Continúa el destrozo

La ex Junta de Obras del Puerto (ahora Port Authority, por gracia de la ignorancia y el papanatismo de los políticos) continúa destrozando el litoral para la ampliación del Musel. En Voluntad ya nos hemos ocupado de disparates como la ZALIA o la planeada regasificadora, y del disparate mayor, que es la propia ampliación. Ampliación que, reiteramos, sólo puede tener dos objetivos: el beneficio de la propia construcción (y destrucción) para promotores de obra pública, comisionistas y cajas B de los partidos políticos; y disponer de más espacio para importar carbón barato (desde países con mano de obra en condiciones de esclavitud).

De paso se devasta la región, no sólo el litoral: piénsese en las canteras, por ejemplo, cuya explotación necesita la ampliación del Musel. Y se termina de destrozar la ría de Aboño. Aconsejamos, entre los enlaces que Voluntad pone a la derecha de la página, el de forgax y el de la Asociación de Vecinos de Xivares «El Tranqueru».

Noticia en El Comercio de hoy:

El Puerto invierte medio millón en asfaltar una zona de almacenamiento en Aboño

Acaba de sacar a concurso la obra, con un plazo de ejecución de dos meses La apertura de las plicas tendrá lugar el próximo 9 de marzo

MARCO MENÉNDEZ/GIJÓN

La Autoridad Portuaria de Gijón ha abierto un procedimiento de subasta para licitar las obras de pavimentación de una zona de almacenamiento ubicada en la margen oeste de la ría de Aboño, zona perteneciente al concejo de Carreño. El presupuesto base de licitación es de 497.689,32 euros y el plazo de ejecución de los trabajos es de dos meses. Las empresas interesadas pueden presentar la correspondiente documentación hasta las 14 horas del próximo ocho de marzo, mientras que la apertura de plicas tendrá lugar al día siguiente, a las 13 horas.

Según los planes de la Autoridad Portuaria de Gijón, será necesario demoler una nave de 695 metros cuadrados, otro edificio de 180 metros cuadrados y un depósito de 9 metros cuadrados y 17,5 de alto. Además, se prevé que será necesario un movimiento de tierras de 5.766 metros cúbicos.

El terreno en el que se desarrollarán estos trabajos está prácticamente enfrente de la estación de Feve en Aboño, junto a la playa de vías, y colindante con la carretera que une las instalaciones de El Musel con la glorieta de El Empalme.

Ya que el procedimiento abierto es mediante la modalidad de subasta, las empresas que opten a realizar estas obras deberán presentar dos sobres. En el primero se incluirá la documentación general y el título del proyecto, mientras que en el segundo se incluirá la proposición económica.

Según el resumen presupuestario de las obras, la ejecución material se llevaría 360.539,93 euros. El resto hasta el casi medio millón de euros se lo llevan el 13% de gastos generales, el 6% de beneficio industrial y el 16% de IVA.

Pero el asfaltado de esta zona lleva aparejadas otras actuaciones, como la aplicación de 1.833 toneladas de capa de rodadura, la instalación de un red de pluviales y el alumbrado público.

A estas obras pueden concurrir empresas a título individual o varias empresas constituidas como una agrupación temporal.

Trámites

Tras la recepción de todas las ofertas será la mesa de contratación la que proceda al examen de toda la documentación presentada por los licitadores. A continuación, procederá a la apertura de los sobres que contienen las propuestas económicas, trasladando al Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria la propuesta de contratación de aquel postor que ofrezca el precio más bajo. Posteriormente, será el propio Consejo de Administración el que haga la adjudicación definitiva.

Además, está prevista la eliminación de aquellas ofertas que puedan incurrir en una baja temeraria y se entenderá por tal aquellas que sea un 10% inferior a la media de la propuestas presentadas.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, Carreño, Medio ambiente, Política local

5 Respuestas a “Continúa el destrozo

  1. Ya que hablamos de regasificadora, El Confidencial nos da información interesante: las bandas (bandas, gangs, que son las empresas implicadas, el Gobierno de la nación, el Gobierno autónomo, los Ayuntamientos afectados y la «Autoridad Portuaria») están a navajazos por el negocio. Negocio que no es exactamente el que ellos dicen que es, sino otro, como bien señalan los comentarios que reproducimos, también, de El Confidencial.

    Unión Fenosa recurre la concesión ‘a dedo’ de la nueva regasificadora de Gijón a Enagas

    @Ana Victoria Suárez

    La nueva regasificadora de Gijón viene cargada de polémica. La futura planta industrial, que se ha convertido en objeto de deseo, es todo un caramelo, ya que no sólo cubrirá necesidades energéticas nacionales, sino que permitirá a la empresa adjudicataria abrirse a mercados gasistas internacionales. El proyecto, por tanto, tenía muchas novias, pero sólo una, Enagas, se ha llevado el gato al agua con gran enfado para el resto.

    El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha dado pocas oportunidades. En noviembre de 2006 la adjudicó de forma directa a Enagas dejando fuera a Unión Fenosa “por falta de documentación”. En la eléctrica, sin embargo, niegan la mayor. De hecho, acaban de recurrir esta decisión porque, según fuentes próximas a la compañía, la información remitida al Ministerio fue la misma que la gasista y en el plazo correcto.

    El escándalo de la concesión ‘a dedo’ de la regasificadora está levantando ampollas en el sector. Para contrarrestar la polémica, el Ministerio de Industria echa balones fuera: “No hay nada en firme, Enagas está en negociaciones”, aseguran a este diario. Pero la gasista se enarbola como adjudicataria indiscutible “por ser la única compañía en cumplir con los plazos de presentación de documentación y contar con el respaldo del Principado de Asturias”.

    Las citadas fuentes indicaron a este diario que la presentación de documentación por parte de Fenosa fue remitida igualmente en el plazo reglamentario: “La información se mandó a mediados de noviembre de 2006 y antes de finalizar el año recibieron el ‘no’ de Industria. Y da la casualidad de que le dan la regasificadora a Enagas con el mismo tipo de documentación que había presentado Unión Fenosa”. El recurso se presentó a principios de 2007 pero, para más inri, “antes del rechazo del Ministerio, Fenosa ya había remitido documentación adicional. La planta se adjudicó a Enagas porque así le interesaba al Gobierno”.

    Connivencia del Ejecutivo autonómico

    De hecho, Enagas sigue adelante con el beneplácito y aliento presidente del Principado de Asturias, el socialista Vicente Álvarez Areces. Los encuentros de Areces con el ex presidente de Enagas Antonio González-Adalid y con el actual, Antonio Llardén, ex de Gas Natural y próximo al PSOE de Cataluña, han hecho posible la futura participación de empresas asturianas en el proyecto.

    Según Enagas, las conversaciones con compañías de la región como Duro Felguera y HC Energía avanzan “de forma positiva”, así como las negociaciones con la Autoridad Portuaria de Gijón “para la cesión de 18 hectáreas en los terrenos de El Musel”, donde se ubicará la planta industrial.

    La regasificadora se incluyó en la revisión del Plan Energético Nacional (2002-2012) realizada por José Montilla como ministro de Industria en el año 2005. Esta nueva infraestructura se tramitó de forma urgente. Entre tanta prisa, el Ministerio de Industria adjudicó a Enagas la gestión de la misma. Por su parte, Unión Fenosa no se rinde.

    Las cifras del proyecto

    Pese a que Industria no reconoce la concesión del proyecto a Enagas, remiten a la gasista para obtener cualquier información sobre la regasificadora. La inversión inicial de la planta será 375 millones de euros, según los datos facilitados por la compañía.

    En la primera fase del proyecto se construirán dos tanques de gas natural licuado (GNL) de 150.000 metros cúbicos cada uno. Cada metro cúbico de GNL equivale a 600 en estado gaseoso, con lo que la capacidad de producción se estima en 800.000 metros cúbicos por hora. “Si el Ministerio aprueba una segunda fase, se podría llegar a producir 1.200.000 metros cúbicos a la hora”.

    Enagas prevé la creación de 700 empleos directos en la construcción de la planta y de unos 100 una vez se encuentre en funcionamiento, “pero habrá muchos más empleos indirectos porque alrededor de la regasificadora acuden infinidad de industrias”.

    Protestas vecinales y ecologistas

    Por su parte, las asociaciones vecinales y grupos ecologistas empiezan a armar bulla ante la inminente construcción de la planta en El Musel. Afirman que la regasificadora se ubicará a tan sólo dos kilómetros de la población de Gijón. “Un accidente en esta planta equivaldría a una pequeña bomba nuclear”, considera un arquitecto de la asociación Avall-Llanes. Esta agrupación advierte de que distintos colectivos “van a hacer mucho ruido en los próximos meses, porque esa planta no hace falta, no va a generar apenas empleo y es peligrosa”.

    Enagas es tajante: “Nunca se ha producido un accidente grave en una regasificadora”. Aún así, “la planta será absolutamente segura, las medidas en estas instalaciones son brutales, como debe ser”.

    1 – A ver si ponéis un poco de cuidado con los artículos que escribís y os documentáis un poquito. Expresiones como que la planta es un “caramelo” y que permitira entrar “en los mercados gasistas internacionales” suena a coña. La Península Ibérica tiene, sin Gijón, 7 plantas de regasificación en funcionamiento (Barcelona, Sagunto, Cartagena, Huelva, Sines, Ferrol y Bilbao) mientras que todo Estados Unidos tiene 4 (con un consumo unas 50 veces superior) e Italia tiene 1 (con un consumo 2,5 veces superior). En estos momentos, una planta de regasificación en España es uno de los peores negocios que puedes acometer, dado que para que sean rentables necesitan una utilización del 75%, y en el año 2006 la utilización ha sido del 35%, por lo que la rentabilidad media es inferior al 2%.

    2 – Por tanto, ninguna nueva planta de regasificación en España es un “caramelo”. Y respecto a lo de abastecer el mercado interno, tendrías que saber que el propietario de una planta de regasificación no es normalmente su usuario. Fenosa no tiene participación en Enagas o en la planta de Bilbao y sin embargo tiene derechos para regasificar su gas en todas estas plantas. Viceversa, Enagas, que es la dueña de la mayor parte de las plantas, no tiene derechos de regasificación sobre ellas. Y lo de entrar en mercados gasistas internacionales, desde una planta en Gijón, suena a cachondeo. No se si os habéis dado cuenta que es una planta de importación, y que no tiene ninguna conexión posible para exportar. Lo de Fenosa es la típica pataleta para meter el dedo en el ojo a Enagas y conseguir algo.

    * pepinoblanco
    * Invitado
    * 19/02/2007

  2. El Comercio nos brinda hoy una espeluznante fotografía de cómo está quedando Aboño, y nos cuenta, inocentemente, más planes espeluznantes:

    La cantera de Aboño aporta 10.000 toneladas diarias de áridos para las obras de ampliación de El Musel

    La explotación duplicará su producción el próximo verano, cuando está previsto que alcance su pleno rendimiento

    MARCO MENÉNDEZ/GIJÓN

    La cantera de Aboño aporta cada día unas 10.000 toneladas de áridos que serán empleadas en los rellenos de la obra de ampliación del puerto de El Musel. La primera voladura en esta cantera tuvo lugar el pasado 14 de febrero, pero todavía no se ha procedido a transportar los áridos extraídos hasta la zona de la obra.

    Las estimaciones de los responsables de la Autoridad Portuaria de Gijón son que esta cantera pueda alcanzar un ritmo de extracción de piedra de hasta 20.000 toneladas diarias, cuando se alcance la plena explotación de las instalaciones. En principio, no podrá ser antes del próximo verano.

    Esta explotación comercial de la cantera de Aboño por parte de los responsables portuarios se prolongará durante todo el tiempo que duren los trabajos de la ampliación de El Musel.

    La explotación de esta cantera estaba incluida en el proyecto iniciar de la obra del puerto como una de las principales fuentes de material de relleno, junto a la cantera de Perecil, ubicada en la parroquia de Perlora, en Carreño. Pero no había podido ser utilizada por la existencia de una concesión a Excavaciones y Maquinaria Sanz de derechos para la investigación minera en la zona.

    Desbloqueo

    El pasado mes de junio, el Principado desbloqueó esta explotación y sus propietarios, HC Energía y SATO, alcanzaron un acuerdo con la UTE Dique de Torres para la utilización de los áridos. La proximidad de la cantera a la obra del puerto es considerada fundamental para agilizar la ampliación y garantizar la percepción de las ayudas europeas, que exigen que finalice en 2008.

    Se trata de una cantera de cuarcita de la que se prevé extraer seis millones de metros cúbicos. En principio, se preveía obtener 15 millones de metros cúbicos, pero el acuerdo con HC Energía y SATO redujo considerablemente esta cantidad. Es por ello por lo que los responsables de la Autoridad Portuaria de Gijón no consideran rentable la construcción de una cinta transportadora para llevar los áridos. No obstante, la cosa puede cambiar si otros propietarios de la cantera aceptan la explotación de sus parcelas y se incrementa de forma notable el volumen de material a extraer.

    En un principio, se había previsto utilizar estos áridos para la construcción de los cajones del futuro muelle, pero al ser la cuarcita un mineral muy duro sería necesario molerlo. Por eso, se decidió utilizar piedra caliza. El material de la cantera de Aboño se utilizará como pedraplén para continuar el avance del dique de Torres a partir de la próxima primavera y para todos los diques y muelles ajenos a los cajones.

    Por otro lado, se prevé que el desmonte de Peña María aporte otros diez millones de metros cúbicos de áridos.

    _______________________________________________________
    LOS DATOS

    Material: está previsto sacar unos seis millones de metros cúbicos de cuarcita.

    Utilización: se destinarán como pedraplén del avance del dique de Torres y como relleno de diques y muelles.

    Complementos: también se usa material de la cantera de Perecil y se espera utilizar el que resulte del desmonte de Peña María.

    Parece que al sur de Asturias defienden su patrimonio un poco mejor. La Nueva España de hoy:

    León paraliza la cantera que abastece la obra de El Musel, situada en una Reserva de la Biosfera

    La explotación, que aporta más de 50 camiones diarios de mineral, fue cerrada por seguridad y tiene una querella del fiscal de medio ambiente

    J. L. ARGÜELLES

    La búsqueda de piedra para la construcción del nuevo dique de abrigo que se construye en El Musel ha sido, desde el inicio de la obra de ampliación, una de las preocupaciones de la Autoridad Portuaria que preside Fernando Menéndez Rexach. Hay que añadir un contratiempo más desde el pasado martes. La Junta de Castilla y León ha optado por paralizar los trabajos en la cantera leonesa con la que se abastece, desde Mirantes de Luna, en suelo declarado Reserva natural de la Biosfera, el avance del «superpuerto».

    La explotación, que aporta, según datos publicados ayer por el «Diario de León» en una amplia información, entre 50 y 60 camiones diarios de mineral a la obra de El Musel, ha sido paralizada por motivos de seguridad tras una inspección del Servicio de Minas. Los incumplimientos de la normativa están relacionados con la inclinación de los taludes, el transporte de la piedra o los depósitos de combustible.

    Pero no es el único problema que tiene la cantera. La fiscalía especial para el medio ambiente ha presentado una querella criminal, tras una denuncia de los procuradores socialistas Inmaculada Larrauri y Antonio Losa. El fiscal basa su querella en la posible destrucción de numerosos ejemplares del centenario bosque de sabinas que hay en el municipio de Barrios de Luna. Los valles de Babia y Luna fueron declarados reservas naturales de la Biosfera en el verano de 2005.

    La sociedad gestora de la cantera es Explotaciones Mineras de Navaleo, aunque la empresa explotadora del yacimiento de caliza es la sociedad asturiana Bergase. La decisión de la Junta de Castilla y León se puede recurrir. Esta explotación de Mirantes de Luna fue autorizada en 1983, pero limitada a una superficie de tres hectáreas. Una petición, en 2005, para ampliar el campo de trabajo fue desautorizada.

    Menéndez Rexach, que anunciaba, tras el último consejo de administración de El Musel, el pasado día 14, el arranque de la explotación de la cantera de Aboño, ha dicho que el puerto no es el responsable de las negociaciones entre la unión temporal de empresas (Dragados, FCC, Sato, Drace y Alvargonzález Contratas) que ejecuta la ampliación y los suministradores del mineral necesario para el avance. Limitó la responsabilidad de la Autoridad Portuaria, según los pliegos de licitación, a facilitar la explotación del yacimiento de Aboño, donde han comenzado ya las voladuras. En mayo de 2005 empezó la explotación de la cantera de Perecil, otro de los suministros importantes para la escollera del nuevo dique de abrigo.

    La paralización de los trabajos en Mirantes de Luna, donde se trabajaba a tres turnos, obligará a un replanteamiento del plan para obtener piedra. El proyecto de construcción del superpuerto, la mayor obra licitada en Asturias y la más cuantiosa de España en 2004 (579 millones), prevé que en la ampliación se utilizarán 39 millones de toneladas de material. Esas mismas previsiones apuntan a que los yacimientos de Aboño y Perecil no pueden satisfacer todos los volúmenes de piedra necesarios para la obra. El cierre leonés complica la situación.

    Para importar no sólo carbón se amplía El Musel: también para importar cereales para bioetanol (Ver esta entrada de Voluntad y sus comentarios). Qué casualidad, también anda por medio el Grupo Alvargonzález:

    Icma, Cycasa y Comsa compiten por el ramal ferroviario de la terminal de cereal

    La conexión es necesaria para el traslado de graneles a la planta de Abengoa

    J. L. A.

    Las empresas Icma, Comsa y Cycasa se disputarán la construcción del nuevo ramal ferroviario de El Musel, una conexión que dará servicio a la terminal de cereales que la Autoridad Portuaria concedió a la empresa Ceferino Ballesteros, del Grupo Alvargonzález.

    Este enlace férreo es fundamental para el traslado de los graneles a la planta de bioetanol que Abengoa y Ebro Puleva tienen en Babilafuente, en Salamanca. El Grupo Alvargonzález tiene el contrato para el suministro de ese cereal.

    La Autoridad Portuaria prevé que por la nueva terminal de cereales, que ocupa una parcela de unos 12.000 metros cuadrados en el muelle Ingeniero Moliner, pasarán entre 300.000 y 600.000 toneladas de insumos. Hasta que se haga esta instalación y se instale el ramal ferroviario previsto, el puerto carga los cereales en camiones, mediante tolva, desde un tinglado en La Figar.

    Colectivos ecologistas exigen que se investigue a Petróleos Asturianos

    La denuncia ante Medio Ambiente subraya que los tanques de El Musel son mayores de lo permitido

    J. L. A.

    Los colectivos Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, Ecoloxistes n’Aicción y Grupo de Recuperación y Estudio de Espacios Naturales han rearmado su denuncia contra Petróleos Asturianos, que construye en El Musel una planta para almacenamiento y distribución de gasóleo y gasolina. Los tres grupos han pedido a Medio Ambiente una investigación para que esclarezca si la empresa se ajusta al proyecto autorizado o, si por el contrario, construye una terminal con más capacidad.

    «Queremos que, igualmente, se realice la correspondiente investigación en la administración o administraciones responsables de no haber parado la obra en su momento», advierten los ecologistas, para quienes los aljibes que se construyen en El Musel «tienen una capacidad de almacenamiento seguramente superior a las 100.000 toneladas, del orden de las 140.000 toneladas».

    La dimensión de la terminal es fundamental en el pulso que mantienen los ecologistas, para quienes es posible que exista una infracción grave, con Petróleos Asturianos. Tal y como publicó este diario el pasado 28 de diciembre, Medio Ambiente ha comunicado que la empresa, en la que participa Duro Felguera a través de una firma filial, renunció el 11 de julio de 2006 al proyecto para hacer una planta de 180.000 toneladas. Una instalación con esa capacidad necesita declaración de impacto ambiental.

    El Ministerio ha recordado que Petróleos Asturianos tiene un proyecto anterior, con aljibes para 81.000 metros cúbicos. La empresa evitaría la declaración de impacto con una terminal de esas dimensiones. La Autoridad Portuaria de Gijón ha expresado que en la obra «se han observado y observan todas y cada una de las previsiones que recoge la legislación vigente».

    Los ecologistas, además de pedir esta investigación sobre la capacidad real de los depósitos, recordaron ayer que también presentaron denuncia por los materiales utilizados en los rellenos de la obra, sobre los que se construye la terminal de combustible. La planta está próxima al Hospital de Jove, La Calzada y El Natahoyo.

  3. La prensa de hoy habla del centenario del puerto del Musel. Intentar enlazar aquel empeño con la actual ampliación es, sin embargo, engañar o engañarse. Aquella obra tenía voluntad de expansión, de exportación. La actual sólo de corrupción, de especulación, de importación.

    El Comercio:

    Cien años de tráfico

    El buque británico Dalbeattie protagonizó la primera carga de mercancías en El Musel el 23 de febrero de 1907

    MARCO MENÉNDEZ/GIJÓN

    El honor le correspondió al buque británico Dalbeattie. Fue el primero en embarcar mercancía en el puerto de El Musel, tal día como ayer hace cien años. El mercante cargó 2.000 toneladas de mineral de hierro procedente del yacimiento del Regueral (Carreño), propiedad de la sociedad Minas de Hierro y Ferrocarril de Carreño. El Dalbeattie había llegado al todavía en obras El Musel procedente de Burdeos y zarpó, con las bodegas llenas, rumbo a la localidad escocesa de Ardrossan, desde la que se abastecía de material el área industrial de Glasgow.

    Fue un 23 de febrero de 1907, pero hasta llegar a ese momento hubo que esperar más de 40 años desde que se aprobó la construcción de un puerto refugio en la ladera este del cabo de Torres hasta que las instalaciones fueran operativas. El primer proyecto del puerto data de 1862, pero las obras del dique Norte no se adjudican hasta 1892 y habría que esperar otros cinco años para la adjudicación del muelle de Ribera.

    El acto oficial del inicio de las obras fue el 8 de agosto de 1892. Se organizó un recorrido en barco para trasladar la primera piedra, al tiempo que se disparaba una salva de cañonazos desde el Cerro de Santa Catalina. La condesa de Revillagigedo fue la encargada de pulsar el botón eléctrico que provocó la primera explosión en la pared del cabo de Torres, deslizando 7.500 metros cúbicos de piedra.

    Pero si la inauguración de las obras ocurrió con mucho boato, su ejecución no estuvo exenta de retrasos y contratiempos. Eso hizo que empresarios mineros y siderúrgicos de Asturias se erigieran en promotores y ejecutores del puerto y en 1900 se constituyó el Sindicato Asturiano del Puerto de El Musel, bajo la presidencia de Luis Adaro Magro.

    El acopio de material para la construcción había que hacerlo mediante gánguiles y barcazas, ya que carecía de conexión terrestre. Pronto se construyó un ramal ferroviario para agilizar las obras, que culminaron en 1907 con 668 metros construidos en el dique Norte y 700 en el muelle de Ribera.

    El Jovellanos

    Pero si por algo se destacó el puerto de El Musel fue por su vocación carbonera. Así, el 12 de julio de 1907 el buque Jovellanos inició esa tradición, pues recibió el primer cargamento de carbón exportado desde el puerto gijonés.

    EL COMERCIO relataba entonces este hecho indicando que «hoy a las cinco de la mañana, según nuestras referencias, habrá fondeado en El Musel, cerca de las grúas de Langreo, el vapor Jovellanos, que ayer se hallaba en la dársena de Fomento, para tomar el primer cargamento de carbón procedente de las vías de Langreo que se ha de embarcar en aquellos muelles, con el auxilio de la grúa perteneciente a la empresa del mismo ferrocarril».

    Otros barcos de la época que contribuyeron a incrementar ese tráfico carbonero fueron los denominados Carbones Asturianos, Uriarte número 6, Antonio Velázquez y José de Aramburu.

    Cien años después, El Musel se encuentra inmerso en una nueva aventura, como es una ampliación que duplicará su tamaño y garantizará su futuro.

    Atención: tras la paralización de la ilegal cantera leonesa (en Gijón y en Carreño no tenemos la suerte de que alguien con poder vele por el medio ambiente, aunque intervenga con retraso), para las obras del Musel buscarán otras. Peligro:

    La ampliación del puerto se queda sin el material de escollera que procedía de León

    E. C./GIJÓN

    La Autoridad Portuaria de Gijón minimizó ayer la repercusión que pueda tener para la ampliación de El Musel el cierre decreado por la Junta de Castilla y León de la cantera de Mirante de Luna, que abastecía de material de escollera a las obras del puerto.

    Fuentes portuarias aseguraron que llegaban a Gijón menos de 50 camiones diarios para hacer acopio de material de escollera, con el fin de tenerlo listo para la próxima primavera. Así, según las mismas fuentes, este cierre -por motivos de seguridad- no afecta a los trabajos de ampliación que se están desarrollando en la actualidad. Además, se prevé que se busquen nuevas fuentes de áridos para cubrir las futuras necesidades de la ampliación.

    La cantera de Mirante de Luna está ubicada en un terreno que fue declarado en 2005 Reserva Natural de la Biosfera. Por otro lado, la fiscalía de medio ambiente de León ha presentado una querella criminal por la supuesta tala de árboles centenarios de un bosque de sabinas de esa zona protegida.

    La Nueva España:

    El Musel cumple cien años como puerto granelero

    La dársena local registró su primera operación de carga, 2.000 toneladas de mineral de hierro que el vapor noruego «Dalbeattie» llevó a Glasgow, el 23 de febrero de 1907

    J. L. ARGÜELLES

    Dicen las crónicas que el domingo 10 de febrero de 1907, día de mar tranquila y viento flojo en las arboladuras de los veleros que se resguardaban al pie del Cabo Torres, la proa del «Dalbeattie» asomó, de mañana, en las aguas de El Musel. Traía sus bodegas vacías y un encargo que hoy, cien años después, nadie duda en calificar de histórico. Durante trece jornadas, hasta el día 23 del mismo mes, fecha en la que el vapor de bandera noruega puso rumbo a la costa oeste escocesa, hasta el puerto de Ardrossan, cerca de Glasgow, no cesaron los acarreos manuales de mineral de hierro hasta que el buque completó las 2.000 toneladas. Una carga que marcó la vida comercial de la dársena gijonesa, el mayor puerto español de graneles sólidos, y abrió uno de los períodos más brillantes de la industria asturiana.

    Cien años en los que El Musel, donde está en marcha una ampliación que le permitirá duplicar su actual capacidad, se ha consolidado como el segundo gran puerto del norte español. Fue un cargamento modesto, si se compara con la cantidad de graneles sólidos que las instalaciones gijoneses mueven ahora (unos 19 millones de toneladas al año), pero muy importante si se tienen en cuenta los medios de la época. El mineral de hierro procedía del cargadero del yacimiento del Regueral, en Candás, propiedad de la sociedad Minas de Hierro y Ferrocarril de Carreño, y llegó al puerto en un convoy que utilizó la vía estrecha del ferrocarril Veriña-Aboño-El Musel.

    El «Dalbeattie» abrió un doble camino. A las exportaciones de mineral de hierro, que empezaron a embarcarse por la primera alineación del muelle de Ribera, siguieron las de carbón una vez que la Compañía del Ferrocarril de Langreo asentó vías y montó grúas. El 14 de julio de 1097 el tercer «Jovellanos», otro vapor, se hacía a la mar con dirección a Bilbao y un primer transporte de hulla. En octubre de ese año se cargaron, pese a las dificultades, más de 8.000 toneladas de carbón.
    Ese arranque de un comercio industrial que ha marcado el perfil de la dársena gijonesa permitió impulsar, además, las obras de construcción de El Musel. La real orden que autorizaba la construcción de un refugio en la ladera este del Cabo Torres había sido rubricada 42 años atrás, el 19 de marzo de 1865. Salustio González-Regueral había hecho el primer proyecto tres años antes, en 1862, pero los trabajos del dique Norte no se adjudicaron hasta tres décadas después, en abril de 1892, por 10,5 millones de pesetas de la época. En 1897 se concedió al contratista Antonio Arango, en 2,8 millones, el muelle de Ribera. Atrás quedaba la ácida polémica entre «muselistas» y «apagadoristas».

    El viejo dique Norte (1.051 metros) y el muelle de Ribera (1.270,70 metros) fueron propuestas del ingeniero Francisco Lafarga. El 8 de agosto de 1892 tañeron las campañas de Jove mientras el ministro de Fomento, Linares Rivas, procedía a la inauguración oficial de las obras entre las bendiciones del arzobispo de Oviedo, las salvas que disparaban los cañones del cerro de Santa Catalina y los oficios de la condesa de Revillagigedo, que accionó el dispositivo con el se voló parte de la pared del Torres. Hubo que esperar más de un año, hasta octubre de 1893, para iniciar la fabricación de los bloques de hormigón que necesitaba el paramento del dique.

    Aún estaba lejos el sueño de humo y mineral de los vapores «Dalbeattie» y «Jovellanos». Retrasos y falta de coordinación entre los contratistas de la obra. Ésa era la situación hacia el verano de 1900, cuando empresarios mineros y siderúrgicos constituyen el Sindicato Asturiano del puerto de El Musel para impulsar los trabajos bajo la presidencia de Luis Adaro Magro, director de la Fábrica de Mieres. También se tomó la importante decisión de confiar la rienda de los trabajos, durísimos por los temporales, al ingeniero Alejandro Olano.

    Las instalaciones nacieron para exportar carbón y mineral de hierro

    Cuando el «Dalbeattie» partió de Gijón hacia aguas escocesas, los frutos de la labor desarrollada por el tándem Adaro-Olano eran evidentes. En 1907, el primer tramo del dique Norte tenía ya suficiente longitud y capacidad de abrigo para permitir operaciones como la del embarco del mineral de hierro del Regueral o, en el mismo año, las de los primeros cargamentos de hulla. Las empresas minerometalúrgicas vieron su oportunidad y la aprovecharon.

    En 1903 se había constituido el Sindicato Veriña-Aboño-Musel, que permitió conectar el puerto con el Ferrocarril del Norte y con el Ferrocarril de Carreño. Fue una decisión ambiciosa que permitió la exportación del carbón de la cuenca del Caudal y la del mineral de hierro de Carreño. El Ferrocarril de Langreo tuvo en 1905 una concesión para la construcción de la vía férrea de El Musel y la explotación de dos grúas eléctricas. Esta compañía inauguró, el 12 de julio de 1907, las instalaciones mecánicas de carga y descarga (una para el tráfico carbonero y otra para la mercancía general) que hacían de la dársena gijonesa un moderno puerto comercial.

    Pese a que los asturianos aún deberían esperar hasta 1930 para ver completo el dique Norte, el ferrocarril contribuyó de forma decisiva a consolidar la actividad portuaria al abrigo del Cabo Torres. La nueva dársena ofrecía vías ferroviarias con los tres anchos métricos que se utilizaban en España. El 16 de enero de 1908 se inauguró el primer cargadero en la segunda alineación de Ribera, con un transporte de mineral de hierro que el «Archanda» llevó a Rotterdam. En el origen de El Musel está la necesidad de exportar los minerales asturianos. Cien años después, Gijón importa carbón y mineral de hierro para las centrales térmicas y la siderurgia del Principado.

    El cierre de la cantera de León frena el acopio de escollera para el dique

    El Puerto afirma que la decisión no afecta por ahora a la marcha de la obra

    La clausura de la cantera leonesa desde la que se suministra piedra a la obra de El Musel, y sobre la que pesa una querella de la fiscalía de medio ambiente, retrasará el acopio de escollera para el nuevo dique. El Puerto asegura que, por el momento, no influye en la marcha de las obras.

    J. L. A.

    La paralización de la actividad en la cantera de Mirantes de Luna, según decisión de la Junta de Castilla y León, frenará el acopio de piedra de escollera que las empresas de la ampliación de El Musel necesitarán, el próximo verano, para continuar la construcción del nuevo dique de abrigo del principal puerto asturiano.

    Un portavoz de la Autoridad Portuaria explicó ayer, no obstante, que la interrupción del suministro que proviene de León no tiene por qué perjudicar la marcha de la ampliación portuaria. «Hoy por hoy, no afecta; esa piedra se estaba acopiando para ganar tiempo con vistas al verano».

    La explotación leonesa, situada en suelo declarado Reserva de la Biosfera, está paralizada por distintos incumplimientos en materia de seguridad. Pero la fiscalía de medio ambiente ha presentado, también, una querella criminal por posibles daños en un espacio, perteneciente al municipio leonés de Barrios de Luna, en el que hay un centenario bosque de sabinas. Esa cantera, que explotaba la sociedad asturiana Bergase, aunque la titularidad de la concesión es de Explotaciones Mineras de Navaleo, suministraba diariamente a la obra del puerto entre 50 y 60 camiones diarios de caliza.

    Los suministros de piedra y árido han sido una fuente de preocupación para los responsables de la ampliación portuaria. La construcción del nuevo dique precisa unas aportaciones de más de 39 millones de toneladas de material. El Puerto no aclaró ayer las alternativas que prevé para completar la cantidad de piedra que necesita.

    El pasado día 14 comenzó la explotación de la cantera de Aboño. En mayo de 2005 había arrancado la de Perecil. El presidente del Puerto, Fernando Menéndez Rexach, ha manifestado, en ocasiones anteriores, que la búsqueda de canteras es responsabilidad de las empresas de la ampliación.

  4. Mittal Steel, que tiene patente de corso, no sólo es parte interesada en la devastación de la costa de Carreño (y de Gijón), sino también del interior del concejo. El inútil (salvo para esquilmar) alcalde de Carreño no hará nada, como no ha hecho nada todos estos años. La Nueva España:

    Pervera demandará a Arcelor por la contaminación del arrabio

    El trasiego de material por la vía férrea, desdoblada en septiembre, daña las cosechas, según los afectados

    Candás, B. FERNÁNDEZ

    Dos familias de Pervera llevan más de un año quejándose de la situación que sufren a causa de la contaminación acústica y ambiental provocada por el paso de los trenes de Arcelor-Mittal que transportan arrabio y carbón entre las factorías de Avilés y Gijón. Los vecinos venían alertando de la situación desde hace tiempo, si bien sus quejas fueron desoídas.

    El pasado 29 de septiembre, la Consejería de Medio Ambiente publicó en el «Boletín Oficial de Asturias» una resolución por la que resolvía que, tras medir los niveles sonoros del paso de los trenes de Arcelor-Mittal por el viaducto de Pervera, una vez desdoblado, y que se encuentra en las inmediaciones de las casas de éstas dos familias, los resultados eran acordes a la ley. Sin embargo, los vecinos se posicionaban en contra de la resolución.

    Durante una reunión mantenida ayer con representantes municipales, los vecinos de Pervera, acompañados de su representación legal, insistieron en su reclamo de asistencia por parte del Ayuntamiento de Carreño. Miguel Ángel Bartolomé, portavoz de los vecinos, declaró que pedirán informes médicos para evaluar los daños, ya que la contaminación no es sólo acústica.

    De hecho, las cosechas colindantes al viaducto se han visto afectadas. «El arrabio que sueltan los trenes, incandescente, ha quemado parte de las cosechas», dice Bartolomé. «La situación es insostenible y es así desde 1997», aseguró.

    El alcalde de Carreño, Ángel Riego, declaró al finalizar la reunión que «los vecinos nos han transmitido sus preocupaciones, y, en el ámbito de nuestras competencias, actuaremos». Riego aclaró a los vecinos que, en la reunión que mantendrá hoy jueves con el comité de empresa de Arcelor-Mittal para informar de las medidas de presión tomadas por el Ayuntamiento, incluirá en el orden del día las quejas de las familias de Pervera.

    Arcelor-Mittal puso en funcionamiento el desdoblamiento de las vías de tren para el trasiego del arrabio entre las factorías de Gijón y Avilés, de doce kilómetros de longitud, el pasado mes de septiembre. La actuación de la siderúrgica consistía en el desdoblamiento de la vía entre Pervera y el túnel bajo el monte Areo. La obra de desdoblamiento supuso la construcción de tres tramos de nueva vía férrea, que suman un total de 1.575 metros, conectadas a las vías ya existentes. Por ellas transcurrían antes del desdoble cerca de 19.000 toneladas de productos tales como el arrabio.

    ¡Pobre Carreño, antaño bellos valles, huerta de Asturias! También, desde los tiempos de Pedrito de Silva Cienfuegos-Jovellanos como presidente autónomo, la multinacional DuPont hace lo que le da la gana, bien subvencionada. El Comercio:

    Ecologistas piden reducir el impacto de la nueva planta de Du Pont en Carreño

    P. G.-P./CANDÁS

    Con motivo de la tramitación de la autorización ambiental integrada del complejo de Du Pont en Tamón (Carreño), el Colectivo Ecologista de Avilés ha presentado varias alegaciones ante la Viceconsejería de Medio Ambiente para disminuir el impacto ambiental que supone para los habitantes del entorno de este complejo.

    Dicha actuación precisa del cumplimiento de la normativa en cuanto a las emisiones a la atmósfera, sin olvidar que se ubica en una zona con numerosas instalaciones industriales próximas y con muy mala calidad de aire, como lo demuestran las mediciones de la estación automática del Principado más cercanas, según señalan. También recuerdan que dentro del perímetro está proyectada la instalación de dos grupos térmicos de gas, que empeorarán la calidad del aire.

  5. El destrozo continúa. La vapuleada parroquia gijonesa de Tremañes, antaño tan hermosa, ha visto cómo desaparecían su último lavadero y el manantial de Lloreda, a manos de SOGEPSA, de Construcciones y Contratas y de cierta empresa con gran colegueo con la Alcaldesa. Un pequeño expediente sancionador, y aquí no ha pasado nada. Como con los hórreos: si apetece destruirlos, se descatalogan los catalogados. O se destruyen sin más. Hoy en El Comercio:

    El derribo del lavadero de Lloreda motiva un expediente sancionador
    La CHC castiga a Sogepsa y Alvargonzález por cambiar el cauce del río sin autorización

    La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha incoado un expediente sancionador contra Fomento de Construcciones y Contratas, Sogepsa y Alvargonzález Contratas por la modificación del curso de las aguas del manantial de Lloreda sin contar con la preceptiva autorización administrativa. Las citadas aguas fueron desviadas a un pozo excavado en el mismo terreno.

    Los hechos fueron denunciados por la asociación de vecinos de la Bareza de Lloreda, en Tremañes, y por la Federación de Asociaciones de Vecinos de la zona rural Les Caseríes, después de comprobar que el último lavadero de la parroquia había sido derruido, el pasado mes de marzo. La instalación era elemento protegido y estaba incluido en el último catálogo urbanístico de Gijón, aprobado hace poco más de un año.

    El derribo fue puesto en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

    La incoación del expediente se conoció tan sólo tres días después de que las mismas actuaciones de la construcción de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) obligasen a destruir uno hórreo en el barrio del Fresno, en la parroquia de Tremañes, y a trasladar otros tres. El hórreo derribado había sido descatalogado previamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s