Lo que a Gijón se le debe

Las autonomías nacidas de la Constitución de 1978, aparte de inventarse algunas regiones, hacer desaparecer otras y multiplicar el gasto, los impuestos, el número de funcionarios y las clientelas políticas, implantaron también un férreo centralismo autonómico en detrimento de los municipios. Éstos, tomados al asalto por la misma ralea de políticos profesionales, multiplicaron a su vez gastos, impuestos, funcionarios y personal de confianza. Mas sus disponibilidades económicas, tan desmesuradamente mayores que las de los ayuntamientos anteriores, sólo se han reflejado en el grandonismo y el despilfarro.

Gijón, por su parte, ha visto cómo sus ayuntamientos socialistas se dejaban arrebatar prerrogativas y permitían que los intereses legítimos del concejo fueran pisoteados por el Gobierno autónomo y por las empresas mixtas, subvencionadas o bienquistas. Lo que ocurrió y sigue ocurriendo con la Caja de Ahorros de Asturias (alias CajAstur) es uno de los más graves ejemplos. Pero mientras los dirigentes, amigos y parientes del PPSOE/IU puedan seguir rucando, ¿qué mas les da?

Un superviviente del viejo El Comercio (cuando era un diario gijonés, y no bilbaíno) recuerda hoy que lo que se nos debe no se nos regala, y cómo los parásitos actuales malbaratan lo que antaño se hizo bien, con pocos recursos y sin agobiar a los vecinos.

Restitución, no regalo

JOSÉ ANTONIO R. CANAL/

GIJÓN tendrá un magnífico Palacio de Justicia. La domiciliación en el mismo lugar de todos los órganos judiciales, con espacio disponible para los que puedan ser creados en el futuro, elimina los problemas derivados de la dispersión actual y ayudará a acercar la Justicia al justiciable (a veces ajusticiable o ajusticiado).

A Gijón, sin embargo, no se le regala nada, o se le da poca cosa, con el nuevo inmueble, porque las obras se financiarán en gran parte con la venta de los terrenos ocupados ahora por los juzgados en la calle del Decano Prendes Pando. Ese edificio es producto del ahorro gijonés. Estaba destinado a Casa de la Infancia y se había levantado con los recursos obtenidos por la Junta Local de Protección de Menores, que los conseguía con la Rifa Pro Infancia y el impuesto del 5% sobre la venta de localidades para toda clase de espectáculos. El celo recaudador de sus pocos funcionarios la hizo próspera, mientras su homóloga de ámbito provincial languidecía en Oviedo, mágica ciudad ahora escenario de la metamorfosis de un concejal del PSOE en gabiniano edecán urbanístico sin que los juglares de guardia canten el prodigio, absortos acaso en analizar los descubrimientos de Aznar sobre las armas de destrucción masiva que no había en Irak.

Hace unos 35 años desaparecieron en toda España aquellos organismos autónomos sin autonomía. La Junta gijonesa dejó un valioso legado: la nonata Casa de la Infancia, la Gota de Leche, el Hogar Maternal e Infantil (que la cursilería emergente rebautizó como casa rosada) y hasta un piso en la calle de Llanes. El nuevo Palacio de Justicia no sería, pues, más que una restitución.

Nota: visto el vergonzoso fiasco del nuevo palacio de justicia actual, no estamos nada seguros de que el aún más nuevo que se planea vaya a ser «magnífico». Además, viene acompañado de una nueva maniobra especulativa, y de una nueva pérdida para el patrimonio arquitectónico gijonés. De paso la izquierda plural borrará otro testimonio de que, antes de que ellos llegaran, había Gijón.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 02.- Gijón, Justicia social, Política local, Sanidad

Una respuesta a “Lo que a Gijón se le debe

  1. Escribe Vital de Andrés:

    Economía del derroche

    Anuncia la alcaldesa o el concejal de turno que van a proceder a remodelar la Plaza el Parchís por completo. Uno se queda estupefacto porque no llega a diez años que recuerdo toda la Plaza el Parchís rodeada por vallas y en obras que duraron y nos jodieron por un tiempo. ¡¡No hace diez años que la Plaza el parchís fue remodelada!! Lo mismo que Begoña que ya lleva no sé cuántas remodelaciones en tiempo récord, y no digamos la Avenida Constitución y la Plaza Europa (que también van a tocar de nuevo con otra historia).

    Hace dos años, en la carretera que rodea el pantano de Trasona y llega hasta Los Campos en Corvera, se pusieron a hacer una acera para que la gente pudiera caminar… Las obras duraron más de un año con todos sus inconvenientes, semáforos, colas, llegadas tarde al trabajo, etc. Vale. Era una obra necesaria. Pero hete aquí que hace cosa de seis meses vemos que una máquina excavadora empieza a destruir y romper ¡¡¡la acera recién hecha!!! Y se ponen a instalar toda una traída de alcantarillado EXACTAMENTE por el mismo trazado de la acera. ¿Cómo es posible que una acera de dos años se pueda romper de esta manera como si nada? ¿Es que nadie previó la construcción de ese alcantarillado hace dos años? ¿Es que no hay previsión? O sea, tendrán que hacer otra acera nueva con todo el dinero que eso supone y el gastado en la anterior da lo mismo. El dinero público (el tuyo y el mío) esta gente se lo pasa por ahí.

    Esta gente está dedicada a gestionar una economía de derroche con dinero ajeno. Porque el dinero que se derrocha en estas obras innecesarias es el dinero que nos descuentan a todos de la nómina. Ese dinero público lo gestionan funcionarios y burócratas que, precisamente, porque no es dinero de ellos y no tienen que mirar por ello como si fuese propio, se dedican a una economía irracionalmente interesada. El problema es que esta camada de irresponsables van por la vida de progres y solidarios y anticapitalistas, pero poco a poco van minando la economía y aumentando los impuestos que tú y yo pagamos religiosamente.

    El problema en este caso no es el capitalismo, sino estos partidócratas metidos a gestores.

    Ante esta irracionalidad existe la razón. Hay una razón económica que los denuncia aunque no haya suficiente gente que sea capaz de echarlos. La razón es objetiva y en economía y gestión esto es caprichoso, irracional e inmoral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s