Más cajón de sastre

Universidad Laboral de Gijón, en obras…
La entrada «Cajón de sastre» del 12 de enero no ha dejado de crecer, día a día. Es que la destrucción de la Universidad Laboral da para mucho, y los últimos atropellos de la «izquierda plural», centrados en el desalojo de alumnos para regalarle sus instalaciones a la Thyssen Krupp Elevator, pobre multinacional con enormes beneficios que necesita que los asturianos le regalen instalaciones (¡imposible utilizar los espacios regalados al nuevo camelo artístico que dirige Rosina Gómez-Baeza, o a RTPA Tele Tini!), dan para más.

El Comercio prosigue su política de silencio clamoroso y publicidad de los «logros» de PSOE/IU/BA; algunas de sus páginas a veces recuerdan a esa Gaceta de Gijón que el PSOE utiliza para su propaganda a costa del presupuesto municipal. La Nueva España, con altibajos y compensaciones, sigue contando cosas. Hoy empezamos con avasallamiento por Antonio Trevín Lombán:

Alumnos y profesores dejan el encierro de la Laboral por orden del delegado del Gobierno

«Nos vamos de forma civilizada, pero no voluntaria», afirman los docentes que rechazan la Thyssen

V. ESCANDÓN

Los profesores y alumnos del centro integrado de FP de la Laboral, que comenzaron ayer su encierro en el polideportivo del centro gijonés para protestar por la ubicación del nuevo centro Thyssen en el edificio, fueron desalojados pasadas las 19.00 horas. Los afectados, que tenían previsto permanecer allí hasta el próximo día 1 de febrero, plazo fijado para que comenzase a operar la Thyssen, afirman que «salimos de forma civilizada, pero no voluntaria», como apuntó uno de los profesores, lo que permitió que el desalojo se realizase sin incidentes.

La expulsión del polideportivo hizo que el personal del centro y los alumnos se reuniesen de manera urgente para celebrar una asamblea en la que mostraron su indignación por la forma de realizar el desalojo, ya que «llegaron a decirnos, evocando otros tiempos, que nos desalojaban por orden del delegado de Gobierno y que podíamos salir voluntariamente o entraban a sacarnos», explica uno de los presentes. Al polideportivo se acercó el jefe de la unidad de intervención de la Policía Nacional que fue «quien nos dijo cuál era la situación. Eso sí, sin mostrarnos nunca la orden de desalojo».

Pero no sólo eso molestó a los afectados, ya que consideran que el ser desalojados a las 19.00 horas, cuando el horario lectivo es hasta las 21.30 horas, es «ilegal». Durante el día de hoy, a partir de las 14.30 horas, volverán a encerrarse en las instalaciones del centro integrado de FP invitando a todos aquellos ciudadanos que quieran apoyarles. Los afectados sopesan llevar su encierro a la sala de profesores, para ver si allí les van a echar también antes del horario de cierre del centro.

El encierro consistía en permanecer. día y noche, en el pabellón deportivo, en el que se instalará Thyssen. Los alumnos colocaron mesas para comer y tiendas de campaña para dormir. Hoy lo volverán a intentar.

Y seguimos con el cinismo del ex dominico laicista José Luis Iglesias Riopedre:

Riopedre señala que la Thyssen se puede ubicar en el «ámbito» de la Laboral

El consejero de Educación del Principado de Asturias, José Luis Iglesias Riopedre, quiso resaltar que «se puede perder el nuevo centro de I+D+I de Thyssen», que se ubicará en la Laboral, tras las críticas y protestas de los últimos días y que se irán intensificando a lo largo de la semana y según se acerca el próximo jueves, día fijado para el desalojo del polideportivo.

José Luis Iglesias Riopedre explicó que desde la Consejería se seguirá trabajando para que el centro se ubique «en el ámbito de la Laboral y de Gijón». Aclarando que el término «ámbito» es más amplio que la anterior propuesta que fijaba su ubicación en el polideportivo del Centro Integrado de FP.

Sobre las posibles nuevas ubicaciones en las que se está trabajando desde el Principado, el consejero de Educación prefirió no adelantar nada y se limitó a contestar que «hasta que no se resuelva, es mejor no menearlas». A pesar de ello, Riopedre insistió en la importancia del proyecto, no sólo para Gijón, sino también para Asturias, porque creará 50 puestos de trabajo y convertirá a la región en un referente mundial.

Además, para el consejero socialista quienes si podrían estar ligeramente molesto son los alumnos de los ciclos formativos afectados, pero que el problema no es «tan grave», ya que se les va a asignar una nueva ubicación para lo que resta de curso y para el próximo se trabajará en la construcción de un nuevo equipamiento en las inmediaciones de la Laboral. Además, son más los beneficiados que los perjudicados, porque, como recordó, más de 700 alumnos de las ramas industriales y sus profesores tendrán la oportunidad de trabajar con los prototipos y de ampliar sus conocimientos, así como de poder realizar prácticas en la empresa.

Y un agudo artículo de dos profesores:

La Laboral, recuperada para la democracia

JAVIER LÓPEZ Y DOLORES PASCUAL

Desde que comenzaron las inauguraciones de los diversos usos que para la Universidad Laboral -Ciudad de la Cultura- planearon nuestras autoridades, venimos escuchando la frase: «Por fin hemos recuperado el centro para la cultura y la democracia». Lo dijo la directora de la Escuela de Trabajo Social cuando ocupó sus nuevas dependencias en el «noble edificio» y lo ha dicho la portavoz del Gobierno autónomo en el recientemente maquillado Paraninfo principal y que estará destinado a usos mucho más «nobles» que los que venía teniendo.

Pero ¿de qué cultura y democracia estamos hablando? ¿Se referirán quizás al desalojo del «noble edificio» que, atropelladamente, planeó la Consejería de Educación hace tres cursos para el Instituto de Educación Secundaria, ahora en el INTRA? ¿Acaso a la comisión que la Consejería de Educación planeó para la eliminación de un candidato a director, cuya decisión se vio desde el principio bochornosamente injusta y ahora el juez ha calificado de ilegal? ¿Tal vez el regalo de un polideportivo recién acondicionado en un centro público de Formación Profesional del Principado ha planeado regalar a la multinacional privada Thyssen? ¿O, por ventura, la planeada decisión de impedir la entrada al centro a representantes públicos, como se hizo hace algún tiempo con la concejala de Educación y, recientemente, con los representantes del PP?

Si estos hechos forman parte de esa cultura y democracia para la cual se está recuperando el centro, ya sabemos -ya sabíamos- cómo tenemos que planear, entre otras cosas, nuestro voto en las elecciones.

Decir que «por fin hemos recuperado el centro para la cultura y la democracia» es, cuando menos, un desprecio a la mayoría de los profesionales de la educación, padres, alumnos y personal que desde hace muchos años hemos venido prestando allí nuestros servicios pensando, como en muchos otros centros públicos, que hay otra manera de entender la cultura y otra forma de ejercer la democracia.

Nos resistimos hace tres años al desalojo atropellado porque pensábamos que se podía haber planificado mejor. Y el desalojo en aquellas condiciones produjo daños irreparables en toda la comunidad escolar. Nos rebelamos hace tres cursos contra la decisión de la comisión de selección que apartó al candidato a director mejor cualificado porque creíamos que la decisión estuvo torpemente amañada. Y emprendimos, con la ayuda de muchos, acciones legales, contra la decisión de la Consejería e, inapelablemente, el juez nos ha dado la razón. Y nos resistiremos al regalo precipitado y electoralista que el Principado y el Ayuntamiento quieren hacer de parte de un centro público a una multinacional privada porque creemos que Ayuntamiento y Principado actúan como el dueño de un cortijo y porque, una vez más, demuestran que la educación, la Secundaria en este caso, es lo que menos interesa a esa nueva Ciudad de la Cultura y templo de la democracia.

Javier López y Dolores Pascual son profesores de la Laboral.

2 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 07.- Enseñanza, Política local

2 Respuestas a “Más cajón de sastre

  1. La Nueva España hoy:

    Educación urge ya el traslado de los alumnos de FP para el acceso de Thyssen a la Laboral

    El Ayuntamiento garantiza el inmediato inicio de las clases en Gijón-Sur o La Guía y sin limitar las actividades deportivas de los actuales usuarios

    La multinacional Thyssen, con el apoyo del presidente del Principado y la alcaldesa de Gijón, mantiene su inminente desembarco en el recinto de la Universidad Laboral para desarrollar un centro de alto nivel tecnológico. Así, desde la Consejería de Educación se ha urgido a la dirección del centro escolar a completar el traslado del centenar de alumnos que deben ser desalojados del centro docente. Alumnos que han incluido un encierro en su campaña de protestas. El Ayuntamiento garantiza la reubicación de estos jóvenes tanto en el Palacio de los Deportes de La Guía como en el centro integrado Gijón-Sur.

    R. VALLE / V. ESCANDÓN

    Principado, Ayuntamiento y Thyssen siguen adelante con la opción de la Universidad Laboral, y más en concreto del polideportivo que ahora utilizan los alumnos de los ciclos formativos de Actividades Físico-Deportivas, como único espacio viable para la ubicación de un centro de I+D+i de la línea de negocio de pasarelas y elevadores de la multinacional. De hecho, desde Educación se ha urgido ya el desalojo de los alumnos, que han incluido un encierro en las instalaciones entre sus protestas, para hacer efectiva la llegada de la multinacional a principios de febrero.

    La luz que abrieron ante los escolares afectados las declaraciones del consejero José Luis Iglesias Riopedre sobre otra posible ubicación, aunque siempre en el ámbito de la Laboral, del centro tecnológico, se apagaron en pocas horas. Según informaron desde Educación a la dirección del centro de FP, las palabras de Riopedre se «malinterpretaron» y no se están buscando otras alternativas, ya que la ubicación será, como estaba prevista, en el polideportivo. Además, desde la propia Consejería están insistiendo al centro para que vayan agilizando el traslado, ya que los alumnos de los ciclos formativos de Actividades Físico-Deportivas deberán comenzar en su nueva sede el próximo lunes, una nueva sede que aún está por fijar y para la que se barajan el polideportivo de Gijón-Sur y el Palacio de los Deportes de La Guía. La más factible parece la segunda opción, ya que, como apuntan desde el centro de FP, «consideramos mejor el Palacio porque en Gijón-Sur tendríamos que ocasionar un mayor trastorno, porque hay gente ya allí dando cursos».

    Desde el Ayuntamiento se han mantenido al margen de la polémica sobre alternativas a la ubicación en el polideportivo. «El Consejero sabrá a qué se está refiriendo; en cualquier caso, hay un único espacio posible para este proyecto y es la Universidad Laboral», explicó ayer el edil de Promoción Económica, José María Pérez, quien centró su interés en garantizar alternativas no traumáticas a los alumnos desalojados. Según Pérez, el Ayuntamiento de Gijón está en disposición, ya sea en La Guía o en Gijón Sur, de ofrecer los espacios necesarios para que los alumnos de los ciclos formativos de Actividades Físico-Deportivas continúen sus clases con normalidad y sin vacíos una vez que tengan que abandonar la Laboral. El edil también garantizó que este cambio no exigirá limitar los usos que de estos equipamientos públicos hacen los ciudadanos.

    Alumnos y profesores defienden la «educación cívica y social» con un encierro de nueve horas

    R. V. / V. E.

    Los alumnos y los profesores de los ciclos formativos del centro integrado de FP Universidad Laboral volvieron ayer a encerrarse en el polideportivo del centro. El encierro, que duró ayer nueve horas, comenzó a las 14.30 horas, ya que tanto docentes como estudiantes tienen claro que lo importante es «continuar con su formación» y, por tanto, no van a perder ninguna hora de clase. En esta ocasión, a diferencia del día anterior, cuando fueron desalojados a las 19.00 horas, los manifestantes contaban con el permiso del centro para poder permanecer en el pabellón hasta las 21.45 horas. Además, habían solicitado por escrito un permiso para permanecer allí durante la noche, que les fue denegado por la directora general de Planificación, Centros e Infraestructuras del Principado, María Jesús Otero, al no tratarse de la realización de un «uso derivado de actividades académicas». A pesar de la negativa, el personal del centro y los alumnos se reunieron para continuar con su encierro. «No ponemos en peligro la salud de nadie y con esto estamos completando la educación de los alumnos en el aspecto cívico y social», decían. A las 23.30 horas fueron desalojados por cuatro agentes de la Policía Nacional.

    Sorprendentemente, El Comercio vuelve a acordarse hoy del conflicto. Pero fíjense a qué declaraciones dan prioridad:

    El Ayuntamiento sostiene que el único espacio posible para Thyssen es la Laboral

    Las autoridades municipales están a la espera de que los estudiantes decidan qué emplazamiento quieren utilizar. Los docentes aseguran que necesitan un polideportivo muy característico

    MARCO MENÉNDEZ/GIJÓN

    El Ayuntamiento de Gijón se reafirma en considerar la Universidad Laboral como el «único espacio posible» para el proyecto de ThyssenKrupp Elevator de instalar un centro de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) en Asturias, debido «a los plazos que maneja la empresa», según indicó José María Pérez, concejal de Promoción Económica. En cuanto a las declaraciones del Consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre, que anteayer habló de buscar un espacio en la Universidad Laboral, sin circunscribirse al polideportivo que en estos momentos utilizan los estudiantes de los módulos de formación profesional de Animación en el Deporte, Pérez indicó que, «si hay otro lugar en la Laboral, será el consejero quien lo sepa y a él le correspondería decirlo».

    En lo que sí se reafirma el Ayuntamiento de Gijón es en que la Universidad Laboral es el único espacio que podría albergar este proyecto y, en principio, los alumnos deberán abandonar mañana las instalaciones que vienen utilizando desde el pasado mes de octubre, cuando lo inauguraron las máximas autoridades locales y regionales. José María Pérez aseguró que «el Ayuntamiento ha puesto todos los medios de la ciudad a disposición de los estudiantes afectados para que tengan las mejores condiciones y les permita seguir adelante con el curso con completa normalidad», indicó.

    Alternativas

    En principio, el cerca de centenar de estudiantes y profesores afectados tienen que elegir entre dos propuestas: el Palacio de Deportes y las instalaciones de Pumarín Gijón-Sur, si bien el concejal indicó que, elijan la alternativa que elijan, la actividad docente se habrá de compatibilizar con los usuarios habituales de esos complejos.

    Precisamente, este es un punto en el que no está de acuerdo la comunidad educativa afectada por el traslado. Según indicó Cristóbal Lobo, profesor de Actividad Física y Deportiva, si se traslada a los alumnos a cualquiera de esas dos instalaciones habrá que echar a otros usuarios, «lo que no nos parece la mejor solución. Además, nos piden que solucionemos un problema que no hemos generado nosotros».

    Además, este profesor asegura que la instalación que precisan para continuar con su actividad docente no es un polideportivo al uso, sino «un lugar con unas características muy determinadas». Igualmente, los afectados añaden la poca confianza que les ofrecen ahora las autoridades públicas, pues indican que «¿qué credibilidad nos ofrecen cuando dicen que nos van a construir otro polideportivo, que cuesta unos 80 ó 100 millones de pesetas? Hay que tener en cuenta que a los cuatro meses de inaugurarlo nos quitaron el que teníamos. Ya no podemos admitir más actos de fe», sentenció Cristóbal Lobo.

    Los estudiantes afectados por este traslado se enteraron del mismo a la vuelta de vacaciones de Navidad, cuando la Consejería de Educación les informó de que el Principado había decidido que el polideportivo que venían utilizando desde el pasado mes de octubre sería cedido a ThyssenKrupp Elevator para instalar su centro de I+D+i. Por eso, los estudiantes iniciaron una serie de movilizaciones, entre las que se incluyeron una concentración en la Plaza Mayor, protestas durante la inauguración de la Escuela Superior de Arte Dramático y una acampada ante la sede de la consejería.

    La Policía vuelve a obligar a profesores y alumnos a abandonar el encierro

    E. MONTES/GIJÓN

    La decisión vino de Oviedo. Tres furgones de la Policía Nacional esperaron ayer hasta más allá de las once de la noche la orden política de desalojar a los alumos y profesores de Formación Profesional encerrados en el polideportivo del Centro Integrado como protesta por su expulsión del mismo para cederlo a la multinacional ThyssenKrupp Elevator. Al final, la petición de desalojo, educadamente formulada por los agentes de la autoridad, fue acatada por los encerrados, que abandonaron el centro educativo de forma ordenada.

    Fue el cierre de una tarde de negociaciones y escritos, de conversaciones y decisiones enfrentadas en las que participó por vez primera el director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación y Ciencia, Arturo Verano. El turno lo abrió ya al mediodía el director del Centro Integrado de Formación Profesional, José Antonio Álvarez, quien informó, a través de una nota pegada a la puerta de entrada, de que «al finalizar la jornada lectiva, a las 21.45 horas, y, tras el cierre de sus instalaciones, por motivos de seguridad no se permitirá la estancia de ninguna persona en las dependencias del mismo».

    La respuesta no se hizo esperar y los profesores encerrados entregaron a la dirección su compromiso por escrito de que, ante esa situación extraordinaria, se responsabilizaban de la seguridad del centro. No fue suficiente y José Antonio Álvarez respondió, ya verbalmente, que la directora de Planificación, Centros e Infraestructuras de la consejería, María Jesús Otero, «hacía al director único responsable de que en el centro educativo se realizasen solamente actividades docentes. Y ya le respondimos que nos congratula que la directora general y la dirección del centro comparta con nosotros que una empresa no utilice instalaciones educativas», afirmó con sorna el profesor Luis Fernández.

    Así pues, el centro se cerraría en cualquier circunstancia y dependería de la autoridad política asturiana que un grupo de profesores y alumnos permanecieran dentro o no. Horas de conversaciones telefónicas y personales derivaron en el desalojo y pusieron el punto final a la segunda jornada de encierro.

  2. «Escandalera», El Comentario TV:

    Areces aplica medidas de fuerza contra los estudiantes y profesores del centro público de la Laboral

    La Dirección del Centro de FP de la Laboral ha prohibido esta tarde el acceso a las instalaciones a todos aquellos que no tengan clase, según confirmó hoy a Europa Press el representante de profesores en el Consejo Social, Luis Fernández. Dos vigilantes privados le impidieron el paso cuando se dirigía, como cada miércoles, a impartir una tutoría, aunque no esté marcada como tal en el horario lectivo. Profesores y alumnos aún no saben dónde darán clase mañana. Estos últimos planean una sentada si son desalojados.

    Los colectivos afectados protagonizan un encierro desde el pasado lunes en el polideportivo que deben abandonar, aunque por las noches son desalojados por la Policía. Hoy disponen de límite hasta las 21:45 horas, cuando el centro cierre sus puertas. “No se tiene en cuenta a los alumnos”, dijo el profesor. “Duele el desprecio”, añadió.

    Según Fernández, la Dirección todavía no les comunicó cómo y dónde se van a desarrollar las clases a partir de ahora, ya que mañana es la fecha en la que las instalaciones educativas pasarán a ser de uso de la multinacional alemana Thyssenkrupp Elevator, que implantará allí su centro de I+D+i.

    En este sentido, el profesor ve ilógico que les trasladen tan pronto, ya que el proyecto de adaptación de las instalaciones, según expertos a los que él mismo consultó, tardaría al menos dos o tres meses y habría que elaborar un plan de seguridad.

    Para Fernández, podría simultanearse las clases con el trabajo de diseño del proyecto, para entorpecer lo mínimo el desarrollo del curso académico, que finaliza en junio. A este respecto, recordó que llevan ya mucho tiempo conviviendo con las obras del emblemático edificio.

    Respecto al hipotético traslado a Gijón Sur que se había propuesto, señaló que éste “tiene 600 usuarios a los que habría que echar”. La alternativa más posible donde impartir clase sigue siendo el Palacio de La Guía, aunque Fernández matiza que “los alumnos no son deportistas sino animadores”. “No tiene nada que ver”, apostilló. Por este motivo, las aulas tienen que tener unos requisitos especiales para impartir clase, que, su juicio, no cumple el Palacio.

    Por otro lado, Fernández agradeció la conducta “ejemplar y educativa” de los efectivos policiales, “que nos sacan por la fuerza de la palabra”. El profesor destacó que todos los desalojos se llevaron a cabo de forma pacífica.

    Firmado: ECTV
    01/02/2007 – 00:04h

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s