¿Qué calidad de vida?

En El Comercio de hoy, el socialista Pedro Sanjurjo, tercer teniente de alcalde y concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Gijón, nos cuenta nada menos que «el crecimiento vegetativo negativo refleja la alta calidad de vida de Gijón».

O sea: que según el onanismo malthusiano del PSOE, el hecho de que no nazcan niños en Gijón es signo de buena calidad (lo de haute qualité, o high quality, es un barbarismo ridículo) de vida.

El mismo Pedro Sanjurjo nos informa que «los comportamientos sociales han cambiado mucho durante los últimos años; en la década de los 80 el modelo de relación social era el matrimonio y ahora no es así para muchas personas; a este hecho va unida la decisión de no tener hijos o tener menos que antes y por eso el crecimiento vegetativo continúa su tendencia negativa».

Además de aberrantes, las explicaciones de Sanjurjo son inexactas. La Nueva España nos cuenta que en 2006 en Gijón «por primera vez, las bodas civiles superan a las religiosas». Al matrimonio civil (que no es verdadero matrimonio, sino simple concubinato) deberían añadir esa cutre aporía que es el Registro Municipal de Parejas de Hecho: uniones de invertidos aparte, la inscripción en un tal registro no constituye sino otra fórmula de matrimonio civil. Luego lo que ellos llaman matrimonio sigue siendo «el modelo de relación social».

Sobre modelos y no-matrimonios, por cierto, resulta ejemplar la fotografía con que La Nueva España ilustra la noticia en cuestión: «el primer enlace municipal de un edil en 2006», del socialista Iván Álvarez Raja, mantecoso hasta el pelo como en él es costumbre, y ataviado con hortera disfraz. Significativo de la actual «calidad de vida» de los gijoneses es que un hombre tan refinado sea concejal de Juventud y Festejos y presidente del Teatro Jovellanos. O sea, el que se encarga de «la cultura» en este pobre concejo donde no nacen niños.

Sobre otro y muy relacionado aspecto del concepto de calidad de vida que maneja el PSOE (y el PP, e IU), tomamos de El Comercio una carta al director aparecida hoy:

La eutanasia, un asesinato
Clemente Ferrer Roselló/(presidente del Instituto Europeo de Márketing, Comunicación y Publicidad)

La eutanasia, vocablo alojado en el diccionario científico por Francis Bacon en 1623, es una acción o una omisión que por su naturaleza y en la intención de quien la realiza provoca la interrupción de la vida del enfermo grave o también del niño recién nacido mal formado. Para la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, es juzgada como una conducta dirigida a eliminar la existencia de un ser humano que hospeda un padecimiento doloroso e irreversible, por razones humanitarias en un contexto médico. La eutanasia entraña el propósito de exigir la defunción del otro, por lo que se trata de un suicidio asistido.

En Alemania, en menos de veinte años, la eutanasia provocó la muerte de 275.000 seres humanos por malformación física, por enuresis y por problemas de provecho educativo.

En la actualidad, se ha generalizado a los chavales paridos con deterioros corporales, incluso se ejercita una eutanasia anterior al nacimiento, y también en longevos e inválidos que son calificados como una hipoteca para la sociedad. Desde la más básica legislación, la táctica pro-eutanásica es contradictoria al derecho de libertad que aguanta la facultad del asesinato de la persona doliente.

Por otra parte, la medicina ha hecho tales avances que las enfermedades son controlables en todo el período de los achaques, no llegando al umbral de lo insufrible. Asimismo, los sanatorios están integrando las unidades de dolor cuya intención fundamental es disminuir la inclemencia del sufrimiento para superar la calidad de vida del doliente.

Asimismo, las atenciones paliativas no radican en impedir que el enfermo agonice, sino en intentar que la muerte se desencadene sin congoja y con el menor dolor posible, evadiendo que sea una defunción traumática para el aquejado y su parentela.

La condena que se hace de la eutanasia desde la Encíclica Evangelium Vitae afirma que: «La eutanasia es una grave violación de la Ley de Dios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona humana».

Por último, puedo afirmar que la eutanasia es una derrota personal de quien la teoriza, la decide y la practica.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, Política local, Sanidad

4 Respuestas a “¿Qué calidad de vida?

  1. Iván Movistar Álvarez Raja se va, dicen. Tan impresentable que ni el PSOE lo quiere en sus listas electorales, ni la municipal ni la autonómica. (Ya le encontrarán un chollito, que es de la familia; y si no es de parásito de la política, ¿de qué va a vivir?). De su gestión en el Teatro Jovellanos queda abundante basura. La penúltima, la actuación de un actorzuelo famoso por insultar a España y a los españoles. Un artículo sobre el rufián (el actorzuelo, no el Movistar) en El Comercio del 29 de marzo de 2007.

    No todos somos rufianes

    FIDEL GARCÍA MARTÍNEZ/
    CATEDRÁTICO DE LENGUA Y LITERATURA

    Descalifican más a quien las vocifera que a quienes iban dirigidas, a casi todos los españoles. Me refiero a las declaraciones reaccionarias, parafascistas y marcadamente obscenas de un tal Pepe Rubianes, de profesión titiritero con sueldo público a cargo de los presupuestos de los contribuyentes, sean o no catalanes. Rubianes, si pasa a la historia del teatro, algo más que improbable, no será por cualidades escénicas, sino por sus insultos soeces, barriobajeros. Una retahíla de sandeces contra España, sus gestas, sus hombres y sus pueblos ha sido avalada por algunos políticos con responsabilidad gubernamental que no han visto ningún inconveniente en considerar las boutades del titiritero como dignas de reproches y censura, sino como un síntoma de libertad de expresión. Por lo visto, que España sea despreciada con toda clase de obscenidades no sólo no es reprochable, sino respetable.

    De las declaraciones del tal Rubianes se deduce que algunos políticos son capaces de nadar entre el estiércol con tal de defender los asquerosos ataques de algún presunto actor chapoteando en el estercolero. Es evidente que en España no todos somos rufianes, por mucho que el Ayuntamiento, con nuestros impuestos, pague a Rubianes lo que no puede conseguir con sus méritos escénicos. Como decía recientemente el señor José Bono, ex ministro de Defensa, desde Covadonga se percibe que España no es sino una muy buena madre. Lo de madrastra y otras obscenidades más son cosas de un tal Rubianes.

    (José Bono es otro buen rufián; pero lo dejamos para otro día).

  2. La Nueva España hoy:

    Asturias, segunda región de la UE con menos jóvenes y cuarta con peor saldo vegetativo

    Sadei sitúa al Principado en posiciones próximas a la media europea en PIB por habitante y crecimiento, pero bajas por paro y tasa de ocupación

    Oviedo, Javier CUARTAS

    Asturias mantiene una posición intermedia entre las 268 regiones de la UE por diversos indicadores de riqueza y actividad -ocupa posiciones entre los lugares 75.º y 168º por PIB por habitante, crecimiento económico, tasa de paro y densidad demográfica- pero se hunde en la cola de Europa por el acusado envejecimiento de su población y, sobre todo, por la bajísima presencia de niños y adolescentes entre sus habitantes. Asturias es la segunda región de Europa con menor proporción de menores de 15 años, sólo por delante del territorio alemán de Dessau.

    Este diagnóstico es una de las conclusiones que dimanan del primer «Anuario estadístico de Asturias», una ambiciosa y prolija recopilación sistemática de datos que perfila un retrato social, económico, cultural y demográfico del Principado elaborado por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei).

    De acuerdo con este estudio, Asturias no sólo es la segunda región de los 268 territorios de la UE que menos jóvenes menores de 15 años tiene en proporción a sus habitantes de entre 15 y 64 años (sólo el 14,76%, según datos de 2005), sino que es a su vez la 20.ª área geográfica de la UE con mayor peso de la población de más de 64 años respecto al cómputo total de personas comprendidas entre los 15 y 64 años: el 32,06%. De entre las 20 regiones europeas que superan a Asturias en lo que se define como tasa de dependencia de mayores, sólo hay otra comunidad española con un envejecimiento más acentuado: Castilla y León, que ocupa el 9.º lugar, con una ratio del 34,28% (2,22 puntos por encima del Principado de Asturias).

    Como consecuencia de ambos factores, sólo cuatro regiones de la Europa de los 27 presentan una saldo vegetativo negativo (diferencia entre nacimientos y defunciones) peor que el de Asturias: se trata de Letonia, las regiones alemanas de Chemnitz y Dessau y la italiana de Liguria.

    Se confirma así una vez más el fuerte desequilibrio de la «pirámide» demográfica asturiana, que presenta un perfil invertido, delatador de lo que la misma Consejería de Economía de Asturias catalogó ayer como «una estructura poblacional claramente envejecida».

    Por el contrario, Asturias ocupa un discreto puesto 168.º por producto interior bruto (PIB) por habitante en términos de paridad de poder de compra (en 2004 estaba en el 86,99% de la media de la UE-27 y en 2007 se estima que alcanzó el 96%), y el 129.º por el crecimiento del PIB entre 1995 y 2004 (2,37% de incremento medio anual). Por el contrario, está en puestos bajos por su tasa de paro (sólo inferior a 74 de las 268 regiones) y ocupa el lugar 221.º por la reducida tasa de ocupación laboral (55,78%) y aun inferior (el 233.º) por ocupación femenina (sólo 44,29%).

    También ocupa posiciones discretas por densidad de población (es la 163.ª región, con una tasa de 99,9 habitantes por kilómetro cuadrado) y es la 79.ª con mayor saldo migratorio positivo: el 4,26 por mil habitantes.

    Estos datos, según el consejero de Economía, Jaime Rabanal, denotan «el notable avance de Asturias en la convergencia con los territorios más dinámicos de Europa», salvo en demografía.

    No digan que no les parece encantadora la desvergüenza de Jaime Rabanal. Gracias a incluir en la estadística europea a multitud de regiones semi subdesarrolladas por gracia de los muchos años que pasaron en el «paraíso socialista», la empobrecida y desertizada Asturias de hoy no está en los puestos de cola. Puestos de cola que ocupamos gracias al fraude europeo, en cuyo nombre se nos desmanteló. No se preocupen: no llegamos a fin de mes, tenemos multitud de parientes y amigos en el paro o en la emigración… Para solucionarlo, los socialistas se preparan a legalizar y generalizar la mal llamada eutanasia. Así no estarán tan descompensadas las cifras de ancianos y niños, exterminados éstos por el aborto y la contracepción. Hace tiempo que lo predica desde Gijón el Doctor Mengele, perdón, Palacios.

  3. Inteligente carta al director en La Nueva España de hoy:

    Y lo que nos queda

    Tras sembrar buena semilla hay que recoger, separar para la próxima siembra y, con lo que nos queda, esperar que el crítico invierno sea crudo. ¡Quien no siembra desparrama! Me llega el rumor de que el sector de la construcción está despidiendo a gente con formación adecuada y la antigüedad de décadas para, a continuación, contratar a otros. En esta tierra vivimos bajo la tiranía de lo práctico y lo pragmático. En economía lo filosófico es sinónimo de despreciable e inútil y lo ético llega a ser simplemente peligroso (pero sin ética ni filosofía no existe futuro, ni equipo, ni economía). Y digo que es un rumor (aunque quien me lo contó me lo confirma) porque no oigo ningún clamor sindical, ni de clase ni con clase. Y es que la guerra es la guerra, y ésta: la continuación de la política por otros medios; y la economía: los medios de la política. Como pacíficos contribuyentes que somos, contribuimos a la actividad empresarial pagando la obra pública que hicieron los bien pagados empresarios que en su día protestaron porque llegaban empresas de fuera a concursar, pues eso? Pensemos que en su día hemos apoyado a Maragall y nos hicimos fotos de familia con él mientras en los editoriales de LA NUEVA ESPAÑA se nos avisaba y se nos decía aquello de: ¡ojo, cuidado! Pero ahora el Estado abona sus dineros por habitante y nuestra comunidad es la única que pierde habitantes. Algunos opinan que sería necesario que cada mujer tuviese seis hijos. Pero las regiones productoras, llenas de nuestras jóvenes leyendas y capaces hasta ahora de vendernos sus productos, deben recibir tanto como aportan. ¡Es la nueva igualdad! ¿Y para las llenas de viejos improductivos y subsidiados?, pues la misma proporción ¡Que eso es la igualdad! Pero no se preocupen: para la supervivencia está la ley de Dependencia y, por si no fuera suficiente, se aproxima la ley de la eutanasia. No esperen vengarse boicoteando sus productos. Porque si son buenos, bonitos y baratos, ¿ustedes qué harían? Pues eso es lo que hace el sector de la deconstrucción con su nueva cocina empresarial.

    ¿Os acordáis de cuando ibais a la tienda de la esquina y la mayoría de los productos eran de la tierra? Bueno, a lo mejor no tanto, pero ¿cuántas fábricas de chocolate había, cuántas fábricas de cervezas, cuántas fabricas de loza, cuántas fábricas de conservas, cuántas fábricas de camisas? ¿cuántas? ¿cuánta deconstrucción ahora?

    Hay mucha capacidad productiva de alimentos en nuestros valles, pero ¿cuánta industria alimentaria? ¿Acaso nuestros valles deben ser desiertos de naturaleza para turistas escogidos?

    Algunas importantes empresas que antes producían algo ahora se parecen más a inversoras con fondos de especulación que encima piden subvención, y sus otrora profesionales, en regulación de empleo, en paro o prejubilados. Ya lo decía Fermín: «La gente es de dos clases: productores o parásitos; y ser productor es difícil». Pero no se crean que esto sea porque no sabemos; porque saber, lo que se dice saber, ¡sabemos mucho! Creo que somos la región con más cursos de FP para el empleo per cápita. Además, se supone que tenemos la mayor concentración de gestores de FP permanente por profesor, dada la imperiosa necesidad de que la cosa vaya bien encauzada y habida cuenta de que los contratos de sus profesores son sólo por las horas justas del curso y poco más (es curioso, en algún centro formativo si hacemos la relación entre el número de empleos indefinidos de los gestores y el de los profesores, da infinito). Ahora el Estado pretende reorientar todo esto mediante la contratación de 1.500 orientadores profesionales. ¿Serán expertos profesionales de cada familia profesional para una orientación específica?

    ¡Atrévanse a saber! Es todo un desafío kantiano. Hasta los caóticos estorninos saben que «la unidad une y fortalece, y que la multiplicidad divide y debilita». Negociando productores y gestores, empleados y empresarios, manteniéndose unidos en esa bandada denominada empresa, buscando la adaptabilidad ante la fortuita aparición de la previsible contingencia: el depredador, se podría tener esperanza. Pero pobres de aquellos estorninos que olvidaron que el número es vital para la seguridad de la bandada y que mantenerse siempre unidos resulta esencial. Ahora las aves rapaces vuelan para engordar y las carroñeras aguardan para el festín.

    Con nuestro bajo nivel de natalidad y nuestro auge en ancianidad, nuestra gran esperanza es exportar necesidad en busca del óbolo estatal. Y en ésas estamos: descubriendo un nuevo yacimiento de empleo en la nueva ley de Dependencia. ¡Asturias, paraíso de la ley de Dependencia! Los mejores servicios de atención personal en un entorno natural. ¿Habrá alguien dispuesto a pagar y a aceptar el reclamo?

    No nos merecemos esto, pero es lo que hemos sembrado. Porque de lo no sembrado, ¡ni se sabe!

    Carlos Muñiz Cueto, instructor de FP ocupacional
    Avilés

  4. Carta al director de La Nueva España publicada hoy:

    Sentencia contra el doctor Montes
    Marta Álvarez Suárez (Móstoles)

    En LA NUEVA ESPAÑA del 21 de febrero se hace referencia al paso del doctor Montes por Mieres para presentar su libro. Dicho “doctor” se hizo famoso por el caso de las sedaciones irregulares en el Hospital Severo Ochoa de Leganés.

    En los artículos sobre el tema se dice que no se detectó mala praxis. Eso no es cierto. La sentencia dice que sí hubo mala praxis, pero que no se condena a esta persona y a su equipo porque no se han obtenido pruebas concluyentes. Evidentemente, no se pudieron obtener pruebas concluyentes, porque los cadáveres de las víctimas de estas sedaciones habían sido incinerados.

    Hay un sector de la sociedad que se empeña en vendernos a este señor como un ángel que elimina el sufrimiento de enfermos terminales, pero la realidad de este caso es que, personas muy sanas, que entraron en ese hospital para una intervención rutinaria, y pasaron por las manos de este señor, salieron con los pies por delante. Escuchen y den a conocer también la versión de las víctimas, por favor.

    La actual política de la izquierda nos está vendiendo que los abuelos enfermos y los niños no deseados hay que quitarlos de en medio, dejando sólo a los jóvenes y fuertes sobre la tierra. Es la misma actitud que tenían los nazis en los campos de concentración y en la creación de la raza aria. El fascismo que tanto critican es lo que pretenden imponer en la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s