Agua y electricidad maliayas

El Comercio de hoy recoge la queja de vecinos de Villaviciosa por la mala calidad y el riesgo sanitario de red de aguas del concejo, y por la nula inversión municipal para mejorarla. No son las únicas carencias. El Ayuntamiento de Villaviciosa tiene unos ingresos muy saneados y fomenta la especulación urbanística y la construcción desordenada, lo cual aumenta tanto los ingresos como las carencias, por no utilizarse bien aquellos. Los fallos de suministro eléctrico en el concejo, especialmente en la zona de la marina, son constantes, en una región que produce más electricidad de la que consume.

Esos vicios municipales son en este caso atribuibles al PP y a un alcalde, Asensio Martínez Cobián, incalificable (bueno, sí puede calificársele, pero vamos a ser caritativos). Pero no se diferencian de los vicios que el PSOE, IU etc. cultivan en los demás municipios. Así que la oportunista intervención de la «oposición», en este juego de los políticos profesionales, es mejor ignorarla:

Vecinos y oposición piden invertir en la red de aguas por su riesgo sanitario

DAVID ARTIME/VILLAVICIOSA

La lluvia de críticas al Ayuntamiento tras la difusión pública del informe que detectó deficiencias graves en la red de aguas local no se ha hecho esperar. Desde la Federación de Asociaciones de Vecinos de Villaviciosa y la oposición municipal se denunció públicamente la actitud del equipo de gobierno y se exigieron inversiones inmediatas para la instalación de filtros que garanticen la calidad de las aguas.

«El dinero habrá que gastarlo en necesidades primordiales y no en otras cosas», señalaba ayer el presidente de la federación vecinal, José Vicente Vallín. Se refería de esta forma a las declaraciones del teniente alcalde, Juan Basilio González, en la sesión del Consejo de Salud de Villaviciosa, en la que se debatió el informe a puerta cerrada.

En aquella ocasión, el 23 de noviembre, el responsable municipal resaltó lo caro que resultaría instalar una estación de tratamiento de agua potable, tal y como recomendaba el informe del Principado, tras constatar los riesgos sanitarios que existían.

«No era prioritario»

En el mismo sentido se expresaron los portavoces del PSOE y la URAS, Pedro Castro y Xicu Díaz, respectivamente. Ambos echaron en cara al PP que no incluyese una partida para abastecimiento en los presupuestos municipales de 2007. Díaz recordó que fue una propuesta de su grupo «pero el PP no lo consideró prioritario» y Castro exigió al gobierno local que prepare una inversión con cargo a los remanentes de este año, que serán aprobados en marzo. «Que no se pase el muerto a la siguiente Corporación», comentó el edil.

El concejal socialista recordó además que el Consejo de Salud «había encomendado al teniente alcalde hacer públicos estos informes, pero no hizo nada», motivo por el que, según su versión, el documento no se conoció públicamente hasta ayer, cuando fue publicado en la prensa.

La próxima instalación de la red de suministro de Cadasa fue otro de los argumentos del Ayuntamiento para no invertir en la red. Se trata de una obra cuyo primer tramo está actualmente en ejecución. En este sentido, Castro recordó que «habrá que esperar hasta principios de 2009 para ver acabadas las dos primeras partes y hasta entonces tendremos que seguir bebiendo agua embotellada».

Tanto el socialista como el renovador defendieron compaginar en el futuro la red de aguas de Cadasa y los manantiales locales que actualmente dan servicio a la capital del concejo.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo 03.- Comarca, Medio ambiente, Política local, Sanidad, Villaviciosa

3 Respuestas a “Agua y electricidad maliayas

  1. El Comercio, sábado 17 de febrero de 2007. En su peor (y habitual) estilo, Asensio Martínez Cobián dice de inversión nanay, que el agua muy bien, y que sólo hubo «dolores de barriga», y él no sabe por qué:

    Cobián rechaza destinar fondos municipales a subsanar el riesgo sanitario del agua

    D. A./VILLAVICIOSA

    El Ayuntamiento de Villaviciosa está buscando fórmulas de financiación para instalar de una estación de tratamiento del agua potable de la capital. Así lo aseguró ayer el alcalde, Asensio Martínez Cobián, en sus primeras declaraciones públicas tras la difusión del informe del Principado en el que se alertaba del riesgo sanitario del agua por la falta de un sistema de filtros.

    El regidor descartó, no obstante, destinar fondos locales a esta obra: «El coste de un sistema de filtros ronda los 800.000 euros y esa cantidad no sale ni de presupuestos ni de remanentes», dijo, al tiempo que agregó que «estamos haciendo un estudio económico y ya veremos si es posible conseguir el dinero e iniciar las obras este año». El alcalde mantiene su apuesta por la conexión a la red del Consorcio de Aguas de Asturias como solución a este problema, pese a que no estará operativa hasta dentro de tres años, según admitió. A su juicio, es «el remedio para todos los problemas del agua».

    «Desde 1929, año en que se instaló la red, nunca hubo ningún problema con el agua», señaló el alcalde, tratando de garantizar a la población la seguridad del abastecimiento. «Sólo hubo los dolores de barriga del año pasado, pero todavía no se ha demostrado que tuviesen su origen en el suministro», matizó, en referencia al brote de gastroenteritis que afectó a más de 200 personas en agosto.

  2. Además de esta noticia, hoy El Comercio publica una impagable fotografía de Asensio Martínez Cobián, vestido y colocado como un patán y con ese gesto de «¡A mí que me importa!» tan característico, ante la botella de ¿agua? que le muestra la presidente de la junta vecinal:

    Liñeru acudirá a un notario para certificar ante Salud la turbidez del agua

    D. A./VILLAVICIOSA

    «No es sidra dulce ni orujo con miel». Era la explicación que daba ayer María José Gutiérrez, presidenta de la junta vecinal de Llames y Liñeru, sobre el aspecto de la botella de agua que iba a entregar en el Ayuntamiento. La asociación denunció de esta forma el «excesivo grado de turbidez» del agua de Liñeru. El problema se mantiene desde el pasado lunes y será certificado a través de un notario.

    El delegado de Aqualia se personó ayer en el Consistorio para contemplar la muestra y conocer el problema de primera mano. El responsable de la empresa informó de que se debió a una acumulación de posos en el manantial de Argüeru, del que procede la traída de Liñeru. El depósito se quedó sin agua y la materia acumulada en su fondo comenzó a distribuirse por la red.

    Ayuntamiento y empresa se comprometieron ayer mismo a enviar un equipo de operarios que se encargue de solucionar el problema.

    Sin embargo, los vecinos ya han hecho otras gestiones por su parte. En los próximos días, enviarán una muestra del agua, certificada ante notario, al departamento de Salud y Consumo del Área Sanitaria V, por recomendación de la Consejería de Salud. También informaron sobre este tema al Consejo de Salud de Villaviciosa y ayer lo pusieron en conocimiento del alcalde, Asensio Martínez Cobián. Precisamente, el Área Sanitaria V instó hace dos semanas al Ayuntamiento a desaconsejar pública y provisionalmente el consumo de agua en la Villa. El motivo era también un grado de turbidez que, según el departamento sanitario, hacía «poco recomendable» su utilización doméstica.

    María José Gutiérrez lamentó la actitud de Aqualia porque «cuando los llamamos nosotros todavía no tenían ni idea de la avería. Por lo menos -añadió- deberían informar a la ciudadanía a través de carteles sobre el riesgo del consumo de agua».

    La Nueva España publica una foto parecida, y la noticia así:

    Vecinos de Liñeru denuncian nuevos problemas de turbidez en la red de aguas

    Los lugareños se dirigieron a Sanidad, al Consejo de Salud y al Ayuntamiento

    Villaviciosa, C. JIMÉNEZ

    Vecinos de Liñeru trasladaron ayer al Ayuntamiento de Villaviciosa, a la empresa adjudicataria de la gestión del servicio de aguas (Aqualia), al Consejo de Salud y a la Administración regional un problema de turbidez en la red de aguas que se prolonga desde el pasado lunes.

    En esa fecha, los vecinos comenzaron a advertir que el agua llegaba con una coloración oscura, impidiendo el normal funcionamiento de electrodomésticos y el aprovisionamiento para el ganado. Unos sesenta vecinos y varias familias inglesas alojadas en las casas rurales de la parroquia están afectados.

    En representación de los lugareños, María José Gutiérrez presentó ayer en el Registro municipal una botella con agua del grifo, advirtiendo a las autoridades locales del riesgo que conlleva para la salud. El alcalde, Asensio Martínez Cobián, y el concejal de Obras, Asensio de la Ballina, fueron los primeros receptores de esta muestra y de inmediato se pusieron en contacto con el delegado de Aqualia en Villaviciosa, quien reconoció que hace tres días se produjo una avería en el depósito que abastece a la zona. Los vecinos aseguran que el problema no es nuevo y se quejan de la falta de información ante un asunto que consideran grave.

    Pero así son las cosas del PPSOE en Villaviciosa:

    Sogepsa construirá dos plantas más en La Barquerina pese a que el PGOU lo impide

    URAS advierte de que el cambio de cuatro a seis alturas va contra la normativa urbanística que rige en Villaviciosa desde hace veinte años

    Villaviciosa, C. JIMÉNEZ

    Sogepsa prevé elevar hasta seis alturas -dos más de lo que actualmente permite la normativa urbanística de Villaviciosa- los nuevos bloques de viviendas del área de La Barquerina. Así lo confirmaron los técnicos de la empresa mixta que participaron en la junta de portavoces del Ayuntamiento convocada a petición de URAS.

    El edil renovador Xicu Díaz advirtió de que se trata de «un error gravísimo que va contra la planificación urbanística de la Villa de los últimos 20 años». Según Sogepsa, estos cambios responden a una diferencia de superficies entre los datos reflejados en el proyecto y los planos, lo que ha provocado un desajuste en los aprovechamientos urbanísticos calculados de cada parcela. Los técnicos defendieron que era necesario «recolocar» los espacios para poder construir los quinientos pisos previstos dando más altura a los edificios.

    En la entrada a Villaviciosa desde Gijón, los bloques tendrán seis alturas. En el proyecto inicial ningún edificio excedía de cuatro plantas. Sogepsa presentó al equipo de gobierno maliayés, del PP, un estudio detallado sobre estos cambios que ya ha sido aprobado de forma inicial por la Junta Local de gobierno. Las modificaciones afectan a siete bloques. En algunos casos se elevará una planta más y en otros, dos.

    Según la URAS, «es un escándalo que una Administración como la del Principado, que hace gala de sus políticas urbanísticas, pretenda ahora romper con el planeamiento de Villaviciosa». Díaz apuesta por una modificación del plan especial de La Barquerina. Añadió el edil renovador que si el asunto llega a los tribunales «es dudoso» que el juez le dé la razón a Sogepsa. «Cometieron un error y deben responsabilizarse».

    URAS reivindica, en tanto no se aclare esta cuestión, paralizar el derribo de La Güertona, un edificio de 1860, donde se prevén construir los primeros bloques de seis alturas de la Villa.

    Perdón por la insistencia: PPSOE. SOGEPSA, creada por el PSOE, en complicidad con el PP. Lobby del ladrillo y del hormigón. Y URAS, creada como muleta de Álvarez Areces (PSOE, SOGEPSA), hace como que protesta.

  3. Hoy en El Comercio:

    Los ex propietarios del suelo de La Barquerina tachan de «estafa» la ampliación de alturas

    Consideran injusto el incremento de la edificabilidad tras recibir 63 euros por metro cuadrado de sus terrenos

    DAVID ARTIME/VILLAVICIOSA

    «Estafa, injusticia, desvergüenza…». Los ex propietarios del suelo del futuro barrio de La Barquerina no ahorran calificativos para referirse a la ampliación de alturas de edificación que la Sociedad de Gestión y Promoción del Suelo (Sogepsa) ha solicitado al Ayuntamiento de Villaviciosa. Los que en su día fueron objeto de una expropiación recordaron que a ellos se les ofreció un precio acorde con una edificabilidad que ahora se pretende aumentar.

    El justiprecio máximo acordado fue concretamente de 63 euros por metro cuadrado. Más de una treintena de propietarios vendieron sus parcelas a Sogepsa. Hoy recuerdan que la cantidad es mucho inferior a los precios de mercado.

    «En su día nos hablaron de 500 viviendas y ahora resulta que quieren aumentar alturas para hacer más. ¿Quién asegura que esto no lo tenían previsto antes de la expropiación?». Es la duda de algunos ex propietarios, expresada en este caso por Aurelio Hevia, uno de los que en su día vendió.

    Al igual que el resto de la ciudadanía, conoció el asunto en las últimas semanas, porque hasta entonces no se hizo público que Sogepsa cometió un error al calcular el aprovechamiento del suelo y, para en-mendarlo, solicitó la modificación. La sociedad expropió los terrenos con la intención de promover 500 viviendas, 312 protegidas y, el resto, de precio libre.

    Los constructores privados se percataron de que la edificabilidad establecida no se correspondía con el aprovechamiento real, que era menor. El organismo busca ahora la solución en un estudio de detalle que añada de una a dos alturas para alcanzar la edificabilidad establecida inicialmente.

    «No es justo que lo hagan así, no tienen autoridad para hacerlo y, además, supone un abuso contra los propietarios originales de los terrenos», afirmó Hevia. Desde su punto de vista, «los que vendimos en su día ahora deberíamos tener derecho por lo menos a negociar una parte de la plusvalía que se obtenga con el aumento de alturas».

    José García Cueto, otro de los afectados, no se anduvo con rodeos: «Nos estafaron», afirmó, al tiempo que recordó que «nos hablaron de 500 viviendas y, al final, acabarán construyendo más de 650». La solución, a su juicio, sería que el Ayuntamiento «tomase cartas en el asunto, pero parece que está en connivencia con Sogepsa».

    No todos los propietarios aceptaron los 63 euros ofrecidos en su día. Hubo tres que rechazaron las condiciones y aún están pendientes de una decisión del jurado de expropiaciones. Jaime Cifuentes fue uno de ellos. Desde su punto de vista, «no es normal que nos devaluasen los terrenos con la expropiación y ahora los revaloricen». Cifuentes cree que el precio ofrecido por la sociedad fue demasiado bajo y, en este sentido, apostilló que «un promotor privado está pagando a 300 euros el metro».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s