Agencia para el Desarrollo de la Comunicación y Proyectos Culturales, Jorge Fernández León a la cabeza.

    Nunca cargo público alguno en Asturias tuvo un título tan largo, rebuscado y pomposo, a la vez que hueco y absurdo, como Jorge Fernández León. Cuesta muchísimo memorizarlo y repetirlo. El título que adorna las responsabilidades del hombre de confianza de Areces, es como su obra: una acumulación de conceptos vacíos que forman parte de un conjunto insostenible. Sólo una fantasmal Agencia para el Desarrollo de la Comunicación y Proyectos Culturales puede coger a un arquitecto y decirle que haga un plan director, para a continuación ir colocándole los contenidos uno a uno: “me pones una televisión en el convento; con el teatro hacemos un centro escénico, los talleres los convertimos en Laboral, Centro de Arte y Nuevas Tecnologías; le añadimos una cafetería, a los de la Formación Profesional los sacamos de aquí que no son “guays” y metemos a la Thyssen por si alguien pregunta dónde está la tecnología de ese centro de arte; y a correr que paga el maestro armero…

    El resultado está a la vista y no merece mayor reflexión, pues un proyecto inexistente no es un proyecto, sino un bodrio, y cuando las generaciones futuras quieran saber qué pasó con un edificio que pudo ser la mejor sede para el campus universitario gijonés y que ahora no es nada, sólo tendrán que echar un vistazo al “Plan Director” de Xerardo, y después, a lo que se hizo en la realidad, para darse cuenta de que todo fue el producto de las locas tribulaciones de Areces y Fernández León, Fernández León y Areces, que han llegado al final del camino haciendo lo peor que podían hacer: ¡nada!, ¡la nada más absoluta!, tras fundirse un río de pasta para darle una sede digna del Reich de los Mil Años a la RTPA.

    Asturias está llena de plástico, inventos y cacharrinos, en los que nos hemos gastado cifras incalculables, mientras que nuestra cultura, nuestro patrimonio histórico, sigue el destino trágico, edificio por edificio, conjunto a conjunto, del resultado de la terrible confusión de valores que padecemos. Las consecuencias del relativismo dominantes están a la vista y pueden inventariarse en su destrozo por todo el territorio del Principado. La sacrílega humillación del asentamiento prerromano de la Campa Torres al que suele referirse con dolor Ramón J. García desde esta página, es un símbolo de la situación en la que se encuentran los innumerables castros y yacimientos prehistóricos de nuestra comunidad. Desde los tiempos anteriores a la llegada de los romanos, pasando por el incomparable conjunto que nos queda de la monarquía asturiana, nuestras reliquias históricas carecen de interés para nuestros gobernantes. La reciente destrucción del palacio de los Álvarez Terrero en Villamarcel-Quirós, sin la menor atención de los medios ni las instituciones, es la mejor muestra de un lamentable estado de cosas.

    Eso sí, plexiglás y gutapercha hay por doquiera. El Principado está lleno de invenciones extravagantes, “centros de interpretación” los llaman. El caso es gastar, fundir, contratar, hacer obras absurdas, sin que nadie se ocupe de cuidar lo mejor de nosotros mismos, porque no hay plan ni proyecto. La muerte de don Joaquín Manzanares fue el final de una línea marcada por el asturianismo más auténtico, el que se puede rastrear en personajes como Jovellanos o don Juan Uría. Puede que el mejor síntoma de lo que sucedió tras la desparición de Manzanares, el Cronista Oficial de Asturias, sea precisamente la decisión de no sustituirle. Asturias no tiene ya Cronista Oficial, porque sus crónicas históricas no pueden escribirse de manera oficial, porque nadie con un mínimo de diginidad aceptaría escribir al dictado de estos indocumentados, halagar al poder en actos como el aquelarre celebrado en el patio de la Universidad Laboral, tan bien descrito en el artículo de J. C. Gea que citamos al comienzo de este Editorial, y con el que terminamos, reproduciendo un párrafo que lo dice todo, pues leyéndolo uno puede tener la impresión de estar viviendo una de las obras cumbres cinematográficas del neorrealismo, sea español o italiano, pues para concebir una cosa así, igual nos da Federico Fellini que Luis García Berlanga.

    Lean pirmero, cierren los ojos después, e imaginen la escena: así, los invitados a la inauguración no llegaron a ver la escultura con el águila preconstitucional que preside la entrada principal de la Laboral, cubierta con unas grandes banderas de la Comunidad Europea, España, el Principado de Asturias y Gijón, además de la marca corporativa «Laboral». Dentro, los invitados tuvieron ocasión de comentar con opiniones encontradas la sustitución de los plafones con el yugo y las flechas de la balconada principal del patio, sustituidas anteayer por escudos del Principado, y la permanencia de otra escultura con el águila imperial situada sobre la entrada al teatro. Otros símbolos, en las columnas o en otros elementos arquitectónicos y decorativos, permanecen más discretamente. Del resto del pasado docente del edificio queda mucho, como tuvieron también ocasión de comentar muchos de los invitados, antiguos alumnos de la Laboral.

    En toda Europa no hay un caso similar. El León de Fuengirola se resiste a ser aplastado por estos farsantes que son capaces de organizar el show de la “Memoria Histórica”, y a la vez montar su gran centro de agitación y propaganda en uno de los edificios más notorios y simbólicos de la arquitectura falangista.

    A propósito: Juan Carlos Gea es ciertamente brillante —ya lo hemos dicho en Voluntad–; pero en el párrafo citado, o se hace un lío con los símbolos o está siendo irónico, adoptando los errores habituales de la progresía desgobernante. El águila de esos escudos es la de San Juan, tomada del de los Reyes Católicos (como el yugo y las flechas), y no la imperial; mucho menos la hasta ahora desconocida «águila preconstitucional». Un escudo que era el oficial –siguió siéndolo unos años– cuando se promulgó la nefasta Constitución de 1978 y encabeza su edición príncipe.

  5. Hoy La Nueva España nos cuenta, neutralmente, hasta dónde están dispuestos a llegar los socialistas, en plena campaña electoral, para fastidiar a quienes se oponen a sus atropellos, e intentar desacreditarlos. Resumen: dos madres de alumnos, sólo dos, del Conservatorio, una –casualmente– varias veces emparentada con la Agrupación Socialista Gijonesa, esposa de su comisario político principal, y habitual mangoneadora de las llamadas APAs (ahora llamadas, paritaria y mafiosamente, AMPAs) ,denuncian supuestas irregularidades en la elección de representantes de padres. El propio Servicio de Inspección, controlado por el PSOE, habla en su informe de «las supuestas irregularidades sin fundamento alegadas por las reclamantes». Pero aún así, Educación anula la elección. Que la señora Zapico, quien politiza hasta el Conservatorio, invoque la «decencia», hay que tomarlo como involuntaria humorada.

    Educación anula la elección de padres al consejo escolar del Conservatorio

    Uno de los representantes que resultó elegido recurrirá contra la nueva votación, convocada para el 17 de mayo

    A. RUBIERA

    La crisis del Conservatorio de Música de Gijón aún no toca a su fin. Los enfrentamientos entre familias, que salpican también a miembros del equipo docente y de la dirección y que están generados por los distintos posicionamientos a favor y en contra del traslado del Conservatorio a la Universidad Laboral, tendrán un nuevo capítulo el 17 de mayo. Ese día casi un millar de padres tendrán que elegir de nuevo -ya lo hicieron en noviembre- a los representantes de las familias al consejo escolar.

    La cita extraordinaria se deriva de la anulación del proceso que ha ordenado la Consejería de Educación. Fueron dos madres -de la corriente a favor del traslado a la Laboral- las que denunciaron numerosas irregularidades en la elección de representantes, en la que resultaron escogidas tres personas de la línea en contra del traslado. El Servicio de Inspección emitió un informe en el que se determinó que, «al margen de las supuestas irregularidades sin fundamento alegadas por las reclamantes, se aprecia que la mesa electoral se constituyó de forma incorrecta», lo que generó «un vicio de forma» que obliga a repetir el proceso.

    Ángel Barrigón, uno de los padres que venía ostentando la representación en el consejo escolar, asegura que el lunes interpondrá un recurso contencioso para paralizar la nueva votación y «para que una persona imparcial ponga fin a tanta parcialidad». Barrigón asegura que los vicios de forma «no afectaron a los votos emitidos ni influyeron en los resultados electorales y, por eso, la Consejería «podría haber convalidado el proceso». No lo hicieron, sostiene, «porque una de las denunciantes (Mª del Mar Zapico) es esposa de José Manuel Sariego -secretario del PSOE de Gijón-, y de alguna forma tenían que darle la razón». Por su parte, Mª del Mar Zapico aseguró que «denunciamos el proceso porque fue todo un chanchullo, pero sólo se pudo demostrar el defecto de forma en la composición de la mesa». Zapico, con larga trayectoria en Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, exige que la dirección del centro no demore en la cita electoral y envíe circulares para advertir del nuevo proceso «y, así, quien tenga que ganar lo hará con democracia y con decencia».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s