Bioetanol, biodiésel

En El Comercio de hoy el columnista habitual Juan Neira publica un artículo cuya lectura recomendamos. Aunque también recomendamos leer nuestra glosa final.

La oportunidad del biodiésel
La expectativa abierta en El Musel con los biocarburantes debe ser relanzada por el Principado, como hacen en Alemania, EE UU o Brasil
JUAN NEIRA/

MIENTRAS la clase política gira en torno al terrorismo (el país más pujante de Europa lleva casi un año ensimismado por causa del manifiesto de unos encapuchados), la Comisión Europea no quiere perder tiempo y ha elaborado un documento, ‘Una política energética para Europa’, que pretende sentar las bases para poner a la UE al abrigo de la carestía de la energía, la dificultad de los aprovisionamientos y el deterioro de la capa de ozono.

No hay una fórmula mágica para escapar a las influencias de la OPEP, a los manejos de Putin y al efecto invernadero, sino un conjunto de medidas que van desde la vuelta a la energía nuclear (autonomía energética, ausencia total de emisiones de CO2 y costes variables de producción extraordinariamente bajos) hasta el desarrollo de las energías renovables, pasando por la solución al cáncer de la utilización intensiva de petróleo para el transporte, lo que supone el 25% de las emisiones totales de CO2 de la UE: por encima de la industria. Sobre este último asunto, Al Gore lo ha dicho muy claro: los biocarburantes son la solución al calentamiento.

España va con un cierto retraso, porque a la afición por dar prioridad a las cuestiones artificiales (país confederal, diálogo con los violentos) se suma el maniqueo discurso energético del Gobierno que considera posible prescindir de la energía nuclear, pese a ser el país más dependiente -luego, más vulnerable- de toda la OCDE. Zapatero habla siempre de impulsar las energías renovables, y todo el mundo piensa en los paneles solares y los molinos de viento.

Sin embargo, hay un aspecto que no debe pasar inadvertido para Asturias y es la nueva estrategia europea para sustituir el petróleo en el transporte, con el objeto de emitir menos CO2 a la atmósfera y ganar autonomía energética. Se trata de reemplazar el petróleo por los biocarburantes (el bioetanol que sustituye a la gasolina y el biodiésel que puede suplir al gasoil). Hay una carrera en Europa por producir estos biocarburantes, lo que lleva a aumentar la producción un 25% cada año. El objetivo de la Comisión Europea es que los biocarburantes aporten en el año 2010 el 5,75% del combustible que se necesita para el transporte. Las políticas oficiales de la Unión Europea suponen subvenciones y fiscalidad favorable, lo que hace florecer la actividad.

Antes de ver la dimensión asturiana de los biocarburantes, daremos dos datos que ilustran sobre el espectacular movimiento que han generado en el mundo. En Brasil, 1,5 millones de agricultores producen bioetanol, combustible que alimenta un millón de coches brasileños. El otro dato era conocido la semana pasada. En México, el coste de la popular tortilla se ha puesto por las nubes, ya que la demanda de maíz para producir etanol, por parte de los EE UU, ha elevado el precio del grano a unos niveles desconocidos.

Aunque toda política energética eficaz pasa por la combinación de varios factores, si tuviéramos que escoger un ‘input’ que resuelve varios problemas energéticos y económicos, a la vez, ese sería el de los biocarburantes, porque restan petróleo al transporte, un sector que se escapa al control de los gobiernos, otorgan soberanía energética al país y reducen las emisiones de CO2, que tantos quebraderos de cabeza nos crean porque excedemos en un 45% el nivel alcanzado en el año 1990, fecha de referencia en el Protocolo de Kioto.

No está España mal situada en la producción de biocarburantes, dentro de la Unión Europea; tomando como fecha de referencia el año 2004, la producción nacional llegó hasta las 207.000 toneladas, sólo por debajo de Alemania (1.055.000), Francia (450.000) e Italia (320.000), aunque dentro de los biocarburantes, el caso del biodiésel sea completamente distinto, ya que nos tenemos que conformar con 13.000 toneladas en el citado año.

Dimensión asturiana

En Asturias, hay una fábrica, Bionorte, S.A., que produce biodiésel en la cuenca del Nalón. En El Musel se van a construir dos plantas de biodiésel, una la hará Duro Felguera, con una previsión de 63.000 toneladas al año, y el otro es el proyecto de biodiésel más grande de España (250.000 toneladas anuales) con una planta a cargo de Natura, filial del grupo manchego, Jiménez Belinchón.

Asturias da pasos adecuados en la producción de biodiésel, pero otras regiones, como Cataluña, llevan tiempo corriendo. A la chita callando, los catalanes tienen en la provincia de Barcelona una red de más de 60 biogasolineras, cuando hay varias comunidades autónomas sin un solo surtidor. Conectar producción y consumo es clave para el desarrollo del negocio, porque hasta ahora la mayor parte de la producción se dedica a la exportación. El Principado tiene que negociar una red de consumo y abrirse a las regiones limítrofes: esa es la clave. Veamos.

Pese a todos los aspectos expuestos sobre la importancia de los biocarburantes, quizás ningún sea tan llamativo como el papel que tienen reservado en la dinamización de la producción agraria. Con la tecnología actual, la sustitución en la UE del 10% del petróleo destinado para transporte, por biocarburantes, conlleva el cultivo del 40% de las superficies agrarias aprovechables. Este dato es espectacular y supone un vuelco en las expectativas de la población rural. El campo asturiano no es susceptible de adaptarse al cultivo energético, pero en Castilla y León sucede lo contrario, lo que abre otra vía de relación, proveedor-fabricante, a través del Huerna, que termina en El Musel. El Principado tiene que moverse porque la Comisión Europea establecerá cupos para las ayudas de la Política Agraria Común a los cultivos energéticos, y la rentabilidad de los agricultores pasa por visualizar la cadena del valor que termina en la exportación y los biosurtidores, y el desarrollo de una logística de recogida de aceites usados. Ningún sector energético va a crecer más que el de los biocarburantes, así que es cosa de emprender una acción concertada con los proveedores y los grupos industriales. Parte importante de las ayudas de la UE a las actividades de I+D irán orientadas a la investigación en los biocarburantes. Hay que actuar sin esperar a los resultados del año electoral.

La tesis central del artículo: que España, y Asturias en particular, debe apoyar la producción de biodiésel y bioetanol, es absolutamente suscribible. Necesitamos independencia energética –la cual pasa también, no se olvide, por no abandonar la producción de carbón, y aplicar las tecnologías ya existentes que reducen al mínimo las emisiones por su uso– y necesitamos dejar de contaminar tanto como ahora hacemos.

Ahora bien: para dejar de contaminar y para llegar a una organización económica verdaderamente sostenible, debe primar la producción para el autoconsumo. Utilizar el combustible que se produce al lado, en la región, la comarca, el concejo propio, reduce al mínimo el consumo de energía, y consiguientemente las emisiones contaminantes, y el gasto; además de fomentar la prosperidad a nuestro alrededor. Ese criterio debe primar sobre los de gran producción, exportación y beneficio, que son los criterios del capitalismo disparatado y no sostenible que está destruyendo nuestra región y nuestro planeta. Pero ese capitalismo destructor es todavía defendido por los «integrados» del sistema. «Integrados» entre los que se cuenta Juan Neira. Crítico con el Gobierno, ello no le impide lanzar afirmaciones que suenan a sarcasmo: España «el país más pujante de Europa»… Además de no ser (gracias a Dios) europeos, los españoles vemos cómo los sueldos son cada día más bajos; mayor el endeudamiento; menor el poder adquisitivo; incierto el futuro. Pero las grandes empresas y los poderes financieros ingresan cada día más, y se mantienen unas cifras macroeconómicas positivas que nada tienen que ver con la situación económica de las familias españolas. Cifras macroeconómicas que dependen, además, de la especulación sin base productiva.

Asturias debe actuar; pero debe hacerlo al margen de lo que la Unión Europea, causa principal –junto con la clase política cipaya– de nuestras desventuras presentes, apoye o deje de apoyar las medidas razonables. Al margen, por descontado, de la infame «Política Agraria Común» (PAC).

Lo de pedir que los políticos actúen «sin esperar a los resultados del año electoral» es de una ingenuidad que sabemos el señor Neira no sufre. Los políticos profesionales sólo actúan por cinco motivos (no necesariamente en este orden):
1º. Electoralistas.
2º. Financiación de sus partidos y campañas.
3º. Lucro y/o ambición personal.
4º. En obediencia a poderes mayores y ocultos.
5º. Demagogia, estulticia y estupidez, siempre premiadas en democracia.

Por cierto: citar a Al Gore se ha puesto de moda. Pero, aparte de que la política estadounidense en su época de vicepresidente (vicepresidencia alcanzada tras una campaña electoral en la que Clinton y Gore contaron con el respaldo económico de algunas de las empresas –y naciones– más contaminantes del mundo) fue tan contraria a la sostenibilidad como antes y después, en la agenda política de ese sujeto los argumentos ecologistas sólo son instrumento para avanzar hacia el supergobierno mundial que preconiza. ¿Saben ustedes cuál es la acepción más común de gore en inglés contemporáneo? Pues eso.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 03.- Comarca, Medio ambiente, Política local

3 Respuestas a “Bioetanol, biodiésel

  1. Una contribución interesante en «Escandalera», El Comentario TV (a pesar de lo de Ecoloxista):

    Proliferan los proyectos de plantas de biodiesel en Asturias

    La Coordinadora Ecoloxista ante el elevado numero de proyectos de Planta de Producción de Biodiesel en Asturias que de momento son:

    -Planta de 250.000 toneladas al año en el Musel de Jiménez Belinchon
    -Planta de 63.000 toneladas al año en el Musel de Duro Felguera
    -Planta proyectada en Riosa
    -Planta proyectada en Lena por Ingeme
    -Dos Planta en Avilés

    Ante la posible instalación de estas que se suman a los existentes en San Martín y Gijón, queremos trasladar las importantes dudas que nos genera estos proyectos, porque desconocemos la trazabilidad y origen de los aceites con que se van alimentar, sospechando su origen transgénico, a partir de colza, maíz, palma, etc.

    – Si bien es cierto que el biodiesel es efectivo como sustituto del petróleo es falso la afirmación “al ser un sustitutivo del gasóleo A de automoción, ayuda a disminuir el grado de dependencia que existe del petróleo”. Falso porque estamos hablando que el abastecimiento de materias primas vendrá fundamentalmente de Sudamérica (el 98% del aceite de soja) y tal vez una parte del girasol. Esto no elimina dependencias, antes bien, las aumenta.

    – Nos preocupa el origen de los aceites que puedan venir, habría que acreditar que no han sido deforestadas en zona para dedicarlas más tarde a la agricultura. Que los aceites importados por las productoras de biodiesel no son de origen transgénico. Esto sería importante pues en el anteproyecto se afirma ya que el origen de la soja será Sudamérica, estando Argentina y Brasil entre los mayores productores mundiales de soja transgénica.

    Convendría recordar además el compromiso del Gobierno Asturiano en la lucha contra los transgénicos, con la aprobación por parte de la Junta General en Mayo de 2005 de la adscripción al foro comunitario “Agrupación de Regiones Libres de OGM” (Organismos Genéticamente Modificados).

    Ya hay estudios que muestran que los cultivos industriales de biocombustibles plantean muchos problemas. Brian Tokar, del Instituto de Ecología Social de Vermont, Estados Unidos, da cuenta de dos análisis recientes de las universidades de Cornell y de Minnesota que muestran que el ciclo completo de la producción de biocombustibles deja un saldo ambientalmente destructivo. Dado que el procesamiento de estos cultivos requiere una cantidad significativa de energía el aporte final de energía es muy limitado.

    Aunque los biocombustibles sustituyan en algún porcentaje el uso de petróleo, se necesitan grandes áreas de producción agrícola industrial intensiva, incrementando el uso de agrotóxicos que erosionan y contaminan suelo y agua, además de disputar esas áreas a la producción de alimentos. Según el investigador Lester Brown (citado por Tokar), “ahora son los autos, no la gente, los que demandan la producción anual de cereales.

    La multinacionales de los trasgénicos Syngenta trabaja en colaboración con Diversa Corporation para desarrollar un maíz que produce por sí mismo una enzima que lo convierte en etanol, la cual proviene de una bacteria extremófila que soporta altas temperaturas, tomada de la colección de bacterias que esa empresa ha recolectado en varios países del mundo. Diversa tiene una colaboración similar con Dupont, que a través de su subsidiaria Pioneer Hi-Bred desarrolla un maíz con mayor contenido de almidón y celulosa. Para ello están usando una enzima que proviene de una bacteria manipulada (Zymomonas mobilis), la cual se encuentra en forma natural en el agave. En ambos casos, la manipulación genética compromete el uso del maíz como cultivo alimentario, agregando riesgos a los casos de contaminación que pudieran ocurrir. Además estas explotaciones llevan unidas muchas veces; expulsión de poblaciones locales, paramilitares, destrucción de poblados y culturas indígenas, etc.

    -Sí nos parece interesante apoyar a empresa que priman el reciclaje de aceites de consumo usados, que además está usando tecnología asturiana, que genera puestos de trabajo en la región y que está dando salida a un residuo, dándole un importante valor añadido y sirviendo de ejemplo a otras empresas más allá de nuestras fronteras. Nos estamos refiriendo a Bionorte ubicada en Sotrondio que utiliza solamente aceite vegetal usado como materia prima con una capacidad de 5.000 toneladas al año.

    Por eso solicitamos cautela y que no se vea esta tecnología como un regalo que solucionará los problemas de emisiones contaminantes y de concentraciones altísimas de CO2 en la atmósfera. Esta tecnología funcionaría a muy baja escala, pero en el momento que se expande deja de ser efectiva y los problemas que acarrea son, nos atrevemos a decir, PEORES, que los que trata de solucionar. Los cultivos industriales acarrean una pérdida de biodiversidad y de terreno productivo que sí que no tiene vuelta atrás. Cuando se deforestan grandes extensiones de bosques primarios y secundarios, se elimina el efecto beneficioso de disminuir las emisiones de CO2, ya que al tiempo se están eliminando, por otro lado, bosques que absorben CO2 incluso en mayor cantidad que la que se deja de emitir.

    Por eso entendemos la sustitución de los carburantes tradicionales por los biocarburantes como una huida hacia delante, sin ningún tipo de planificación. Y demandamos de la administración una planificación de las políticas energéticas a todos los niveles, más allá de porcentajes con distintos horizontes temporales.

    Firmado: Fructuoso Pontigo
    31/01/2007 – 23:20h

    Lo del «compromiso del Gobierno Asturiano en la lucha contra los transgénicos, con la aprobación por parte de la Junta General en Mayo de 2005 de la adscripción al foro comunitario “Agrupación de Regiones Libres de OGM” (Organismos Genéticamente Modificados)» es puro sarcasmo: Asturias está llenándose de transgénicos, con el respaldo del Gobierno autónomo. Faltaría más: si gastan el dinero del SESPA en «transexuales», ¿por qué no permitir «transgénicos»?

  2. Artículo en El Comentario TV. Ni que decir tiene que no estamos de acuerdo en conceder premios a Greenpeace (recordamos su triste proceder en la «guerra del fletán», apoyando a la muy destructiva industria pesquera canadiense y las acciones piratas de su Armada; al fin y al cabo, Greenpeace tiene muchos más suscriptores en Canadá que en España). Aunque pensándolo bien, esos premios que ensucian el recuerdo del Principado de Asturias se conceden, en un noventa por ciento, a gentuza. Lo de comparar a Al Gore con San Pablo Apóstol sería sacrílego y blasfemo, si no supusiéramos que no era esa la intención del autor.

    Al Gore y los Premios Príncipe de Asturias
    09/02/2007 – 11:00 h

    Antonio Rodríguez Dosantos

    No es de extrañar que los Premios Príncipe de Asturias hayan puesto su punto de mira en Al Gore. Primero se trata de unos premios donde pesa el factor mediático y en los últimos años el glamour de los que se perfuman con dinero y/o poder.

    Segundo la foto de Álvarez Areces con Al Gore puede venir de maravillas al gobierno del PSOE en un momento, el otoño, donde si las elecciones de mayo no cambian la correlación de fuerzas en el parlamento autonómico, se pondrían en marcha los proyectos estrella del señor Areces, es decir la incineradora y la planta regasificadora con el correspondiente repertorio de plantas térmicas.

    En caso de una victoria de PSOE + IU, el calendario parece claro, dejar los temas polémicos hasta después de las elecciones (finales de mayo), mes de junio reparto del poder, después unas vacaciones tranquilitas, y en el otoño el PSOE se lanzaría a la carga con los proyectos de térmicas, regasificadora, e incineradora,… etc. además de proporcionar un buen cargamento de sapos de ocho patas (Jesús Montes) para que Izquierda Unida vaya tragando.

    Por ello una foto de Álvarez Areces con el líder de la lucha contra el cambio climático Al Gore para esas fechas otoñales no tiene precio. Sería aún mejor que hacerse una foto con el oso Yogui auténtico. Asturias una de las regiones del planeta que más contribuyen al Cambio Climático y que lo seguirán haciendo si continúa la política actual de Álvarez Areces. Una política donde casi resulta simpático escuchar el discurso socialista de gran política estratégica. Para Álvarez Areces la producción de “energía es clave para el futuro económico de Asturias“. Lo cual estaría bien si pudiéramos marcar los precios de la energía, que los centros de gestión y decisión de las empresas energéticas estuvieran aquí y que las empresas que consumieran esa energía se instalaran en Asturias, lo cual sería fácil bastaría con abaratar los precios de la energía consumida en Asturias. Pero ni nosotros ni Álvarez Areces fija los precios, los centros de decisión no están aquí y el propio Gobierno del Principado alienta para que “Asturias continúe siendo una región excedentaria de energía que abastezca a un mercado global“, para lo que debe “mantener la firmeza para solucionar los problemas de evacuación a través de las líneas Soto-Penagos y Lada-Velilla” (Cita de Ávarez Areces en La Nueva España del 30 de enero).

    Lo que nos quedará en Asturias será los costes ambientales, el aumento del número de instalaciones de alto riesgo, los impactos sobre la calidad de vida y unos cuantos cientos de puestos de trabajo para los obreros que mantengan las instalaciones. Apenas una insignificancia laboral si lo comparamos con los miles de puestos de trabajo que se generarán en las industrias que consuman la energía asturiana.

    Y sobre el compromiso del gobierno de Álvarez Areces con el protocolo de Kyoto se soluciona con una foto al lado de Al Gore y lanzando campañas para silenciar, acusar o directamente insultar a los pocos ecologistas y ciudadanos que denunciamos toda esta farsa. Sirvan como ejemplo en los últimos meses, los piropos de la concejala de medio ambiente de Gijón, el gran cariño que nos tiene el gobierno municipal de Avilés o el Fagor apasionado que nos demuestra el alcalde socialista de Cangas de Narcea.

    Todo ello sin que Al Gore, que es un recién llegado a la lucha ambiental, tenga porque saber lo que pasa en Asturias y lo que pueda significar su foto con el Sr. Areces.

    Tal vez lo más sensato, y ya que la Fundación quiere premiar la lucha contra el deterioro ambiental del Planeta, fuera que el premio se lo dieran a Greenpeace y no a Al Gore. Y cito a Greenpeace porque fue de las primeras; pero en general gracias a organizaciones como Greenpeace que lleva decenios dando la cara y aveces rompiéndosela, hoy en día los problemas ambientales entran dentro de la agenda de los grandes gobernantes. Al Gore es un San Pablo recién llegado a una guerra que ya cuenta con demasiados mártires.

  3. Otros tipos de contaminación sobre los que los políticos callan, pero ya se habla mucho: así que esos aspirantes a políticos de caleya urbana que mangonean la Federación de Asociaciones de Vecinos, y que van aprendiendo desde los palos por el PGOU, se están espabilando. Hoy en La Nueva España:

    Barrios de Gijón superan en 23 veces la contaminación electromagnética asumible

    Expertos y vecinos, durante las mediciones de campos electromagnéticos realizadas, ayer, en el Polígono.

    La FAV elaborará un mapa sanitario para exigir al Ayuntamiento que actúe

    Gijón, Albina FERNÁNDEZ

    Algunas zonas de Pumarín superan en 26 veces las ondas electromagnéticas asumibles, según las mediciones que realizaron ayer los expertos en geobiología que participaron en las «jornadas sobre contaminación electromagnética, vivienda y salud», organizadas en el Ateneo de La Cazada por la Asociación de Estudios Geobiológicos, GEA, con el apoyo del Ayuntamiento y del Principado. «Éste es un barrio poco saludable», advirtieron.

    Las zonas más conflictivas son las que están bajo la influencia de las antenas de telefonía, las cercanas a los transformadores eléctricos soterrados hace 30 años con la construcción del barrio y las más próximas a los cables de conducción de la electricidad que en ocasiones están excesivamente cercanos a las viviendas, pese a que la normativa lo prohíbe.

    Las mediciones fueron realizadas en presencia de representantes vecinales del barrio y de la Federación de Asociaciones de Vecinos, FAV, que se involucrarán en la lucha contra esta contaminación después de llegar a un acuerdo con la GEA, según explicó Tanti Hevia, miembro de la comisión de sanidad de la FAV. «Ellos nos facilitan los aparatos de medir y nos enseñan a utilizarlos para hacer mediciones cerca de los transformadores y de las antenas. Lo controlaremos con rigor y exigiremos al Ayuntamiento que intervenga cuando haya concentraciones excesivas».

    Los medidores constataron que hay bancos en zonas verdes muy frecuentadas por la población de riesgo, ancianos y niños, que están situados encima de un transformador, lo que multiplica el riesgo de contraer alguna enfermedad por las ondas.

    Las mediciones realizadas servirán para elaborar un mapa de salud del barrio, con el que se exigirán medidas al Ayuntamiento. Los expertos sostienen que la situación mejoraría notablemente sólo con que se protegiera el cableado de las líneas de conducción eléctrica. «La contaminación electromagnética es un gran problema social y de salud que vamos a abordar desde la federación», anunció Amador García, presidente de la FAV.

    Informar sin alarmar a la población

    A. FERNÁNDEZ

    La experiencia del Polígono se exportará al resto de la ciudad, con mediciones en cada barrio. En este proyecto participará «A pie de barrio», la iniciativa de promoción de la salud originaria de La Arena. «Nuestra intención no es alarmar a nadie ni obligar a la gente a cambiar sus hábitos. Nos limitamos a informar de lo que puede pasar con unas radiaciones con las que compartimos nuestra vida diaria. Y cada uno que haga lo que quiera», apuntó Mariano Bueno, presidente de la GEA, en la presentación de las jornadas.

    La intención de los responsables de GEA en Gijón es llevar la inquietud por la salud a los alumnos de Biología de Secundaria. La idea es enseñarlos a utilizar los sistemas de medición para que descubran la realidad de las tensiones electromagnéticas.

    Los campos electromagnéticos más perjudiciales son los de los teléfonos móviles, según los expertos reunidos en Gijón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s