Intimidación en San Andrés de los Tacones

No es nuevo. En su apropiación de la zona rural gijonesa, Ayuntamiento, Gobierno autónomo, SOGEPSA y ahora la llamada ZALIA no se han limitado al robo legal camuflado de expropiación; la intimidación contra quienes se resistían, medios policiales incluidos, ha sido habitual. La doctrina que justifica estos métodos la resumió perfectamente el vicealcalde trotskista Jesús Morales: «¡Ojalá todo el suelo fuera público!». Así podrían entregarlo a la especulación y llenar bolsillos de empresarios adictos y cajas B de sus partidos políticos. ¡Muera la propiedad privada, viva el gran capital monopolista!

Los vecinos de San Andrés de los Tacones han hecho un largo viaje a Bruselas para protestar por el robo de sus tierras y la devastación de su parroquia. Al menos en Bruselas les han recibido bien, no como la izquierda plural de aquí. Sin embargo, pensamos que han sido mal aconsejados. Ni el Parlamento Europeo va a hacer nada –los atropellos que sufren se enmarcan perfectamente en la política de los eurócratas–, ni sería de recibo mayor injerencia en nuestros asuntos. Si tuviéramos mecanismos de control sobre quienes supuestamente nos representan –mandato imperativo, juicio de residencia–; si los ayuntamientos representaran de verdad a sus vecinos, el control podría ejercerse con facilidad.

Llama la atención también el hecho de que su presencia allí haya sido gestionada por ciertos partidos y coaliciones que se han distinguido por sus posiciones antiasturianas. Pero lo que más nos preocupa es que empiezan a ceder bajo las presiones: «porque no estamos contra el progreso». La ZALIA no es más que parte del entramado para el enriquecimiento sucesivo del lobby del hormigón y del de la importación de carbón; el entramado de la ampliación del Musel, de la regasificadora, del PPSOE/IU.

El Comercio de hoy:

Vecinos de San Andrés de los Tacones denuncian coacciones para vender fincas a la ZALIA

Prevén intervenir en el Parlamento europeo para pedir que se cumpla la normativa sobre declaración de impacto ambiental

N. PRIETO/GIJÓN

Vecinos de San Andrés de los Tacones celebraron ayer una multitudinaria asamblea caracterizada por el aumento de la tensión generada en la parroquia por el proyecto de Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA). Dos asuntos ocuparon la mayoría de las intervenciones. Por una parte, se informó del último viaje a Bruselas para exponer el problema a representantes del Parlamento Europeo. Por otra, algunos vecinos se mostraron decididos a denunciar en los juzgados a los agentes que, en nombre de ZALIA, les visitan con el objetivo de adquirir sus fincas, debido a que entienden que les presionan más allá de lo que permiten las normas sobre comercio.

Los vecinos de San Andrés de los Tacones consideran que el proyecto de la ZALIA no se está desarrollando en el orden correcto. ¿Si hay proyecto, por qué no hay estudio de impacto ambiental? ¿Si no hay proyecto, qué sentido tiene provocar en la parroquia el temor a una expropiación?

La interpretación vecinal es que el objetivo es coaccionar a los propietarios para que vendan sus fincas, sin garantía alguna de en qué van a ser empleadas, ya que falta el proyecto.

Así las cosas, el portavoz Jesús Fernández piensa que los métodos pueden ser ilegales y, por lo tanto, judicialmente denunciables y penables. Pero, paralelamente, los vecinos seguirán reclamando en el Parlamento Europeo el estudio de impacto ambiental preceptivo para determinar si San Andrés de los Tacones es el mejor sitio posible para un proyecto como el de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias y, si se realiza un estudio serio imparcial que así lo decida, Jesús Fernández está convencido de que los vecinos de la parroquia aceptarán el resultado, «porque no estamos contra el progreso».

Viaje

Del último viaje a la capital belga, los vecinos llegaron bastante satisfechos. «Obtenemos allí lo que aquí nos niegan, que es atención y comprensión a tenor de nuestro planteamiento. Lo único que pedimos es que se cumpla a rajatabla la normativa, que para eso está», dijo Fernández. Y añadió: «Para intervenir en el Pleno del Ayuntamiento de Gijón tuvimos que reunir 31.000 firmas y, sin embargo, es probable que podamos explicar nuestro caso en el Parlamento Europeo sin reunir ninguna».

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, Justicia social, Medio ambiente, Política local

6 Respuestas a “Intimidación en San Andrés de los Tacones

  1. Que tiemble también Guimarán de Carreño… Los de las apisonadoras lo tienen también en el punto de mira. Obsérvese el cinismo de los responsables. El Comercio de hoy:

    El Principado prima ubicar la ZALIA en San Andrés, pero incluye Guimarán como alternativa

    Saca a información pública un documento en que la opción gijonesa sobresale por su menor impacto ambiental y mayor funcionalidad

    M. MORO/GIJÓN

    El Principado ha sacado a información pública el documento de prioridades del plan especial de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) con dos principales alternativas de emplazamiento. Una en Guimarán, en el concejo de Carreño, y otra la ya conocida en San Andrés de los Tacones. Para cumplir el requisito legal, que exige el estudio de al menos tres opciones, también se analiza una alternativa denominada 0, que consiste en no desarrollar esa gran plataforma logística.

    Ese estudio de alternativas se basa en criterios de impacto ambiental y urbanístico, tamaño y disponibilidad de suelo, coste económico de la implantación, proximidad a otras áreas industriales, características orográficas y de usos del terreno, capacidad intermodal de intercambiador de transporte y capacidad financiera y de gestión de la administración municipal. La comparativa de emplazamientos, a expensas de que se redacte un estudio de viabilidad de ambas alternativas, presenta como más sólida y solvente la opción gijonesa por motivos medioambientales y funcionales, así como por la proximidad estratégica con la factoría de Aceralia en Veriña.

    San Andrés también gana a Guimarán en materia de infraestructuras. El plan especial dice que si la ZALIA se hace en Gijón apenas sería necesario dotar al lugar de nuevas comunicaciones por carretera o ferrocarril, con el consiguiente ahorro económico, y se evitarían asimismo posible fracturas territoriales y ambientales que suelen originar con la implantación de una nueva zona industrial. Por contra, uno de los mayores efectos que supondría la instalación en este ámbito territorial de la actividad serían las diferentes repercusiones que traería en los pequeños núcleos de población que aparecen diseminados.

    Desde el punto de vista atmosférico, el documento señala que la incidencia de la implantación de estas zonas de actuación logística en el territorio podría implicar una posible disminución de la calidad a consecuencia de la mayor concentración de partículas y del crecimiento de los niveles de emisión por el incremento del tráfico de vehículos. Y en esa situación los redactores del plan especial dicen que el deterioro será más perceptible en las inmediaciones de la parroquia de Guimarán y El Valle, al ser una zona poco antropizada, exenta prácticamente de actividad industrial.

    En cuanto a las posibles afecciones a vegetación y fauna, el documento dice que en espacios como el embalse de San Andrés, los prados de siega próximos a Guimarán y las pequeñas alisedas distribuidas por algunos de los ríos y arroyos de ambos emplazamientos debe analizarse con más detalle los potenciales impactos.

    El castro de El Cueto

    Respecto al patrimonio cultural que habría que preservar en función de la alternativa elegida, los redactores del plan especial señalan que en el caso de Guimarán deberá prestarse especial atención al material lítico que allí se encuentra y al Camino Jacobeo, mientras que en San Andrés debe tenerse en consideración el yacimiento de El Cueto y el castro del mismo nombre.

    Según explicó a EL COMERCIO el director gerente de la ZALIA, Enrique Álvarez, este primer documento del plan especial, al que seguirán otros, sale a información pública por «un afán de transparencia y de enriquecer el proyecto, a pesar de que la ley no lo exige».

    Este estudio de alternativas permanecerá a exposición pública en la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras por un plazo de 20 días y en paralelo -según adelantó el propio Álvarez- se harán consultas institucionales a administraciones y colectivos ecologistas. Con esas premisas, el responsable de la ZALIA mantiene el calendario de la actuación y prevé sacar a licitación las obras de urbanización de la primera fase del proyecto, 40 hectáreas de un total de 400, entre enero y febrero de 2008.

  2. Hoy en La Nueva España:

    Vecinos de San Andrés tachan de «pantomima» la alternativa a la ZALIA
    El abogado del colectivo considera un «simulacro» el estudio ambiental elaborado por el Principado
    M. C.

    «Pantomima», «engañifa total», «saltarse la ley a la torera sin ton ni son». Ésos son algunos de los calificativos que el vicepresidente de la Asociación de Vecinos de San Andrés de los Tacones, Francisco Javier Simón Junquera, dedicó ayer al documento del plan de actividades de la ZALIA, elaborado por el Principado, en el que se presenta la parroquia de Guimarán como alternativa a San Andrés de los Tacones para acoger ese macropolígono.

    El líder vecinal recuerda que ya se están comprando terrenos para la ZALIA, llegando incluso a acuerdos con Arcelor, por lo que la decisión de hacerla en San Andrés de los Tacones es «premeditada» y con este nuevo documento el Principado sólo está tratando de anticiparse al requerimiento de información de la UE, tras la denuncia que efectuaron los vecinos de San Andrés ante la comisión de peticiones, la Comisión de Medio Ambiente y la comisión de la presidencia de la Unión Europea.

    El abogado de los vecinos, Roberto Roces, calificó de «simulacro» el estudio ambiental de cuatro hojas presentado ahora por el Principado, cuando actas del consejo de administración de El Musel ya recogen referencias a «la ZALIA en San Andrés de los Tacones» en boca de la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso.

    Los vecinos van a presentar como alegación a este nuevo documento «que sometan el proyecto de una vez a una valoración de impacto ambiental con tres alternativas diferenciadas».

    Se nota que estamos en pre campaña electoral, porque el alcalde de Carreño (PSOE) dice oponerse a la nueva amenaza sobre su concejo, amenaza promovida por… PSOE/IU/BA desde el Gobierno autónomo. El Comercio:

    Las asociaciones vecinales de Carreño rechazan ubicar la ZALIA en Guimarán
    Instan al Ayuntamiento a que traslade al Principado su negativa a la alternativa recogida en el estudio de impacto ambiental Solicitan información y asesoramiento sobre el proceso
    PEPE G.-PUMARINO/CANDÁS

    El conjunto de asociaciones vecinales de Carreño ha manifestado su «radical» oposición a que Guimarán pueda ser una alternativa a la ubicación de una Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) en Guimarán. Así lo comunicaron al Ayuntamiento de Carreño anteayer, en un manifiesto suscrito por las entidades vecinales de Guimarán y El Valle, Tamón, Prendes, Logrezana. Pervera y Ambás. En el mismo se expone su total descuerdo por el grave impacto ambiental que supondrá para una zona exenta prácticamente de actividad industrial. Por ello piden que la Corporación carreñense declare la rotunda oposición vecinal, dando traslado de la misma al Principado. Estos colectivos instan a que se realicen cuantas alegaciones y trámites sean oportunos para evitar el emplazamiento de la ZALIA en Guimarán, por los efectos ambientales negativos y la afección de una parte del patrimonio cultural. Para los representantes vecinales, en definitiva, esta posible actuación supondrá también una merma de nuestra calidad de vida y una merma del desarrollo turístico-residencial de la zona.

    Con todo, los colectivos ciudadanos trasladaron al Ayuntamiento la necesidad de que «se informe» puntualmente de todos las cuestiones que rodean el asunto, y asesoren técnicamente en el hipotético caso de que las entidades vecinales tuviesen la posibilidad de formular alegaciones al respecto.

    El rechazo radical a que Guimarán pueda ser una alternativa a la ZALIA, viene siendo objeto de numeras manifestaciones por parte de todas las principales entidades sociales de Carreño. Así, mañana en la sesión plenaria que tendrá lugar, se abordará el acuerdo unánime de todos los grupos de la Corporación. En la misma se someterá a la aprobación la propuesta de dar traslado al Principado de la postura unánime y en contra de que la ZALIA pueda ubicarse en Guimarán. Y también se dará traslado de la «queja» mediante una alegación al plan elaborado por el Gobierno regional.

    Acuerdo sin fisuras

    Si el primer edil de Carreño, Ángel Riego, fue el primero en rechazar la propuesta industrial, de inmediato se sucedieron las declaraciones desde todos los estamentos sociales del concejo. Desde la postura municipal además, no se escatimará en recursos y todos los medios posibles para «frenar» la iniciativa del Principado de proponer a Guimarán como opción a la ZALIA.

    Andecha Astur de Carreño además mantiene que el desarrollo industrial que se planifique en la región «debe contar con el respaldo también de los residentes en la zona elegida para la actividad». Igualmente, este grupos sostiene que El Valle de Carreño junto al Monte Areo deberá ser una zona a proteger especialmente a través de las limitaciones que impone el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA). Una petición que también cuenta con el respaldo de la mayoría de los grupos políticos.

    También el alcalde Ángel Riego, del PSOE, salió al paso recordando que desde la posición del Gobierno municipal de Carreño, no se permitirá la instalación de nuevas industrias sin otras autorizaciones que no sean una posible ampliación de las ya existentes.

    Por parte de los independientes de la UICA, acusaron al Gobierno autonómico de querer convertir a Carreño en el polígono industrial de toda la región.

  3. Carta al director en El Comercio de hoy:

    Al señor Montes Estrada

    Jesús Fernández Menéndez/

    Recientemente, en el Centro Municipal de La Arena, en la última de las Jornadas sobre Urbanismo y, debido a la extensa exposición de alguno de los ponentes, quedó muy poco tiempo para la participación de los asistentes y como yo fui uno de los que quedó sin poder intervenir, quisiera hacerlo desde estas líneas y decirle al señor Montes Estrada, tres cosas:

    Señor Montes: ha dicho usted que los vecinos de San Andrés de los Tacones no querían la Zalia. Pues bien, o miente a sabiendas o se equivoca, y vuelvo a repetir por enésima vez que los vecinos de San Andrés no están en contra de la Zalia. No haga usted más demagogia. Los vecinos de San Andrés no están , repito, en contra de la Zalia. Están en contra de que no se haga respetando la normativa de la Unión Europea en materia de medio ambiente, están en contra de que se les amenace, se les presione con métodos poco éticos para que vendan sus terrenos, están en contra de que ustedes digan que se van a crear 10.000 puestos de trabajo donde no hay nada y de muchas cosas más que, por conocidas, omito.

    Respecto a la actuación en Roces, usted decía que «se llegó a un acuerdo con más del 80 por ciento con los afectados…». ¿De verdad cree usted lo que dice? Ese «acuerdo» que usted esgrime como bandera, era la única posibilidad que ustedes dejaron a los propietarios para no quedarse sin finca y sin la limosna que le dieron por ella, o sea que de «acuerdo», nada de nada. Lo que usted llama «acuerdo» es… o te tiras o empujo. Ya nadie le cree, señor Montes, da igual que se esfuerce.

    Y para terminar decirle, señor Montes, que el exabrupto que soltó cuando alguien tocó el tema de los señores Morala y Carnero, le descalifica totalmente. La educación, el saber estar, los buenos modales, la prudencia y el respeto hacia el público que le está escuchando, es lo mínimo que se le debe exigir a todo ponente y yo se lo exijo.

  4. De «Escandalera», El Comentario TV:

    Sugerencias al Plan Especial de San Andres de los Tacones. La ZALIA

    Esa Administración Pública pretende someter a procedimiento de Ley el Plan Especial referido cuando, burdamente, tiene la intención de ubicarlo en nuestra parroquia de San Andrés de los Tacones. Véase sino al efecto el propio anuncio insertado en la prensa escrita el 12 de febrero de 2007, así como el Convenio suscrito para la creación de la Sociedad gestora de una nueva “Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias” (ZALIA) en nuestra parroquia de San Andrés de los Tacones y en aquella limítrofe de Serín. A mayor abundamiento, la propia alcaldesa de Gijón habla, con total altanería y prepotencia, como es su costumbre, en un acta del consejo de administración de la Junta del Puerto, que la “Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias” (ZALIA) será ubicada en nuestra parroquia de San Andrés de los Tacones.

    ¿De que sirve entonces toda esta pantomima de someter este Plan Especial a procedimiento de Ley cuando, por sus burdas y prepotentes manifestaciones tienen uds. la intención de ubicarlo en nuestra parroquia? Este nuevo intento de vulneración de la legalidad ambiental, esto es de valores de vida en beneficio de un Plan Especial de desarrollo insostenible y especulativo, está actualmente sometido a petición y denuncia, respectivamente, ante las instituciones de la Unión Europea…

    Texto completo de las alegaciones de San Andrés de los Tacones

    Firmado: ECTV
    06/03/2007 – 22:04h

  5. El acoso que no cesa contra San Andrés de los Tacones. Los vecinos intentan defenderse. La Nueva España:

    San Andrés decide hoy en asamblea medidas contra las expropiaciones de la zona logística
    M. S.

    Los vecinos de San Andrés de los Tacones analizarán hoy en una asamblea cuál es su situación ahora que ya se ha aprobado el expediente expropiatorio de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias. La llamada ZALIA ocupará, en una primera fase, una extensión de 107 hectáreas. Por la expropiación forzosa se verán afectados 290.000 metros cuadrados, en manos de una veintena de familias. Se les pagará el suelo rústico a 2,99 euros y el no urbanizable de núcleo rural a 5,98. Los vecinos se muestran en rotundo desacuerdo. Hoy, a las siete de la tarde, en las antiguas escuelas de San Andrés, decidirán qué hacer contra esa valoración.

    • El abuso, el latrocinio, es inconmensurable, tiránico. Bajo una tiranía vivimos, sí: la socialista/capitalista (no son términos antagónicos, sino inseparables). La Nueva España. Negritas nuestras:

      El precio de la resistencia
      Los propietarios afectados por las primeras expropiaciones de la zona logística irán a los tribunales tras saber que cobrarán 2,90 euros por metro cuadrado
      Eloy MÉNDEZ

      Rafael Marcos se tuvo que empeñar en el año 76 para construir su pequeña casa en una finca de siete mil metros cuadrados situada en el corazón de San Andrés de los Tacones. «Es el esfuerzo de toda mi vida», dice con gesto serio. Por eso, desde que el Principado anunció hace más de cinco años que construirá una zona logística de 400 hectáreas en la parroquia, no levanta cabeza. Primero, aguantó estoicamente las ofertas que le llegaron para que vendiera sus propiedades y, ahora, se niega en redondo a marcharse por los 2,90 euros por metro cuadrado que le ofrecen en concepto de expropiación. A poco más de dos semanas para que finalice la tramitación administrativa del proceso, sólo ve una salida. «No me queda otra que ir a los tribunales», anuncia.

      La situación de la docena de propietarios afectados por las expropiaciones previas a la urbanización de la primera fase de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) -que afecta a más de cien hectáreas- es idéntica. Desde que se anunciaron los precios, que se elevan hasta los 5,99 euros por metro cuadrado en los núcleos rurales de la parroquia recogidos en el PGO, están en un sin vivir. «Es ridículo, un auténtico engaño, no pueden echar a la gente de sus casas por cuatro duros», se lamenta Marcos, que ha visto cómo muchos de sus vecinos vendieron sus terrenos a la ZALIA a una media de treinta euros el metro cuadrado.

      «El suelo normal está valorado a 19 euros a la hora de pagar el impuesto de bienes inmuebles y llega hasta los 63 si hay vivienda», señala César Alonso, dueño de una finca de 18.000 metros cuadrados bajo la que también pende la espada de Damocles del proceso expropiatorio. «Resulta que para cobrar hay unas tarifas y para pagar otras muy distintas», se lamenta.

      «Esto es un drama humano en toda regla, aquí nadie se ha interesado por las personas, que a algún sitio se tendrán que ir a vivir», explica Jesús Fernández, vicepresidente de la Asociación de Vecinos y que perderá su finca de 3.500 metros cuadrados y una pequeña casa de verano en cuanto las máquinas lleguen a la parroquia. Más allá de cuestiones puramente económicas, este vecino apela a la situación personal de cada uno de los afectados. «Nadie nos ha dado una fecha oficial para el inicio de las obras, nadie nos dice cuándo nos tenemos que marchar, nadie ha intentado negociar con nosotros absolutamente nada», denuncia sin resignarse a su suerte.

      El primer paso que los afectados pueden dar a partir de ahora es recurrir ante el jurado provincial de expropiaciones, para intentar que se eleven los precios fijados en base a unas fórmulas recogidas en la legislación nacional. Después, la única alternativa es llevar el asunto ante la sala de los contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias. «Vamos a luchar hasta el final, no vamos a ceder ni van a poder con nosotros fácilmente», señala Marcos. Sin embargo, esa lucha se vaticina larga y seguramente concluirá cuando ninguno de los demandantes viva ya en San Andrés de los Tacones. «Teniendo en cuenta que los expropiados en Porceyo por la autovía AS-II a Oviedo todavía no han cobrado, sabemos que esto va para largo», apunta Fernández.

      «¿Qué voy a hacer a partir de ahora?», se pregunta Ventura Jiménez en su vivienda unifamiliar donde convive con su esposa, sus suegros y un cuñado. Rodeado de terrenos que ya son propiedad de la ZALIA, este vecino es uno de los que ha resistido el empuje comprador de la sociedad que gestiona la futura zona logística. «Por aquí no ha venido nadie a negociar conmigo, es como si no existiéramos», protesta tras desvelar que baraja acudir a la Justicia «para que se me reconozca lo que es mío».

      Una decisión que apoya el presidente vecinal, Eusebio Ortega. «Los excesos que se han cometido en este pueblo darían para un libro», dice. Aunque su vivienda no está afectada por la primera fase de la ZALIA, sabe que San Andrés está abocado a un oscuro porvenir. «A unos se les echa y a otros se nos deja un futuro entre naves industriales», indica. Pero, mientras tanto, no renuncia a la lucha. «Sabemos que ellos tienen las de ganar, pero por lo menos intentaremos que ganen por la mínima», manifiesta, tras denunciar que el inminente desarrollo de la ZALIA tiene paralizada a la parroquia. «El Ayuntamiento no arregla los caminos a la espera de que empiecen unas obras que aún no tienen fecha», se queja, consciente de que ahora arranca un periplo por los juzgados que puede durar años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s