Navidad sin Navidad

La Navidad es la fiesta del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, la segunda persona de la Santísima Trinidad, encarnado en el seno de la Santísima Virgen María. Eso, y no otra cosa, se celebra. Obvio, ¿verdad?

Parece que no lo es tanto. En el actual clima de redoblado laicismo, no podían faltar en la villa y concejo de Gijón los necios que pretenden celebrar la Navidad sin ninguna referencia a la misma.

La paupérrima iluminación navideña, encargada a dedo a la empresa Blachère (¿por qué los socialistas favorecen sistemáticamente a las empresas francesas, en detrimento de las españolas?), con exclusión absoluta de cualquier referencia al nacimiento de Cristo, ha venido a añadirse a otras prácticas municipales recientes, como la celebración en su Jardín Botánico Atlántico de un «Solsticio de Invierno» que inevitablemente se inspira en las prácticas del sector neopagano del nacionalsocialismo alemán. Celebración neopagana y extranjera especialmente dirigida a los niños, como para arrancar la Navidad hasta de sus recuerdos.

No acaba ahí la cosa. En los centros escolares estatales la combatividad antinavideña va ganando virulencia cada año. Como muestra más cercana, esta noticia en La Nueva España de hoy (las negritas son nuestras):

Los Pegoyinos retira los motivos religiosos de la decoración navideña

La escuela y la concejalía de Educación tomaron la decisión tras quejarse la madre de uno de los bebés

É. V.

Los responsables de la Escuela Infantil Los Pegoyinos, ubicada en el barrio de la Urgisa, han eliminado de su decoración navideña cualquier tipo de referencia o símbolo religioso. La protesta de una madre llevó al centro a tomar la decisión.
Según explicó la concejala de Educación, Carmen Rúa, que fue informada desde el primer momento de la polémica, fue la madre de uno de los bebés que acuden a la escuela la que reivindicó que, siendo un centro público, no quería que hubiera alusiones religiosas en la decoración de Navidad. En la escuela se había colocado un belén y unos ángeles.

Los responsables del centro avisaron a la concejalía de Educación de la queja y desde el Ayuntamiento se mandó retirar la decoración. «Si no molesta a nadie, pues no pasa nada, pero si hay una queja, pues se quita», explicó Rúa, que comentó que en la mayoría de las escuelas no hay «motivos religiosos» en la decoración navideña y que ninguno de los padres de Los Pegoyinos ha protestado por la retirada del belén.
«Lo veo bien. Estoy de acuerdo en que en las escuelas públicas, que son laicas, no haya alusiones a ningún tipo de religión. Yo siempre digo una frase, y es que en la escuela, ni religión ni política. Creo que debe ser así», explica Rúa, que apuesta por una celebración navideña sin alusiones religiosas. «Se trata de unas fiestas tradicionales, que pertenecen a nuestra cultura y que hay que celebrar. Las escuelas siguen decoradas; hay campanas y luces… Eso no va a cambiar. Simplemente que no se habla del nacimiento del niño Jesús, ni nada así», asegura la concejala.
La polémica sobre el tratamiento de las fiestas navideñas en los colegios públicos ha recorrido varios centros nacionales durante todo el mes de diciembre. En este caso ha llegado a una de las escuelas públicas de más reciente creación en la ciudad. Los Pegoyinos fue inaugurada a principios de este mes. Ubicada en la avenida de la Constitución, en la Urgisa, tiene capacidad para 79 bebés entre 0 y 3 años. En ella trabajan nueve educadores a tiempo completo y seis a tiempo parcial. En sus instalaciones cuenta con cocina, comedor, seis aulas y un salón para actividades psicomotrices.

Así que la concejal comunista Carmen Rúa dice a la vez lo obvio y lo estúpido. «Se trata de unas fiestas tradicionales, que pertenecen a nuestra cultura y que hay que celebrar» y, a la vez: «Simplemente que no se habla del nacimiento del niño Jesús, ni nada así». Son unas fiestas tradicionales, por supuesto, que celebran el nacimiento del Niño Jesús, precisamente. Y pertenecen a nuestra cultura, porque nuestra cultura es cristiana. Así que basta la protesta de una madre (¡pobre madre, y pobre hijo!) para privar a todos de la Navidad.

Estas cosas, por cierto, empezaron en la villa cuando cierto cargo del PSP y ahora factótum de su propio invento, el «Partíu Asturianista» o PAS, Juan José (Xuan Xosé) Sánchez Vicente, en el salón de sesiones del Ayuntamiento se burló pública y soezmente del crucifijo que lo presidía, y que poco después sería retirado. Dicen que ese profesor de instituto e hijo de falangista, el señor Sánchez Vicente, va a presentarse candidato a la alcaldía. No estará de más que se recuerden estas cosas. Que las recuerden también en medios diocesanos, entre los cuales parece que el señor Sánchez Vicente cuenta con alguna simpatía (las otras deben repartirse entre Izquierda Unida/BA y el PSOE, los principales actores de la ofensiva laicista; y conste que tampoco olvidamos los carnavales en Cuaresma que tanto gustan, entre otras cosas, a los ayuntamientos del PP). Claro que el titular de la diócesis, don Carlos Osoro, está ocupado, como nos mostraba la prensa de ayer, en ayudar a revestirse a monaguillas (sí, en femenino). Como si quisiera poner de manifiesto que tampoco a ellos les gusta la cultura cristiana anterior a las décadas maravillosas de 1960 y 1970.

¡Si Jovellanos levantara la cabeza! Llamaría corriendo a don Fernando de Valdés Salas, seguro.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo 02.- Gijón, 07.- Enseñanza, Navidad, Política local

10 Respuestas a “Navidad sin Navidad

  1. Constituye un pequeño alivio para las Navidades en esta villa la meritoria labor de la Asociación Belenista de Gijón, http://www.asociacionbelenistadegijon.com/ (de esa web hemos tomado la fotografía del misterio que insertamos en este cuaderno de bitácora el 24 de diciembre). Merece visitarse su belén monumental, instalado en el antiguo cine FAC, en la calle de Pedro Duro (rectoral de San José).

  2. La Nueva España de hoy desmiente la versión dada desde el Ayuntamiento y la Escuela Los Pegoyinos, según la cual no habría habido protestas de los padres por la retirada del belén:

    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1501&pIdSeccion=35&pIdNoticia=477216

    Padres de los Pegoyinos critican la retirada de los motivos navideños
    Enviarán una carta a la concejalía de Educación para mostrar su malestar

    É. V.

    Más de medio centenar de padres de la Escuela Infantil de Los Pegoyinos han firmado una misiva en contra de la decisión del centro de quitar la decoración navideña tras la protesta de una madre. La intención es enviar la carta tanto a la concejalía como a la Consejería de Educación para dejar patente su malestar.

    La polémica comenzó cuando la madre de uno de los niños del centro acudió a la dirección para denunciar que en una escuela pública no debía haber motivos religiosos y exigió su retirada. El centro había colocado un belén, un árbol de Navidad del que colgaban unas figuras de ángeles y varios Papá Noel. La dirección se lo comunicó a la concejala Carmen Rúa, que dio la orden de quitar cualquier decoración religiosa. El centro, sin embargo, optó por retirar todo referente a la Navidad porque, según explicó su directora, Marta Madera, tal y como estaba planteada la decoración se hubiera quedado «sólo con las bolas y poco más», ya que, por ejemplo, las estrellas también podrían ser susceptibles de ser retiradas. Es decir, que en el centro actualmente no hay ningún tipo de decoración relativa a las fiestas.

    Cuando el centro informó a los padres de la decisión que se había tomado muchos de ellos mostraron su malestar y un total de 55 firmaron un documento en el que se mostraban en contra de la retirada de la decoración. Un malestar que ha crecido entre muchos padres que aseguran que el niño por el que comenzó toda la polémica no volverá a clase hasta el 8 de enero. Además, la retirada del belén ha llevado al centro a tener que iniciar un nuevo proyecto educativo. En estas fechas, los educadores iban a trabajar con los niños sobre la decoración para enseñarles, por ejemplo, cuáles son los animales u oficios que forman el nacimiento. Ahora, explicaba Marta Madera, «trabajaremos sobre un cuento o sobre el conocimiento de la escuela».

    El Partido Popular también ha mostrado su malestar por la decisión. El concejal Manuel Pecharromán calificó la retirada de la decoración de «política sectaria» y acusó al Ejecutivo local, y especialmente a la concejala de Educación, Carmen Rúa, de «emprender una laicismo de combate» con el que «no estamos en absoluto de acuerdo». Desde el Partido Popular se insiste en la necesidad de «defender las tradiciones y cultura».

    Triste signo de los tiempos es que asocien el mal llamado “Papá Noël”, en realidad el invento estadounidense Santa Claus, con la Navidad.

    Tan triste como el oportunismo del Partido Popular, que se sube en marcha a la protesta, como suele; si no, ¿habría callado? A tenor de la experiencia sí, probablemente. A tenor del laicismo militante que el propio PP exhibe en los municipios más representativos que controla, tal vez sería mejor que callasen.

  3. La Nueva España de 29 de diciembre trae más. En la Escuela Los Pegoyinos dan marcha atrás, pero a medias: espumillón, árboles “de Navidad” y “Papá Noël” (ver más arriba). Símbolos no verdaderamente navideños, no cristianos, ni gijoneses, ni asturianos, ni españoles. Burda deseducación:

    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1502&pIdSeccion=35&pIdNoticia=477506

    Los Pegoyinos no hace escuela

    Los colegios de bebés mantienen su decoración navideña ajenos al conflicto del centro de la Urgisa

    La polémica de Los Pegoyinos, en la Urgisa, con la decoración navideña ha sido única en la ciudad. Además, ayer han decidido volver a decorar el centro y retomar el programa navideño, aunque evitando cualquier alusión a ninguna religión. El resto de escuelas infantiles no han registrado ningún problema con los padres de los niños que acuden a clase. Los centros han mantenido su decoración navideña y los proyectos educativos para las fiestas.

    É. V.

    La Navidad continúa, con y sin belenes, en las escuelas infantiles de Gijón. El caso de Los Pegoyinos, en el que la protesta de una madre obligó a quitar todos los motivos religiosos de la decoración navideña, ha sido único. El resto de escuelas mantienen sus proyectos, sus decoraciones y sus programas para estas fiestas. Incluso Los Pegoyinos retomó ayer parte de la tradición. La dirección del centro, en connivencia con la concejalía de Educación, decidió volver a decorar toda la escuela y continuar con el programa que tenían previsto aunque, eso sí, evitando cualquier referencia religiosa que pueda herir susceptibilidades.

    La directora de Los Pegoyinos, Marta Madera, explica que ayer decidieron volver a decorar el colegio. Han quitado el belén, pero han puesto espumillón, bolas en el árbol, campanas y papás noeles. Además, en cada aula han colocado un árbol que han decorado los mismos niños. «Seguiremos con el programa previsto, pero haremos alguna modificación para evitar cualquier tema religioso. Aunque vamos a continuar con la celebración de las fiestas», comenta Madera. En un primer momento el centro, tras la protesta de una madre, decidió retirar toda la decoración. Esto provocó la reacción del resto de familias que no estaban de acuerdo con eliminar todo tipo de alusión navideña. «El próximo año seguramente haremos una reunión antes para decidir qué hacer y qué decoración poner. No queremos dañar la sensibilidad de nadie», aseguró la directora.

    Con respeto a todos

    Éste es, sin duda, un tema delicado. Jesús Antonio Fernández Corrales, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres «Miguel Virgós», recuerda que hay que ser extremadamente «respetuoso con todas las creencias». En cualquier caso cree que «es el Consejo Escolar el órgano» competente en esta materia y el que, por tanto, «debe tomar cualquier decisión» al respecto. «Hay que ponderar bien estas cosas porque son muy comprometidas. Es muy importante el respeto a todas las creencias. Todos tenemos derecho a expresarnos, pero yo insisto en que el órgano de gobierno del centro es el Consejo», asevera Fernández Corrales.

    En el resto de centros no se han producido incidencias. En Los Escolinos, en el barrio de Ceares, un árbol de Navidad decora la escuela. Cada niño aportó el regalo que consideró oportuno para colgar del árbol que también incluye las felicitaciones que los alumnos hicieron en sus casas. «Hay estrellas y nieve, por el carácter invernal», explica Susana Castañón, una de las educadoras.

    En Los Raitanes, en La Calzada, tampoco ha habido problemas y eso que es una de las escuelas que cuenta con un belén con el que, además, los niños juegan. «Siempre que pasan por delante se paran a tocarlo porque les llama mucho la atención. Nosotros aprovechamos para enseñarles los oficios o los animales», dice Verónica Picallo, una de las educadoras del centro. Belén también hay en Los Playinos, en Cimadevilla, donde además han hecho una especie de festival navideño.

    La Serena, en el Llano, cuenta con un árbol, un muñeco de nieve, felicitaciones de Navidad hechas por los alumnos y luces que les «encanta ver encendidas», como asegura Victoria García. Su árbol tiene adornos naturales, algunos hechos, incluso, con naranjas. La Navidad continúa en los centros.

  4. Carta al director en La Nueva España de hoy:
    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1506&pIdSeccion=74&pIdNoticia=478577

    Acoso a la Navidad en la escuela

    Apenas acabamos de escuchar que algunos colegios públicos pensaban que la reforma educativa consistía en suprimir la asignatura de Religión en la escuela, o suspender -de hecho muchos colegios públicos de Gijón ya lo hacen- el día del padre y de la madre, mientras otros, intentan sustituirlo por el «día del progenitor», expresión ambigua y de actualidad hoy. Ante tal despropósito, sólo me queda el consuelo de mostrar mi indignación y coincidir con los entendidos en la materia en que no existe en las diversas culturas, a lo largo y ancho del mundo, una palabra más hermosa y entrañable, hasta en el sonido, como la de «madre» o «mamá».
    Más ahora, que comienzan a surgir otras voces, como es el caso del Colegio Público Hilarión Gimeno de Zaragoza, donde en nombre de la defensa de las minorías y del respeto a otras culturas minoritarias, presentes en las escuelas, deciden suspender las actividades de Navidad para evitar herir susceptibilidades.
    Yo siempre entendí que la Navidad pertenecía a nuestra cultura, a nuestras raíces, y que defender lo nuestro no tiene por qué herir a nadie, no va contra nadie. ¿O es que las calles iluminadas o el Carrefour, Alcampo, el Corte Inglés, etcétera, que la llevan celebrando ya desde octubre, van en contra de alguien, o bien pretenden molestar a sus potenciales clientes de otras culturas minoritarias?
    Pero este peregrino argumento me deja perplejo, nunca deja de sorprenderse uno, y ahora con estos colegios públicos que, en nombre de la solidaridad y el respeto a las minorías, mal entendido y de rabiosa actualidad hoy, se creen que están en la vanguardia de la educación en España por tomar este tipo de decisiones.
    En mi opinión, estos centros que ahora intentan o ya han conseguido -como en el caso que nos ocupa- suprimir las actividades en torno al hecho cultural de la Navidad, me hacen pensar que bajo el pretexto de respetar a las minorías posiblemente intenten ocultar, estos centros docentes públicos, otro tipo de problemáticas, como bien pudiera ser la falta de ilusión, de imaginación, de motivación , de entrega o el gusto por el trabajo bien hecho, entre otras razones.
    Personalmente me creería que la repentina, oportuna y honda preocupación que les ha surgido a todos estos colegios públicos que se creen punteros en el respeto a otras culturas minoritarias presentes hoy en las escuelas, es sincera, cuando además vaya acompañada de una petición formal y por escrito a la Consejería de Educación solicitando que se tomen también otras medidas adicionales. A saber:
    – Que los días 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30 y 31 de diciembre; y 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 de enero sean declarados como lectivos para evitar molestar a otras civilizaciones y para que aquellos niños de cultura minoritaria, presentes en nuestras escuelas, no adviertan que estamos en Navidad y no se estresen por ello.
    – Que sean suprimidas las vacaciones de Semana Santa para evitar herir susceptibilidades y para que no sea entendida como una agresión a otras creencias, presentes en nuestras aulas.
    – Y de paso, que las vacaciones de verano sean de un mes, como las del resto de los mortales en España, por respeto a la mayoría de los trabajadores, que de vez en cuando también tenemos algo que decir.
    Entonces sí, sí que me creería que hay colegios públicos que el único interés que les mueve es el amor al trabajo y la preocupación por evitar herir susceptibilidades de las minorías; aunque, a mi entender, no tienen nada que ver las churras con las merinas.
    Pero, en fin, como se dice ahora en la calle y también está tan de moda: «Es lo que toca».

    Raúl Arbás Menéndez
    La Calzada, Gijón

  5. Cartas al director en El Comercio de 7 de enero. No brillantes, pero con más sensatez que concejales y responsables de escuelas y colegios:

    http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20070107/opinioncartas/pegoyinos_20070107.html

    ‘Los Pegoyinos’
    Carmen Baizán Infiesta/

    Esta semana en la que estamos, leo con gran asombro en la prensa que ante la protesta de la madre de uno de los bebés que asisten a la Escuela Infantil ‘Los Pegoyinos’ se ha decidido quitar toda ornamentación religiosa navideña de la misma porque «molestaba a dicha señora».

    En una época en la que continuamente alardeamos del respeto hacia los demás, del respeto a las libertades, del respeto a las opiniones ¿cómo llamamos a esto? ¿No es acaso una falta de respeto hacia las personas con unas determinadas creencias y hacia una tradición muy nuestra? El que uno decida llevar a sus hijos a un centro público no es sinónimo de creer o no creer.

    Y luego, para rematar, nuestra concejala de Educación va y dice que la Navidad es una fiesta tradicional que hay que celebrar, pero que no tiene nada que ver con la Religión.

    Señora mía, o usted ha sido educada en otro planeta o que yo sepa la Navidad procede de un acontecimiento histórico y religioso (o al menos eso dicen).

    ¿Acaso la Navidad no es el nacimiento de Jesús? ¿Acaso los belenes y el ángel no forman parte de esa tradición y de esa Historia?

    Por favor, tengamos un poco de sentido común, dejemos de politizarlo todo y preocupémonos de temas más importantes.

    Y que conste que la persona que escribe esta carta no se caracteriza precisamente por sus «creencias religiosas», pero ante todo hay que respetar a los demás.

    http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20070107/opinioncartas/belenes-palurdos_20070107.html

    De los belenes y los palurdos
    Ángeles Suárez Díaz/

    Lo primero que quiero dejar claro es que no soy religiosa (la última vez que asistí a una misa completa fue el año pasado, a una boda, y porque era de mi sobrina, que si no me quedo en el bar de enfrente).

    España es un país con unas tradiciones unidas al cristianismo, como, por ejemplo, la Navidad y la Semana Santa, que hoy en día, para mucha gente, entre la que me incluyo, no tienen ningún sentido religioso, sino más bien son días festivos que aprovechamos para ir de vacaciones, beber y comer; en definitiva, ir de fiesta, que es lo que más nos gusta.

    Aun teniendo sentido religioso, no podemos olvidar que hay millones de creyentes y que estamos en un Estado laico con fuertes raíces cristianas. Pero, como somos muy ‘guais’, «para no herir sensibilidades» deberíamos eliminar la Navidad, no deberíamos poner adornos en las calles, ni árboles ni belenes, los Reyes Magos al paro, que los sustituya Papá Noel (esa es otra, pero este tema merece una carta entera por sí solito), tiremos las iglesias y las catedrales, o mejor, convirtámoslos en bares y restaurantes (¿no, perdón, que algunas religiones prohíben el alcohol y el cerdo, no vaya a ser que alguien se sienta herido al ver una botella de vino y un jamón!), acabemos con las procesiones de Semana Santa, pero, ¿ojo!, esos cuatro días que sigan siendo festivos; con la holganza no se juega. Prohibida la Primera Comunión, fuera bautizos, las bodas por la iglesia y nada de funerales.

    Ahora vete tú a cualquier país con otra cultura diferente, un país musulmán, pongamos por ejemplo. Estoy segura de que dejarán de llamar a la oración desde los minaretes para no herir tu sensibilidad cristiana, seguramente dejarán de celebrar el Ramadán, podrás ir en pantalones cortos en Arabia Saudita….

    Evidentemente no, y me parece correctísimo; si voy a un país que tienen unas tradiciones diferentes a las mías, soy consciente de que tendré que adaptarme a ellas y si no me gustan, me voy. «Donde fueres, haz lo que vieres».

    La buena convivencia de diferentes culturas estriba en la tolerancia, es decir, yo respeto tus costumbres y creencias y tú haces lo mismo con las mías, pero ninguno de los dos nos vemos obligados a renunciar a nada para que se beneficie el otro: es una simple cuestión de educación.

    Lo que es de ignorantes, ya no quijotesco, sino borreguil, es querer que nos adaptemos nosotros a los que vienen y no ellos a nosotros. Estoy de acuerdo con facilitarles las cosas para que puedan seguir sus tradiciones, ya que están lejos de sus hogares y eso es duro; eso sí, siempre que esas tradiciones estén dentro de los derechos humanos y civiles (sobre todo en lo que el trato hacia las mujeres y los niños se refiere).

    No sé quien es más cateto si quien pide que se retiren los belenes o quienes les siguen la corriente. En mi opinión, tanto unos como otros no están fomentando otra cosa sino el distanciamiento entre culturas y religiones, así como el odio y el rencor.

    Arriba la Navidad, la Semana Santa y un mensaje a los Reyes Magos: que sepáis que soy vuestra más ferviente admiradora y nunca os traicionaré con Papá Noel. ¿Qué tendrá que ver! Vosotros tenéis mucho más ‘glamour’.

  6. Como esta entrada, Navidad sin Navidad, empezaba con una mención de la paupérrima iluminación navideña gijonesa de 2006; y como tenemos VOLUNTAD de ocuparnos de esta comarca, y no sólo del concejo, veamos cómo a Tazones lo dejaron, directamente, sin luces.

    http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20070107/concejos/otra-navidad-oscuras_20070107.html

    Otra Navidad a oscuras

    Los vecinos de Tazones protestan porque a pesar de haberla solicitado en tiempo y forma se volvieron a quedar sin iluminación navideña
    DAVID ARTIME/TAZONES

    El pueblo de Tazones ha pasado un año más las navidades sin el alumbrado de ambientación propio de estas fechas. La diferencia con respecto a fiestas anteriores es que este año los vecinos del pueblo habían solicitado su instalación, pero no se ha atendido su demanda. El gobierno municipal responsabiliza de la falta de alumbrado a la empresa encargada de su instalación.

    El concejal de URAS, Xicu Díaz, vecino del pueblo, hizo de representante vecinal para esta cuestión. Asegura que se presentó la solicitud en tiempo y forma, atendiendo al llamamiento del gobierno municipal -que había colocado bandos por todo el pueblo instando a los interesados a pedir la iluminación-, previo pago del coste del cuadro de luz. Así lo hicieron los habitantes del turístico núcleo pesquero, pero las pretendidas luces nunca llegaron a colocarse en sus calles.

    El edil asegura que el Ayuntamiento no ha dado ninguna respuesta clara del motivo por el que no se ha atendido a la demanda. Desde el gobierno municipal se les ha informado de que la orden fue transmitida a la empresa responsable, pero que ésta, por motivos que se desconocen, no llegó a instalar las luces.

    En el mencionado bando, el Consistorio no especificó si se refería a todos los pueblos del concejo, o sólo a las calles de la capital maliaya. Tampoco se sabe si en la no colocación de las luces en Tazones influyó el cambio en la gestión. Y es que, en un principio fue el gobierno local el que hizo el llamamiento a los vecinos para que solicitaran la colocación de la iluminación, previo pago del coste. No obstante, al ver la poca respuesta que tuvo la iniciativa, el gobierno local decidió costear con fondos propios la iluminación y repartirla, según su propio criterio, por las calles de la Villa.

    Pero esta explicación no ha convencido a los vecinos de Tazones, que seguirán pidiendo razones al Ayuntamiento de Villaviciosa para asegurarse de que no ocurrirá lo mismo en la Navidad de 2007.

    Novedad

    La instalación del alumbrado público en Tazones habría sido la gran novedad de las navidades maliayas de 2006, ya que nunca se han colocado en este pueblo los arcos de luces típicos de estas fechas. La intención de los vecinos era que al menos quedase iluminada y decorada la calle principal que baja desde la entrada del pueblo hasta el puerto y la playa.

    La única iluminación presente en Villaviciosa es la de las principales calles de la capital, al menos las más céntricas, junto con la plaza El Güevu. También cuenta con la megafonía de rigor para la ambientación acústica con villancicos, colocada en la plaza y su entorno.

    Luces y música fueron colocadas el 22 de diciembre y estarán activas hasta hoy. A partir de mañana, los operarios municipales comenzarán la retirada de los equipos hasta la próxima Navidad.

    Pues no faltaba más. El Ayuntamiento de Villaviciosa tiene cosas más importantes de que ocuparse: la II Feria Multicultural, colofón de la Semana Multicultural, que les ocupó en noviembre; o los simulacros de boda entre invertidos, de lo cual han sido pioneros absolutos en Asturias; o la especulación de terrenos a lo grande, ante la que quieren que caigan hasta los del SERIDA (la antigua e importantísima Estación Pomológica). El Ayuntamiento de Villaviciosa es del Partido Popular (como se nota en la querencia por la cutre megafonía navideña, que en la capital del concejo instalan; señas de identidad del PP). O sea, igual que si fuera del PSOE.

  7. Carta al director en El Comercio de hoy:

    http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20070110/opinioncartas/simbolos-religiosos_20070110.html

    Símbolos religiosos
    Cristina Cuesta Hevia/

    Me parece muy bien todos los que están a favor de que no haya símbolos religiosos en las escuelas; por lo menos, lo respeto, pero espero que no hayan celebrado las Navidades, ni que a sus hijos les haya traído algo Papá Noel, ni los Reyes Mayos les trajeran algún juguete, porque hay que estar a las duras y a las maduras. O todo o nada.

  8. Crónica consistorial en La Nueva España de Gijón:

    «No di la orden de quitar los adornos de Navidad, pero la hubiera dado», ratifica Carmen Rúa
    La edil de IU, ante la polémica del belén de Los Pegoyinos, defiende sacar de la escuela pública la religión y la política
    R. VALLE

    La polémica por la retirada de la decoración navideña en la escuela infantil Los Pegoyinos recobró ayer fuerza con el tenso enfrentamiento entre el edil popular Manuel Pecharromán y la concejala de Educación, Carmen Rúa, integrante de las filas de Izquierda Unida. Pecharromán exigió saber si la edil reconocía haber dado la orden de quitar los adornos. Una decisión tomada por la directora del centro tras recibir la queja de una madre por la simbología religiosa de algunos elementos. Rúa no pudo ser más concisa en su primera contestación a Pecharromán: «No reconozco haber dado la orden y usted lo sabe. Ni tengo las competencias para hacerlo ni nuestro grupo político tiene esa fea costumbre que sí tienen otros».

    «Nos alegra que no lo haya hecho, aunque no nos sorprendía, ya que permanece instalada en la radicalidad laica», replicó Pecharromán antes de reivindicar en nombre del Partido Popular el «origen religioso de la Navidad», «el derecho a vivir las propias tradiciones» y «al pueblo gijonés como acogedor y tolerante». Pecharromán se preguntó en voz alta si quienes se muestran radicales contra cualquier expresión religiosa «acabarán por pedir que se retire la bandera de Gijón, donde hay un señor con una cruz. O la bandera de Asturias, es lo que nos queda».

    Ya no fue tan concisa en su réplica la concejala de Educación, que hizo hincapié en su defensa del «laicismo en la escuela. En la escuela pública… los demás que hagan lo que les dé la gana, que yo paso de sus proyectos educativos», antes de asegurar que «no acepto haber dado esa orden, pero si hubiera tenido competencias para hacerlo la hubiera dado, porque como concejala me comprometí a cumplir y hacer cumplir la Constitución». Carmen Rúa abogó por una escuela pública desligada de la religión y la política. «La religión en las iglesias y las familias y la política, en la calle y las instituciones», sentenció Rúa, que acusó al Grupo Popular y a su edil en el uso de la palabra de mentir. El rifirrafe entre los dos ediles del PP e IU se extendió, fuera de los micrófonos, a otros concejales de ambos grupos políticos.

    (El PP, como acostumbra, sumándose con retraso al clamor. El Frente Popular, también como acostumbra, despreciando ese mismo clamor. De los «proyectos educativos» de IU y del PSOE ya va contando Voluntad).

  9. Nota de las Juventudes Tradicionalistas Asturianas:

    Hace algo más de tres años que lanzamos nuestra Campaña contra el laicismo. Pegatinas, carteles, pintadas, notas en medios, una página web, oraciones: poco, en verdad, contra la otra campaña, la del Gobierno (de ocupación) de España, la del N.O.M. (Nuevo Orden Mundial), empeñados en barrer al Cristianismo de la vida pública.

    A pocos días de que empiece el curso escolar, con la amenaza pendiente de la reforma de la «Ley Orgánica de la Libertad Religiosa» (consecuencia de haber olvidado que la única libertad religiosa aceptable es la libertad para la práctica y la predicación de la verdadera Religión, la católica, la única religión de Asturias y de España), las comunidades autónomas (las del PP, también), se aprestan no sólo a obligar a todos a cursar la mal llamada «Educación para la Ciudadanía» (la EpC, versión aberrosexual y multicultural del Libro Rojo de Mao), sino a retirar los pocos crucifijos e imágenes religiosas que quedan en los colegios estatales; la amenaza se extiende también a los colegios concertados.

    Mientras otros pierden el tiempo con imposibles distingos entre laicidad y laicismo, nosotros reiteramos el lema con el que hace tres años iniciamos nuestra Campaña contra el laicismo:

    CRUCIFIJO Y RELIGIÓN
    en todos los colegios e institutos
    Y colegios católicos libres
    ¡CHEQUE ESCOLAR YA!

    ¿Hasta dónde vamos a tolerar los ataques contra la Religión? ¿Cuándo va a ser la hora de decir basta?

    Los jóvenes carlistas, con la seguridad del respaldo de nuestros mayores, de toda la Comunión Tradicionalista, entendemos que estas son las exigencias mínimas, sin importar lo que la ilegítima legalidad actual diga o deje de decir:

    · Enseñanza obligatoria y universal de la Religión católica, única verdadera, sin la cual es imposible entender la historia y la cultura de Asturias, de España y del mundo civilizado.
    · Revisión de los contenidos y textos actuales de esta asignatura, para asegurar su ortodoxia y su eficacia.
    · Revisión de los contenidos de todas las asignaturas y eliminación de cuanto se oponga a la Fe y la moral cristianas.
    · Fin de la imposición de la coeducación.
    · Fin de los conciertos: cheque escolar para todos. Que cada familia elija libremente.
    · Eliminación de cualquier obstáculo legal o económico a la creación de colegios por religiosos y por particulares.
    · Respeto a las familias: libertad para la enseñanza en casa: enseñanza sí, escolaridad obligatoria no.
    · Fin de las concentraciones escolares. Que no se cierre ni una sola escuela rural, aunque sólo tenga un alumno (los políticos en el poder derrochan el dinero en cosas mucho menos importantes). Que se reabran las ya cerradas.

  10. Las Libertades:

    NAVIDAD, SEMANA SANTA Y OTRAS COSAS INTOLERABLES

    Ya ha saltado la noticia a la prensa de Madrid: la Consejería dizque de Educación del Gobierno autonómico (que no autónomo) de Asturias suprime del calendario escolar para el curso 2013-2014 las vacaciones de Navidad y de Semana Santa. Es decir: no suprime las vacaciones, sino que las bautiza (bautizo laico, naturalmente) como «vacaciones de diciembre» y «vacaciones del segundo trimestre».

    Esta ocurrencia del PSOE/IU, en plan imitadores astures de Robespierre y Lenin (en un pasado no lejano los imitaban de maneras más sangrientas y explosivas), ha sido aplaudida por las peores mafias «sindicales» de la enseñanza asturiana: SUATEA, CC.OO. etc.

    Y naturalmente las oficinas electorales del PP han puesto el grito, o el gritito, en el cielo (cielo con minúscula, que es el constitucional, no el cristiano). HazteOír.org ha lanzado una de sus «alertas», tan famosas como inútiles. (Bueno, inútiles para el fin que dicen perseguir; son útiles para atraer incautos, tranquilizarlos y asegurarse de que sigan siendo dóciles ovejas del rebaño constitucional; de paso, hacerse con sus datos y, si es posible, con sus donativos).

    La ocurrencia es de verdad intolerable.

    La consejera dizque de Educación, Ana González Rodríguez, no debería poder andar tranquila por la calle. Tampoco su caudillo, Javier Fernández Fernández. Deberían temer hasta a sus vecinos. Y ser perseguidos, mortificados y excomulgados por enfurecidos curas trabucaires.

    Pero —de momento— no va a pasar nada de eso.

    Siendo José Luis Montes Suárez (PSOE) Director Provincial de Educación (1987-1996) ya suprimió los crucifijos y la oración en los colegios e institutos estatales de Asturias. (Algunos «concertados» se unieron por su cuenta a la medida). Más tarde detentó el poder el PP (y el PP-bis, o sea, FAC) tanto en la región como en la nación. ¿Los restauró? No.

    Hablando de Navidad, ¿hace cuántos años que la consigna oficiosa, servilmente imitada, es desear «Felices Fiestas» en vez de «Felices Navidades»? Muchos. Décadas. La decoración pública lo exhibe todos los años. ¿Cuántas veces se ha obstaculizado o impedido la instalación de belenes e colegios y en lugares públicos?

    ¿Hace cuántos años se descristianiza la Navidad llenándola de arbolitos, Santa-Clauses y otras horteradas extranjeras y laicas? El Ayuntamiento de Oviedo, en manos del PP, es veterano en esto. También es veterano (y no es el único: otros destacados ayuntamientos del PP, como el de Villaviciosa, hacen lo mismo) en celebrar sus cutres carnavales no en Carnaval, sino cuando ya ha empezado la Cuaresma.

    ¿Hace cuántos años que todos los partidos del juancarlismo (PSOE, PP, IU, etc.) secularizaron la fiesta de la Virgen de Covadonga para llamarla «Día de Asturias»?

    La lista de burlas y escarnios a la Religión es larguísima.

    Hace poco más de un año, el Gobierno (de ocupación) de España, fruto de la mayoría absoluta parlamentaria del Partido Popular, la emprendió con las pocas fiestas religiosas que nos quedaban. (Ya hace años, como hemos recordado en LAS LIBERTADES, los juancarlistas se permitieron suprimir nada menos que el Corpus Christi y la Ascensión). Con pretextos economicistas que ni los más tontos pueden creerse, se «trasladan» la Asunción y Todos los Santos, nada menos.

    Ante una provocación así del Gobierno del PP, es natural la reacción del Gobiernín del PSOE/IU.

    ¡A ver si los del PP van a ser más laicistas que ellos!

    ¡Integrista el último!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s