Lo que va quedando

En Mar y Campo de La Nueva España leemos un artículo dedicado a las viejas y venerables conservas Remo, de Candás. De lo poco que nos va quedando de la vieja industria en esta devastada tierra. ¿Qué fue de toda nuestra buena, eficiente y pequeña industria alimentaria? Cayó bajo la apisonadora del Mercado Común, ahora Unión Europea, y del liberalismo económico a ultranza de la transición. De las conserveras, en Gijón permanecen Costera, Agromar, La Polar y poco más. Nos parece casi obligatorio consumir sus productos.

Conservas de nuevo cuño

MARÍA JESÚS Y ALEJANDRA LÓPEZ GARCÍA PROPIETARIAS DE UNA FÁBRICA DE CONSERVAS EN CANDÁS
Oviedo

María Jesús y Alejandra López García, propietarias de Conservas Remo, en Candás, se sienten orgullosas de la tradición que han heredado de sus mayores. Su vida siempre ha estado ligada a la fábrica. En el caso de María Jesús, el mismo día de su nacimiento, su padre, Emilio López, no la pudo ver hasta la noche. Entró en el puerto de Candás tal mareona de bocarte que no le quedó más remedio que pasarse el día transportándolo a la fábrica. Hoy en día la empresa mantiene su ubicación frente a las instalaciones del Museo Antón. Las dos hermanas han recogido el testigo de su padre, pero también han sabido adaptarse a las nuevas demandas del mercado, con mujeres y hombres sin tiempo para cocinar, que encuentran en los platos preparados su tabla de salvación.

Por eso a los productos tradicionales, como el bonito, las sardinas, anchoas o mejillones, se unen ahora una gama de platos como las fabes con almejas o con calamares. Tanto Alejandra como María Jesús están de acuerdo en que la calidad resulta fundamental. Por eso la cuidan al máximo.

En la oferta no faltan otros platos asturianos como las cebollas rellenas y los pimientos rellenos. La fábrica sigue manteniendo los horarios tradicionales que permiten a las mujeres salir a medio día para preparar la comida en sus casas. Lo nuevo y lo viejo casan a la perfección.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo 03.- Comarca, Carreño

2 Respuestas a “Lo que va quedando

  1. Exposición «Puerto de Gijón. Pesca y Conserva»

    Sala de Exposiciones de la Antigua Rula. El Muelle, Gijón
    Abierta al público del 14 de diciembre hasta el último domingo de febrero, de lunes a domingo, de 11 a 14 horas y de 16:30 a 20:30.

  2. Artículo en El Comercio de hoy:

    Un libro
    DANIEL ARBESÚ/

    LOS Reyes Magos me han traído, por intercesión de un buen amigo, un excelente libro, editado por la Autoridad Portuaria de Gijón. Se titula ‘Puerto de Gijón. Pesca y conserva’. Vio la luz el 27 de noviembre del año pasado, día de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, como reza en su epílogo.

    El libro, para los que escribimos cosas del Gijón de ayer, es una auténtica joya. Como, además, mis primeros años de trabajo fueron cuando acababa de cumplir 14 años, en la desaparecida fábrica Metal-Gráfica Moré, S.A., que confeccionaba latas para conservas de pescados y embutidos, resulta que me trae recuerdos de mi infancia y juventud. Hay fotos inolvidables de conserveros como Faustino Forcén, Ricardo Vigil, Arrigorriaga y Barrio, Braña y Boggio, García y Liñero, Cipriano Escobio, Hijos de Ángel Ojeda, Honorato Puebla y José Valle Armesto, muchos de ellos desaparecidos pero con los que tuve trato personal e, incluso, amistad, hasta que en 1954 dejé de trabajar en aquella fábrica de los Moré en La Calzada.

    El libro contiene estadísticas que harán las delicias de muchos investigadores del ayer gijonés, del puerto local -hoy deportivo-, con fotos de indudable valor histórico y multitud de cuadros de gran vaía de pintores, como Martínez Abades, Mariano Moré, Nicano Piñole y Evaristo Valle, así como de familiares de apellido Alvargonzález, que tanto han hecho por Gijón.

    El libro abarca desde un Gijón primitivo hasta los años más o menos actuales y se ve en él la evolución del puerto pesquero y deportivo y el traslado de la pesca al puerto exterior de El Musel. Hay cartas geográficas que me recuerdan a aquel pequeño Gijón de hace siglos y que me hacen suponer lo que vale el Gijón actual. Un gran libro y para mí un gran regalo de Reyes, que agradezco porque ni siquiera lo había pedido en mi carta a los Magos.

    Por eso, mi doble gratitud a Melchor, Gaspar y Baltasar.

    Varios autores, Puerto de Gijón, pesca y conserva. Autoridad Portuaria de Gijón/Ediciones Nobel, 2006. 140 páginas. D.L. AS-5.915/2006. ISBN 10: 84-8459-219-7. ISBN 13: 978-84-8459-219-8

    Por cierto: una edición patrocinada por la Junta de Obras del Puerto de Gijón (alias Autoridad Portuaria), a cargo de una editorial de Oviedo, e impresa en Llanera. ¡Así se hace Gijón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s